Cumbre del Mercosur concluyó con pedidos de apertura comercial y la asunción de Paraguay en la presidencia pro tempore

Democracia y apertura económica, ejes de la 55ta cumbre del Mercosur

En una cumbre marcada por el positivo balance que deja el 2019 y especialmente el segundo semestre, los presidentes de los países miembros del MERCOSUR destacaron el valor de la democracia y la necesidad de seguir profundizando los acuerdos comerciales alcanzados este año.

Realizada en la localidad brasileña de Bento Gonçalves, la LV Cumbre de Presidentes del MERCOSUR fue abierta por el mandatario brasileño Jair Bolsonaro, a cargo de la Presidencia Pro Tempore del bloque, quien destacó que su país apuesta a que el MERCOSUR avance de una manera racional y más eficiente. Además, dijo que Brasil confía en la apertura comercial del bloque, y destacó que la defensa de la democracia es un pilar del Mercosur.

Por su parte, el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, que asumió la PPT por el primer semestre de 2020, dijo que el MERCOSUR es “el proceso idóneo para generar desarrollo y crecimiento de nuestras economías”, y que las diferencias entre los países del bloque “deben servir para enriquecer el debate regional, bajo los principios de la tolerancia y los valores comunes”.

Mauricio Macri, presidente de la Argentina, dijo que “en estos años avanzamos en el MERCOSUR como hace décadas que no hacíamos”, y destacó que “los acuerdos históricos con la Unión Europea y EFTA van a impactar positivamente en nuestros pueblos”. “Hay que hacer más para que los beneficios lleguen a todos”.

Finalmente, Lucía Topolansky, vicepresidenta del Uruguay, destacó que el semestre “ha sido muy fructífero para el MERCOSUR” y que “los avances impulsan a seguir adelante”. Dijo, además, que “en el mundo actual no hay soluciones solitarias, el MERCOSUR es un proceso, no un milagro o una moda”.

Entre los principales acuerdos firmados por los mandatarios del bloque están el de Acuerdo de Facilitación de Comercio, otro que beneficia a las localidades fronterizas, uno de cooperación policial y otro de acceso a las firmas digitales.

Mercosur


Mario Abdo asume presidencia pro témpore del Mercosur

El Presidente de la República, Mario Abdo Benítez, asumió este jueves la presidencia pro témpore del Mercosur, durante la 55ª Cumbre Plenaria de Jefes de Estado y Gobierno del bloque comercial, en Bento Goncalves, Rio Grande do Sul, Brasil.

Durante el evento, el presidente del Brasil, Jair Bolsonaro, entregó su mandato al Jefe de Estado paraguayo, quien anunció que dará continuidad a los proyectos, acuerdos e iniciativas que comenzaron durante la anterior gestión.

En su intervención, Abdo Benítez agradeció la presencia de los presidentes y ofreció su gratitud por la recepción de las autoridades y pueblo brasileño. También aprovechó la oportunidad para destacar su trabajo con el presidente saliente de la Argentina, Mauricio Macri, quien el 8 de diciembre entrega su mando al presidente electo Alberto Fernández.

Manifestó estar convencido de que el Mercosur es el proceso de integración idóneo para alcanzar los objetivos de propiciar un espacio común que genere oportunidades de desarrollo y ampliación de mercados para ofrecer ventajas comerciales y de inversiones, mediante el crecimiento de las economías.

“Nuestra participación de encuentros presidenciales confirma la voluntad de mi gobierno de impulsar la integración regional que una fronteras, preservando soberanías en un marco de interés compartido, acorde a las características de cada país”, expresó.

“Paraguay ratifica compromiso”

En ese sentido, anunció que el Paraguay ratifica su vocación y compromiso con la defensa y promoción de principios fundamentales del derecho internacional, “sin los cuales sería imposible la construcción y el fortalecimiento de la comunidad internacional, ni alcanzar la profundización de las relaciones diplomáticas, culturales, de cooperación y económicos comerciales”.

“Si bien la democracia, como toda invención humana, no es perfecta, estamos convencidos desde su creación y hasta nuestro días de que no existe mejor sistema que garantice los derechos y libertades de los pueblos”, agregó.

Mencionó que aún así se presentan en la actualidad dificultades y desafíos, que obligan a la creación de compromisos de vigorizar las democracias con más democracia y no con anarquía.

“Debemos dar mayor participación a los ciudadanos, fortaleciendo instituciones. Donde la democracia cada vez dependa menos del presidente y más de las instituciones fortalecidas. Tenemos que adquirir instituciones con credibilidad, al tiempo de esforzarnos en el combate a la corrupción y la impunidad, para recuperar la confianza de nuestra gente”, aseveró.

Continuidad a trabajos

Abdo Benítez adelantó que darán continuidad al trabajo de la presidencia brasileña, con objetivos de concluir temas pendientes e impulsar acciones del proceso de integración regional.

“Seguiremos impulsando la integración, coordinando acciones para mejorar la calidad de vida. También tenemos la implementación del Focem 2, agenda digital, comercio electrónico, un comercio más inclusivo con énfasis en las pequeñas y medianas empresas. El empoderamiento de mujeres y jóvenes”, concluyó.

La Nación


Macri se despidió del Mercosur y le pidió a Fernández “oficializar” a Áñez en Bolivia

En la última actividad internacional de su gestión,MauricioMacri asistió en la ciudad brasileña de Bento Gonçalves, en el estado de Río Grande do Sul, a la 55° Cumbre de Jefes de Estados del Mercosur y Estados Asociados, oportunidad que calificó de “especial” por cerrar las incursiones diplomáticas de su administración.

En su mensaje, el Presidente señaló que el Mercosur “ha sido una de las grandes apuestas de mi gobierno” y afirmó que “el 70 por ciento de los argentinos creemos que una inserción inteligente al mundo nos va a ayudar a desarrollarnos”.

Macri coincidió con su par de Brasil y anfitrión de la cumbre, Jair Bolsonaro, en el reclamo de una mayor apertura del bloque, al abogar por un Mercosur “ampliado” y “seguir con el proceso que permitirá garantizar nuestra participación en la economía mundial, construyendo cadenas regionales de valor y convergiendo con la Alianza del Pacífico”.

Antes, Bolsonaro había planteado, en la misma línea, su insistencia en “reducir el Arancel Externo Común (AEC) y favorecer la apertura económica” del bloque regional porque, dijo, “Brasil confía en la apertura comercial como herramienta de progreso”.

“No podemos perder tiempo, necesitamos un Mercosur más eficiente, sin aceptar retrocesos ideológicos”, subrayó el jefe de Estado brasileño.

Para reforzar esa reciprocidad, Bolsonaro adelantó el encuentro, que tradicionalmente se hace a mediados de diciembre, para que el asistente por Argentina fuera Macri y no Alberto Fernández, con quien tuvo varios cruces dialécticos.

En efecto, tampoco hubo en la cumbre representantes del nuevo gobierno argentino.

Además de ambos mandatarios, participaron de la cumbre el presidente de Paraguay, Mario Abdo, la vicepresidenta de Uruguay, Lucía Topolansky, y los cancilleres Teodoro Ribera (Chile) y Karen Longaric (Bolivia).

La sintonía con Bolsonaro no fue sólo discursiva sino también gestual: además de definirlo como su “amigo” y felicitarlo por los “logros” de su presidencia pro témpore del bloque (que el mandatario brasileño traspasó hoy a su colega paraguayo, Mario Abdo), Macri intercambió varios comentarios al oído con Bolsonaro durante el acto de firma de clausura de la cumbre.

i bien los dos están alineados en el reclamo de una liberalización de las condiciones económicas del bloque, Macri no pudo abordar ese punto en privado con sus pares porque no tuvo reuniones bilaterales, según pudo confirmar Télam de fuentes de la Cancillería.

En efecto, los ministros y cancilleres del Mercosur dilataron para 2020 la discusión sobre la modificación del AEC, lo que confirmó la intención de derivar cualquier decisión a la nueva conformación que el bloque tomará con los presidentes electos de Argentina y Uruguay.

En su discurso de hoy, Macri resaltó también su “convicción” de que “los problemas en democracia se resuelven con más democracia y más diálogo”, al advertir que “en estos tiempos de convulsiones y tensiones de la región, no debemos dar por sentado aquello que tanto nos costó conseguir”.

Al respecto, Macri le pidió a Fernández, a quien le traspasará el mando el martes próximo, que “oficialice la labor” de Áñez como “presidenta a cargo” de Bolivia, al valorar la “respuesta y responsabilidad” de la legisladora del país vecino.

“Las elecciones son la única salida” para “restablecer la paz democrática respetando la voluntad de los bolivianos”, añadió el mandatario.

Áñez se proclamó presidenta de Bolivia el 12 de noviembre, dos días después de que el mandatario Evo Morales renunciara ante un planteo de la conducción de las Fuerzas Armadas de ese país, en medio de violentas protestas sociales y denuncias de fraude en las elecciones del 20 de octubre, que más tarde fueron anuladas.

Macri también destacó que el acuerdo de libre comercio alcanzado entre el Mercosur y la Unión Europea, además del convenio con el EFTA, “brindan una hoja de ruta para progresar” y van a “impactar positivamente en la calidad de vida de nuestros pueblos”.

También hizo referencia a la situación de Chile y ponderó el “diálogo entre las fuerzas políticas y los sectores representativos” de la sociedad para “respaldar la plenitud del ejercicio democrático”, además de “repudiar el uso de violencia anárquico que no es parte de la vida democrática de una nación”.

Además del canciller Jorge Faurie, el mandatario estuvo acompañado por los ministros Hernán Lacunza (Hacienda) y Dante Sica (Producción), entre otros funcionarios.

De la comitiva oficial también participó el senador peronista Miguel Pichetto, quien fue compañero de fórmula de Macri en las elecciones de octubre.

Sobre el final de su mensaje, Macri reiteró su posición condenatoria del gobierno de Venezuela, al volver a llamar “dictador” al presidente Nicolás Maduro y alertar que los “atropellos” en ese país “han avanzado y tienen fuerte impacto sobre toda la región, especialmente en los países limítrofes”.

“Espero que sigamos batallando todos juntos para que finalmente se restablezca la democracia en nuestra querida Venezuela”, concluyó.

Telam


Canciller asegura en la Cumbre de Mercosur que en Bolivia no hubo golpe de Estado

La canciller Karen Longaric, acusó este jueves al expresidente Evo Morales en plena cumbre semestral del Mercosur de “violar flagrantemente la Constitución”, y aclaró que en Bolivia no hubo ningún golpe de Estado.

“La fuerza moral del pueblo boliviano obligó a dejar la Presidencia” a Evo Morales, “quien violó flagrantemente la Constitución”, señaló Longaric durante su intervención en la cumbre de jefes de Estado del Mercosur que se celebra en la ciudad de Bento Gonçalves, en el sur de Brasil.

La jefa de la diplomacia boliviana defendió la gestión del Gobierno transitorio de la presidenta Jeanine Áñez y descartó por completó la tesis de que hubo un golpe de Estado en el país andino.

“¿Cómo podría describirse la situación como golpe de Estado si la Asamblea Legislativa continúa funcionando ininterrumpidamente y recientemente ha aprobado la convocatoria de elecciones? En Bolivia no hubo un quiebre de la constitucionalidad. La renuncia de las autoridades se debió a marchas pacíficas”, aseveró.

Longaric citó “las numerosas denuncias” de fraude electoral durante los comicios del 20 de octubre y el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) en que se revela “una manipulación dolosa de los votos, alteración y suplantación de actas electorales” y la “falsificación de firmas”.

En este sentido, expresó que el objetivo ahora es “reconciliar el país” y llevar a cabo unas elecciones generales “libres y transparentes”, para las que invitó a los países miembros del Mercosur a acompañar todo el proceso de cerca.

“Bolivia tendrá el proceso electoral más libre y transparente de su historia”, reafirmó.

Por otro lado, la canciller interina boliviana dijo que “el proceso de integración del Mercosur” es para su país de la “más alta importancia y prioridad”.

“Reafirmar la voluntad de Bolivia de contribuir en la profundización del proceso de integración del Mercosur y en las reuniones próximas que se convoquen”, indicó sobre el bloque que conforman Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay y al que el país andino está en proceso de adhesión como miembro pleno.

En su opinión, el Mercosur permite “una mayor integración” y comparte “los principios, valores y anhelos” de Bolivia, que son “la defensa de la democracia, el respeto a los derechos humanos y al Estado de Derecho, la preservación del medioambiente”, la “tolerancia a las minorías” y el “combate a la desigualdad”, entre otros.

Participaron en la cumbre el presidente de Argentina, Mauricio Macri; de Brasil, Jair Bolsonaro; de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y la vicepresidenta uruguaya, Lucía Topolansky, quien representó al mandatario Tabaré Vázquez, ausente de su última cita del Mercosur por el cáncer que padece.

El Deber


Uruguay critica en cumbre del Mercosur el rompimiento institucional en Bolivia

La vicepresidenta de Uruguay, Lucía Topolanksy, criticó en la cumbre el Mercosur el “rompimiento institucional” ocurrido en Bolivia, en contraposición con el resto de líderes del bloque que reconocen la legitimidad del Gobierno de facto de Jeanine Áñez, informaron medios brasileños.

Según declaraciones en la cumbre recogidas por el diario Folha de Sao Paulo, Topolansky dijo que lo que sucedió en el país andino fue un “rompimiento institucional” y pidió no actuar como si el Mercosur “fuera un paraíso, porque no lo es”.

“Estamos en un contexto regional preocupante, en que varios países están viviendo conflictos institucionales, con violaciones de derechos humanos y pérdida de vidas”, afirmó.

La canciller del Gobierno de facto, Karen Logaric, afirmó que no hubo “golpe” en Bolivia, porque la situación que vive el país es fruto de una decisión del Congreso.

“Las autoridades que dimitieron lo hicieron por la presión que los ciudadanos ejercieron, pacíficamente, saliendo a las calles en desaprobación de una reelección ilegal”, aseguró.

El presidente saliente de Argentina, Mauricio Macri, quien deja el cargo el próximo 10 de diciembre, aseguró que valora el papel de Áñez, porque en su opinión “está buscando la paz democrática en su país, adoptando un camino constitucional liderado por el Congreso”.

Esta cumbre del Mercosur, que pone fin a la presidencia rotatoria de Brasil y cede el testigo a Paraguay, está marcada por la transición de Gobiernos en Argentina y Uruguay y por las tensiones en la región.

Sputnik


Brasil y Paraguay cierran acuerdo automotriz en cumbre del Mercosur

Brasil y Paraguay cerraron el jueves en la cumbre del Mercosur un acuerdo automotriz para el libre comercio de vehículos y autopartes que completó el ciclo de negociaciones de este tipo entre el gigante sudamericano y los países del bloque.

Un acuerdo similar se firmó en junio con Argentina y ya existía uno anterior con Uruguay. La intención del gobierno brasileño y los demás países ahora es integrar el sector automotriz con los estándares del Mercosur.

Con altos gravámenes, el sector automotriz era una de las excepciones al comercio del bloque. Al lograr adecuarlo a las reglas del Mercosur, Brasil tiene también la intención de trabajar para reducir el arancel externo común de 35%, que es actualmente el más alto entre todos los sectores del bloque.

Los negociadores no dieron inicialmente detalles del acuerdo. Uno de los puntos de conflicto hasta esta semana fue la intención de Brasil de que Paraguay deje de importar vehículos usados, algo que su vecino no quería hacer.

Infobae


VOLVER