Cumbre del Mercosur: Uruguay pide activar cláusula democrática en Bolivia

Uruguay solicitó activación de cláusula democrática por ruptura institucional en Bolivia

En la reunión del máximo órgano de decisiones del Mercosur, el Consejo del Mercado Común, el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, solicitó a la presidencia temporal del acuerdo regional que se inicien los mecanismos previstos en el Protocolo de Ushuaia sobre compromiso democrático y se solicite al gobierno de facto boliviano el máximo respeto a los derechos humanos y el cese de la represión indiscriminada.

“Comunicado de prensa n.º 133/19

Reunión del Consejo del Mercado Común del Mercosur-Situación en Bolivia

En el día de la fecha se llevó a cabo en Bento Gonçalvez, en el Estado de Río Grande do Sul, Brasil, la LV Reunión del Consejo del Mercado Común, órgano máximo decisorio del Mercosur que integran los cancilleres de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Al comienzo de su intervención, el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, hizo referencia a la actual situación que atraviesa el Estado Plurinacional de Bolivia, cuyo presidente constitucional Evo Morales fue obligado a renunciar a su cargo, lo que provocó un quiebre institucional que representa una ruptura del orden democrático en los términos establecidos en el artículo 3 del “Protocolo de Ushuaia sobre compromiso democrático en el Mercosur, Bolivia y Chile”.

El canciller solicitó a la Presidencia pro tempore que se activen los mecanismos previstos en dicho protocolo, a fin de comenzar las consultas tendientes para analizar las medidas a adoptarse, hasta tanto se restablezca plenamente el orden democrático en Bolivia.

Además, el canciller dijo que el Mercosur debe exigir a las autoridades de facto bolivianas el pleno respeto por los derechos humanos, el control estricto del uso de la fuerza y el cese de la represión indiscriminada contra la población civil.

Montevideo, 4 de diciembre de 2019
Ministerio de Relaciones Exteriores
Dirección de Prensa”

Presidencia Uruguay


Qué dice la Cláusula Democrática del Mercosur

La Cláusula Democrática del Mercosur es un mecanismo con el que cuenta el bloque regional para activar la suspensión de cualquiera de sus miembros en caso de ruptura del orden constitucional, como ocurrió en 2012 con Paraguay por el juicio político exprés al que fue sometido el entonces presidente Fernando Lugo.

El documento, también conocido como Protocolo de Ushuaia, fue suscrito originalmente por los miembros fundadores en 1998 en la capital fueguina y más tarde firmado por Bolivia y Chile, países asociados al bloque.

Telam


Canciller Faurié llamó a “liberar el comercio” y “abrir más mercados” en el Mercosur

Durante su discurso en la Reunión del Consejo del Mercado Común, de la que participan los cancilleres de los países miembros del bloque, Faurie sostuvo que “no se puede crecer de espaldas al mundo” porque es necesario “exportar más para fortalecer nuestras economías”.

Ese objetivo, subrayó, “sólo se puede lograr celebrando acuerdos que liberen el comercio, abriendo cada vez más mercados”.

Estos conceptos de Faurie tuvieron lugar en medio de la discusión promovida por Brasil para reformular el rol del bloque regional, con la posibilidad de abordar una eventual baja del arancel común externo.

“Queremos a Argentina abierta, vinculada al mundo, competitiva e integrada a través del Mercosur”, enfatizó el jefe del Palacio San Martín.

Al respecto, Faurie consideró “relevante contar con un acuerdo en materia de facilitación del comercio que, junto con otros instrumentos aprobados recientemente por el bloque, apuntan a dinamizar el comercio y a adaptar normativas para alcanzar mayores estándares de calidad y mejor posicionamiento para nuestros productos en el mercado regional y en el resto del mundo”.

Por otro lado,el canciller destacó el acuerdo comercial alcanzado entre el Mercosur y la Unión Europea, al que consideró un “hito histórico” que se extendió a los países de la Asociación Europea de Libre Cambio (EFTA) -Islandia, Suiza, Noruega y Liechtenstein-, además de mencionar los “avances en las negociaciones” con Canadá, Corea y Singapur.

Faurie participó de la Reunión del Consejo del Mercado Común junto a sus pares Ernesto Araújo (Brasil), Rodolfo Nin Novoa (Uruguay) y Antonio Rivas Palacios (Paraguay).

Telam


Canciller de Brasil: “Se acabó el Mercosur proteccionista e ineficaz”

El canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, participa en la apertura de la reunión del Consejo del Mercado Común (CMC), dentro de las actividades de la cumbre del Mercosur este miércoles, en Bento Gonçalves (Brasil).

El ministro de Relaciones Exteriores de ese país, Ernesto Araújo, afirmó este miércoles que “se acabó el Mercosur proteccionista e ineficaz”, al inaugurar una reunión de cancilleres del bloque previa a la cumbre presidencial.

La reunión de cancilleres precede a la cumbre que este jueves reunirá en la ciudad brasileña de Bento Gonçalves a los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y Paraguay, Mario Abdo Benítez, y a la vicepresidenta uruguaya, Lucía Topolansky, junto al anfitrión Jair Bolsonaro.

Araújo hizo un repaso de las actividades del bloque integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay durante el último semestre, en el que su país ejerció la presidencia temporal del mecanismo, y dio una especial relevancia a la prioridad dada a las negociaciones para una mayor presencia en el comercio internacional.

El canciller sostuvo que, hasta hace unos pocos años, cuando la mayoría de los cuatro países era gobernado por “la izquierda”, las negociaciones comerciales se habían dejado de lado y primaban tanto el proteccionismo como los intereses ideológicos.

Según Araújo, la llegada al poder de Mauricio Macri en Argentina, Jair Bolsonaro en Brasil y Mario Abdo Benítez en Paraguay le dio una nueva dinámica al bloque, que fue “recuperado como una plataforma de negociación”.

Citó en ese sentido los acuerdo comerciales alcanzados finalmente con la Unión Europea (UE) y luego con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA), ambos este mismo año, y los “avances” en tratativas similares con Canadá, Corea del Sur, Líbano, Indonesia y Singapur.

“Se acabó el Mercosur proteccionista e ineficaz”, sostuvo el ministro brasileño frente a los cancilleres de Argentina, Jorge Faurie; Paraguay, Antonio Rivas; y Uruguay, Rodolfo Nin Novoa.

“No volveremos a las cavernas”, añadió Araújo, quien se refirió de esa forma a un Mercosur “proteccionista, cerrado e ideológico” que, en su opinión, ha quedado atrás.

El canciller brasileño subrayó que “el Mercosur ha dejado de ser un freno” para las economías de sus cuatro socios “para pasar a ser un acelerador”, gracias no sólo a la retomada de su acción externa, sino también a los cambios en su propia estructura interna.

En ese sentido, destacó la decisión del bloque de iniciar una revisión de su Arancel Externo Común (AEC), establecido hace 25 años y nunca alterado, y el avance hacia una reducción de las barreras tarifarias internas, que deberá potenciar el comercio entre los cuatro socios.

La reunión de cancilleres precede a la cumbre que este jueves reunirá en la ciudad brasileña de Bento Gonçalves a los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y Paraguay, Mario Abdo Benítez, y a la vicepresidenta uruguaya, Lucía Topolansky, junto al anfitrión Jair Bolsonaro.

En el caso de Argentina, no asisten a la cita representantes de Alberto Fernández que asumirá en funciones el próximo 10 de diciembre. En cambio, si habrá una persona de confianza del presidente electo de Uruguay Luis Lacalle Pou, que tomará su mando en marzo de 2020.
Rebaja arancelaria del Mercosur y la posición de Lacalle Pou

Según trascendió, Bolsonaro y su superministro de Economía Paulo Guedes promoverán una apertura del bloque con una reducción del Arancel Externo Común (AEC), que hoy está en promedio en 12,5%, lo que de alguna manera oficia como una protección para los sectores industriales (básicamente argentinos y brasileños).

EL tope máximo del AEC es del 35%, aunque el mismo se ha perforado por las excepciones constantes que han solicitado desde la creación del bloque en 1991 por las dos economías más importantes (Argentina y Brasil). Bolsonaro ya dio pasos concretos hacia una mayor liberalización de su economía con la reciente importación de 750 mil toneladas de trigo sin arancel de países por fuera del Mercosur.

En tanto, Lacalle Pou reconoció que le “preocupa” qué pueda pasar con el AEC tras la propuesta que impulsa Brasil para flexibilizar el bloque. En ese sentido, recordó la posición afín del futuro gobierno de coalición de promover una mayor apertura del bloque, en el marco de la decisión N°32 del año 2000, que permite la negociación de tratado bilaterales sin necesidad de contar con el aval del resto de los socios.

“Nosotros (por Uruguay) tenemos un camino para explorar y profundizar sin fragilizar el Mercosur. ¿Qué pasa? Las propuestas no solo son buenas en sí mismas, es el momento en que la propuesta llega a hacerse. Y en un momento de aparentes fricciones en el bloque, quizás profundizar de inmediato la flexibilización fragilice más el bloque. No alteramos nuestra propuesta sobre el futuro del Mercosur, pero queremos ver primero cómo se viabiliza las relaciones entre los estados miembros”, fundamentó sobre un probable rechazo de Fernández a esa determinación brasileña.

Tabaré Vázquez y Lacalle Pou arribaron a un acuerdo este lunes en la primera reunión de transición, para que una persona de confianza del mandatario electo de la futura cancillería integre la comitiva oficial de la próxima cumbre del Mercosur. Según pudo saber El Observador, ese representante será el asesor en política exterior y hombre de confianza del nacionalista, Diego Escuder.

El Observador