El gobierno de facto de Bolivia da 72 horas para que diplomáticos de México y España abandonen el país

854

Bolivia da 72 horas para que diplomáticos de México y España abandonen el país

La presidenta Jeanine Áñez declaró “personas no gratas” a la embajadora de México y a la encargada de negocios de España. La Canciller aguarda que ambos países designen a sus nuevos representantes

La presidenta Jeanine Áñez declaró este lunes ‘personas no gratas’ a la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, a la encargada de negocios de España en Bolivia, Cristina Borreguero, y al cónsul de España en Bolivia, Álvaro Fernández. Además, les brindó un plazo de 72 horas para abandonar el país.

La declaratoria y la solicitud de abandonar el país, no solo llegó a las altas autoridades diplomáticas de ambos países, sino también que aplicó al grupo de funcionarios de España que intentaron ingresar encapuchados a la residencia de la embajada de México en La Paz.

“Este grupo de representantes de los Gobiernos de México y España ha lesionado gravemente la soberanía y la dignidad del pueblo y del Gobierno constitucional de Bolivia”, indicó Áñez.

La canciller Karen Longaric aclaró que esta declaratoria no implica una ruptura de las relaciones diplomáticas con ambos países, sino, es una exigencia para que ambos gobiernos acrediten a nuevos funcionarios en reemplazo de “quienes irrespetaron la soberanía de Bolivia”.

Origen de la tensión diplomática

El pasado viernes cuatro miembros del GEO español, un grupo de élite que se encarga de la protección de diplomáticos, intentaron ingresar encapuchados a la residencia de México, aduciendo que estaban acompañando a dos altos diplomáticos españoles en una “visita de cortesía” a sus pares mexicanos.

El Deber


El Gobierno de México toma nota de la comunicación por la que se declara persona non grata a la embajadora María Teresa Mercado

Comunicado No. 463

La Secretaría de Relaciones Exteriores ha instruido a la embajadora Mercado a regresar a México con el fin de resguardar su seguridad e integridad. La Embajada de México en Bolivia quedará a cargo de Ana Luisa Vallejo, actual jefa de Cancillería de la Misión. Nuestra representación continuará operando con normalidad tras este movimiento.

El Gobierno de México confirma que el actuar de nuestra embajadora, quien ingresó al Servicio Exterior Mexicano en 1982 y ha obtenido condecoraciones de naciones como Dinamarca y Países Bajos, siempre cumplió con los principios de política exterior consagrados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en el Derecho Internacional, por lo que considera que esta decisión es de carácter político.

Gobierno de México


España rechaza tajantemente las acusaciones del Gobierno interino boliviano

Lunes 30 de diciembre de 2019

España es, y ha sido siempre, un país abierto a los ciudadanos bolivianos que han querido vivir en nuestro país, siendo en la actualidad cerca de 200.000, y encontrándose plenamente integrados en nuestra sociedad.

España rechaza tajantemente cualquier insinuación sobre una supuesta voluntad de injerencia en los asuntos políticos internos de Bolivia. Para España, cualquier afirmación en este sentido constituye una calumnia dirigida a dañar nuestras relaciones bilaterales con falsas teorías conspiratorias. La relación entre nuestros dos países se basa en el mutuo respeto a nuestras instituciones democráticas y esta será siempre la referencia en nuestras actuaciones.

En este sentido, España exige que el actual gobierno interino de Bolivia reconduzca y desescale los contenidos de sus afirmaciones y se recupere cuanto antes el buen sentido de confianza y cooperación entre nuestros dos países, tan necesario ahora como siempre.

En reciprocidad al gesto hostil del Gobierno interino de Bolivia de declarar como persona non grata a dos diplomáticos españoles, España ha decidido, a su vez, declarar persona non grata a tres miembros del personal diplomático y consular boliviano acreditado en nuestro país y darles un plazo de 72 horas para abandonar España.

La Moncloa


Funcionarios españoles dejan el país y el escándalo crece en España y Bolivia

Por Cándido Tancara Castillo / La Paz

Seis funcionarios de la Embajada de España abandonaron el país el sábado, después de los incidentes del viernes en la residencia mexicana. Aunque los que se fueron no son los policías del Grupo Especial de Operaciones (GEO), identificados en los hechos de hace tres días.

En tanto el escándalo crece en Bolivia, que analiza el hecho (para un pronunciamiento) y que consideró una “ofensa a la soberanía” nacional, y en Madrid los tres principales partidos de centro derecha exigieron ayer explicaciones al presidente en funciones, Pedro Sánchez, sobre las acusaciones de La Paz sobre un presunto plan del Gobierno español para sacar clandestinamente a exfuncionarios de Evo Morales, quien es afín a Podemos.

“El 28 de diciembre regresarán a España el personal que ingresó el pasado 14 de noviembre como apoyo técnico a la legación diplomática en La Paz”, señala la nota verbal de la Dirección General de Ceremonial de Estado, fechada el 26 de diciembre, dirigida a la Cancillería de Bolivia, un día antes del incidente ocurrido en La Rinconada en la zona Sur de La Paz.

Los ciudadanos españoles que abandonaron el país son José Luis Rivera Pérez, Juan Manuel Fernández Chamorro, Jesús María Varas García, Jorge Santos Casaus, Sergio Mora Mendieta y Sergio Casal Rodríguez. De acuerdo con los datos recogidos, los españoles, Manuel Carreño Garredo, Adrián Fernández Barreda, Óscar García Grandal y Víctor Fernández Álvarez, fueron quienes estuvieron en la residencia de México el viernes y acompañaron en dos vehículos diplomáticos a la encargada de negocios de España en Bolivia, Cristina Borreguero, al cónsul de España, Álvaro Fernández.

Borreguero junto con Fernández visitó a la embajadora de México en La Paz, María Teresa Mercado, quien un día antes había pactado la reunión en su residencia, según el diario español El País. El encuentro se produjo sin el conocimiento de la ministra de Defensa de España encargada de Exteriores, Margarita Robles. La cita duró 40 minutos, según la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, que no reveló el contenido de la charla. Tampoco lo hizo Exteriores en Madrid.

El problema se presentó al final del encuentro, cuando Mercado acompañó a sus invitados a la salida de la residencia, donde los diplomáticos españoles esperaban encontrar los dos carros que los habían llevado, vieron que no había ninguno. Los coches habían salido de la urbanización obligados por los vecinos. En ellos iban cuatro policías (GEO) que se cubrieron el rostro ante los fotógrafos, lo que despertó suspicacias en vecinos y efectivos policiales.

La arremetida boliviana

El viernes, la canciller Karen Longaric dijo que las acciones del personal de la Embajada de España vulneran la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas que en su Art. 41 numeral 1 señala que las personas que gozan de privilegios e inmunidades deben respetar las leyes y reglamentos del Estado receptor. “La Cancillería aún tiene que analizar serenamente este tema, aunque los hechos son evidentes, están grabados en fotografías y en videos, pero sabremos dar la respuesta que corresponde en un caso de tamaña ofensa a la soberanía de Bolivia”.

El sábado, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, anunció que solicitará la expulsión de los funcionarios de la Embajada de España por el incidente del viernes.

“Este ha sido un exceso de funcionarios de la Embajada española a la cabeza de su ministra consejera o embajadora de negocios y esto obviamente para nosotros es una agresión; nosotros vamos a pedir a la Presidenta (Jeanine Añez) y a la canciller (Longaric) que los declare personas no gratas, que pida que se cambie este personal”, dijo.

El domingo, el delegado presidencial ante la comunidad internacional, Jorge Quiroga, denunció que España mandó a cuatro “rambos” para rescatar de la embajada mexicana a los exministros Juan Ramón Quintana y Héctor Arce, y le exigió al presidente español disculparse. “Qué penoso que Pedro Sánchez esté haciendo operativos con rambos para extraer a criminales, delincuentes blancoides y fraudulentos que conocen del proyecto castrista y chavista”. “Señor Sánchez, no nos cuente cuentos de la visita diplomática, no nos tome por borregos, diga la verdad ¿Qué hacía el Cónsul en esa visita? ¿Iba a darles pasaporte? Discúlpese ante Bolivia y llévese a sus cuatro rambos”.

Arremetida contra Sánchez

Los tres partidos de centro derecha exigieron ayer explicaciones a Sánchez sobre las acusaciones de Bolivia sobre un presunto plan del Gobierno español para sacar clandestinamente a exfuncionarios de Evo Morales.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, mostró la “enorme preocupación” de su partido ante los hechos en Bolivia. Sostuvo que el gobierno de Sánchez “está noqueado y no está atendiendo a circunstancias excepcionales para el reino de España porque sólo está centrado en esa negociación opaca y secreta con los independentistas”, reporta Vozpópuli.

La vicealcaldesa de Madrid y de Ciudadanos, Begoña Villacís, exigió el esclarecimiento de si “esa operación” en La Paz era una “moneda de cambio” ofrecida por Sánchez a Podemos para permanecer en el poder. “Es más necesario que nunca que expliquen si esto es parte de la moneda de cambio que le deben a Podemos para obtener ese sillón en La Moncloa”, dijo.

Por otro lado, Vox anunció que registrará una batería de preguntas en Diputados para pedir explicaciones al Gobierno sobre lo ocurrido en la residencia mexicana. El presidente del opositor Vox Santiago Abascal calificó de “gravísimo” en La Paz y apuntó como responsable al expresidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. “Lo que ha pasado en La Paz es gravísimo. A la espera de más detalles todo indica que Zapatero nos ha metido ya en el Foro de Sao Paulo. ¿Trataba la Embajada de España de ayudar a huir a asesinos y narcos cómplices de Morales? Exigiremos respuestas en el Parlamento”, tuiteó.

Instalan carpas en la vigilia

Un grupo de personas que el sábado inició una vigilia en proximidades de la residencia mexicana, ayer instaló carpas como una forma para evitar la fuga de exministros de Evo Morales asilados en esa legación desde noviembre: los exministros Juan Ramón Quintana, Javier Zavaleta, Héctor Arce, Wilma Alanoca, César Navarro y Hugo Moldiz; también Víctor Hugo Vásquez, exgobernador de Oruro, Pedro Dorado, exviceministro de Desarrollo Rural, y Nicolás Laguna, exdirector de Agetic. Los activistas anunciaron que no abandonarán el lugar hasta que las exautoridades sean entregadas a la justicia boliviana.

Página Siete


Bolivia pide a Pedro Sánchez disculparse por el incidente

El delegado de Bolivia ante la comunidad internacional Jorge Quiroga exigió ayer que el presidente en funciones del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, se disculpe con el país y se lleve a sus “rambos encapuchados” lo antes posible, tras el incidente protagonizado por miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la legación española en predios de la residencia mexicana en La Paz, reportó EFE.

Por su parte, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, denunció a través de su cuenta de Twitter la existencia de un plan internacional para desestabilizar la democracia y la paz en Bolivia, en referencia al hecho, informó ABI.

“Señor Pedro Sánchez, no nos cuente cuentos de la visita diplomática, no nos tome por borregos, diga la verdad ¿Qué hacia el Cónsul en esa visita? ¿Iba a darles pasaporte? Discúlpese ante Bolivia y llévese a sus cuatro rambos”, dijo al indicar que él, como expresidente, se reúne con embajadores europeos y no llegan con personal de seguridad como lo hizo la Encargada de Negocios de España, dijo citado por ERBOL.

El delegado calificó de “rambos” a los encapuchados que acompañaban el viernes a los diplomáticos españoles en La Paz, cuando querían ingresar a la residencia de la embajadora de México en el país, María Teresa Mercado.

Además, sostuvo que si Sánchez no instruye que se vayan del país, la presidenta Jeanine Áñez “tiene toda la potestad” para sacar a esos “operadores encapuchados”. Cree que realizaban operativos para “extraer criminales y delincuentes”.

En la residencia mexicana se asilan una decena de exfuncionarios de la gestión de Evo Morales, varios acusados por varios delitos, como terrorismo.

INVESTIGACIÓN El asambleísta de Sol.bo y vocero de Comunidad Ciudadana (CC), Edwin Herrera, consideró ayer que la investigación sobre el incidente debería ser de carácter multinacional porque “no parece ser el telón de fondo”.

“Se necesita por tanto una investigación a fondo, una investigación que incluso debería tener carácter multinacional, porque no parece ser el telón de fondo y solamente una suerte de impase y arbitrariedad de parte de diplomáticos y policías españoles”, dijo a la ABI.

Herrera hizo esa sugerencia tras la revelación del parlamentario europeo Hermann Tertsch, quien dijo que habría una suerte de chantaje del exministro Juan Ramón Quintana para que lo saquen de la legación de México en La Paz.

El sábado, Tertsch escribió en su cuenta en Twitter: ¿Es esto así Sánchez? “El chantaje de Ramón Quintana es: si no me sacáis de la embajada de México en Bolivia, contaré toda la historia de la financiación ilegal de los líderes de Podemos desde los narco-gobiernos de izquierdas (Morales, Maduro, Díaz Canel…) en Iberoamérica”.

Opinión


España niega intención de sacar asilados de la residencia mexicana; Bolivia tiene sospechas

Por Baldwin Montero

España emitió este sábado un comunicado en el que niega “rotundamente” que el viernes hubiera pretendido facilitar la salida de asilados bolivianos de la residencia de la embajadora de México aprovechando una reunión diplomática. Por el contrario, el Gobierno hizo saber que la presencia de encapuchados intentando ingresar a ese encuentro hace sospechar todo lo contrario.

El incidente diplomático, que ahora será investigado por una comisión enviada desde España, se produjo tras que vecinos de la zona donde se encuentra la residencia mexicana denunciaron la presencia de los encapuchados en dos vehículos diplomáticos de la embajada de ese país, quienes intentaban llegar hasta la residencia donde se encontraban reunidos diplomáticos españoles y mexicanos.

“El Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación confirma, tal y como señaló ayer en un comunicado oficial, la apertura de una investigación sobre los hechos acaecidos durante la visita de la Encargada de Negocios ad interim de España en Bolivia a la Embajadora de México en ese país e informa que enviará, en los próximos días, una misión con este propósito encabezada por un funcionario de la Inspección General de Servicios”, señala el comunicado del gobierno español.

“En todo caso, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación desea aclarar que el objeto de la visita realizada por la Encargada de Negocios de España era exclusivamente de cortesía y niega rotundamente que pudiera tener como objeto facilitar la salida de las personas que se encuentran asiladas en aquellas dependencias”, agrega.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, dijo que el problema no es la reunión entre diplomáticos o el uso que ellos puedan dar a sus vehículos, sino la presencia de personas con el rostro encubierto en ellos.

“Han intentado entrar encapuchados y un encapuchado puede ser cualquiera, puede ser un diplomático, un asesino, un criminal, un narcotraficante, un buscado. Lo peor de todo es que si entraban encapuchados salían encapuchados; entonces la pregunta es ¿quiénes iban a salir encapuchados? Nosotros tememos que lo que se iba a hacer es sacar a un delincuente común, como es Juan Ramón Quintana”, afirmó.

Quintana, el exministro de la Presidencia de Evo Morales sobre quien pesa una orden de aprehensión por un proceso abierto en su contra por sedición y terrorismo, es uno de los nueve asilados en dependencias diplomáticas mexicanas.

“Nos queda claro que este ha sido un exceso de funcionarios de la embajada española, a la cabeza de su ministra consejera, o embajadora de negocios, y esto obviamente es para nosotros una agresión. Nosotros vamos a pedir a la presidenta y a la Canciller que las declare personas no gratas, que pida que se cambie este personal, porque no pueden hacer lo que se les venga en gana. Bolivia hace muchísimos años que dejó de ser colonia de nadie”, señaló Murillo.

El comunicado del gobierno español anuncia que “la Ministra de Defensa en funciones, encargada del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación comparecerá públicamente en el Congreso de los Diputados cuando la investigación haya sido completada y sus resultados analizados”.

La Razón


VOLVER
Más notas sobre el tema