Hallan una fosa con restos de 50 cadáveres e investigan si se trata de falsos positivos

8

Hallan fosa con posibles 50 víctimas de ‘falsos positivos’ en Dabeiba, Antioquia

La JEP estudia la declaración de medidas cautelares en 17 territorios más donde podrían existir fosas de este tipo. En el caso de los ‘falsos positivos’, ya han sido escuchadas 160 versiones y se han acreditado cerca de 400 víctimas.

La diligencia se inició hace seis días. Los magistrados de la Justicia Especial para la Paz dirigieron la búsqueda de cuerpos sin identificar en el cementerio de Dabeiba, Antioquia.

Buscan víctimas de ejecuciones extrajudiciales llamadas ‘falsos positivos’ y desapariciones ocurridas durante 2006 y 2007 y ejecutadas por hombres de la Séptima División del Ejército. Este caso no había sido hasta ahora investigado por la justicia ordinaria.

Ya fueron exhumados siete cadáveres completos y se recuperaron restos óseos de otras posibles víctimas.

El guía de los técnicos fue un soldado que reconoció su participación en los crímenes y lo que contó, y publicó este sábado la revista Semana, es escalofriante.

Explicó ante los magistrados que los jóvenes que fueron enterrados allí eran traídos desde Medellín. Los ejecutaban, los reportaban como bajas en combate y luego los enterraban.

La investigación hace del caso 03 “Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por parte del Estado” y busca encontrar a 50 hombres, entre los 15 y los 56 años muchos de ellos en condición de discapacidad.

El Ministerio de Defensa emitió un comunicado en el que afirma que la institución está presta a responder a cualquier requerimiento que haga la Justicia Especial para la Paz.

El comunicado señala que:

“Tras la firma del Acuerdo Final entre el Gobierno anterior y las Farc, en noviembre del 2016, la Fuerza Pública ratificó su compromiso con contribuir a la construcción de la verdad.

Por esta razón, en los casos en los que corresponde, los miembros de la Fuerza Pública se han presentado voluntariamente ante los componentes del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, a través de versiones libres rendidas ante la Jurisdicción Especial para la Paz. Igualmente, se ha brindado una decisiva colaboración y apoyo en sus actuaciones, buscando que víctimas y comparecientes, en el marco de la justicia restaurativa, alcancen un punto de equilibrio para lograr la reconciliación.

El Ministerio de Defensa está atento a cualquier requerimiento que haga la Justicia Especial para la Paz o la Justicia Ordinaria a la Justicia Penal Militar, con el fin de prestar la colaboración necesaria para contribuir en el establecimiento de la verdad, justicia, reparación y no repetición. Igualmente, el Ministerio reitera su compromiso de atender los requerimientos y prestar los apoyos que en materia de seguridad sean solicitados para el desarrollo de las diligencias judiciales propias de la justicia transicional.

El Ministerio de Defensa también hace un llamado a las autoridades competentes a atender las solicitudes de protección que realicen testigos o personas vinculadas con estos procesos judiciales.

El Gobierno del Presidente Iván Duque ratifica su compromiso irrestricto con el cumplimiento de la Constitución, los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario.”

Noticias RCN


Medicina Legal ya tiene 14 casos de posibles víctimas de falsos positivos

Estas exhumaciones las está adelantando la Jurisdicción Especial para la Paz, dentro del caso 03 llamado “Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado”, conocido como el caso de falsos positivos, en el cementerio Las Mercedes, de Dabeiba, Antioquia.

A esta fosa la JEP llegó por la información entregada por exintegrantes del Ejército que han aportado su testimonio para avanzar en este caso. La diligencia lleva una semana y se buscan unos 50 cuerpos de víctimas de falsos positivos. El instituto de Medicina Legal es el encargado del estudio e identificación de lo que se ha encontrado en el lugar. En dialogo con Caracol Radio, la directora de esta entidad, Claudia García confirmó que ya tienen 14 casos para iniciar su respectivo estudio.

“Ya recibimos 14 casos los cuales ya iniciaron los abordajes forenses en las instalaciones de Medicina Legal, en Medellín. Pero esto no significa que hay 14 cuerpos porque estos cuerpos que han sido enterrados pudieron tener modificaciones, o pueden estar mezclados, entonces pueden ser más o menos cuerpos”.

Un grupo interdisciplinario especializado conformado por médicos forenses, antropólogos balísticos, y genetistas, serán los encargados de hacer el respectivo análisis.

“Empezarán los cruces genéticos con el banco de perfiles que cuenta Medicina Legal para poder identificarlos”.

Estos cuerpos pudieron ser enterrados entre 2005-2007 entonces los procesos de identificación pueden tomar unos meses porque se tiene que esperar el resultado de las necropsias.

La diligencia de exhumaciones que adelanta la JEP continúa en el lugar en busca de más cuerpos.

Caracol Radio


Qué viene en investigación de JEP sobre ‘falsos positivos’ en Dabeiba

Ya están en manos de Medicina Legal los primeros 10 esqueletos completos y varias piezas óseas dispersas que podrían pertenecer a cuatro personas más halladas esta semana por investigadores de la Unidad de Investigación y Acusación (UIA) de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en el cementerio Las Mercedes, en Dabeiba, Antioquia.

La identificación de estos será clave para establecer no solo quiénes son, sino cómo murieron, y determinar si se trata de víctimas de ejecuciones extrajudiciales, conocidas como ‘falsos positivos’, y de desaparición forzada. Así lo asegura un militar compareciente ante la JEP, quien dijo en sus versiones que fueron hasta 75 los “resultados” ilegítimos que presentó la unidad militar en la zona entre 2005 y 2007.

La inspección del cementerio, que comenzó el lunes, se extendió hasta el domingo. De allí se espera un informe de policía judicial que abra nuevas líneas de investigación.

Además de hacer prospección en la tierra del cementerio y comenzar las exhumaciones, los investigadores recaudaron pruebas para contrastar las declaraciones del militar. Entre estas, 32 actas de necropsia que reposaban en el hospital local, todas de aquellos años. El año entrante inspeccionarán más actas, que vienen desde finales de la década de 1990.

En la visita al municipio se recogieron declaraciones de testigos que llevaron a ampliar la zona de búsqueda, respecto a la que había indicado inicialmente el militar. Por ejemplo, gracias a la información dada por una persona sobre una fosa de la que tenía conocimiento, llegaron hasta dos cuerpos completos que vestían camuflados y portaban insignias militares.

En este caso, lo primero será la identificación para, después, establecer si eran miembros del Ejército. Si sí, por qué fueron enterrados de forma irregular. Y si no lo eran, por qué vestían esas prendas, pues esto correspondería con el ‘modus operandi’ de vestirlos con camuflados para pasarlos por guerrilleros, conocido en decenas de ‘falsos positivos’ identificados hasta ahora.

Sobre la persona que dio la información de esa fosa, el magistrado de la JEP Alejandro Ramelli ya ordenó a la UIA estudiar su riesgo para ordenar medidas de protección, dado que hace un mes sobrevivió a un atentado en el que recibió cinco impactos de bala.

La JEP también evaluará ordenar medidas similares para que se proteja al uniformado cuya declaración abrió este capítulo sobre los ‘falsos positivos’. En la actualidad, el hombre está recluido en una cárcel militar.

Hasta el 30 de noviembre, la UIA había aprobado e implementado 38 medidas de protección a víctimas y comparecientes. Además, estaban en estudio de riesgo 117 personas y otros cinco casos de protección colectiva.

Por otro lado, los magistrados también buscan establecer por qué las cruces fueron pintadas y en algunas zonas del cementerio se veía la tierra removida. Para ello, se han entrevistado con sacerdotes que estuvieron a cargo del cementerio.

Una de las dificultades de la investigación tiene que ver, justamente, con que tanto el actual sacerdote como el sepulturero llevan poco tiempo en sus cargos. El sepulturero anterior ya falleció y los sacerdotes de la época fueron cambiados de parroquias.

Este procedimiento se realizó como parte del caso 03 de la JEP, que investiga los ‘falsos positivos’. Por eso, también está por establecerse si otros miembros de la unidad militar que actuaban en Dabeiba en la época, incluso superiores señalados por el militar, tienen procesos abiertos o ya se presentaron ante la JEP.

‘JEP debe investigar hasta sus últimas consecuencias’: Vicepresidenta

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez dijo este domingo que la JEP debe avanzar en la investigación “hasta sus últimas consecuencias y sancionar a los responsables”. Agregó que “se debe garantizar” la vida del testigo.

Por su parte, el Ministerio de Defensa aseguró que está atento “a cualquier requerimiento que haga la JEP”, la justicia ordinaria o la penal militar “para contribuir en el establecimiento de la verdad, justicia, reparación y no repetición”.

El Tiempo


En Dabeiba desentierran otra verdad del conflicto

Hablar de víctimas de desaparición forzada o de falsos positivos en el municipio de Dabeiba, occidente de Antioquia, es tocar una realidad cuya dimensión es desconocida.

“Ese dato es alto. Dabeibanos desaparecidos por las Auc, Fuerzas Armadas y Guerrilla son incontables. Fueron enterrados, descuartizados y tirados al Riosucio, desfigurados y sepultados como cuerpos no identificados”, precisa Augusto González, director de la Asociación Dabeibana de Desplazados, Desaparecidos y Víctimas de la Violencia Repetitiva.

Que la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, llegara al cementerio de esa población en busca de una fosa donde se cree que hay, por lo menos, 50 restos de víctimas de falsos positivos por parte del Ejército, sorprendió a muchos, pero también, le avivó la esperanza a otros que no saben lo que pasó con sus seres queridos desde hace años.

“Aunque la gente aún está entre el silencio, saben que se está trabajando desde las instituciones para poder llegar a recuperar la verdad”, agregó Augusto.

El trabajo de la JEP en Dabeiba generó que el Ministerio de la Defensa expresará, por medio de un comunicado, que está dispuesto a colaborar con la justicia para esclarecer los crímenes cometidos durante el conflicto.

Esa cartera afirmó estar “atento a cualquier requerimiento que haga la JEP o la Justicia Ordinaria a la Justicia Penal Militar, con el fin de prestar la colaboración necesaria para contribuir en el establecimiento de la verdad, justicia, reparación y no repetición”.

Dabeiba, territorio golpeado

La puerta de Urabá, como es llamado el municipio de Dabeiba, fue uno de los territorios donde la guerra no tuvo piedad con ninguno de sus protagonistas.

En declaraciones entregadas a este diario en 2017, cuando era comandante de la Séptima División del Ejército, el general Jorge Arturo Salgado (ahora agregado militar en Chile), afirmó que solo en el Cañón de la Llorona, zona rural de Dabeiba, “perdimos más de dos mil soldados en 40 años de guerra”.

En ese municipio también se tiene uno de los capítulos más negros para la historia del Ejército y Fuerza Aérea. Allí el 18 de octubre de 2000, unos 650 guerrilleros de los frentes 5, 18, 34 y 57 de las Farc intentaron tomarse el municipio. En respuesta, el Ejército envió refuerzos aerotransportados y una de las aeronaves, un Black Hawk de la Fuerza Aérea fue derribado. Esa batalla dejó 54 militares muertos.

Ahora, con el trabajo de la JEP, se abre un nuevo capitulo sobre el conflicto vivido en Dabeiba y cómo los civiles fueron afectados por las instituciones que debían protegerlos. En este caso se investiga si el Ejército habría cometido por lo menos medio centenar de ejecuciones extrajudiciales con el fin de demostrar resultados contra la guerrilla de las Farc.

El Colombiano


Decían que tocaba ejecutar: testimonio de militar sobre falsos positivos en Soacha

“Siempre era la misma rutina, salíamos entre las 10:00 y 12:00 de la noche porque las ejecuciones siempre se hacían en la madrugada: 4:30 o 5:30 de la mañana”, reveló.

Según las declaraciones del testigo, el encargado de engañar a los jóvenes era el hombre conocido con el alias ‘Pullanube’, desmovilizado de las Farc. Además, el hombre aseguró que todas las víctimas llevaban pulseras negras.

“Desde que salían de los batallones ellos iban como si tuvieran confianza (…). Todos estaban de civil, los que sí tenían botas de caucho eran a los que se les dio de baja en la vereda Cooperativa”, mencionó.

“Los jóvenes que fueron ejecutados de Soacha iban con manillas ca caucho negras, pero no era una sola, el que menos llevaba tenía 3 o 4”, resaltó.

Blu Radio


VOLVER
Más notas sobre el tema