Médicos cubanos podrán volver a ejercer en Brasil

289

Médicos cubanos podrán ejercer nuevamente en Brasil

El presidente brasileño Jair Bolsonaro aprobó un programa de atención sanitaria gracias al que podrán trabajar los médicos cubanos que permanecieron en Brasil luego del fin de la cooperación bilateral, informó este miércoles el Ministerio de Salud de esa nación sudamericana.

De acuerdo con la medida, los profesionales de la Isla podrán trabajar sin necesidad de revalidar sus títulos, aunque deben haber estado «en el ejercicio de sus actividades en el programa el 13 de noviembre de 2018, cuando el gobierno de Cuba rescindió el acuerdo de cooperación».

De esta forma, se beneficia finalmente –luego de meses sin trabajo y sin una respuesta gubernamental sobre su caso, a pesar de las promesas previas de Bolsonaro– a los galenos cubanos que formaban parte del programa «Más Medicos», y que no regresaron a la Isla luego del cierre de esa política promulgada por la expresidenta Dilma Rousef.

Cuba retiró su personal de la salud de Brasil a finales de 2018, luego de que Bolsonaro criticara los bajos salarios que pagaba el gobierno cubano a sus doctores, comparado con las ganancias que obtenía el gobierno.

El mandatario brasileño acusó a La Habana de «esclavizar» a los médicos, al tiempo que también cuestionó la preparación de los profesionales de la Isla y condicionó su permanencia en Brasil a la revalidación del diploma y a la «contratación individual».

La participación de los médicos cubanos en el proyecto «Más Médicos» comenzó en 2013 bajo el mandato de Dilma Rousseff con el objetivo de garantizar la atención sanitaria a comunidades aisladas y desfavorecidas, en las favelas y zonas pobres del país sudamericano.

La presencia cubana en esa iniciativa fue canalizada a través de un convenio con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y en sus cinco años de funcionamiento más de 20 mil profesionales de la Isla atendieron a 113,3 millones de pacientes brasileños en los 34 distritos especiales indígenas, fundamentalmente de la Amazonía.

Unos 8.300 galenos cubanos trabajaban en Brasil en el momento de la clausura del programa. La mayoría de ellos regresó a Cuba, pero los que se quedaron debían revalidar sus títulos para ejercer la profesión, por lo que muchos quedaron sin trabajo.

El gobierno brasileño calcula que entre 1.800 y 2.000 médicos cubanos permanecieron en el país debido a que tenían familia ya establecida o por su deseo de salir de Cuba.

La nueva ley promulgada por el mandatario brasileño les devuelve la esperanza a ese grupo, ya que les permite ejercer dos años, con un salario que ronda los 3.000 dólares.

Además de haber formado parte del programa de su antecesora en la presidencia, Bolsonaro también puso como condición a los colaboradores cubanos «haber permanecido en Brasil hasta la fecha de publicación de la Medida Provisional No. 890 que creó el Médicos por Brasil en calidad como naturalizados, residentes o solicitantes de refugio», según el Ministerio de Salud brasileño.

La nueva política de salud de Bolsonaro, llamada «Médicos por Brasil», se propone sustituir de manera escalonada el programa «Más Médicos», y devolver la atención primaria de salud a las zonas rurales y apartadas de Brasil, donde su cierre provocó impactos negativos.

Intentos anteriores de suplir el espacio dejado por los colabordores cubanos de «Más Médicos» en las comunidades más pobres y vulnerables fracasaron, porque muchos galenos brasileños contratados para sustituirles no se presentaron a sus puestos o los abandonaron al poco tiempo.

OnCubaNews


VOLVER
Más notas sobre el tema