México denuncia que el gobierno de facto de Bolivia usa drones en el asedio a su embajada

529

Denuncia embajada mexicana en Bolivia acoso con drones

El hostigamiento y la intimidación que lleva a cabo el gobierno de facto de Jeanine Áñez sobre la residencia oficial de México en Bolivia incluyen el uso de drones que sobrevuelan el inmueble para vigilar las actividades en el interior.

Ayer por la tarde, la representación diplomática a cargo de la embajadora María Teresa Mercado Pérez denunció vía Twitter el uso de tecnología a control remoto, además de la persistente vigilancia sobre la sede diplomática mexicana por parte de civiles y elementos de la policía boliviana, quienes incluso tomaban fotografías.

La legación mexicana en La Paz publicó una serie de imágenes y un video en el que se aprecia el aparato volador. Posteriormente, informó en esa red social que cuerpos de seguridad y civiles continuaban rodeando la residencia que habita Mercado Pérez y donde se encuentran nueve integrantes del depuesto gobierno del presidente en el exilio Evo Morales.

Los agentes que vigilan el edificio se instalaron en diversos puntos de los alrededores, incluso en la parte alta de un cerro. En una imagen publicada en Twitter se puede ver a un integrante de la policía sujetando un dispositivo electrónico a la altura de su cara para tomar fotografías.

A pesar de la denuncia pública que México ha presentado en relación con que el operativo policiaco que han montado las autoridades bolivianas está fuera de toda proporción y representa una amenaza y una violación a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas (1963), el asedio ha ido en aumento y los funcionarios mexicanos en La Paz se percataron de los drones.

Además, el viernes elementos policiacos detuvieron vehículos con placas diplomáticas de la encargada de negocios de la embajada de España, Cristina Borreguero, y del cónsul español en Bolivia, Álvaro Fernández, quienes realizaron una visita de cortesía a Mercado Pérez, reportó la Secretaría de Relaciones Exteriores.

El presidente en el exilio Evo Morales ya había denunciado en Twitter el uso de drones para amedrentar y poner en riesgo la seguridad de los asilados. Indicó también que ello viola el espacio aéreo de la oficina diplomática mexicana.

Entre los asilados que se encuentran en la residencia oficial están los ministros de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, y de Cultura, Wilma Alanoca, personajes que el gobierno de facto de Áñez tiene interés de aprehender.

Incluso, la canciller del régimen boliviano, Karen Longaric, en diversos foros públicos ha demandado al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador la entrega de los asilados que están acusados por delitos comunes y ha afirmado que no serán concedidos los salvoconductos para ellos.

La Jornada


España niega plan de fuga y Murillo pide expulsar a los encapuchados

El Ministerio español de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación aseguró ayer que enviará una misión para investigar el incidente con encapuchados que protagonizaron funcionarios de esa legación en una “visita de cortesía” a la residencia diplomática mexicana en La Paz, el pasado viernes, y rechazó que este hecho esté relacionado con un presunto plan de fuga de exautoridades vinculadas al MAS que están asiladas en la residencia mexicana.

En tanto, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, anunció que solicitará la expulsión de los funcionarios españoles que protagonizaron el incidente y el vocero presidencial, Jorge Quiroga, denunció que los Gobiernos de España y México conspiran contra la

“reconstrucción de la democracia” boliviana.

En un corto comunicado, la Cancillería española señaló que investigará el incidente y que se enviará en los próximos días “una misión con este propósito encabezada por un funcionario de la Inspección General de Servicios”.

Asimismo, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación “desea aclarar que el objeto de la visita realizada por la Encargada de Negocios de España era exclusivamente de cortesía y niega rotundamente que pudiera tener como objeto facilitar la salida de las personas que se encuentran asiladas en aquellas dependencias”.

La institución diplomática española informó que la Ministra de Defensa, encargada del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación comparecerá públicamente en el Congreso de los Diputados cuando la investigación haya sido completada y sus resultados analizados.

La Cancillería boliviana, en una carta enviada a Madrid, hizo conocer los pormenores sobre la tensa situación que se vivió el viernes, al ingreso de la residencia de la Embajada de México, y expresó su protesta “enérgica” por el “atropello” cometido.

En la nota de reclamo, Longaric, a tiempo de manifestar la protesta del Estado boliviano y lamentar la situación, exhorta a la ministra Robles a  “que esta sea la última vez que su Gobierno permita que se violen las normas internacionales y de cortesía diplomática”.

En una publicación del periódico español El País, se dio a conocer que los “encapuchados”, que no quisieron identificarse, según la versión de la Policía Boliviana, serían “escoltas de la Embajada, pertenecientes al Grupo Especial de Operaciones (GEO) del Cuerpo Nacional de Policía”.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó que planteará a la presidenta transitoria Jeanine Áñez que personal diplomático de la embajada de España implicado en el operativo de encapuchados debe salir del país.

“La gente encapuchada debería dejar el país, es una vergüenza y no estamos invitando a que se vaya la embajada de España, sino las personas que han maltratado. Yo personalmente voy a  pedir a la Presidenta y a la Canciller que pida se vayan del país, no es correcto que vengan hacer lo que quieran, hace muchísimos años hemos dejado de ser colonia española”, manifestó.

Ayer, un grupo de vecinos y activistas instaló una vigilia en afueras de la residencia mexicana para “evitar la fuga” de las autoridades refugiadas en la legación diplomática.

Nueve asilados

Se sabe que están en la residencia mexicana los exministros Juan Ramón Quintana, Wilma Alanoca, Héctor Arce, Javier Zabaleta, César Navarro y Hugo Moldiz. Además del exgobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez; Pedro Dorado, exviceministro de Desarrollo Rural, y Nicolás Laguna, exdirector de Agetic. Cuatro de ellos tienen orden de aprehensión.

Identifican supuestos encapuchados

El periodista Carlos Valverde publicó los nombres de los presuntos funcionarios diplomáticos españoles que fueron encapuchados a la residencia mexicana. También se difundió un documento en el que se informaba que los funcionarios implicados volvieron a España, ayer.

9 asilados en la residencia

Nueve exautoridades del Gobierno del MAS están asiladas en la residencia diplomática de México.

Quiroga dice que México y España conspiran

El delegado ante la comunidad internacional del Gobierno interino de Bolivia, Jorge “Tuto” Quiroga, pidió al presidente en funciones del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, que “asuma su responsabilidad” por el incidente de personal de la Embajada de España en La Paz.

Quiroga también expresó que Bolivia debe recurrir al Grupo de Lima y la Organización de Estados Americanos (OEA) para denunciar esta “conspiración contra la reconstrucción democrática” del país por parte de México y de España.

El delegado recalcó que es “triste” que esta “conspiración” tenga aliados internacionales, al considerar que si Bolivia “recupera su democracia”, “va ser inevitable” que tarde o temprano llegue a Venezuela, Nicaragua y Cuba.

El también expresidente de Bolivia sostuvo que Sánchez está “cogobernando con Podemos”, partido al que calificó de “agitadores académicos” que quieren venir a Bolivia a hacer “colonialismo de complicidad criminal”.

Además, advirtió a los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de España de que “no van a poder con Bolivia”.

Quiroga manifestó que espera que se realice la investigación del incidente y que el Gobierno español no diga que fue “un desliz” el tener “cuatro encapuchados armados” que acompañen al personal diplomático de España.

DENUNCIA

México: Drones vigilan embajada

 La embajada de México en Bolivia denunció ayer que, además de un cerco policial, ahora vigilan su sede en La Paz,  mediante el uso de drones.

   A través de Twitter, la embajada mexicana informó que “continúa la vigilancia sobre la residencia de México en Bolivia” y que “drones sobrevuelan la residencia oficial”.    Además, la sede diplomática publicó imágenes donde se puede apreciar a policías apostados en los alrededores de la residencia y una serie de videos con los vuelos de los drones sobrevolando la residencia.

   Bolivia y México mantienen una constante tensión diplomática desde que el expresidente Evo Morales fue acogido en el país norteamericano tras renunciar al poder el pasado noviembre y denunciar un golpe de Estado.

Al respecto, el expresidente Morales tuiteó: “El Gobierno de facto de Áñez, Camacho y Mesa no tiene ninguna autoridad ni moral para hablar de soberanía, cuando en este momento Bolivia está gobernada por EEUU. No respetan el derecho internacional que protege a todas las misiones diplomáticas acreditadas en el país”.

Los Tiempos


 

Más notas sobre el tema