Paraguay: mujeres indígenas reclaman al Estado más políticas públicas

Mujeres indígenas reclaman más políticas públicas al Estado

Trabajo, acceso a sanidad y medicina, educación y becas para los jóvenes, y garantía de tierras fueron algunas de las exigencias planteadas tras la celebración del II Encuentro Nacional de Mujeres Indígenas del Paraguay.

A través de conversatorios y debates en la ciudad de Luque (Gran Asunción), las más de 110 asistentes intercambiaron y analizaron los problemas de sus comunidades, con presencia de 15 pueblos indígenas, para trazar una hoja de ruta común para mejorar sus condiciones de vida.

En esos encuentros, organizados por la articulación Mujeres Indígenas de Paraguay (MYPY), las asistentes se encontraron con problemas comunes como “la persistencia de la extrema pobreza”, “la falta de acceso a un sistema de agua potable” o una “deuda histórica en materia de salud y educación”.

A eso añadieron otras complicaciones, como el aumento de los casos de abuso sexual y drogadicción, el embarazo adolescente, la violencia intrafamiliar o los escasos espacios de poder con los que cuentan las mujeres indígenas, “con apenas 6% de cacicas y lideresas”.

Ante esa realidad, las mujeres indígenas demandaron al Gobierno que mejore los servicios y las infraestructuras en estas comunidades, y que canalice y atienda los pedidos que hacen ante el Instituto Paraguayo del Indígena (Indi) y el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert).

En cuanto a la cuestión del territorio, una de las principales preocupaciones de los pueblos indígenas, solicitaron el “aseguramiento de tierras y transferencia de títulos”, para evitar el alquiler de esos lugares, así como “proyectos de vivienda digna”, que sirvan para potenciar el trabajo y la artesanía local.

Las mujeres reivindicaron también “centros de salud para niños y jóvenes”, así como capacitación para ellas mismas sobre las leyes que atañen a sus comunidades.

En resumen, demandaron “un trabajo mancomunado entre todas las instituciones del Estado para desarrollar las políticas públicas que necesitamos”.

No obstante, las mujeres de este encuentro también expresaron en este manifiesto una lista de compromisos por su parte, como la lucha por una mejor calidad de vida para sus descendientes, la defensa y el mantenimiento de la cultura de los pueblos originarios y la denuncia de las situaciones de injusticia.

Esta fue la segunda ocasión en que las mujeres indígenas se reunieron en este Encuentro, cinco años después de la realización del primer evento, en el que también redactaron un documento con peticiones al Estado, de las que un lustro después dicen no haber visto resultados.

La población indígena de Paraguay asciende a unas 120.000 personas, el 76% de las cuales vive en situación de pobreza extrema y de marginación, debido principalmente a la apropiación indebida de sus tierras, según datos oficiales.

Última Hora


Comunidad indígena de Canindeyú denuncian atropellos y quema de viviendas

El dirigente indígena de la comunidad de Vera Ro, Eliodoro Martínez, denunció que desde hace varios meses vienen sufriendo atropellos por parte de quienes dicen ser los supuestos propietarios de la tierra en donde habitan. Martínez señaló que estas personas no cuentan con ninguna orden de alguna institución que avale lo que dicen.

Igualmente, indicó que algunos de los supuestos dueños hasta les ofrecieron dinero a cambio de que salgan del lugar. “Lo que más nos duele es que las instituciones no nos hacen caso, en cambio si eran ellos los que presentaban la denuncia, rápidamente les harían caso”, expresó el dirigente.

Marcial Gómez, secretario general adjunto de la Federación Nacional Campesina (FNC), expresó su preocupación por el atropello en la zona. “Este martes pasado atropellaron un grupo de civiles armados con armas largas, quemaron cinco viviendas, como también los alimentos con los que contaban”, señaló.

Gómez explicó que con estos atropellos buscan que los indígenas abandonen las tierras, las cuales suman aproximadamente 12.000 hectáreas, que se encuentran registradas a nombre del Instituto Paraguayo del Indígena (Indi)

También puede leer: Indi denuncia a la Fiscalía compra irregular de tierras para indígenas

Además, recalcó que los civiles se encuentran acampando en el lugar y que siguen amedrentando a toda la comunidad Vera Ro. “Vinimos a sentar nuestra posición porque estamos obligados a defendernos y eso puedo agravar la situación”, expresó Gómez.

Reunión con autoridades

Los dirigentes indígenas de la comunidad se reunieron este jueves con el viceministro de Asuntos Políticos, Juan Villalba, quien indicó que ya se comunicaron con la Policía Nacional de la zona de Canindeyú, para que realice una inspección de lo que está ocurriendo en la comunidad.

Además, señaló que trabajarán en conjunto con las autoridades del Indi para llevar a cabo las acciones judiciales pertinentes sobre el caso.

Agregó que, de comprobarse los hechos, en coordinación con el Indi realizarán las gestiones pertinentes para garantizar el derecho a la propiedad y la seguridad de la comunidad indígena. Añadió que podría ser la primera vez que se realice un desalojo a favor del asentamiento de un pueblo originario.

Última Hora


VOLVER