Presidenta de facto de Bolivia no asistirá a la cumbre presidencial del Mercosur

La presidente de Bolivia no asistirá a la cumbre brasileña del Mercosur, va la canciller Longaric

La presidenta en transición Jeanine Áñez no participará de la cumbre que el Mercosur celebrará la próxima semana en Brasil, informó este viernes a la AFP la ministra de Relaciones Exteriores, Karen Longaric.

«Voy a asistir yo, iré con el equipo técnico correspondiente de la Cancillería», respondió, aunque no precisó las razones por las que Áñez no concurrirá a la cita a la que fue invitada por el gobierno de Jair Bolsonaro.

La cumbre semestral del Mercosur arrancará el martes, con reuniones de técnicos y luego de cancilleres, en la ciudad brasileña de Bento Gonçalves. La cita de mandatarios está prevista para el jueves 5.

Bolivia está en un proceso de adhesión al bloque regional que está integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay como miembros plenos.

La ministra Longaric admitió en declaraciones a la AFP que la relación bilateral con Brasil «estaba bastante venida a menos, bastante devaluada», durante la gestión del renunciado presidente Evo Morales por sus discrepancias ideológicas con Bolsonaro.

No obstante, «es del interés de Bolivia el estrechar los lazos, activar la cooperación internacional», señaló.

Brasil es el principal mercado internacional para el gas natural brasileño con un volumen de entre 23 y 25 millones de metros cúbicos diarios.

Eju


Lacalle Pou llama a fortalecer el Mercosur y denunciar a “dictadores”

“En el Mercosur vamos a tener la mejor de las relaciones con el presidente argentino, con el presidente brasileño, con el presidente paraguayo para levantar a la región”, prometió Lacalle Pou, de 46 años, en un acto de festejo de su triunfo en el balotaje electoral del domingo ante el oficialista Frente Amplio (izquierda).

El exsenador del centroderechista Partido Nacional venció con el 48,8% de los votos a su rival Daniel Martínez, que obtuvo 47,3%, terminado este sábado el escrutinio secundario habitual por parte de la Corte Electoral, que en esta elección fue determinante por la exigua diferencia de unos 35.000 votos entre los dos aspirantes a la Presidencia.

Ante decenas de miles de personas reunidas frente al Río de la Plata, en la zona sur de Montevideo, Lacalle Pou envió un mensaje hacia otros gobiernos latinoamericanos.

“Necesitamos una región fuerte con buenos gobiernos y que se lleven bien entre ellos”, dijo quien asumirá el 1° de marzo un mandato de cinco años. El líder de una coalición de cinco partidos que van desde la derecha hasta la izquierda socialdemócrata lanzó una dura crítica al manejo de la política exterior por parte del Frente Amplio.

“No importa el partido, no importa la ideología. Si nos guiamos por la ideología en las relaciones exteriores no estamos representando a todo el país. Y el interés nuestro es de todos y cada uno de los uruguayos”, sostuvo.

“Está claro que en las relaciones exteriores (…) no nos vamos a hacer sentir vergüenza. Está claro lo que vamos a hacer: a los dictadores les vamos a decir dictadores, no le vamos a buscar la vuelta”, enfatizó el presidente electo, que durante la campaña dijo que es una “vergüenza nacional” la posición del actual gobierno uruguayo sobre Venezuela.

Entre los asistentes se distinguieron varias banderas de Venezuela. En la multitud sobresalieron principalmente las enseñas de los partidos que formaron la alianza electoral que llevó a Lacalle Pou al poder luego de 15 años de gobiernos del izquierdista Frente Amplio. Pero aparecieron también varias banderas del partido en el gobierno, un gesto que el futuro presidente aplaudió desde el escenario.

Instituto de Estrategia


VOLVER