Seguirán las marchas tras la falta de acuerdo con el gobierno

63

Segundo diálogo directo entre Gobierno y Comité del paro termina sin acuerdo

En medio de una relativa calma en las principales ciudades del país, un día después de las nutridas manifestaciones de la tercera jornada del “paro nacional” convocado contra las políticas económicas del presidente Iván Duque, voceros del Gobierno y del Comité Nacional del Paro adelantaron una segunda reunión directa que terminó sin acuerdos.

La principal tarea que surgió tras el encuentro entre los representantes del Gobierno y los voceros de las marchas fue conocer a profundidad los trece puntos del pliego de peticiones que hizo el Comité Nacional al presidente Iván Duque, hace algunos días.

El consejero presidencia Diego Molano, delegado por Duque como moderador para adelantar estos acercamientos, pidió ampliar cada uno de los temas para abordar directamente las problemáticas con los ministros encargados de los temas.

“Le hemos planteado al Comité del Paro la importancia de que tengamos una mesa de conversación para discutir a profundidad esos trece ejes temáticos, por las implicaciones que tienen para el país y para el Gobierno Nacional”, indicó Molano.

Agregó que “es fundamental que se conozca a fondo cuál es la estructura y qué es lo que se está requiriendo en cada uno de ellos”.

Agregó que, por eso, es importante denominar esta mesa de exploración para poder conocer qué se discute y cuáles son los alcances y los mecanismos para llegar a algunos resultados en este diálogo.

“Les manifestamos la importancia de entrar a discutir cada uno de ellos para saber qué entidad del Gobierno debe verse involucrada (…) ellos nos han pedido hasta el próximo martes para entregar un documento a profundidad con cada uno de estos ejes de modo que este Gobierno pueda responder ante ellos”, subrayó.

El representante del Gobierno también anunció que, tras esta petición, se acordó una tercera reunión para el próximo miércoles 10 de diciembre a las dos de la tarde, cuando ya se logre analizar el documento de profundidad.

Siguen las marchas

A su turno, el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Diógenes Orjuela, dijo que se mantiene la diferencia con el Gobierno tras esta reunión que calificó como un retroceso.

“Se mantiene la diferencia con el Gobierno en el carácter de la mesa. Hay un retroceso que ha planteado que se llame una mesa exploratoria y nosotros persistimos que es una mesa de negociación entre el Gobierno Nacional y el Comité Nacional de Paro, alrededor de los trece ejes planteados”, destacó.

El líder sindical manifestó, además, que rechazan la forma como el ejecutivo está manejando estos temas de la agenda sin el respectivo diálogo.

“Le hemos dejado claro al Gobierno el rechazo al hecho de que temas que están en la agenda del comité del paro se hayan tramitado sin haber estado en discusión con la mesa, entre ellos el decreto del holding financiero y la reforma tributaria”, sostuvo.

Orjuela exigió garantías en las manifestaciones debido a las agresiones que se han presentado.

“Le cumplimos al país totalmente con organizar, desarrollar y culminar las movilizaciones en forma absolutamente pacífica, colorida y animada y en muchos sitios se respondió con agresiones contra la gente que estaba en la movilización”, denunció.

El directivo sindical advirtió que se alistan para este fin de semana nuevas manifestaciones como un concierto en Bogotá.

Advirtió que el lunes se adelantará un plantón en el sitio de reunión de la mesa de concertación de políticas salariales como parte del apoyo a la propuesta del salario mínimo que presentarán las centrales obreras.

Dijo, además, que en el día del debate al proyecto de la reforma tributaria en el Congreso de la República se adelantará una toma de Bogotá, para rechazar esta política del Gobierno Nacional.

RCN Radio


Fuerza pública impidió la participación de comunidad en asamblea del Paro Nacional

Congreso de los Pueblos denunció que en la noche del pasado miércoles 4 de diciembre, la Policía retuvo a más de 300 personas que se desplazaban desde Segovia (Antioquia) hacía La Lizama (Santander), para adelantar la asamblea local de la región del Magdalena Medio, en el marco del Paro Nacional. La Policía retuvo a los campesinos en Vegachi aduciendo que paramilitares se tomarían la vía que conduce de Limón a Maceo para atacarlos, y posteriormente, uniformados de la SIJIN, ESMAD, Policía y Ejército llegaron para hostigarlos, y advertirles que no los dejarían llegar a su destino.

Un camino lleno de trampas para impedir una asamblea popular

Según Erika Prieto, integrante de Congreso de los Pueblos, los 300 campesinos que salían de Segovia en 7 buses, se dirigían a La Lizama, lugar histórico de movilización en la región del Magdalena Medio, para realizar una asamblea local en el marco del Paro Nacional. Recién abandonaron Segovia, la Policía los detuvo para revisar la documentación y los buses en los que se desplazaban, pero los dejaron continuar en vista de que todo estaba en regla.

Una vez pasaron el puente de Vegachí, Prieto afirmó que personal de Policía y Ejército los detuvo, con el argumento de que había paramilitares sobre la vía y que ellos creían que pusieron un elemento explosivo para atacar a los campesinos. No obstante, sobre las 11 de la noche, se percataron que la vía estaba abierta y había paso para todo tipo de vehículos, entonces, «se dan cuenta que era mentira, pero también, una amenaza soterrada contra la vida de los manifestantes, porque cualquier cosa que pasara, dirían que fue culpa del dichoso grupo paramilitar».

Así, los campesinos deciden seguir su camino y sobre las 2 de la mañana, después de pasar por Maceo, uniformados le indican al primer bus que no puede continuar porque hay un problema con sus papeles, los mismos que habían sido revisados en Segovia. El vehículo regresa hasta Maceo para verificar junto a los demás conductores sus papeles, y deciden continuar el camino, pero cerca de 40 minutos después, «son detenidos por el ESMAD, la Sijín, la Policía y el Ejército, y el coronel Andrade de la Policía les dice que lo graben y hagan lo que quieran porque él no los va a dejar pasar».

Desde la madrugada hasta cerca de las 9 de la mañana, según la denuncia, los uniformados hostigaron a los más de 300 campesinos con amenazas de lanzarles bombas lacrimógenas, y manteniendo el armamento empuñado y sin seguro. Prieto afirmó que sobre las 6:30 am también adelantaron una requisa al vehículo, tras la que tampoco los dejaron arrancar, y les dijeron que «la vía está cerrada solo para ellos». (Le puede interesar: «La defensa de la vida, un punto central del Paro Nacional»)

La integrante del Congreso de los Pueblos sostuvo que el coronel del Ejército de apellido Salinas les permitió continuar su camino, pero por el temor a la situación vivida por los 300 campesinos, muchas de las personas que salían del otro lado del Río Magdalena no acudieron a la Asamblea en La Lizama. De esta forma, también se puede ver afectada la participación que estaba planteada realizar en el marco de la asamblea del paro que se desarrollará en Bogotá los días 6 y 7 de diciembre.

Contagio Radio


FARC: Gobierno colombiano sigue incumpliendo el Acuerdo de Paz

El partido colombiano Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) señaló este jueves que siguen los incumplimientos del Gobierno de Colombia al Acuerdo de Paz.

De acuerdo a un comunicado publicado en su cuenta en Twitter, los funcionarios gubernamentales designados no asisten y entorpecen las reuniones de verificación sobre el estado de la implementación de los acuerdos.

El comunicado fue emitido poco después de que el Alto Comisionado colombiano para los acuerdos de paz notificara su ausencia, con menos de 24 horas de antelación por un mensaje de WhatsApp, a la sesión programada debido a un “asunto” en el Cauca.

Igualmente, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, les notificó que debía atender la mesa de conversación, por lo que consultó si la FARC estaría de acuerdo con realizar la sesión únicamente con el consejero, Emilio Archila.

“En anteriores ocasiones para evitar una mayor discontinuidad en el trabajo de la Csivi (Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación de La Implementación del Acuerdo), accedimos a realizar reuniones de la instancia con la presencia de un alto funcionario gubernamental. Pero la excepcionalidad no se puede convertir en práctica y regla”, expresaron en el comunicado al negarse a aceptar la solicitud.

Asimismo, señalaron que la situación es una falta de compromiso serio, por parte de la representación gubernamental de Colombia, con la implementación de los acuerdos de paz.

“Observamos con preocupación la falta de regularidad y periodicidad en el trabajo de la Comisión, la cual debería ser la columna vertebral del seguimiento e impulso al Acuerdo Final de Paz”, remarcó el texto.

A tres años de la firma del Acuerdo de Paz en 2016, los colombianos exigen desde las calles el cumplimiento integral de lo pactado por el Gobierno de Colombia y la FARC.

Telesur


VOLVER
Más notas sobre el tema