Tabaré Vázquez envía dos proyectos a Luis Lacalle Pou considerados “de urgente consideración”

337

Los proyectos que Vázquez le propuso a Lacalle Pou

Uno de ellos se refiere a la construcción de una represa en el arroyo Casupá (centro-sur de Uruguay) y el tratamiento de los lodos residuales en el río Santa Lucía, del que es afluente el mencionado arroyo, lo que supondría una inversión de 150 millones de dólares, entre ambos aspectos.

El mandatario explicó que, durante su mandato, se invirtieron 32 millones de dólares “para mejorar la situación de la industria” que causaba contaminación en dicho río.

El otro alude al Fondo Nacional de Recursos (FNR) que el mandatario denominó “herramienta solidaria”.

“Hay que entender que esta herramienta es muy necesaria para atender patologías que pueden ser definitivamente curadas con procedimientos que a veces son caros y que el sistema de salud o el propio enfermo no puede pagar”, comentó Vázquez.

No obstante, el presidente alegó que una alta demanda de estos tratamientos conllevaría problemas de financiación y, por ello, el proyecto de ley propone que “no van a ser contempladas” ciertos medicamentos o vacunas.

Estos serán los que “no se encuentren en los programas integrales de salud o en el catálogo de prestaciones o aprobados por Salud Pública”, y que hoy los pacientes reclaman al FNR por vía judicial.

Vázquez confirmó que estos proyectos de ley fueron presentados al presidente electo, quien respondió “que los iba a estudiar” y no confirmó si serían incluidos en la Ley de Urgente Consideración que estudia presentar cuando comience su mandato.

Tabaré Vázquez, primer presidente de izquierda de Uruguay, que ganó en 2004 sus primeras elecciones para el mandato 2005-2010, explicó que la transición entre gobiernos se está “cumpliendo en la normalidad, como se esperaba que pudiera suceder”.

Cien180henta


Lacalle Pou aseguró que estudiará “detenidamente” propuestas de Vázquez

El presidente electo Luis Lacalle Pou le contestó en la tarde de este lunes al mandatario en funciones Tabaré Vázquez luego de que en la mañana el frenteamplista anunciara que le había enviado dos proyectos de Ley para mejorar el acceso a los medicamentos de alto precio y la calidad de las aguas de la cuenca del río Santa Lucía.

“Recibimos con gusto el planteo del presidente Tabaré Vázquez. Como lo hicimos cada 2 de marzo durante estos años, valoramos el aporte de los distintos partidos políticos y dirigentes. Cada tema será estudiado detenidamente. Lo presentado refiere a dos temas bien importantes”, señaló Lacalle Pou a través de su cuenta de Twitter.

En una conferencia de prensa realizada este lunes en la residencia de Suárez y Reyes, Vázquez propuso una ley para que los medicamentos o vacunas que no estén cubiertos por el Fondo Nacional de Recursos “no sean contemplados porque no se justifican” desde el punto de vista médico.

El presidente también presentó iniciativas para el tratamiento de los lodos residuales para mejorar la calidad del agua de la cuenca del río Santa Lucía y la construcción de una nueva represa en el arroyo Casupá. El proyecto podría ser financiado con dinero de Rentas Generales. Según dijo, esta es “una contribución para adelantar trabajos y para que sobre bases científicas el gobierno electo pueda resolver las acciones que llevar adelante”.

También sugirió que estas medidas fueran incluidas en el proyecto de ley de urgente consideración que Lacalle Pou remitirá al Parlamento cuando asuma.

El costo aproximado de ambas iniciativas es de US$ 150 millones. Según el presidente, son “de fundamental importancia para mejorar la contaminación del río”.

“Ante una claudicación de la represa de Santa Lucía es necesario que el país tenga una reserva para atender las necesidades de agua que tiene 60% de la población”, aseguró al referirse a la represa en el arroyo Casupá, que será un aporte para el abastecimiento de la gente que vive en Montevideo, Canelones y el área metropolitana.

El Observador


Vázquez sobre su salud: “Me siento bien, con fuerzas y con ganas de seguir adelante”

El presidente Tabaré Vázquez realizó una conferencia de prensa en Suárez y Reyes y habló sobre su estado de salud, luego del último informe en el que se afirmó que actualmente “no presenta evidencia actual de enfermedad”.

“Me siento bien, con fuerzas y con ganas de seguir adelante”, indicó el mandatario luego de recordar que los aspectos técnicos con respecto a su salud solo pueden ser dados por su médico tratante.

El presidente explicó sin embargo que tiene “algunos problemas vinculados al tratamiento” y ejemplificó: “De repente usted toma una aspirina y le viene gastritis”, dijo y agregó que “los tratamientos médicos en general no son gratuitos”.

“Consideren que yo soy el enfermo. Si quieren tener información de cuál es la situación del enfermo hablen con mis médicos tratantes. La última (información) ya fue publicada”, agregó.

Al finalizar la conferencia Vázquez envió un saludo de Navidad a la población así como un buen año 2020. “Que se transmita desde el gobierno a la población los mejores deseos a todas las uruguayas y los uruguayos”, indicó.

El País


El Frente Amplio admitió que “tal vez” no fue buen “intérprete” de las demandas de la sociedad

El sábado, en La Huella de Seregni, se realizó el Plenario del Frente Amplio (FA) en el que se inició un análisis sobre el resultado del proceso electoral que llevó a que el FA perdiera el gobierno nacional. Fruto de la reunión, que duró más de seis horas, surgieron dos documentos: una declaración en que la fuerza de izquierda dice que “tal vez” no fueron buenos “intérpretes ni canalizadores de las nuevas demandas que emergieron en el seno de la sociedad”, y una resolución que fija un cronograma para esta etapa de análisis.

A pesar de que en la declaración se mencionan los logros de los 15 años de gobierno del FA, también se asegura que “no todo ha sido perfecto”: “Hemos cometido errores y estos deben ser asumidos […] Enfrentamos desafíos éticos que supimos superar, aunque no siempre con la prontitud que las situaciones ameritaban”.

Sobre su papel como futuro partido de oposición, el FA dice que ejercerá “un fuerte control de la agenda política y de resguardo de los derechos conquistados”. Además, se señala que el “primer desafío político trascendental” son las próximas elecciones departamentales y municipales de mayo de 2020.

Con relación al futuro gobierno encabezado por Luis Lacalle Pou (Partido Nacional), la declaración del FA dice que “esta nueva coalición gobernante representa en nuestra visión una opción por el país de los privilegios para sectores que pretender recapturar la renta, ajenos completamente a los intereses de las grandes mayorías […] Un modelo de país que corta por el hilo más fino en los momentos de crisis”.

Sobre la conformación del nuevo gabinete, el FA no sólo asegura que “representa los intereses de los sectores del agronegocio” y expresa “el pensamiento cívico-militar de la vieja doctrina de la seguridad nacional”, sino que tiene una “marcada desigualdad de género que desconoce completamente el aporte de las mujeres y niega su derecho a ser parte de los procesos de decisión”.

Mujica, el feminismo y las críticas

Desde la semana pasada, tras las declaraciones del ex presidente y senador electo José Mujica al semanario Voces, el movimiento feminista fue motivo de discordia dentro del FA.

Mujica había asegurado que la agenda de derechos es una “expresión de la estupidez humana”. “Con su culo cada cual que haga lo que quiera, mientras no joda a otro. Existió toda la vida. Es más reaccionario el mundo moderno que el antiguo”, expresó el ex presidente. También criticó el feminismo. Dijo que es “bastante inútil”, porque el “machismo es un hecho” y la equiparación de derechos es “inobjetable”. “Pero la estridencia también termina jodiendo a la causa de la mujer, porque crea una antípoda quejosa. Excita lo reaccionario de la propia sociedad, que está ahí. Ahí te salen los [Guido] Manini Ríos y los otros”, sostuvo.

Según explicó el presidente del FA, Javier Miranda, en el Plenario hubo una mención de algunas personas que se sintieron “tocadas” por esas declaraciones. Uno de ellos fue Alberto Couriel (Casa Grande). El ex senador dijo a la diaria que su intervención tuvo la finalidad de resaltar la necesidad de “unidad” y “fraternidad”. “Mujica es un político de primerísimo nivel. El FA y Uruguay le deben mucho, porque tiene una trayectoria y un reconocimiento internacional excepcional, pero como todo ser humano comete errores y se equivoca. A veces esos errores juegan sobre la unidad y la fraternidad”, dijo.

Para el ex senador, lo más grave fueron los dichos de Mujica sobre la actual senadora Constanza Moreira, líder de Casa Grande. En la entrevista, el ex presidente dijo que es “burra” y que “nunca entendió nada”. Para Couriel estas palabras son “inaceptables”. “Constanza [Moreira] es una figura de altísimo nivel intelectual, de enormes antecedentes y reconocimientos en toda América Latina”, dijo. Couriel también sostuvo que, si bien leyes como la del matrimonio igualitario o la interrupción voluntaria del embarazo fueron aprobadas durante el gobierno de Mujica (2010-2015), fueron “aportes de fuera del FA, de movimientos sociales”.

Otros dirigentes que se manifestaron a favor de Moreira fueron Óscar Andrade (Partido Comunista) y Liliam Kechichian (Alianza Progresista). A través de Twitter, Andrade expresó: “Constanza no fue la que promovió a Almagro, ni fue a visitar a [Miguel] Dalmao, no recibió a las Damas de Blanco, ni impulsó a Manini; si la autocrítica fuera un cuchillo, todos lo agarran por el lado del mango, y a veces con los años es peor, mucho peor. Mi solidaridad con la compañera”. Kechichian, en la misma red social, escribió un hilo que terminaba con la frase: “Así no compañero Pepe!!!! Entre compañeros, mucho debate de ideas también mucho respeto y fraternidad”. También Marea Frenteamplista, el sector encabezado por el senador electo Mario Bergara, respaldó a Moreira ante los dichos de Mujica.

Sin apuro

Miranda dijo el sábado en conferencia de prensa que las razones que llevaron al FA a perder las elecciones “son muchas” y hay que “analizarlas todas seriamente”. El presidente del FA se negó a dar una opinión personal y aseguró que no hay “un especial apuro” para llegar a una definición.

Con relación a las elecciones departamentales en Montevideo y a la posible candidatura del ex intendente y candidato a la presidencia Daniel Martínez, dijo que el FA tiene un mecanismo para esa definición que pasa por los Plenarios y los organismos deliberativos departamentales. “En el caso de Montevideo, anoche el Plenario estuvo reunido, entró en un cuarto intermedio y sigue deliberando”.

Sobre los primeros pasos del gobierno electo, aseguró que lo que genera “molestia” en el FA “es la actitud de cuestionamiento a la transición”. “Es una mala cosa hablar de números maquillados, es prematuro, además de no ser cierto. Queremos una transición transparente. Este es un gobierno serio”.

Por su parte, la ex candidata a la vicepresidencia por el FA, Graciela Villar, dijo a Radio Uruguay que es necesario que el FA se “despegue” de su “matriz metropolitana” para “tener una visión a lo largo de todo el país”. “Hay un reclamo de los compañeros de trabajar más en profundidad en lo departamental, sobre todo del río Negro hacia el norte”, dijo.

Cronograma

El FA, en la resolución del cronograma, definió varias fechas: hasta el 15 de junio se recibirán aportes por escrito de los sectores y las bases; en agosto se convocará a un nuevo Plenario Nacional para realizar la evaluación del proceso y se discutirá la convocatoria y el posible adelanto de elecciones internas del FA; y en octubre habrá otro Plenario que tratará un documento que hará la Mesa Política con los aportes hechos por escrito.

La Diaria


VOLVER
Más notas sobre el tema