Uruguay: Tabaré Vázquez declaró la emergencia nacional por violencia de género

653

Tabaré Vázquez declaró el estado de emergencia nacional por violencia de género

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, declaró este lunes el estado de emergencia nacional por violencia de género.

Esto implica la aplicación de medidas concretas para incidir en esta grave situación.

Entre otros aspectos, se ampliará el programa de tobilleras electrónicas mediante la adquisición de 200 unidades más, lo que incrementa el stock a 1.200 tobilleras para todo el país.

El prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, confirmó a la Secretaría de Comunicación de Presidencia que “Vázquez dictó una resolución presidencial en Consejo de Ministros que declara el estado de emergencia nacional en materia de violencia basada en género”.

“Se venía trabajando en un plan y analizando la declaración desde antes de los lamentables femicidios de estos días”, aseguró Roballo.

El prosecretario manifestó que “todo este trabajo es en el marco de la aplicación de la llamada Ley Integral de Género, con la que se ha avanzado mucho, pero requiere un despliegue permanente de todo su campo de acción”.

Roballo resaltó la necesidad de insistir en el planteo de la transformación cultural profunda, “en donde el Estado, las organizaciones sociales, pero además, todos y cada uno de los integrantes de la comunidad, particularmente los varones, tenemos la obligación de revisar las conductas cotidianas, la forma de valorar o desvalorizar, en la manera de expresar las emociones y los afectos”.

La declaración firmada este lunes por el máximo mandatario señala que el Estado tiene responsabilidad en la “prevención, investigación y sanción de la violencia basada en género, así como la protección, atención y reparación”.

Sin embargo, la declaración señala que, a pesar de los avances logrados en materia de prevención en los últimos años con leyes y nuevas oficinas, “la situación actual amerita la declaración de emergencia nacional y la implementación de medidas”.

Así las cosas, se anunció la presentación del Plan de Emergencia Nacional por una Vida Libre de Violencia de Género al gobierno electo que asume el 1º de marzo.

Además, se anunciaron reuniones entre Presidencia, la Suprema Corte de Justicia y la Fiscalía General de la Nación “con el objetivo de fortalecer las necesarias coordinaciones para dotar de mayor eficiencia al proceso de acceso a la Justicia para la protección de las mujeres, niñas, niños y adolescentes”.

Entre otras cosas, también se decidió “implementar un programa de intervención en cárceles para varones que ejercen violencia de género”.

resolución by Montevideo Portal on Scribd

Montevideo Portal


Vázquez decretó emergencia nacional por violencia de género

El presidente Tabaré Vázquez decretó emergencia nacional en violencia de género debido a la “conmoción causada por los recientes actos de violencia” contra las mujeres.

En la resolución presidencial firmada este lunes se reconoce que las respuestas del Estado “han resultado insuficientes” ya que la violencia de género “continúa siendo muy alta en Uruguay”.

El prosecretario Juan Andrés Roballo, dijo al portal de Presidencia que se diseñó un plan para presentárselo al nuevo gobierno y “darle continuidad a esta política pública”.

Debido a la situación de emergencia, se presentaron medidas “de implementación inmediata”. Entre ellas, promover una reunión “de alto nivel” entre Presidencia, la Suprema Corte de Justicia y Fiscalía General de la Nación para “fortalecer las necesarias coordinaciones para dotar de mayor eficiencia al proceso de acceso a la Justicia”.

Además, se ampliará el uso de tobilleras electrónicas mediante la adquisición de 200 unidades más, que sumarán 1.200 en total.

Por otra parte, se organizarán cursos virtuales para el fomento “de masculinidades no violentas” y otro de prevención del abuso sexual en niños y adolescentes. A su vez, se implementará un programa de intervención en cárceles para hombres que ejercen violencia de género.

También se presentó el Plan Nacional de Emergencia por una Vida Libre de Violencia de Género, con acciones a nivel educativo y de cambios culturales, atención integral para niños y mujeres así como a hombres agresores, protección a las víctimas, acceso a la justicia y rutas de salida cuando “se conjugan factores de vulneraciones múltiples” como la pobreza, la discapacidad, la etnia o raza y la identidad de género.

Roballo dijo que con la ley integral de género “se ha avanzado mucho, pero requiere un despliegue permanente de todo su campo de acción”. Asimismo, resaltó la necesidad de insistir en el planteo de la transformación cultural profunda, “en donde el Estado, las organizaciones sociales, pero además, todos y cada uno de los integrantes de la comunidad, particularmente los varones, tenemos la obligación de revisar las conductas cotidianas, la forma de valorar o desvalorizar, en la manera de expresar las emociones y los afectos”.

Reclamo

La declaración de emergencia nacional era un reclamo de largo tiempo de los colectivos feministas, dada la cantidad de muertes de mujeres por violencia de género. En la última marcha por Día Internacional de Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres, el pasado 25 de noviembre, se leyó una proclama en la que se exigió que se declarara la emergencia nacional, así como que se aumentara la respuesta en cuanto a refugios y casas de breve estadía. También se pidió aumentar la cantidad de tobilleras electrónicas.

La vicepresidenta electa Beatriz Argimón dijo en los últimos días, según recogió Subrayado, que “hace meses” el nuevo gobierno entendió que la violencia de género estaba en una situación de “emergencia”.

“Se ha trabajado mucho en estos temas pero hay algún viraje que llevar adelante que tiene que ver, precisamente, con detectar lo más precozmente las luces amarillas”, agregó.

En este sentido, se refirió a la ley integral de violencia de género y a los recursos necesarios para su cumplimiento. Argimón recordó que votó la ley en el Parlamento después de asegurarse que el Ejecutivo dispondría de las “partidas necesarias” para llevar adelante la normativa. “Se nos dijo que sí, pero eso no aconteció. Consultamos al Poder Judicial y no llegó ninguna partida. Por lo tanto, es un tema que debe ser prioritario”, subrayó.

Más denuncias

Según datos de la División Políticas de Género del Ministerio del Interior a los que accedió El Observador, en los últimos tres años se registró un aumento de denuncias referidas a situaciones de violencia doméstica. Medido en un período comprendido desde el 1º de enero al 15 diciembre, en 2017 se registraron 37.764 eventos, en 2018 hubo 37.913, y este año se efectuaron 38.044 denuncias, lo que significó un aumento del 0,3% cada año.

Respecto a los asesinatos, hasta el momento la cartera de seguridad lleva registrados 26 homicidios de mujeres ocurridos en contexto de violencia doméstica, de los cuales 22 fueron femicidios. Para que sean categorizados de esta forma, tienen que darse casos en los que la Justicia haya probado que la víctima sea una mujer que murió por “motivos de odio, desprecio o menos precio, (o) por su condición de tal”, y que además –de acuerdo al Código Penal– se cumplan otras características, como que hubiera entre ambos “algún incidente de violencia física, psicológica, sexual económica o de otro tipo” o que ella se hubiera negado a tener una relación sexual, entre otros.

Los asesinatos con agresores que eran parejas o exparejas disminuyeron en los últimos tres años. En 2017, de acuerdo a la información proporcionada, hubo 23 homicidios de este tipo –los cuales no necesariamente fueron femicidios–; el mismo número se mantuvo un año después, y este año –medido el mismo período de enero a diciembre– hubo 18 casos.

El Observador


VOLVER
Más notas sobre el tema