Alberto Fernández se reunirá con presidentes de Italia, España y Francia para renegociar la deuda

Alberto F. se reúne con Putin y el acordó encuentro con Macron en Francia

Por Gimena Fuertes

El presidente Alberto Fernández salió del país hacia su primera gira internacional con un objetivo en la cabeza: lograr el visto bueno a Argentina por parte de las autoridades de Israel, Italia, Francia y España en la negociación de la deuda. Fuentes oficiales confirmaron la reunión con el presidente francés Emmanuel Macron, que tendrá lugar el miércoles 5 de febrero. En tanto, este jueves está prevista la reunión con Vladimir Putin.

Fernández participó este miércoles en Jerusalén de la cena ofrecida por su par de Israel, Reuven Rivlin, en honor a los jefes de Estado asistentes al “75º Aniversario de la Liberación de Auschwitz – Birkenau” junto a sus pares de Francia, Emanuel Macron; de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, además de los reyes de Holanda y de España, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y una treintena de jefes de Estado. En nombre de los Jefes de Estado presentes, habló el Rey Felipe de España.

Como primer saldo positivo, desde el gobierno destacan la confirmación del encuentro bilateral que tendrá este viernes con el primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu, -aliado a Donald Trump, presidente del país que más peso tiene dentro del FMI. También está confirmada para este jueves la reunión con Vladimir Putin, que fue gestada por Cristina Fernández.

La semana siguiente, Alberto F. viajará a Italia el viernes 31 donde se entrevistará con el Papa Francisco. De allí, luego de un fin de semana sin actividad oficial, Fernández se encontrará el lunes 2 de febrero con el presidente italiano Sergio Mattarella y el primer ministro Giussepe Conte. El próximo paso será España donde se reunirá el martes con el presidente Pedro Sánchez. Y el miércoles se reunirá con Macron en París.

...
(Foto: Presidencia)

 

El presidente argentino será claro en cada conversación que mantenga con estos tres presidentes europeos: se necesita renegociar los términos de la deuda para poder dar espacio al crecimiento económico y así poder pagar. Mientras tanto, en Argentina, el proyecto de “restauración de la sostenibilidad de la deuda” ya ingresó en Diputados y se espera que se obtenga la media sanción el jueves 30, para que luego pase al Senado.

La comitiva que acompaña al presidente es acotada. Apenas su pareja Fabiola Yánez, el canciller Felipe Solá y el secretario de comunicación Juan Pablo Biondi por parte del gobierno nacional, y el gobernador Axel Kicillof en representación del estado provincial más grande del país, el cual también atraviesa negociaciones con los bonistas tras el endeudamiento que dejó María Eugenia Vidal.

Por lo pronto, los viajes seguirán concretándose a través de empresas de línea ya que el Tango 01 está fuera de servicio por falta de mantenimiento. Según pudo saber Tiempo, se espera llegar a algún tipo de acuerdo con la aerolínea de bandera para, en un futuro, realizar viajes oficiales.

Tiempo Argentino


Alberto Fernández participa de foro de líderes en Israel antes de reunirse con Putin

El presidente Alberto Fernández continúa con su agenda de actividades en Israel, entre las que se destacan una reunión bilateral con su par ruso, Vladimir Putin, y la participación en el Foro Internacional de Líderes en Conmemoración del Día Internacional de Recordación del Holocausto y la Lucha contra el Antisemitismo, en el que coincidirá con 40 líderes mundiales.

En el marco del foro, el Presidente conversó unos minutos con su par de Francia, Emmanuel Macron. Fernández llegó a Yad Vashem (Museo del Holocausto), donde transcurre el foro, acompañado de la primera dama Fabiola Yañez y el canciller Felipe Solá.

Antes del inicio del evento, Fernández mantuvo una breve conversación con su par francés en el marco de un cálido saludo en el auditorio central del museo.

El mandatario tiene previsto viajar a Francia el 5 de febrero para reunirse con Macron, en el marco de una gira que comenzará el 31 de enero en el Vaticano con un encuentro con el papa Francisco, seguirá en Italia el 3 de febrero con una reunión en Roma con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y el 4 de febrero con el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, en Madrid.

En el entorno del jefe de Estado analizaron al viaje como trascendental y con la mira puesta en la renegociación de la deuda, ya que Israel es uno de los mayores aliados de los Estados Unidos en el tablero mundial.

Fernández viajó junto a una comitiva de cinco personas: el secretario de Asuntos Estratégicos del Estado, Gustavo Béliz; la primera dama, Fabiola Yáñez; el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el diputado Eduardo Valdés; y el vocero presidencial y secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.

En tanto, emprenderá su regreso al país el próximo viernes y aterrizará en territorio argentino a primera hora del sábado 25 de enero.

El primer mandatario pasará apenas unos días en Buenos Aires ya que, la próxima semana, viajará al Vaticano para encontrarse con el Papa Francisco, el viernes 31 de enero, por lo que Cristina Fernández de Kirchner volverá a quedar a cargo de la Presidencia durante esos días.

Fernández tiene previsto partir hacia Roma el miércoles 29 de enero, 48 horas antes del encuentro privado que mantendrá con el papa Francisco en la Biblioteca del Palacio Apostólico, con vista al Patio de San Dámaso, el primero entre ellos desde que el Presidente asumió al frente de la Casa Rosada.

Luego continuará su gira por Europa con encuentros con sus pares de Italia, Sergio Mattarella; de España, Pedro Sánchez; y de Francia, Emmanuel Macron.

Ámbito Financiero


Guzmán no acepta condiciones del FMI: se descarta un acuerdo de facilidades extendidas

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró esta mañana que el Gobierno no va a aceptar condiciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para renegociar el acuerdo stand by que rige desde 2018.

Así respondió cuando El Cronista le consultó sobre el inicio de las conversaciones en Washington, Estados Unidos, y las propuestas clásicas del organismo internacional: reformas de largo plazo en el sistema previsional y en lo laboral.

“Lo nuestro es nuestro, lo diseñamos nosotros. Lo que hagamos lo hacemos porque así lo queremos nosotros”, dijo Guzmán sobre el proyecto de sostenibilidad de la deuda y el programa que presentarán ante el Fondo para renegociar el acuerdo por u$s 57.100 millones con la Argentina, de los cuales ya ingresaron al país u$s 44.000 millones.

El ministro se encargó de subrayar que la relación del Gobierno de Alberto Fernández con el FMI es “diferente a otras instancias de la historia argentina”.

“Este es un programa económico diseñado y ejecutado por nosotros. El programa que acordó el Gobierno anterior fue un estrepitoso fracaso”, agregó el ministro en el Microcine del Palacio de Hacienda.

De esta manera, Guzmán barrió con las especulaciones de algunos consultores y expertos en deuda pública, que preveían un reemplazo del acuerdo stand by por uno de facilidades extendidas (Extended Found Facility -EFF-, por su nombre y sigla en inglés).

El Papa podría mediar para que la Argentina consiga un mejor acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Un acuerdo EFF condiciona a los acreedores a reformas estructurales de largo plazo con monitoreos permanentes. Su uso se analizaba entre los economistas para suplantar al stand by, de corto plazo, que concentra los vencimientos en 2021, 2022 y 2023. Ahora, con los dichos de Guzmán, queda descartado de momento un EFF.

Las negociaciones con el FMI continuarán en las próximas semanas. De hecho, Guzmán viajará a Nueva York, Estados Unidos, para asistir el martes 28 a una reunión del Council of The Americas, y es probable -aunque no está confirmado- que visite Roma, Italia, unos días después.

En el Vaticano, podría encontrarse el miércoles 5 de febrero con la jefa del FMI, la búlgara Kristalina Georgieva; con el Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, y con el Papa Francisco.

En un seminario que organiza la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales (PACS) llamado “Nuevas Formas de Fraternidad Solidaria de Inclusión, Integración e Innovación”, el Papa podría mediar para que la Argentina consiga un mejor acuerdo con el Fondo.

Cronista


VOLVER