Argentina cerró el 2019 con la inflación más alta en 28 años y superó el 300% en la era Macri según analistas

En 2019 la inflación fue del 53,8%: la más alta en 28 años

La inflación fue del 3,7% en diciembre de 2019 respecto al mes anterior y acumuló una variación del 53,8 por ciento en los doce meses del año, informó el Indec a través de su Indice de Precios al Consumidor (IPC).

En 2019 el rubro más inflacionario fue el de los servicios de salud, con precios que ascendieron el 72,1%, largamente por encima del promedio anual. En segundo lugar, también muy lejos del promedio, quedaron los gastos en comunicación con aumentos del 63,9%, seguidos por el rubro Equipamiento y mantenimiento del hogar con el 63,7.

El cuarto lugar fue para uno de los protagonistas del año, los productos de Alimentos y bebidas, que se incrementaron el 56,8 por ciento, por delante de Bienes y servicios varios, que acumuló el año una suba del 55,9%, informó el ente estadístico oficial.

Por debajo del promedio quedó la indumentaria y el calzado, un conjunto que aumentó 51,9% en el año, Restaurantes y hoteles, con un incremento del 50,3 por ciento; y Bebidas alcohólicas y tabaco, con remarcaciones del 50,2%.

Finalmente, el Transporte subió 49,7% en el año; Recreaciones y cultura el 48,5%; Educación el 47,1 por ciento; y Vivienda, agua y electricidad 39,4 por ciento.

En diciembre la región con mayor inflación fue la patagónica, que registró aumentos del 4,2%. La segunda fue la región del Noreste con 4%.

En el Capital y Conurbano bonaerense los precios más altos de diciembre respecto a noviembre se vieron en el producto limón, que subió el 15,1%; galletitas de agua envasada, 10,4%; y asado, 9,8%.

También se destacó la lechuga, con un incremento mensual del 14,3%; y la naranja, que trepó 9,3 por ciento solo en un mes. Por otra parte hubo también fuertes aumentos en pañales descartables (6,5%); yerba mate (5,8%), batata (7,4%).

Pero también hubo caídas importantes en tomate redondo (-18,5% respecto a noviembre); cebolla (-15,4%) y banana (-10%) entre otras más modestas.

A un mes de la asunción

Diciembre de 2019 es el primer mes del gobierno de Alberto Fernández, si bien la gestión actual asumió a los diez días de comenzado el último capítulo del año.

La administración “albertista” puso la cuestión inflacionaria entre los primeros objetivos de su agenda. Con ese horizonte dedicó los primeros días de su gobierno al armado de varias mesas de negociación de políticas orientadas, por un lado, a combatir el déficit alimentario, y en simultáneo, a fijar precios de referencia para aquietar la volatilidad en las góndolas de los supermercados.

El programa Precios Cuidados, expresión de ese último acuerdo, está en las grandes cadenas desde el 7 de enero con una lista de 310 productos que plantean un objetivo oficial a futuro. Mientras se negoció ese acuerdo las empresas que tercian en la formación de precios retocaron muchas de sus marcas y artículos, fundamentalmente entre los que no se consideraron para el plan de precios consensuado.

La consultora Ecolatina informó que entre la primera quincena de enero e igual período de diciembre, el IPC GBA Ecolatina avanzó 3,2%.

En sintonía con el Indec “en la primera mitad del mes en curso, el rubro con mayor dinamismo fue Alimentos y bebidas, tras un significativo incremento en carnes, frutas y verduras. Como contrapartida, la caída en el precio de los medicamentos permitió que Salud muestre un retroceso en el período de referencia” señaló la fuente.

Ecolatina proyectó además una inflación del 3,4% en enero y del 40% para 2020.

Lorenzo Sigaut Gravina, economista de la entidad privada, analizó que “pese a la prevista desaceleración del Nivel General en enero, el IPC Núcleo sigue creciendo en torno al 4% mensual como viene sucediendo desde octubre de 2019”. Y agregó que considerando la continuidad del congelamiento de tarifas de Servicios Públicos y la demora en alcanzar un acuerdo de precios y salarios generalizado “esperamos que la inflación se desacelere lentamente en los primeros meses del año”.

Inflación porteña

La medición del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires arrojó en diciembre una inflación del 3,5% respecto a noviembre y del 50,6 por ciento interanual, impulsada por alimentos y bebidas (0,63%) en la comparación entra el onceavo mes; Salud (0,57%) y Vivienda y servicios (0,37%).

En la comparación con diciembre de 2018 lo que más subió en territorio porteño fueron los alimentos un 9,21% seguido por Vivienda y servicios (7,46%), Transporte (5,79) y Salud (5,32).

La inflación fue del 3,7% en diciembre de 2019 respecto al mes anterior y acumuló una variación del 53,8 por ciento en los doce meses del año, informó el Indec a través de su Indice de Precios al Consumidor (IPC).

En 2019 el rubro más inflacionario fue el de los servicios de salud, con precios que ascendieron el 72,1%, largamente por encima del promedio anual. En segundo lugar, también muy lejos del promedio, quedaron los gastos en comunicación con aumentos del 63,9%, seguidos por el rubro Equipamiento y mantenimiento del hogar con el 63,7.

El cuarto lugar fue para uno de los protagonistas del año, los productos de Alimentos y bebidas, que se incrementaron el 56,8 por ciento, por delante de Bienes y servicios varios, que acumuló el año una suba del 55,9%, informó el ente estadístico oficial.

Por debajo del promedio quedó la indumentaria y el calzado, un conjunto que aumentó 51,9% en el año, Restaurantes y hoteles, con un incremento del 50,3 por ciento; y Bebidas alcohólicas y tabaco, con remarcaciones del 50,2%.

Finalmente, el Transporte subió 49,7% en el año; Recreaciones y cultura el 48,5%; Educación el 47,1 por ciento; y Vivienda, agua y electricidad 39,4 por ciento.

En diciembre la región con mayor inflación fue la patagónica, que registró aumentos del 4,2%. La segunda fue la región del Noreste con 4%.

En el Capital y Conurbano bonaerense los precios más altos de diciembre respecto a noviembre se vieron en el producto limón, que subió el 15,1%; galletitas de agua envasada, 10,4%; y asado, 9,8%.

También se destacó la lechuga, con un incremento mensual del 14,3%; y la naranja, que trepó 9,3 por ciento solo en un mes. Por otra parte hubo también fuertes aumentos en pañales descartables (6,5%); yerba mate (5,8%), batata (7,4%).

Pero también hubo caídas importantes en tomate redondo (-18,5% respecto a noviembre); cebolla (-15,4%) y banana (-10%) entre otras más modestas.

Tiempo Argentino


Informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina, diciembre 2019

INDEC


Otro fracaso en la era Macri: la inflación promedió 40% anual y acumuló 300%

“La inflación es la demostración de tu incapacidad para gobernar”, así resumía el expresidente Mauricio Macri la problemática de la suba de precios durante la campaña de 2015 que finalmente lo catapultaría a la Casa Rosada. “En mi presidencia, la inflación no va a ser un tema”, sentenciaba. Pese al optimismo redundante, las cifras finalmente terminaron por demostrar la incapacidad de su gobierno, que culminó con un incremento acumulado superior al 300% y se ubicó ampliamente por encima del registrado por el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner.

Confiado luego de su victoria sobre Daniel Scioli en el balotaje de noviembre de 2015, Macri llegó el 10 de diciembre a Balcarce 50 y desde el primer día comenzó a aplicar el plan económico que meses atrás había delineado junto a sus asesores más cercanos. Por lógica, uno de los puntales más importante estaba enfocado en la reducción drástica de la inflación.

Cristina había culminado su segundo y último mandato presidencial con un promedió inflacionario del 28% anual, según cifras de la consultora privada ABECEB. El último año de su gobierno, el IPC de la Ciudad difundió una suba acumulada para 2015 de 26,9%. El macrismo se proponía reducirlo en cuatro años a un dígito. Pero en el medio, parafraseando al exmandatario, “pasaron cosas”.

El primer año y debido a la falta de datos confiables por parte del INDEC luego del “apagón estadístico” durante la gestión kirchnerista, el Gobierno impulsó la emergencia estadística. El cálculo para el análisis de 2016 comenzó a realizarse a partir de mayo y registró hasta diciembre un alza del 16%. Si bien desde el macrismo admitieron que el primer cuatrimestre fue el más duro debido a la salida del cepo y las suba de las tarifas, la sumatoria de esos cuatro meses no habría alcanzado más del 20% por lo cual señalaron que el comienzo de la gestión había finalizado con un 36% de alza.

Desde la oposición, en cambio, la ubicaron por encima de esa cifra. El IPC Congreso elaborado el equipo económico del parlamento encabezado por Marco Lavanga y que contaba entre sus filas a diputados del GEN, Libres del Sur, Justicialistas y del partido Socialista, entre otros informó que los precios registraron un alza del 40,3%.

Durante el segundo año del macrismo, el recorrido inflacionario finalizó con una contracción interanual que posibilitó al gobierno mostrar “las virtudes” del modelo implementado. Terminó con un alza del 24,8% y el sueño del macrismo de llegar a un dígito para el final del mandato aparentaba tomar forma. “La inflación se produce por culpa de un gobierno que administra mal. Si no baja es culpa mía”, repetía Macri una y otra vez, confiado.

Pero la tendencia a la baja solo fue momentánea y apenas duró cinco meses hasta el estallido cambiario ocurrido en mayo de 2018. La fuerte devaluación del peso en una economía fuertemente enlazada a la divisa estadounidense volvió a impactar en los precios y provocó subas que duplicaron la inflación de 2017: el IPC llegó al 47,6%.

El incremento acumulado de 2018 fue el primer récord registrado en el gobierno de Macri al ubicarse como la cifra más alta desde 1991. Superó incluso el 38,5% de 2014 calculado por el IPC Congreso y el 40,6% registrado en 2002 tras la salida de la convertibilidad. Sin embargo, quedó relegado con respecto a 2019.

Este miércoles el INDEC publicó el último dato del IPC sobre la gestión de Cambiemos. Ubicó la suba en 3,7% para diciembre y dio a conocer que el acumulado total en 2019 fue de 53,8%, el más alto en 28 años.

Macri finalmente no logró cumplir su promesa de contener y reducir la inflación y por el contrario finalizó su mandato duplicando la herencia recibida. Durante los cuatro años que estuvo al frente del Poder Ejecutivo la inflación registró un acumulado total de 300% (según el consenso de privados, dado que el primer año hubo un apagón estadístico a nivel nacional) que impactó fuertemente en el poder de compra de los salarios y de las jubilaciones y empujó a más de 2,8 millones de personas a la pobreza.

Ámbito


¿Cuáles son los rubros que más se encarecieron en 2019?

Los rubros Salud (72,1%), Comunicación (63,9%) y Equipamiento y mantenimiento del hogar (63,7%) fueron los tres rubros que más se encarecieron durante 2019, en el último año de la gestión de Mauricio Macri.

Le siguen Alimentos y bebidas no alcohólicas (56,8%) y Bienes y servicios varios (55,9%). Se trata de todas categorías que terminaron por encima del nivel general de inflación, que cerró el año en el 53,8%.

Por debajo de la inflación general, se ubican los rubros Prendas de vestir y calzado (51,9%), Restaurantes y hoteles (50,3%), Bebidas alcohólicas y tabaco (50,2%), Transporte (49,7%), Recreación y cultura (48,5%), Educación (47,1%) y Vivienda, agua, electricidad y otros (39,4%)

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó 3,7% durante diciembre y acumuló una suba del 53,8% durante todo 2019, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)

La inflación minorista del 53,8% del año pasado resultó la mayor desde 1991, cuando se alcanzó un máximo del 81% y estuvo incluso por sobre la del 47,6% del 2018.

Ámbito


VOLVER