Chile: denuncian ante la CIDH 23 casos de abusos policiales con “sellos homofóbicos”

Contexto Nodal
El 4 de octubre el presidente Piñera anunció el aumento del transporte público en unos 30 pesos (1,16 USD, aproximadamente), lo que provocó que estudiantes secundarios impulsaran “evasiones” en el Metro para no pagar el pasaje. Esa forma de protesta se masificó desde el 17 de octubre y dio lugar a un estallido social en el que salieron a la luz las múltiples demandas del pueblo chileno. La respuesta del gobierno fue la represión y la implementación del Estado de Emergencia y el Toque de Queda. Las movilizaciones, huelgas y cacerolazos continúan en todo el país. Hay numerosas denuncias de violaciones a los DDHH: asesinatos, detenciones arbitrarias, desapariciones y abuso sexual por parte de las fuerzas de seguridad.

Reportan a la CIDH 23 casos de abusos policiales con “sellos homofóbicos” durante protestas

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) denunció ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) 23 casos de abusos policiales con “sellos homofóbicos o transfóbicos” desde el inicio de la crisis social en Chile.

La organización se reunió con la CIDH en el marco de la visita “in loco” -misión de observación en terreno- que el ente internacional está llevando a cabo en el país.

“Hablamos de torturas, robos, detenciones arbitrarias, falsas acusaciones, montajes, falsificación de instrumento público e insultos basados en la orientación sexual o la identidad de género, todos cometidos por carabineros”, explicó el portavoz del Movilh, Óscar Rementería.

El Movilh puntualizó que de los 23 casos, 10 afectaron a lesbianas, nueve a gays, tres a transexuales y uno relativo al colectivo LGBTI como conjunto.

Las agresiones se produjeron en un total de 14 comunas, concentrándose la mitad de los casos en el municipio de Santiago, según el reporte del Movilh.

La visita de observación de la CIDH pretende constatar, sobre el terreno de las protestas, las denuncias violaciones a los derechos humanos acontecidas durante las movilizaciones que copan las calles de Chile desde hace más de 100 días, y que dejan hasta el momento al menos 27 fallecidos, y miles de detenidos y heridos.

Cooperativa


Misión canadiense sobre violaciones a DD.HH.: “Continúa la intimidación de la población y criminalización de la protesta social”

La Misión Canadiense de Observación de Derechos Humanos que visita Chile para verificar en terreno la situación respecto a los derechos fundamentales, informó sus resultados preliminares, en los que se destaca que “las violaciones a los derechos humanos y la represión continúan en un contexto de intimidación de la población y de criminalización de la protesta social”.

A través de un comunicado, explicaron que “el objetivo principal de esta misión es documentar las violaciones a los derechos humanos ocurridas durante los últimos tres meses en Chile para actualizar y complementar los datos de las misiones anteriores. La misión está conformada por delegados de diversas especializaciones y campos de intervención: diputados de los parlamentos del Quebec y de Canadá, representantes sindicales y de la sociedad civil e investigadores”.

También detallaron que esta misión realizó 65 horas de entrevistas en Santiago, Antofagasta y Valparaíso, entre el 18 y el 26 de enero del presente año, con 99 personas de 51 organizaciones.

Respecto a los resultados preliminares, “en primer lugar, señalamos que después de 3 meses desde el inicio del estallido social y a pesar de las recomendaciones de las misiones internacionales y de las organizaciones sociales nacionales, las violaciones a los derechos humanos y la represión continúan en un contexto de intimidación de la población y de criminalización de la protesta social”.

En ese sentido, ahondaron que “a pesar de que las cifras del último informe del INDH revelan que las violaciones a los derechos humanos, observadas por este organismo, han bajado comparativamente a las que se produjeron durante el estado de emergencia, se advierte que estas violaciones continúan de forma constante y sistemática, concentrándose en espacios y sectores sociales específicos del país. Los datos y testimonios que hemos recogido indican que si bien las declaraciones oficiales minimizan la gravedad de la situación, el estado crítico de ésta se mantiene y se agrava por el efecto acumulativo y aún no se concretizan avances en materia de respeto de los derechos humanos en las prácticas de las fuerzas policiales, esto, en un contexto en que el régimen político chileno sigue bloqueado en una profunda crisis de legitimidad”.

En esa línea, los observadores agregaron que “constatamos la continuidad de las violaciones a derechos humanos siguientes, ya identificadas en informes anteriores”:

1. Heridas por perdigones y bombas lacrimógenas;

2. Violencias y vejámenes sexuales (desnudamientos, sentadillas, tocaciones, etc.);

3. Detenciones sin registro, a veces efectuadas por policías de civil;

4. Golpizas de detenidos en furgones de Carabineros y en comisarías;

5. Utilización masiva de gases lacrimógenos, que regularmente sofocan a barrios enteros afectando la salud y el bienestar de amplios sectores de la población (que hayan participado o no en manifestaciones), incluyendo a mujeres, ancianos, niños y personas minusválidas. Constatamos que esta práctica es utilizada regularmente en poblaciones periféricas y es experimentada por los residentes de los barrios como un castigo colectivo y una forma de intimidación;

6. Un procedimiento judicial parcial y que muestra negligencia debilitando la acción efectiva del respeto de los derechos fundamentales. Destacamos en particular la utilización de la prisión preventiva, en algunos casos por largos periodos, para sancionar personas contra las cuales no hay necesariamente las pruebas requeridas y la neutralización del recurso de amparo por no registrarse las detenciones de manera rápida y sistemática por parte de carabineros;

7. Agresiones al personal voluntario de salud y a observadores de derechos humanos, quienes son a menudo víctimas de agresiones, malos tratos, amenazas, insultos e incluso, blanco de los tiros de Carabineros;

8. Ausencia o negligencia en la aplicación de los protocolos de carabineros.

De esta forma, la misión canadiense estableció que “los datos recabados en las entrevistas, acusan que se trata de una represión sistemática y masiva. El nivel de sistematicidad es difícil de evaluar de manera precisa, pero los datos y testimonios recopilados indican la presencia de prácticas represivas recurrentes y similares de un lugar a otro, que manifiestan un patrón común. Más allá de los casos más visibilizados, la sistematicidad se revela igualmente en la multiplicación de violaciones a derechos humanos de menor connotación, que van instalando gradualmente una lógica anti-democrática. Por otra parte, se constata un fenómeno de retraumatización, al revivirse prácticas heredadas de la dictadura”.

Finalmente, concluyeron que “pese al elevado número de denuncias, de acciones judiciales, de investigaciones internas y procedimientos administrativos por violaciones a derecho humanos, se han formalizado muy pocos casos y ha habido muy pocos fallos”.

Los observadores involucrados en el informe fueron Sol Zanetti, diputado del Partido Quebec solidario en la Asamblea Nacional de Quebec; Simon-Pierre Savard-Tremblay, diputado del Partido Bloc Quebequense en el Parlamento de Canadá; Denise Gagnon, representante sindical de la Federación de trabajadores y trabajadoras de Quebec – FTQ y presidente de la Fundación Salvador Allende de Quebec; Luc Allaire, responsable de relaciones internacionales de la Central de sindicatos de Quebec – CSQ; Ricardo Peñafiel, representante sindical del Consejo Central de Montreal Metropolitano de la Central Sindical Nacional y de la Federación Nacional de Docentes de Quebec; Marie-Christine Doran, investigadora de la Escuela de Estudios Políticos, directora del centro de investigación en criminalización de la protesta social, de la Université d’Ottawa; Isabel Orellana, miembro del directorio del Centro de Investigación en Educación y Formación en Medio Ambiente y Ecociudadanía, especializada en conflictos socioecológicos, de la Université du Québec à Montréal; Marcos Ancelovici, investigador del departamento de ciencia politica, director de la Cátedra de Investigación de Canadá en sociología de los conflictos sociales, de la Université du Québec à Montréal y Pierre Mouterde, ensayista y filósofo del Colegio preuniversitario Limoilou.

El Desconcierto


Gobierno pone suma urgencia a proyecto que fortalece estatuto de protección a Carabineros

El Gobierno puso discusión inmediata al proyecto que fortalece el estatuto de protección a Carabineros, lo que fue respaldado por los partidos de Chile Vamos tras el comité político ampliado en La Moneda.

La iniciativa fue anunciada el pasado 16 de diciembre y actualmente se encuentra en el Senado.

La decisión se da luego de que el viernes, en Antofagasta, quedara registrado como un grupo de encapuchados lanzan objetos contundentes e incluso una bomba molotov a un vehículo de la policía uniformada, lo que finalmente hizo que la cabina se terminara por encender.

Respecto del mismo incidente, desde Chile Vamos criticaron los dichos del diputado del Partido Comunista, Hugo Gutiérrez, indicando que volverán a pedirle a la oposición que rectifique el acuerdo por la Paz del pasado 15 de noviembre.

La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, señaló que “nosotros nos alegramos muchísimo, porque el Gobierno tenía un proyecto de ley que va a fusionar con uno que presentamos nosotros, donde se generan sanciones penales para quienes hacen daño a Carabineros”.

“No sólo daños graves, sino que también cualquier tipo de daño, porque no puede ser lo mismo que tú agredas a un carabinero y le pegues un empujón, un combo, que tu lo hagas con otra persona que no está vestido con uniforme”, estimó.

Por su parte, la ministra Vocera de Gobierno sostuvo que “toda democracia que se precie cuida sus carabineros, cuida sus policías, y por lo tanto, si de verdad queremos respetar esta firma que hicimos del acuerdo por la paz, esperamos también que el Congreso, con su voto, nos ayude a sacar adelante las leyes en materia de orden público y seguridad”.

En este sentido, ejemplificó enlistando la ley de Inteligencia, de modernización de las policías, antiencapuchados, y la de protección de Carabineros.

“Antofagasta la lleva”
Hubo también comentarios para el diputado del Partido Comunista, Hugo Gutiérrez, quien generó polémica en Twitter al comentar en dicha red social que “Antofagasta la lleva”, haciendo alusión al ataque a Carabineros.

Al respecto, el presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte, sostuvo que el PC está lejos de tener una voluntad democrática, por lo que le pedirán al resto de la oposición refrendar el acuerdo del 15 de noviembre el cual también hacía mención a la paz.

“Nosotros sabemos lo que piensa el Partido Comunista, desde el día 18 de octubre han pedido la renuncia del presidente Piñera y están lejos de tener una voluntad democrática. Lo que nos llama la atención son aquellos partidos políticos que sí firmaron el acuerdo por la paz, que son parte de una izquierda democrática y que hoy día con su silencio dan la impresión (de que) olvidan parte del acuerdo del 15 de noviembre”, argumentó.

Desde la bancada del PC se refirieron a las recriminaciones en contra del diputado, siendo el jefe de bancada del partido, Boris Barrera, quien señaló que aún no conversa con Gutiérrez sobre el tema y que no quiere interpretar lo publicado por él.

“A él lo están acusando en el Tribunal Constitucional de participar, incluso, de algunos hechos, y él dice ‘yo no estoy allá, estoy acá’; está en el fondo diciéndole a los que lo acusan que esto no es causa de él, esto es causa de que los problemas que están habiendo en Chile, las demandas sociales aún no se resuelven”, explicó.

Planteó que éstos “se resuelven con políticas públicas, y mientras eso no suceda, van a suceder estos hechos y frente a estos hechos todos opinan. El tono de eso no lo hemos conversado con él, por lo tanto no sabemos por qué lo hizo”.

En cuanto a la tramitación del proyecto, éste se encuentra en el Senado con discusión inmediata, por lo que tiene un máximo de 6 días para ser despachado a la Cámara Baja.

Entran dudas con los plazos, sobre todo porque el Congreso debe tramitar otras iniciativas, como ingreso mínimo garantizado, y en febrero inicia el receso estival parlamentario.

Biobio Chile


Carabineros entrenó a militares por ataques a cuarteles

El sábado se viralizó en redes sociales una publicación hecha desde el Twitter del Ejército, en que se revelaba el entrenamiento de funcionarios policiales a efectivos militares. “Carabineros de Chile, de la Subcomisaría de Fuerzas Especiales de Coquimbo, capacitó a nuestros soldados del Regimiento N°21 ‘Coquimbo’ en técnicas de orden público y control de muchedumbres, utilizando el equipo recibido en la unidad”, decía el escrito, acompañado por fotos.

Finalmente, la publicación se bajó desde la cuenta institucional, pues -aseguran en el Ejército- tenía algunos errores conceptuales. Entonces, ¿de qué se trató?

Consultado el Ejército, explicaron que la capacitación sí existió, pero no con el fin de dotar a los militares de conocimientos para el control del orden público, sino que era para que aprendieran a usar algunas de las últimas herramientas que la institución adquirió para enfrentar los ataques en cuarteles de la institución.

El Ejército compró cascos y escudos, luego de que en las últimas semanas se intensificaran los ataques con molotov y piedras a las instalaciones de, al menos, 15 cuarteles.

Uno de los últimos ataques a una unidad militar ocurrió el 15 de enero, cuando una turba lanzó bombas molotov hacia el Regimiento N° 23 Copiapó, en la Región de Atacama. Esa vez, la institución informó que “ante el ataque a recintos militares, el personal militar se encuentra facultado para repelerlos, haciendo uso racional de la fuerza y de las armas que el Estado de Chile le ha confiado, resguardando tanto el material de guerra proporcionado a la institución como la propia integridad física”.

El entrenamiento que estuvo a cargo de Carabineros buscó entrenar al Ejército para defenderse de estos ataques. Desde la institución explicaron que hay protocolos que establecen que si hay gente que ingresa a las dependencias uniformadas, habrá otra respuesta, distinta a la contención.

Si bien son, al menos, 15 ataques a los cuarteles del Ejército a nivel nacional, el número de atentados es superior. Ello pues, por ejemplo, en la VI División de Iquique se registraron 20 ataques entre fines de octubre y mediados de noviembre.

Otro de los focos de violencia por los manifestantes ocurrió en el Cuartel Nº 2 de la Escuela de Ingenieros Militares en San Antonio de Tejas Verdes. Esa vez, la institución también respondió que de seguir registrándose estos episodios, actuarían en legítima defensa.

Los entrenamientos por estos días no continúan y desde la institución explicaron que el proceso ya finalizó.

La Tercera


Gobierno presentó querella por ataque a Carabineros en Antofagasta

La Intendencia de Antofagasta presentó este lunes una querella por “intento de homicidio” tras los enfrentamientos ocurridos entre manifestantes y Carabineros de Chile.

“Hubo un ataque contra carabineros el día viernes durante la noche, no solamente con armas contundentes si no que también con un elemento explosivo, la querella fue presentada el día de ayer por parte de la Intendencia contra quienes resulten responsables de este intento de homicidio, así se categorizó la querella que se presentó”, sostuvo el intendente de Antofagasta, Edgar Blanco.

La autoridad regional también señaló que se hará “todo lo que sea necesario para poder perseguir y castigar a esas personas que están haciendo este tipo de violencia que no tiene ninguna relación con el movimiento social, si no que hoy día lo que buscan es generar daño”.

Por otra parte, el Jefe de la II Zona de Carabineros, Rodrigo Medina, comentó a El Diario de Antofagasta que “están atentando directamente contra la integridad de carabineros, sin olvidar que ellos también tienen un respaldo familiar detrás de todo esto. Hay hijos, hay esposas, y familiares que están esperando que llegue el trabajador, un trabajador público como cualquiera”.

Recientemente, se divulgó un video en el que se ve una bomba molotov estallar al interior de un vehículo policial, por lo que los efectivos tuvieron que ser socorridos por sus compañeros.

El Mostrador