Colombia: gobierno y Comité del Paro reanudarán conversaciones el 19 de enero

El próximo 19 de enero, a solo días de que se cumplan dos meses de la histórica movilización del 21 de noviembre, se tiene previsto que el Gobierno Nacional y el Comité del Paro reanuden las conversaciones en búsqueda de soluciones que permitan alcanzar un acuerdo que ponga un alto a las protestas.

Así lo dio a conocer Diego Molano, director Administrativo de la Presidencia y designado por el presidente Iván Duque para liderar la denominada Conversación Nacional. Según el funcionario, previamente, el 13 de enero, arrancará también el diálogo con los jóvenes.

En diciembre pasado, el Comité sostuvo que del 15 al 29 de enero efectuará encuentros, asambleas populares locales, municipales, departamentales, regionales y sectoriales preparatorias del encuentro nacional que se realizara el 30 y 31 con los Comités de Paro constituidos en el país y con organizaciones de varios sectores, entre ellas sindicales, sociales, populares, estudiantiles, juveniles, de mujeres, transportadores, pueblos indígenas, afro descendientes y comunidades campesinas.

El objetivo de dicho encuentro es que “se sienten las bases de la más amplia y unitaria movilización de todo el pueblo colombiano. Igualmente, realizaremos un encuentro nacional de mujeres y jóvenes en el primer semestre de 2020”, precisaron.

Si bien las protestas arrancaron alrededor de la oposición a políticas económicas y sociales del Gobierno —como la reforma tributaria, supuestos revolcones en materia laboral y pensional, e incluso, la implementación del Acuerdo de Paz con las Farc—, han escalado hasta un pliego de peticiones con más de un centenar de demandas, entre las que se cuentan desmontar el Esmad de la Policía, revisar la política de seguridad, retirar a Colombia de la OCDE, revisar los tratados internacionales, eliminar el 4 x 1.000, establecer leyes anticorrupción, reanudar los diálogos con el Eln, prohibir el fracking y hacer una reforma agraria, entre otras.

El Comité ha señalado que el “régimen dominante, en cabeza de Iván Duque, profundiza su ofensiva antipopular y antidemocrática dando un tratamiento de guerra a la protesta social”. Según una misiva divulgada por sus voceros en diciembre, el Gobierno “busca dilatar y diseminar nuestras exigencias pretendiendo que sean parte de la llamada Conversación Nacional que solo busca nuevas formas de engaño, división y desatención, que no estamos dispuestos a permitir”.

Aunque el Ejecutivo se ha declarado abierto a la revisión punto por punto del pliego, no deja de criticar que la agenda “parece un programa de gobierno” y ha advertido que hay temas que no están en discusión, pues se salen de su órbita, tienen implicaciones constitucionales, conllevan costos exorbitantes o no tienen relación con el paro.

“Una de las motivaciones es la revisión de la política de seguridad y defensa nacional. Eso no está en discusión, es un tema de Estado. También la liberación de presos políticos, pero en Colombia no los hay. Reclaman además la liberación de los capturados en actos de vandalismo, y eso corresponde al sector judicial. Lo otro son los temas de sostenibilidad fiscal. El requerimiento de que Ecopetrol sea 100 % pública significaría que se tendrían que invertir $15 billones en un solo punto”, declaró Diego Molano.

Con todo, insistiendo en que “no se está negociando el Estado” y que Duque “tiene un mandato elegido por diez millones de colombianos”, el funcionario defiende lo que se ha hecho en la Conversación paralela a la del Comité del Paro y las acciones para escuchar a los diferentes sectores, incluso “a la mayoría silenciosa” que no se ha movilizado. “El diálogo inició la semana después del paro. Se han tenido 16 reuniones, congregando a más de mil personas de diferentes sectores y discutiendo temas como educación, ambiente, lucha contra la corrupción, crecimiento económico, paz con legalidad y juventud. Hay avances”, dice el funcionario.

El Espectador


Piden al Gobierno de Colombia cumplir con acuerdos de paz

La Comisión Interétnica de la Verdad del Pacífico (CIVP) de Colombia pidió este sábado al presidente del país, Iván Duque, a comprometerse de manera efectiva con la implementación de los acuerdos de paz.

“Reclamamos, como se ha estado haciendo de forma reiterada, que se comprometa de manera efectiva con la implementación del Acuerdo de Paz, el cual contempla medidas y compromisos por parte del Estado colombiano para erradicar los grupos paramilitares’, dijo la CIVP en un comunicado.

Este pronunciamiento se debe a la toma de la comunidad de Pogue-Bojayá, Chocó, por cerca de 300 efectivos paramilitares, denominados Clan del Golfo o Autodefensas Gaitanistas, los que son considerados una de las mayores bandas del crimen organizado en Colombia.

Rechazamos amenaza de muerte a Leyner PalacioAyer denunciamos la toma paramilitar a la comunidad de Pogue-Bojayá , por…

Publicado por CIVP Comisión interétnica de la verdad de la región del Pacífico en Viernes, 3 de enero de 2020

Asimismo, el texto denuncia la amenaza de muerte contra el Secretario Ejecutivo de la CIVP, Leyner Palacio, quien fue nominado al Premio Nobel de Paz en 2016, junto a un grupo de víctimas del conflicto armado, y ganó en 2017 el premio Mundial al Pluralismo.

De esta manera, la CIVP exigió a la Fiscalía General de Colombia que se investigue todo este escenario de conflicto armado que pone en riesgo a las comunidades de Bojayá, en el departamento Chocó, y, específicamente, la amenaza contra líder afrocolombiano.

Por otro lado, la Procuraduría General de Colombia requirió al Gobierno Nacional a tomar “medidas urgentes e inmediatas para eliminar la situación de confinamiento a la que se ha visto sometida la población” de esa y otras regiones por la presencia de paramilitares.

Además, el órgano de control colombiano solicitó a la Gobernación de Chocó, dentro de los próximos cinco días, un informe de las acciones realizadas hasta el momento para mitigar, prevenir y eliminar la situación de riesgo de la población.

Telesur