Colombia: grupos paramilitares toman comunidades en el Chocó

19

¿Cuál es la situación en Chocó, donde denuncian toma paramilitar?

Aunque tropas del Ejército Nacional se dirigen a Bojayá a reforzar al seguridad de la zona, tras la denuncia de pobladores de una incursión armada de unos 300 hombres en varias comunidades como el corregimiento de Pogue, Bojayá no es el único lugar que está en alerta en Chocó.

Desde abril del 2019, la Defensoría del Pueblo había advertido de riesgos por enfrentamientos entre grupos armados, confinamiento por la siembra de minas antipersonales, reclutamiento forzado de menores, entre otros, en varias zonas de Chocó.

La Defensoría advirtió, en ese entonces, de riesgos para las comunidades de Villa
Hermosa, Egoroquera, Playita, Unión Baquiazá, Mesopotamia, Boca de Opogadó y Pogue, municipio de Bojayá, departamento del Chocó.

El defensor regional del Chocó, Luis Enrique Murillo, comentó sobre la actual situación de Bojayá que esto es lo que la Defensoría venía advirtiendo y que las medidas que se tomaron frente a esa alerta no habrían sido suficientes.

Murillo indicó que hasta este miércoles ninguna institución, ni siquiera el Ejército, había podido llegar al corregimiento de Pogue, en donde se denunció el arribo de 300 hombres armados que se identificaron como Autodefensas Gaitanistas de Colombia.

Y, por parte de la Defensoría, dijo Murillo, se está intentando establecer contacto con los pobladores, pero indicó que los hombres armados están restringiendo las comunicaciones en el lugar, por lo que desde que se denunció esta incursión, el 31 de diciembre pasado, no han podido hablar con las personas de la comunidad ni llegar allí.

En noviembre pasado, durante el sepelio colectivo de las víctimas de la masacre de Bojayá ocurrida en mayo del 2002, el Comité de Derechos Humanos de las Víctimas de Bojayá reiteró el llamado de la comunidad a que el Estado no los abandone, y advirtió sobre presiones de grupos armados, reclutamiento forzado de menores, aumento de siembra de cultivos ilícitos, entre otros.

Además, este comité indicó que iba a pedirle al Gobierno que trasladara a la población asentada en Pogue por alto riesgo frente a grupos armados. Al respecto, Murillo explicó que parte de ese riesgo que tiene la comunidad se relaciona con que cuando las Farc dominaban los territorios en Chocó, esta guerrilla tenía mucha presencia en Pogue, por lo que hoy, que ya no están las Farc, los pobladores son estigmatizados, lo que los pone en alto riesgo frente a otros grupos armados.

En abril, en la alerta temprana de la Defensoría se leía que estos riesgos se debían a la agudización de la presencia del frente Resistencia Cimarrón del Eln y las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Agc), que son el ‘clan del Golfo’, en territorios colectivos ubicados en las cuencas de los ríos Opogadó, Napipí y Bojayá y la subcuenca del río Cuía, en el marco de sus disputas por el control territorial.

Por qué Chocó está en medio de enfrentamientos

Chocó es de gran importancia para negocios ilegales, puesto que es un corredor natural fluvial para el tráfico de cocaína hacia la costa Pacífica, y de ahí a Centroamérica y Estados Unidos.

Es por esto que tras la firma del acuerdo de paz con las Farc, y la salida de la guerrilla de la zona, el Eln y el ‘clan del Golfo’ emprendieron campañas de expansión hacia estos territorios, y en la actualidad, estos dos grupos mantienen un enfrentamiento constante por el control territorial y el manejo de las rentas ilícitas no solo del narcotráfico —principalmente de coca—, sino también de la minería ilegal, y el dominio del tráfico de madera y armas y la extorsión.

En medio de esta dinámica del conflicto, los grupos armados, como también lo reseñó la Defensoría, han venido sembrando minas antipersonales para evitar el tránsito de las comunidades por ciertas zonas, además se han presentado e incrementado eventos de reclutamiento forzado de menores.Sobre eso, la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la OEA (MAPP/OEA), advirtió en su informe sobre el primer semestre del 2019 que en Chocó se presentaron eventos de reclutamiento forzado especialmente en comunidades indígenas.

El Tiempo


Ejército incrementa pie de fuerza ante amenazas en Bojayá

Más de cien hombres de la Séptima División del Ejército Nacional llevaban a cabo una operación militar tras denuncias de comunidades de Bojayá, Chocó, que alertaron sobre la presencia de grupos paramilitares que aparentemente tendrían lista en mano con nombres de los pobladores.

En un comunicado, el Ejército señala que se suman 50 hombres más con el objetivo de contrarrestar las intenciones de los grupos armados organizados del ELN y Clan del Golfo, que buscan hacerse con el control de las rutas del narcotráfico en esta zona del departamento.

El comandante del Ejército, general Eduardo Zapateiro, sobrevoló Bojayá (Chocó) este jueves, con el fin de revisar la situación de orden público que padece el corregimiento Pogue (Bojayá), por cuenta de una incursión que hicieron paramilitares de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), o también conocidos como ‘Clan del Golfo’.

En el sobrevuelo, Zapateiro contó con la compañía del general Luis Fernando Navarro, ministro de Defensa (E) y el comandante de la Séptima División del Ejército, general Juan Carlos Ramírez, quienes arribaron en Bellavista, con el fin de adoptar las medidas para garantizar la seguridad y tranquilidad de las comunidades en esta región del país.

Caracol


Duque se pronunció sobre denuncia de incursión paramilitar en Bojayá

Los habitantes del caserío de Pogue, que hace parte de Bojayá, escenario en 2002 de una de las peores matanzas del conflicto armado colombiano, están confinados por la presencia en esa región de hombres armados pertenecientes a las paramilitares Autodefensas Gaitanistas, denunciaron líderes de la zona.

“Hay una toma del control por esta gente, los paramilitares”, dijo a Efe por teléfono José de la Cruz Valencia, que hace parte del Comité por los Derechos de las Víctimas de Bojayá.

Los hombres armados llegaron a la zona el pasado 31 de diciembre, lo que impide la libre movilización de los habitantes de Pogue, situado en una de las márgenes del río Bojayá, en el selvático departamento del Chocó (oeste), fronterizo con Panamá.

Según Valencia, la situación en la zona está “bastante complicada” porque las comunicaciones son además muy malas.

“El tema sigue siendo bastante complicado porque continúa la materialización de lo que se viene denunciando hace unos meses por parte de la Defensoría del Pueblo y la Iglesia”, manifestó el líder social.

El pasado 17 de noviembre, durante los actos de entrega a la comunidad de los restos de cerca de un centenar de víctimas de la matanza del 2 de mayo de 2002 en Bojayá, organizaciones sociales y la Diócesis de Quibdó, capital del Chocó, advirtieron al Gobierno sobre el “inminente riesgo” de que ocurra una nueva masacre en la zona.

“Se ciernen nuevamente hechos amenazantes de desplazamientos, confinamientos, masacres, torturas, desapariciones, reclutamientos”, advirtieron entonces en una carta la Diócesis de Quibdó, el Foro Interétnico Solidaridad Chocó, el Consejo Comunitario Mayor de la Asociación Campesina Integral del Atrato, Federación de Asociaciones de Cabildos Indígenas del Chocó (Fedeorewa) y la Mesa Indígena del Chocó.

Por eso, Valencia dijo que la presencia de paramilitares es “un punto más que se ha dado en la comunidad de Pogue”, de donde procedían muchas de las víctimas de la matanza cometida hace 17 años en Bojayá.

DUQUE SE PRONUNCIÓ SOBRE DENUNCIA DE INCURSIÓN PARAMILITAR EN BOJAYÁ

Ante la situación, el presidente Iván Duque ordenó fortalecer la presencia de la Fuerza Pública.

“Tan pronto se dieron estas informaciones, pedí que se fortaleciera la presencia y la Fuerza Pública y en el día de hoy estará el comandante de la Séptima División, no solamente en el municipio, sino en las veredas, donde hay información de haber visto a personas armadas”, resaltó el mandatario entrevista en RCN Radio.

“Nosotros reaccionamos casi que de manera inmediata, porque esa ha sido una región muy golpeada por la violencia y, particularmente, nosotros no vamos a permitir que se revivan esos hechos de dolor que los colombianos hemos rechazado por tantos años”, agregó.

Publimetro 


Defendamos la Paz pide a Duque no cerrar puerta de posibles diálogos con el ELN

El exministro del Interior, Juan Fernando Cristo, integrante del colectivo ‘Defendamos la Paz’, pidió al presidente Iván Duque no desechar la posibilidad de reanudar las conversaciones con la guerrilla del ELN.

El presidente Iván Duque, en entrevista con RCN Radio, dejó ver que son remotas las posibilidades de continuar los diálogos de paz con el Ejercito de Liberación Nacional porque no han mostrado señal alguna de llegar a un acuerdo.

El exministro Cristo manifestó que aunque el presidente tiene razón cuando dice que el ELN no ha mostrado voluntad de paz, es importante que el país reanude los diálogos para acabar con la confrontación.

“El ELN no entiende esta nueva circunstancia del país y se quiere quedar aferrado al pasado y si no toma una decisión clara que un diálogo debe conducir a la dejación de las armas, desmovilización y dejación de la violencia pues será muy difícil que en el año 2020 se pueda avanzar en esta materia (…) pero yo insisto, el ELN tiene que tomar decisiones y al mismo tiempo el Gobierno Nacional haría bien en dejar una puerta abierta para tal posibilidad”, señaló el exsenador liberal.

Esta solicitud del colectivo ‘Defendamos la Paz’ al Gobierno para que no cierre las puertas a las conversaciones con la guerrilla, también fue incluida en el pliego de peticiones que envió el comité del Paro Nacional a Duque.

El exministro se refirió a la situación que viven los habitantes del municipio de Bojayá, en el departamento del Chocó con la incursión de grupos armados ilegales.

“Hoy se está viviendo un retorno al pasado que es absolutamente intolerable, yo creo que es una obligación, no solamente del Gobierno Nacional sino de toda la sociedad colombiana con lo que ha significado la guerra en Colombia en esas zonas para acompañarlos y que garanticemos la tranquilidad”, señaló Juan Fernando Cristo.

RCN Radio


[su_button background=”#ef2d32″ color=”#ffffff” size=”6″]VOLVER[/su_button]

Más notas sobre el tema