Crisis humanitaria: convocan a nueva caravana migrante desde Honduras rumbo a EEUU

115

Convocan en redes a nueva caravana migrante desde Honduras

Personas anónimas convocaron por redes sociales en Honduras una nueva caravana migratoria hacia Estados Unidos, días después de que los miembros de la última oleada fueran reprimidos y deportados por autoridades mexicanas.

Con banderas de Honduras y EU avanzan migrantes

En un mensaje que circula en Honduras por Facebook y WhatsApp se convoca a la “caravana migrante” para el 31 de enero, con el fin de salir a las 05H00 (11H00 GMT) desde San Pedro Sula, 180 km al norte de Tegucigalpa.

Buscamos refugio” porque “en Honduras nos matan”, agrega el mensaje. También circula un audio: “Habemos (sic) un grupo como de 500 personas aquí (en Honduras) que estamos listas para el 31 (…) No nos dejemos vencer, hay que ir para adelante”.

Desde San Pedro Sula partieron entre el 14 y el 15 de enero unos 3 mil hondureños, quienes se dividieron en dos grupos para ingresar a Guatemala por los pasos fronterizos de Corinto y Agua Caliente.

Pero al llegar a la frontera con México fueron reprimidos por cientos de policías que les lanzaron hasta bombas lacrimógenas.

Desde entonces, todos los días llegan aviones y autobuses a Honduras procedentes de México con cientos de personas deportadas que integraban esa caravana.

El 14 de octubre del 2018 se formó la primera caravana en San Pedro Sula, como una forma novedosa de emigrar a Estados Unidos. Posteriormente se sumaron salvadoreños y guatemaltecos.

Esa migración en masa irritó al presidente estadounidense, Donald Trump, que reforzó las políticas antiinmigratorias y envió soldados a la frontera con México para frenarlos.

Al menos tres nuevas caravanas masivas y otras menores partieron entre fines del 2018 y principios desde el 2019.

Excelsior


EU regresó a México 84 mil migrantes que solicitaron asilo en 2019

Un total de 84 mil 583 mil migrantes solicitantes de asilo en Estados Unidos, la mayoría centroamericanos, fueron regresados a México en 2019, en lo que esperan la resolución de las autoridades norteamericanas, todos ellos bajo el Protocolo de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Migración (INM), 62 mil 144 de esos migrantes fueron regresados por Estados Unidos, de enero a diciembre del año pasado, pero a ellos se sumaron 22 mil 439 casos de reingreso; es decir, personas que ya habían sido cruzado hacia ese país y que fueron retornadas, y que salieron una vez más a la Unión Americana, por lo que la cifra de ingresos superó los 84 mil en ese año.

Por otra parte y en el mismo lapso de tiempo, el INM registró en sus estancias migratorias 179 mil 971 personas, que ingresaron al país de manera irregular, la mayoría también de Centroamérica; sin embargo, al 1 de enero pasado, de ese total sólo quedaban en las instancias migratorias 2 mil 410 migrantes, de acuerdo con información del instituto en los primeros días de este año, por lo que 177 mil 561 personas habrían sido deportadas a sus países de origen.

Respecto a los 62 mil 144 migrantes que fueron devueltos por Estados Unidos, 34 por ciento (20 mil 741) son menores de edad y la mayoría, 37 por ciento, son hondureños; mientras que en el caso de los 22 mil 439 reingresos, 12 mil 100 son hombres y 10 mil 339 mujeres, y 7 mil 251 de ellos, menores de edad.

Los principales puntos de internación de estas personas por la frontera norte son Ciudad Juárez, seguida de Matamoros, Nuevo Laredo, El Chaparral, Mexicali y Piedras Negras.

Ciudad Juárez registró 29 mil 891 ingresos; Matamoros, 17 mil 121; El Chaparral, 17 mil 279 migrantes; Nuevo Laredo, 11 mil 225; Mexicali, 7 mil 790, y Piedras Negras, mil 286.

El mayor número de menores de edad entró por Ciudad Juárez, (7 mil 601 niños y niñas); El Chaparral registró 7 mil 234 entradas de menores; por Matamoros, 5 mil 644; por Nuevo Laredo, 3 mil 585; por Mexicali, 3 mil 539, y por Piedras Negras llegaron 389 menores. En total, son 27 mil 992 menores los que se encuentran en México esperando su resolución de asilo en Estados Unidos.

El Instituto Nacional de Migración indicó que, aunque la mayoría de estas personas son de origen centroamericano, y de ellos la mayor parte provienen de Honduras, también hay cubanos, salvadoreños, nicaragüenses, venezolanos, colombianos, brasileños, panameños y uruguayos, así como gente de República Dominicana, Ecuador, Belice, Paraguay o Trinidad y Tobago.

Esta política de retorno por parte de Estados Unidos inició en Tijuana, Baja California, en enero de 2019, de manera unilateral, pero fue en junio de ese mismo año, tras los acuerdos migratorios a los que llegaron Estados Unidos y México, cuando la situación se convirtió en un asunto bilateral y se extendió a otros puntos fronterizos entre ambos países.

El Financiero


Una delegación de EEUU visitará Guatemala para analizar acuerdo migratorio

Una delegación técnica del Gobierno de Estados Unidos visitará la próxima semana Guatemala para analizar el acuerdo migratorio firmado entre ambos países en 2019, informó una fuente oficial.

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei Falla, aseguró en rueda de prensa que la misión estadounidense visitará el país centroamericano para “definir los alcances” del denominado Acuerdo de Cooperación y Asilo (ACA), firmado en julio de 2019, y en el que se habilita la deportación de salvadoreños y hondureños a Guatemala.

“Nosotros encontramos el acuerdo de asilo, que es el que está firmado, reconocido por el Gobierno y tiene incluso opinión favorable de la Corte de Constitucionalidad (máximo tribunal del país)”, explicó el mandatario.

Giammattei agregó además que el acuerdo cuenta “supuestamente” con otros siete anexos que su Gobierno encontró como borradores, por lo que ha solicitado su revisión.

“No está firmado ni uno solo (de los anexos)”, afirmó el gobernante, quien tomó la decisión de contactar a Estados Unidos para definir los alcances del convenio.

“El día de ayer tuvimos una conversación de aproximadamente media hora con el secretario (Chad) Wolf, secretario interino de Seguridad Nacional, y quedamos de que la semana entrante vendrá una misión técnica del Gobierno de Estados Unidos”, explicó Giammattei.

La misión estadounidense se reunirá con los Ministerios de Relaciones Exteriores, de Gobernación (Interior) y con el Instituto Guatemalteco de Migración con ese propósito.

El presidente guatemalteco explicó que no pueden asumir los anexos del convenio y lo que pide su Gobierno es una reunión para “ver y formalizar los alcances” del mismo, un texto que, según precisó “no le está representando carga a Guatemala”.

Giammattei señaló que alrededor de 500 migrantes hondureños y salvadoreños han sido deportados a Guatemala bajo el acuerdo con Estados Unidos y el 90 % de ellos han decidido retornar a su país, pero no representan inconvenientes para el país centroamericano como sí lo son las caravanas migrantes.

“Nos representan más carga las caravanas, porque (con las deportaciones) no es algo en lo que tengamos que gastar. En cambio con las caravanas sí, con buses, combustible, viáticos de nuestra gente y lo que cuesta devolver a la gente a la frontera”, concluyó el mandatario.

Giammattei fue investido el pasado 14 de enero en reemplazo de Jimmy Morales Cabrera, quien suscribió el acuerdo con Estados Unidos en julio de 2019.

El convenio firmado por Morales Cabrera no fue divulgado completamente en Guatemala y Giammattei aseguró que sería hasta su investidura cuando conocería los pormenores del acuerdo.

“Recuérdense que ha sido, como alguien lo describió, un secreto bien guardado. Nos enteraremos hasta el 14 de enero cuáles son los detalles. Al parecer, este Gobierno no tiene ningún buen ánimo de querer compartir información”, dijo Giammattei en diciembre al respecto.

El convenio acordado por Morales Cabrera define a Guatemala como “tercer país seguro”, un término definido por la Organización de Naciones Unidas (ONU) que se utiliza para “transferir las responsabilidades del examen de una solicitud de asilo de un país de acogida, a otro que es considerado seguro” para recibirlos mientras se tramita el proceso.

Según datos de organismos internacionales, cada año al menos medio millón de guatemaltecos, hondureños y salvadoreños emigran ilegalmente a Estados Unidos.

Proceso


VOLVER
Más notas sobre el tema