Crisis humanitaria en Centroamérica: más de 820 migrantes cruzan la frontera entre Guatemala y México

11

Más de 820 hondureños de la caravana migrante cruzan la frontera entre Guatemala y México

Un total de 821 hondureños consiguieron atravesar este sábado la frontera de Tecún Umán en Guatemala con el sureste de México, en el día de mayor afluencia del punto de registro desde que comenzó a nutrirse la caravana de migrantes el miércoles pasado, según una fuente oficial.

Las personas fueron registradas en Guatemala y consiguieron acceder a territorio mexicano en el paso fronterizo de Ciudad Hidalgo, en el Estado de Chiapas. Entre los migrantes había además 19 salvadoreños, tres nicaragüenses y 38 guatemaltecos -haciendo un total de 881 personas-, de acuerdo a la información difundida por el Instituto Nacional de Migración de Guatemala.

La mayoría de migrantes, sin embargo, aún espera en el lado guatemalteco de la frontera a la espera de poder acceder a México, en la ciudad de Ayutla, en el occidental departamento de San Marcos, contiguo a la frontera de Tecún Umán.

A primera hora del día, la Procuraduría de los Derechos Humanos guatemalteca detectó que, tras un conato de empujones de migrantes que pretendían cruzar la frontera a la fuerza y de gas pimienta utilizado por las fuerzas armadas mexicanas para dispersarlos, el paso estuvo cerrado durante unas horas, hasta que este fue reabierto y se permitió el pase de grupos de 20 personas.

La entidad migratoria guatemalteca contabilizó que, desde el pasado miércoles, habían ingresado unos 4 mil 6 migrantes hondureños a Guatemala por los pasos fronterizos de Agua Caliente y Corinto y que en su mayoría lo había hecho registrándose ante las autoridades de ambos países.

De los 4 mil 6, aproximadamente mil 300 hondureños ingresaron por lugares no autorizados, sin registro respectivo.

La caravana siguió su camino este sábado por diversas rutas. Algunos se dirigieron a la frontera El Ceibo, que colinda con el Estado mexicano de Tabasco, mientras que la mayoría lo hizo por la ruta que va al Pacífico, con el objetivo de llegar a Tecún Umán y seguir su camino por México.

El Gobierno de Guatemala sostuvo en un comunicado de prensa que da “prioridad a la salud y bienestar de los migrantes”, además de que “vela por sus derechos humanos mientras permanecen en suelo guatemalteco”.

Además, destacó que el país “respeta los acuerdos (suscritos) como el CA-4”, que permite a los guatemaltecos, hondureños, salvadoreños y nicaragüenses pasar por estos cuatro países sin la necesidad de un pasaporte, pero con el debido registro con un documento de identificación.

Solo los menores de edad están exentos del acuerdo y deben presentar un pasaporte y el acompañamiento de tutores o ambos sus padres de familia.

El Presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, recién investido como titular del Ejecutivo el pasado martes, reiteró este sábado que el país no dejará que ingresen “menores de edad que no vengan acompañados por sus padres y/o tutores legales”, porque “hay muchísima gente que está abusando de los niños y hemos encontrado personas que van cargando menores que ni siquiera les pertenecen, porque creen que ello les garantizará la estancia” en Estados Unidos.

El Gobierno también subrayó que el acuerdo CA-4 que les permite a los migrantes centroamericanos pasar a Guatemala solo con un registro “eso no significa que les permita pasar la frontera mexicana”.

El Gobierno mexicano ha prometido que dará asilo y trabajo a quienes presenten su solicitud de manera formal, con la condición de que permanezcan en la zona sur del país y no intenten llegar a Estados Unidos.

SinEmbargo


EU envía mensaje a caravana migrante: ‘No pierdan su tiempo, hemos blindado nuestra frontera’

El Gobierno de Estados Unidos advirtió a los casi cuatro mil hondureños que salieron en caravana hacia Washington que aplicará las leyes migratorias, en respuesta a los grupos que podrían intentar cruzar la frontera mexicana este fin de semana.

“Hemos fortalecido nuestra frontera para que migrantes ilegales no la puedan cruzar y aplicaremos estrictamente nuestras leyes migratorias”, puntualizó la embajada estadounidense en Honduras en un comunicado.

“La decisión de viajar ilegalmente hacia el norte trae consigo duras consecuencias. No invierta su tiempo y dinero en un riesgoso viaje destinado al fracaso”, agregó.

El pronunciamiento se hizo luego de que algunos migrantes están cerca de ingresar a territorio mexicano por la frontera sur.

Desde el jueves, unas 400 personas se han reunido cerca del puerto fronterizo ‘El Ceibo’, en los límites de Guatemala y Tenosique, y se espera que este sábado ingresen en caravana a territorio mexicano, informó el director de ‘La 72, Hogar-Refugio para personas migrantes’, Ramón Márquez.

Hasta el jueves, la agencia migratoria guatemalteca reportó el registro total de dos mil 274 migrantes en sus cruces de El Cinchado y Agua Caliente.

El viernes, los hondureños empezaron a concentrarse en dos pasos fronterizos con México, principalmente en Tecún Umán, al suroeste mexicano, una ruta que utilizaron caravanas anteriores para entrar en el territorio mexicano.

Al hablar sobre el tema, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el Gobierno federal dispone de cuatro mil empleos en la frontera sur para quienes lleguen al territorio nacional.

El ofrecimiento es para que los migrantes permanezcan en la región, ya que no se otorgarán visas de tránsito para recorrer el país y llegar a la frontera norte.

El Financiero


Hondureños en caravana a EEUU: “No vamos a dañar a nadie, llevamos paz”

Días después de la salida de la caravana de hondureños en camino a Estados Unidos, continúa el recorrido por territorio guatemalteco.

Según registro de la Dirección General de Migración entre el 15 y 17 de enero han ingresado 4,006 hondureños por las fronteras de Agua Caliente, Corinto y pasos no autorizados.

El presidente Alejandro Giammattei informó el jueves que según una conversación con el canciller mexicano Marcelo Ebrard, México no permitiría la entrada de los migrantes, sin embargo, el viernes el presidente Manuel López Obrador ofreció 4,000 empleos en la frontera sur.

Apostados en el puente internacional Rodolfo Robles, que divide la frontera entre Guatemala y México, los inmigrantes esperaban el sábado una autorización oficial para poder pasar.

La vía entre los dos países se encuentra sobre el río Suchiate, perteneciente a la ciudad de Hidalgo, estado de Chiapas, México, y Tecún Umán, Guatemala.

Eddy Rivera, un hondureño que viaja como parte de la caravana, pidió al gobierno mexicano que los dejen pasar porque lo único que buscan es trabajar, y dijo a la Voz de América: “Vamos encomendados a Dios, Guatemala nos ha ayudado… queremos cruzar hasta Estados Unidos, queremos trabajo, no vamos a dañar a nadie, llevamos paz”.

Rivera pedía ayuda económica el sábado en medio del tráfico, con una bandera de Honduras en la mano derecha.

La frontera de Tecún Umán en San Marcos, está ubicada a más de 260 kilómetros desde la capital guatemalteca y durante el trayecto se observa a grupos de hondureños caminando a la orilla y pidiendo dinero, comida y agua pura, incluyendo a niños y mujeres.

Algunos de los migrantes dijeron a VOA que esperan una respuesta positiva, pero temen a quienes se en ocasiones se han ofrecido a cruzarlos y que todo sea un engaño y los devuelvan a su país.

Quienes ya llegaron a la frontera esperan aún pasar al lado de México, mientras personal de migración de Guatemala realiza también operaciones de control que indican que han atendido a 744 migrantes.

La Dirección General de Migración asegura que 400 personas han sido devueltas a su país de origen con apoyo de la Policía Nacional Civil; el propio presidente Giammattei indicó que estarán poniendo a disposición de los migrantes varios buses para quienes decidan regresar a Honduras.

VOA


VOLVER

 

Más notas sobre el tema