Designan a Mauricio Macri como presidente de la Fundación FIFA y dirigentes del fútbol argentino critican su nombramiento

Mauricio Macri, nombrado presidente ejecutivo de la Fundación FIFA

El expresidente de la República Argentina, Mauricio Macri, ha sido nombrado presidente ejecutivo de la Fundación FIFA por la Junta de la entidad.

Mauricio Macri tiene una larga trayectoria en los más altos cargos de la política y del fútbol. Fue presidente de la República Argentina entre 2015 y 2019 y, anteriormente, presidió el Club Atlético Boca Juniors durante doce años (1995-2007), el periodo más exitoso de su historia, en el que el club logró 17 títulos, de los cuales once fueron internacionales.

Como jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (2007-2015), en 2013 estuvo al frente de la candidatura de la ciudad como sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, la cual fue seleccionada como anfitriona por el Comité Olímpico Internacional.

La Fundación FIFA se creó en 2018 como entidad independiente respaldada por la FIFA, con el objetivo de contribuir a la promoción de un cambio social positivo.

Su director general es el exfutbolista campeón del mundo Youri Djorkaeff y su enfoque prioritario es la educación a través del programa Football for Schools, que se lanzó en 2019 y al que la FIFA ya ha asignado un presupuesto de 100 millones de USD.

Además, la FIFA tiene el objetivo de recaudar, junto con socios de todo el mundo y de diferentes sectores, mil millones de USD para invertirlos en programas educativos.

“Es un grandísimo placer y todo un honor poder anunciar que Mauricio Macri asumirá este cargo al frente de la Fundación FIFA”. destacó el presidente de la FIFA y presidente de la Junta de la Fundación, Gianni Infantino.

“Mauricio tiene el perfil ideal para liderar este proyecto, que quiere poner el fútbol al servicio de la sociedad. A través de su experiencia como líder de una gran nación conoce el rol central que tiene la educación para el futuro de nuestras sociedades y, como dirigente de uno de los clubes de fútbol de mayor éxito, sabe la fuerza y la pasión únicas que genera nuestro deporte. Su experiencia y visión de futuro permitirán, sin duda, que nuestra fundación intensifique su labor y amplíe su ámbito de acción para contribuir a mejoras sociales en todo el mundo”.

Por su parte Mauricio Macri afirmó: “Es un honor y una satisfacción enorme haber sido designado presidente ejecutivo de la Fundación FIFA. Agradezco al presidente Infantino por esta muestra de confianza y por darme la oportunidad de combinar mis tres pasiones: la educación, el fútbol y trabajar por los jóvenes, para que tengan un mejor futuro”.

“Tal como lo planteé durante mi presidencia del G-20, la educación es una herramienta igualadora de oportunidades y, de la mano del fútbol, puede ayudar a construir puentes y contribuir al progreso global”.

“El fútbol tiene la ventaja de llegar a millones de jóvenes y enseñarles valores y herramientas que les van a servir para toda la vida y para sus trabajos en el futuro, como el trabajo en equipo, el esfuerzo y el respeto por el otro. Además, a través del fútbol, se pueden abordar temáticas más complejas, como la violencia, el uso de drogas o la obesidad”.

“Esta designación es también gracias a la Argentina, que le dio y le da a este maravilloso deporte leyendas únicas, anécdotas que se marcan para siempre en la historia del fútbol y una hinchada que se hace sentir en todo el planeta”, concluyó.

FIFA


“Lamentable”: el explosivo tuit de Marcelo Tinelli por el nombramiento de Mauricio Macri como presidente de la Fundación FIFA

Marcelo Tinelli tildó de “lamentable” y de “triste noticia” la decisión de la Federación internacional de Fútbol Asociado ( FIFA), que nombró hoy a Mauricio Macri como titular de una fundación de promoción del fútbol.

“Me parece lamentable que una persona que sin ningún pudor y siendo presidente, manifestó que venía diciéndole a sus colaboradores que los mercados no nos iban a dar más plata y que nos íbamos a la ‘mierda’, hoy sea distinguido en FIFA. Triste noticia para los que amamos el fútbol”, escribió en su cuenta de Twitter, el presidente de San Lorenzo a los pocos minutos de que se conociera la noticia.

A través de un comunicado, difundido este mediodía, el máximo organismo de fútbol a nivel mundial explicó: “Mauricio Macri tiene una larga trayectoria en los más altos cargos de la política y del fútbol. Fue presidente de la República Argentina entre 2015 y 2019 y, anteriormente, presidió el Club Atlético Boca Juniors durante doce años (1995-2007), el periodo más exitoso de su historia, en el que el club logró 17 títulos, de los cuales once fueron internacionales. Como jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (2007-2015), en 2013 estuvo al frente de la candidatura de la ciudad como sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, la cual fue seleccionada como anfitriona por el Comité Olímpico Internacional”.

Apenas unos minutos después de la opinión vertida por Tinelli, se sumó la de Rodolfo D’Onofrio, presidente de River y aliado político del titular de San Lorenzo en el ámbito dirigencial del fútbol argentino. D’Onofrio recorrió un camino parecido: “Es lamentable que el ex presidente que nos dejó una deuda casi impagable, más de 50% de pobreza… enemigo de las sociedades civiles en el fútbol…y responsable de los últimos 4 años en el manejo que vive el fútbol argentino, haya sido nombrado al frente de Fundación FIFA”, escribió en su cuenta de Twitter.

La respuesta casi en simultáneo de Tinelli y D’Onofrio vuelve a exhibirlos no solo como opositores a Macri, una postura que ya habían expresado públicamente durante la presidencia de dirigente político, sino que los mantiene alineados en su rol dentro de la dirigencia deportiva local. Mientras tanto, la AFA todavía no expresó ningún comentario al respecto.

Según el comunicado de la FIFA, Macri dijo al aceptar el cargo: “Es un honor y una satisfacción enorme haber sido designado presidente ejecutivo de la Fundación FIFA. Agradezco al presidente Infantino por esta muestra de confianza y por darme la oportunidad de combinar mis tres pasiones: la educación, el fútbol y trabajar por los jóvenes, para que tengan un mejor futuro”.

“Tal como lo planteé durante mi presidencia del G-20, la educación es una herramienta igualadora de oportunidades y, de la mano del fútbol, puede ayudar a construir puentes y contribuir al progreso global”, agregó el expresidente.

La Superliga, órgano que rige el fútbol de primera división en Argentina, también se mostró preocupada por la designación de Mauricio Macri como presidente de la Fundación FIFA. La entidad que preside Mariano Elizondo, en tono protocolar, manifestó su oposición a la medida de Infantino.

“Esta designación es también gracias a la Argentina, que le dio y le da a este maravilloso deporte leyendas únicas, anécdotas que se marcan para siempre en la historia del fútbol y una hinchada que se hace sentir en todo el planeta”, cerró el expresidente.

La Nación


Comunicado de prensa: la Asociación del Fútbol Argentino afirma que la designación de Macri es “inapropiada”

La Asociación del Fútbol Argentino, con sorpresa ha tomado conocimiento de la designación del Ing. Mauricio Macri, como Presidente Ejecutivo de la Fundación FIFA.

Esta información que ha adquirido dominio público en las últimas horas, y teniendo en cuenta nuestro carácter de miembro de la FIFA y la trascendencia de la designación referida, nos impone manifestarnos que la misma es ajena a la voluntad de esta Asociación del Fútbol Argentino, asumiendo por tal razón nuestro deber de juzgar como inapropiada su designación.

AFA


FIFAgate: el paso a paso del caso que destapó la mayor corrupción en el fútbol mundial

La detención del ex presidente de la UEFA, el francés Michel Platini, por la supuesta vinculación con irregularidades en la adjudicación a Qatar de la sede del Mundial de 2022 es el último capítulo de una investigación que comenzó hace ocho años, que adquirió visibilidad pública hace cuatro y que todavía no conoce su desenlace.

El 27 de mayo de 2015, en la víspera del 65º Congreso de la FIFA, el universo del fútbol se vio conmovido cuando siete dirigentes fueron apresados en el lujoso hotel Baur au Lac de Zúrich a pedido de la Justicia estadounidense, que también imputó entonces a cinco empresarios relacionados con este deporte, entre ellos tres argentinos: Alejandro Burzaco, Hugo y Mariano Jinkis.

La pesquisa, que el FBI había iniciado en 2011 con el aporte del dirigente arrepentido Chuck Blazer (miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA y ex secretario general de la Concacaf), giraba alrededor de diversos hechos de soborno, fraude y lavado de dinero ocurridos desde 1991 y vinculados con la venta de derechos de transmisión, marketing y patrocinio para América de las competencias organizadas por la FIFA.

Entre los apresados estaban el uruguayo Eugenio Figueredo, expresidente de la Conmebol; el caimanes Jeffrey Webb, vicepresidente de la FIFA y presidente de la Concacaf, y Jose María Marín, ex presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y miembro del Comité de Clubes de la FIFA.

Pese al escándalo que lo salpicaba, Joseph Blatter fue reelegido como presidente de la FIFA apenas 48 horas después de las detenciones, aunque cuatro días después anunció su renuncia y la convocatoria a un Congreso Extraordinario para elegir a su sucesor. Entre los aspirantes a sucederlo estaba Platini.

Con el paso de los meses, el escándalo fue escalando. Primero se llevó puesto al secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, quien en septiembre fue desvinculado de su cargo tras ser implicado en un caso de venta ilegal de entradas. Días después, la Justicia de Suiza anunció la apertura de una investigación contra Blatter y Platini por el supuesto cobro de sobornos.

En octubre de ese año, la Comisión de Ética de la FIFA suspendió inicialmente por 90 días a Blatter, Platini y Valcke. El camerunés Issa Hayatou, presidente de la Confederación Africana de Fútbol, fue nombrado presidente interino de la casa madre del fútbol mundial. Recién en febrero de 2016 el organismo tendría nuevo titular: Gianni Infantino.

En diciembre hubo más detenciones: fueron apresados en Zúrich Juan Ángel Napout, presidente de la Conmebol, y Alfredo Hawit Banegas, titular de la Concacaf. El ex presidente de Quilmes y ex secretario general de la Conmebol José Luis Meiszner, quien tenía pedido de captura de Estados Unidos, se entregó en Buenos Aires, aunque fue liberado dos meses después y nunca fue extraditado.

El fallecido expresidente de la AFA y vice de la FIFA, Julio Humberto Grondona, también estuvo en el centro de la investigación como “el co-conspirarador número 1”. ​

Eladio Rodriguez, ex empleado de Torneos, declaró en el juicio en Nueva York que Grondona “cobraba siempre en efectivo los sobornos por derechos de TV de los partidos amistosos de la Selección Argentina para los partidos de las Eliminatorias para los Mundiales, la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana“.

El abogado argentino Jorge Delhon, de 52 años, supuestamente implicado en el esquema de corrupción conocido como FIFAgate, se quitó la vida el 15 de noviembre de 2017 al tirarse a las vías del tren en la localidad bonaerense de Lanús, después de que Alejandro Burzaco admitiese haber sobornado a la FIFA para obtener derechos de retransmisión del fútbol y que pagó millonarios sobornos a Delhon y a Pablo Paladino (del programa Fútbol para Todos ya caducado).

En simultáneo, se desarrolló una investigación, por pedido de la propia FIFA, sobre supuestas irregularidades ocurridas en torno a la elección de las sedes para los Mundiales de 2018 y 2022. Rusia y Qatar, respectivamente, habían sido designadas durante el Congreso que se llevó a cabo en mayo de 2011 en Zúrich. Por ese hecho fue apresado Platini este martes.

El FIFAgate tuvo un primer tramo de elevación a juicio en Nueva York que involucró a al brasileño José María Marín, al paraguayo Juan Ángel Napout y a Manuel Burga, ex presidente de la Federación Peruana de Fútbol. En diciembre de 2017, Marin y Napout fueron encontrados culpables y enviados a una cárcel de Brooklyn, en tanto que Burga fue absuelto dos meses más tarde.

En agosto de 2018, el dirigente paraguayo fue condenado a nueve años de prisión por conspiración para delinquir en el marco de una organización criminal y conspiración para cometer fraude bancario. “Recibió 3,3 millones de dólares en coimas hasta que fue arrestado y aceptó recibir más de 20 millones más en sobornos“, dijo la jueza Pamela Chen, encargada del proceso.

En tanto, Marín, presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol entre 2012 y 2015, recibió una pena de cuatro años de cárcel, además del pago de 4,5 millones de dólares, por conspiración para el crimen organizado, fraude electrónico y lavado de dinero.

En otro tramo de la elevación a juicio, en febrero de este año se postergó por seis meses la sentencia de Alejandro Burzaco, ex-CEO de Torneos, quien confesó varios delitos a cambio de una reducción de su pena. El empresario, acusado por lavado de dinero, fraude electrónico y crimen organizado, reconoció que él y su compañía habían pagado alrededor de 160 millones de dólares en concepto de sobornos a dirigentes de la Conmebol.

En total, en el FIFAgate hay 39 personas bajo investigación (otras tres ya fallecieron), de las cuales 22 ya se declararon culpables, acusadas de 92 delitos y de aceptar más de 200 millones de dólares en sobornos.

Clarín


VOLVER