Día clave en Chile: el Senado define si habrá paridad e independientes en el proceso Constituyente

El día de la verdad: Senado define este miércoles la paridad y participación de independientes en proceso constituyente

Por unanimidad se aprobó en el Senado el proyecto en general de reforma constitucional que asegura paridad de género y participación de independientes en el proceso constituyente.

Los 40 senadores presentes en la sala votaron a favor de la iniciativa y nadie se abstuvo. Sin embargo, desde Chile Vamos presentaron una serie de indicaciones que modificaban la alternancia en las listas por sexo.

Posteriormente, el proyecto pasó a ser discutido por las comisiones de Constitución y Mujer e Igualdad de Género, donde finalmente se rechazaron dichas indicaciones y se aprobó el proyecto en particular por seis votos contra cuatro.

Este miércoles, el proyecto regresa a la sala del Senado donde se debatirá y votará el proyecto en particular entre las 11:00 y las 14:00 horas. Se requieren al menos 26 votos para aprobar la iniciativa.

The Clinic


Partido por la Dignidad: Los independientes liderados por Hamilton que desafían a la clase política

James Hamilton inscribió este lunes ante el Servel el Partido por la Dignidad, el cual tendrá como propósito facilitar la postulación de candidatos independientes al proceso constituyente.

La nueva colectividad es también encabezada por su vicepresidenta, la Premio Nacional de Periodismo, María Olivia Monckeberg, y el abogado especialista en Derechos Humanos, Luis Toro.

Asimismo, entre sus integrantes figuran la abogada constitucionalista Grace Schmidt, los músicos Claudio Narea -exintegrante de Los Prisioneros- y Ricardo “Farfán” Venegas, de Quilapayún, el filósofo Gonzalo Rovira, y los escritores Roberto Rivera y Diego Muñoz.

Según indican en su sitio web, se trata de un partido que nace “únicamente en función de la nueva Constitución”, por lo cual “cumplirá con las formalidades que la ley exige, pero tendrá fines instrumentales”.

“El objetivo básico es ofrecer un espacio a personas independientes que no se sienten interpretadas por los actuales canales de representación, y también a quienes quieran ser candidatos para ser constituyentes, ante el enorme desafío que significa la redacción y promulgación de la nueva Carta Fundamental”, indicaron.

Asimismo, como parte de sus principios, el partido llama a votar “apruebo” en el plebiscito constituyente del 26 de abril, eligiendo el mecanismo de la Convención Constituyente, es decir, con la totalidad de sus miembros electos para este fin.

Partido por la Dignidad, un partido instrumental

James Hamilton, uno de los denunciantes del influyente cura Karadima que fue expulsado de sus funciones sacerdotales acusado de cometer abusos sexuales, encabezó la inscripción de este nuevo partido ante el Servicio Electoral.

No obstante, entre sus dirigentes también se cuentan reconocidos personajes públicos, como la periodista Maria Olivia Monckeber, vicepresidenta del partido y ganadora del Premio Nacional de Periodismo 2009.

“El objetivo básico es ofrecer un espacio a personas independientes que no se sienten interpretadas por los actuales canales de representación. También a quienes quieren ser candidatos o candidatos a constituyentes”, explicó la profesional.

En ese sentido, enfatizó en que “este partido nace únicamente en función de la nueva Constitución, cumpliremos con las formalidades que la ley exige, pero tendrá fines instrumentales”.

El partido apoya la necesidad de que la futura Convención Constituyente tenga un 100% de miembros elegidos y que se asegure la representatividad paritaria y de pueblos originarios.

Claudio Narea, exguitarrista del icónico grupo de rock Los Prisioneros, y también una de las figuras públicas detrás de la iniciativa, explicó su apoyo.

“Jamás he estado en un partido político (…) He mirado a distancia (pero) hay mucha gente muy capaz, la directiva del partido está abierta para que todo el mundo que esté interesado en participar, lo haga”, puntualizó.

“Los independientes son los que han hecho todo este estallido, somos los independientes. Y creo que es injusto que los partidos políticos hoy día vengan a ordenarnos y decir cómo se hacen las cosas”, agregó.

Hamilton condenó violaciones a los DDHH

Según explicó Hamilton, por su parte, esta “es una fuerza que nace de la molestia e indignación de ver nuestros partidos políticos secuestrando el proceso constituyente. Nosotros creemos en la institucionalidad, creemos en la política, creemos en los partidos políticos, en lo que no creemos es en el abuso”.

En entrevista con CNN Chile, Hamilton profundizó en los conceptos, asegurando que no tienen una postura política marcada, pese a lo cual sostuvo que no comulgan con el actual Gobierno.

“Si son partidarios del Gobierno, quiere decir que son partidarios de las violaciones a los derechos humanos, que son partidarios de una política neoliberal”, enfatizó.

“No hay una variación de grises en las violaciones a los derechos humanos. Empezar a interpretar que es menos importante la vida de decenas de personas, los ojos de centenas de personas, la violación a mujeres (…), si eso está dentro de lo que podría llamarse las reglas del juego, eso es aberrante“, criticó.

Asimismo, cuestionó a los partidos tradicionales y las complicaciones que enfrentan los independientes.

“No quieren que los independientes tengan voz. Lo dicen, pero al final qué ocurre, que si tú quieres ser independiente necesitas ir a inscribir una buena cantidad de personas, ante notario, tienen que tener el dinero, la posibilidad de armar campaña”, cuestionó.

Los pasos para convertirse en partido político

El partido, que aún no reúne todas las firmas necesarias para su constitución legal, nace en medio del peor estallido social que ha vivido Chile desde el retorno a la democracia y que ha dejado 29 muertos ante el descontento social por la desigualdad y el actual sistema de pensiones, entre otras quejas.

De acuerdo a la actual legislación, para que un partido político pueda existir se debe haber constituido legalmente en al menos ocho regiones o en un mínimo de tres regiones geográficamente contiguas.

Para el primer paso y convertirse en partido en formación, sus organizadores deben conseguir cien ciudadanos con derecho a sufragio y que no pertenezcan a otro partido, cuyas firmas deberán ser validadas por el Servel.

Luego comienza la recolección de las 20 mil firmas para ser un partido nacional constituido, cifra que el Partido por la Dignidad deberá conseguir antes de abril.

Esta irrupción va en línea con lo evidenciado en la última encuesta CEP, donde los partidos políticos tradicionales alcanzaron apenas un 2% de confianza. Aunque por otro lado, en la misma medición, un 64% mostró su apoyo a la democracia.

En ese sentido, una lectura podría ser que el tema no pase por dejar de elegir a representantes, sino que más bien tendría que ver directamente con la clase política tradicional, con lo cual se abre el abanico a opciones no tradicionales.

¿Podrá aprovechar Hamilton y su Partido Dignidad aprovechar este escenario? Con el correr de las semanas lo veremos, quizá no sólo con las firmas, sino en las urnas en abril próximo.

BioBio


Oposición volverá a presentar proyecto de voto obligatorio pese a rechazo en la Cámara de Diputados

La Cámara de Diputados rechazó este martes un proyecto de ley para restablecer el voto obligatorio, a partir del plebiscito constituyente que se realizará el 26 de abril. Aunque, desde la oposición anunciaron que volverán a presentarlo.

Se trata de una iniciativa impulsada por legisladores opositores, quienes esperaban implementar la obligatoriedad a partir del plebiscito en el que los chilenos deberán decidir si quieren una nueva Constitución y el eventual mecanismo para reemplazarla.

No obstante, el proyecto de ley no alcanzó la votación necesaria en la Cámara de Diputados, por lo que fue rechazado y archivado.

Esto último, debido a que se requerían 93 votos a favor para que la iniciativa pudiera seguir su trámite. Pero solo 89 parlamentarios la apoyaron, mientras que 44 lo hicieron en contra y 15 se abstuvieron.

Entre quienes rechazaron el proyecto de ley, se contaron los diputados humanistas Florcita Alarcón, Pamela Jiles y Felix González, del Partido Ecologista Verde. En tanto, el diputado DC Raúl Soto se ausentó.

Al respecto, el diputado Alarcón explicó su voto alineado con la derecha, argumentando que con la actual Constitución no tiene relevancia el voto.

“En principio en el Partido Humanista tenemos el tema de la no obligatoriedad, o sea, es voluntario. Y el tema no es si el voto es obligatorio o es voluntario, el tema es para qué sirve el voto en esta Constitución, o sea, qué de atractivo tiene el voto (…) no hay nada que haga atractivo este voto”, reflexionó.

El diputado de la UDI, Juan Antonio Coloma, valoró que se haya rechazado el reponer el voto obligatorio. Dijo que no puede obligarse a punta de sanciones a las personas a manifestar su opinión en las urnas y descartó que exista un cálculo político.

“Nosotros valoramos que se haya rechazado la vuelta al voto obligatorio, nosotros creemos que cuando la política está mal evaluada la solución no puede ser obligar y sancionar a los que no van a votar”, indicó.

“Creemos que tenemos que ser nosotros los que estamos en el mundo político, los que seamos capaces de motivar a las personas, de generar mejores políticas públicas, de poder proponer a la ciudadanía mejores ideas”, opinó.

Gobierno descartó intervención

Desde el Gobierno, el ministro Secretario General de la Presidencia, Felipe Ward, aseguró que los parlamentarios oficialistas, entre ellos de Renovación Nacional y Evópoli que respaldaban el proyecto, tenían la absoluta libertad de manifestar su opción para reponer el voto obligatorio y que no hubo presiones por parte del Ejecutivo.

“Pensamos como gobierno que no es el momento adecuado para presentar esta señal en concreto”, dijo el ministro Ward, en representación del gobierno que no estaba de acuerdo con reinstalar el voto obligatorio, sustituido por el sufragio voluntario en 2012.

Tras este cambio, el país registró una escasa participación electoral con cifras que no han superado el 50% del padrón en las elecciones populares. En los últimos comicios presidenciales en diciembre de 2017, Sebastián Piñera fue elegido en segunda vuelta con una participación del 49,2% del padrón electoral de unos 14,3 millones de personas, según cifras oficiales.

Tanto la votación obligatoria como la nueva Constitución, son dos anhelos demandados en las calles en las manifestaciones que no cesan desde que se produjo el estallido social en Chile hace más de tres meses y que ha dejado 29 personas muertas, en la peor crisis que ha visto el país desde el retorno a la democracia.

Oposición insistirá con el proyecto

De todas formas, la oposición insistirá en volver a presentar el proyecto de voto obligatorio este miércoles, debido a que previamente los parlamentarios aprobaron la idea de legislar.

“Este proyecto fue votado en su idea original, la idea de legislar está aprobado, por lo tanto vamos a ingresarlo en las mismas condiciones. Y si se quiere y se mejora este proyecto en la Comisión de Gobierno que yo presido, bienvenido sea”, señaló la diputada de la DC, Joanna Pérez.

En ese sentido, la parlamentaria falangista explicó que este proyecto de ley de reforma constitucional puede ser presentado nuevamente este miércoles, debido a que el artículo 68 de la Constitución señala que una iniciativa que es aprobada en la idea de legislar, puede reingresarse inmediatamente.

Recordemos que en el caso de los que se rechaza la idea de legislar, deben esperar a lo menos un año para ser presentados nuevamente.

Sin embargo, la tarea será tratar de conseguir los 4 votos que requiere para lograr su aprobación. En ese sentido, la diputada Pérez acusó que el Gobierno habría presionado a diputados oficalistas que estaban por reponer el voto obligatorio, para que rechazaran.

“Nos faltaron sólo cuatro votos (…) y yo hago un llamado al ministro Ward que no interfiera en las votaciones del Congreso y que deje en libertad a los diputados de votar de manera responsable con la ciudadanía”, sentenció.

“A los que desde la oposición no lo apoyaron, vamos a convencerlos de que es necesario revertir hoy día el proceso que tenemos donde nuestra democracia está en crisis y hay que legitimar”, concluyó.

BioBio 


«No confiamos en el sistema»: Los angustiantes días de las familias de Sofía Arévalo y Joaquín Cáceres, dos de los menores presos en el estallido

Sofía Arévalo y Joaquín Cáceres, de 17 años, están imputados por «incendio con riesgo a la vida de las personas» por la quema de un par de bolsas de basura en la puerta de la Municipalidad de Buin. El 4 de noviembre del año pasado la Fiscalía decretó 100 días de internación provisoria en diferentes CIP (Centro de Internación Provisoria) del Servicio Nacional de Menores (Sename).

Ninguno de los dos menores de edad tiene antecedentes penales previos, y según una de sus abogadas, Marlene Quintana, el Ministerio Público no tiene pruebas en su contra: la de hidrocarburos arrojó que no existían restos en sus manos ni en su ropa, tampoco encontraron nada en sus celulares. No obstante, en la última audiencia del pasado 13 de enero, el tribunal acusó a Joaquín de ser quien recolectó el material incendiario y a Sofía de haber sido quien dio la orden de prender el fuego.

Sofía Arévalo es la única mujer entre los 11 menores de edad que se encuentran en internación provisoria a nivel nacional. De ellos, 7 están en la Región Metropolitana, una en el CIP Santiago.

Su madre, Elisa Tapia, dice que su hija al comienzo se encontraba con ánimo. «Pensábamos que iba a ser poco tiempo. Estábamos esperanzados, pero pasaron los días y todo demora. Presentamos los informes, pedimos todo lo que necesitábamos para demostrar quién es realmente, y luego, cuando pedimos revisión de medida el 18 de diciembre, la dieron para casi un mes después, el 13 de enero», declara la mujer.

Tapia agrega que su hija «ahora está decaída. Tenía harta fuerza, pero ya no. Ella no quiere saber cuándo será la apelación, porque se pone nerviosa, ansiosa. Tuvo que ir a tribunales, y los días antes que tuvimos visita ella nos pasó su ropa porque pensaba que ya se iba, y ahora no tiene casi nada. Estaba esperanzada, pero nosotros como familia pensamos que la decisión estaba tomada de antes, porque tenían todas las pruebas para que ella saliera.

Foto solo de referencia: Agencia Brígida Mena

En tanto, Joaquín, según su madrastra Karlita Jácobo, «está triste, estresado, lo único que quería era que fuera la apelación porque quiere salir luego, dice que ya no da más, que está angustiado, que quiere volver a su vida normal, quiere llegar a su casa a tomar una ducha de media hora, de aprovechar el tiempo y lo que tiene».

El temor de las familias

Las familias de Sofía y Joaquín han estado al pie del cañón. Dicen que la situación de encierro de sus hijos ha afectado a todo el entorno familiar y que el proceso ha sido irregular. No esperan nada del Estado. «Nos preocupa cómo va a ser el juicio, no tenemos ninguna garantía, no confiamos en el sistema. A pesar de que no hay ninguna prueba, no sabemos cómo va a ser», advierte Elisa Tapia.

En relación a lo anterior, la mujer declara que «cuando fui a buscar a mi hija a la comisaría el día que la tomaron detenida, el carabinero que me recibió me dijo que hace tres días que la andaban siguiendo. Ella se había incorporado hace poco a la dirigencia de su colegio, era coordinadora estudiantil. Está en colegio particular, entonces agitaba para que sus compañeros apoyaran y también trabajaba con gente de colegios municipales, todo en Buin».

La primera vez que Sofía fue a declarar, su madre menciona que la fiscal la interrumpía todo el tiempo, diciendo que mentía, «que ella no estaba en lo correcto, que no habían sido así las cosas, queriendo cambiar su relato». Un factor más que hace que, al menos la familia de Sofía, se sienta insegura frente al proceso judicial.

Lo mismo dice Karlita Jácobo, madrastra de Joaquín. Como familia tampoco confían «porque la Corte de Apelaciones tampoco está escuchando, tampoco están viendo las pruebas», explica. Sin embargo, mantienen la esperanza de que este escenario pueda cambiar y confían plenamente en sus abogados, tanto de él como de Sofía.

Este martes les hicieron llegar un informe de la Defensoría de la Niñez llamado AMICUS CURIAE, en el que habla en términos generales sobre las medidas precautorias a las que se ha acogido Chile en cuanto a derechos del niño, Derechos Humanos y estándares internacionales, los que este país debería respetar. «Han sido todos pasados a llevar», comenta Elisa.

En el documento, que fue entregado a los abogados defensores de los menores y que será utilizado para presentar una apelación a la Corte de Apelaciones de San Miguel, se menciona que la internación provisoria debería ser la última medida a considerar. Sin embargo, Tapia señala que «en este caso se está tomando en cuenta solo el delito que se les imputa».

Una nueva audiencia

La mañana de este miércoles Sofía y Joaquín tienen audiencia de apelación de cambio de medida cautelar en la Corte de Apelaciones de San Miguel. En ella, la defensoría de los jóvenes solicitará arresto domiciliario o la libertad. Mas, Jácobo menciona que han estado preparando a Joaquín para el fracaso, «para que sepa que lo más probable es que a pesar de la apelación, el resultado no sea el que él espera». El informe AMICUS será presentado en la instancia y esperan que sea considerado.

«La Fiscalía es la que se está querellando en contra de estos niños, no está cumpliendo el rol que debe. Toma a estos jóvenes y lo único que quiere es demostrar que ellos son los culpables, se ensaña y no quiere dar su brazo a torcer», apunta Elisa, siendo enfática en que el rol que debería cumplir la justicia no lo está cumpliendo.

Mientras Joaquín espera con ansias esta audiencia, Sofía dice que es lo más traumático que le ha pasado. «Para la anterior temblaba entera», cuenta su mamá. «Ellos quieren demostrar culpabilidad a toda costa. No porque ellos lo creen, la persona es culpable. Considero que aquí está mal», finaliza Elisa.


CRUCh ante nuevo llamado de la ACES contra la PSU: “No nos hemos planteado una tercera prueba”

El Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCh) se reunió este martes 21 de enero, luego de que la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) llamó a manifestarse nuevamente, los días 27 y 28 de enero, cuando se rendirá nuevamente la PSU.

El vicepresidente del Cruch, Aldo Valle, afirmó sobre lo anunciado por la ACES que “no nos hemos planteado una tercera prueba, lo que queremos es que ojalá la totalidad de los y las postulantes convocados para los días 27 y 28 puedan rendir las pruebas”, según consigna BioBioChile.

El rector Valle agregó que “el único ‘plan B’ que tenemos hasta ahora es reunirnos el día 29 porque queremos obrar en base a los hechos y los antecedentes verificados de los días 27 y 28”.

El vicepresidente del CRUCh reconoció que también se estudia ampliar el actual 15% de admisiones especiales con que cuentan las universidades suscritas al Sistema Único de Admisión.

Además explicó que esta medida apunta a que ningún estudiante que se vio impedido de rendir la PSU de Historia se vea perjudicado, permitiendo a las casas de estudio aplicar mecanismos específicos para su admisión.

Cabe recordar que esta mañana el vocero de la ACES, Víctor Chanfreau, llamó a “los universitarios a enfrentarse a los rectores que han sido cómplices hoy día de la persecución que estamos sufriendo los estudiantes secundarios”, manifestándose los días 27 y 28 de enero próximos.

El Desconcierto


VOLVER