Duque, Moreno y Guaidó participan del Foro Económico Mundial en Davos y hacen foco en Venezuela

Migración y medioambiente: los temas de Duque en su primer día en la cumbre de Davos

Durante su primer día de participación en el Foro Económico Mundial en Davos Suiza, el presidente colombiano Iván Duque Márquez centró su agenda en la búsqueda de recursos para atender la crisis por la masiva recepción la población migrante proveniente de Venezuela.

De igual modo, el mandatario colombiano participó de un escenario donde se habló de conservación ambiental y cambio climático destacando la iniciativa que busca la siembra de 180 millones de árboles antes del 7 de agosto de 2022 en Colombia.

Duque se sumó a la iniciativa que busca cultivar un trillón de árboles en el mundo antes de 2030. Durante este encuentro, Duque fue felicitado por el ex vicepresdiente de EE.UU. AL Gore, quien aplaudió la labor del mandatario en su defensa de la amazonía.

Canal RCN


Duque en Davos, entre los temas ambientales e inversiones

El presidente Iván Duque tuvo este miércoles una apretada agenda en Davos, Suiza, en su participación en Foro Económico Mundial, que llegó este año a su versión número cincuenta.

El mandatario viajó a ese encuentro, al que asisten importantes líderes políticos y económicos del mundo, con una clara intención: concretar grandes oportunidades de inversión en Colombia y unir esfuerzos internacionales para la protección del medioambiente.

Duque sostuvo 18 reuniones bilaterales con jefes de Estado, directivos de compañías mundiales y líderes políticos.

La jornada la comenzó con un encuentro con la presidenta de Suiza, Simonetta Sommaruga. También se reunió con el jefe de Gobierno de España, Pedro Sánchez, el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, y el presidente de Ecuador, Lenin Moreno.

Además, sostuvo reuniones con Ivanka Trump, asesora del presidente Donald Trump; el CEO de Apple, Tim Cook, y el presidente de Amazon Web Services, Andy Jassy.

En el marco del Foro, Duque tuvo cuatro intervenciones, una de ellas en el panel ‘Asegurar un futuro sostenible para la Amazonia’, en la plenaria del encuentro. Allí aprovechó para exponer los avances de Colombia en la protección de los ecosistemas y en la meta de sembrar 180 millones de árboles al 2022.

Dijo que ya se han logrado plantar 24,7 millones de árboles y este año se esperan sembrar otros 60 millones.

En consonancia con una de las mayores preocupaciones planteadas en el Foro, Duque aseguró que el principal desafío de nuestra época es el cambio climático y por eso dijo que no seremos exitosos en nuestra forma de hacerle frente “hasta que le pongamos fin a la deforestación en todo el mundo”.

Pero también advirtió que si “logramos que el mundo entero se sensibilice sobre la importancia de la reforestación, la siembra y la protección de los ecosistemas, podremos entonces procurar un gran cambio”.

Precisamente el exvicepresidente de Estados Unidos Al Gore destacó el liderazgo de Duque en la protección de la Amazonia. “Presidente Duque, muchísimas gracias por su liderazgo. Yo también he aprendido a apreciar a los líderes nacionales que entienden y toman la iniciativa en esta materia”, le dijo Gore en este panel.

“Queremos lanzar una estrategia que se llamará Biodiverciudades, es decir, aquellas ciudades de distintos países que se encuentran en la Amazonia o en zonas cercanas. Esas ciudades tienen que vivir protegiendo la biodiversidad y el medioambiente para asegurar una economía circular”, destacó el mandatario colombiano.

Duque también reveló que el presidente de Amazon Web Services, Andy Jassy, le confirmó el interés de esta compañía de seguir invirtiendo en Colombia y expandir sus negocios en el territorio.

El Presidente termina este jueves su presencia en el foro económico de Davos, donde, entre otros asuntos, tendrá un desayuno con inversionistas y reuniones bilaterales con jefes de Estado.

El Tiempo


Moreno trató la crisis venezolana en su visita a Davos

La crisis en Venezuela y el coste de la migración, y la eliminación del visado Schengen a los ecuatorianos, marcaron la agenda este miércoles del presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, en Davos, donde se reunió con el presidente de Colombia, Iván Duque, y del Gobierno español, Pedro Sánchez.

Moreno participó en el diálogo diplomático «La crisis migratoria de Venezuela«, un espacio que compartió con Duque, autoridades de organismos internacionales y representantes del sector empresarial, informó la Secretaría de Comunicación en un comunicado.

«Ante este fenómeno que ha impactado Latinoamérica, el Gobierno Nacional es firme en que se debe buscar una salida democrática«, agrega en ese sentido.

La cita sirvió para plantear la posibilidad de solicitar asistencia y apoyo internacional, en virtud de las demandas que se generan al recibir un gran flujo de migrantes venezolanos.

Según la nota de prensa, el canciller José Valencia, que acompaña a Moreno, indicó que -entre marzo y abril de este año- se desarrollará una reunión de donantes, organizada por la Unión Europea.

«En ese espacio los países podrán obtener recursos para enfrentar esta crisis humanitaria«, indicó el ministro, quien aseguró que su país «promueve la migración ordenada, regular y segura».

Ecuador es uno de los países del continente que más migrantes venezolanos ha recibido, alrededor de 400.000, con una sobrecarga de más de cien millones de dólares en su presupuesto, según datos difundidos esta misma semana en la XII Cumbre del Foro Global de Migración, que se celebra en Quito.

El mandatario ecuatoriano también mantuvo un encuentro trilateral con Duque y Sánchez, en el que abordaron la situación de Venezuela y donde Moreno elevó el requisito del visado Schengen.

Según la Secretaría de Comunicación, Sánchez reiteró su respaldo y mantiene en firme la solicitud a la UE para la exención de esa exigencia, con el fin de que los ecuatorianos que visiten esa zona comunitaria se vean exentos del visado de 90 días.

Durante los tres días que ha estado en el Foro de Davos, el jefe de Estado ecuatoriano mantuvo reuniones con empresarios de los sectores financiero y de alimentos y bebidas, quienes expresaron su confianza para invertir en el país.

«Es el caso de Jay Collins, vicepresidente de la Banca Corporativa y de Inversión de Citigroup, quien comprometió el apoyo de esta entidad para brindar asesoría a Ecuador con el fin de atraer a grandes compañías», indica la nota de prensa.

Moreno también se reunió con Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para cultivar el respaldo de ese organismo a los programas de reforma fiscal y económica en el país.

La agenda del presidente en Suiza finalizará este jueves con una visita a la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

La República


Juan Guaidó pide a Europa más sanciones contra Nicolás Maduro

Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, como lo reconocen más de 50 países, pasó este miércoles por Bruselas en otra etapa de su gira europea y pidió al bloque que endurezca sus sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro. Recibió buenas palabras y pocas decisiones. No hay consenso en la UE para aprobar más sanciones.

Guaidó fue recibido por el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, con quien coincidió, según un comunicado de la oficina de Borrell, “en la urgente necesidad de alcanzar un posición concertada entre actores venezolanos e internacionales para conseguir un proceso político”.

Borrell recordó a Guaidó el apoyo de las instituciones europeas a la Asamblea Nacional venezolana “como única institución democráticamente electa en Venezuela y a Guaidó como su presidente legítimo”.

Guaidó pasó el martes por Londres, donde fue recibido por el ministro de Exteriores Dominic Raab y por el primer ministro Boris Johnson. En esas citas, el venezolano dijo: “La crisis humanitaria en Venezuela es comparable a las de Sudán del Sur, Yemen o Siria. Todos esos países están en guerra. Nosotros no vemos las bombas, pero sentimos el sufrimiento”.

El presidente encargado venezolano, que este jueves cumple un año en esas condiciones, no recibió en Bruselas una respuesta inmediata a su petición de que la UE refuerce las sanciones contra Caracas.

El régimen de sanciones europeas a Venezuela es ya uno de los más duros que mantiene la UE e incluye, además de la lista negra de dirigentes y responsables de la represión, un embargo de armas o de cualquier material susceptible de ser usado para reprimir.

Guaidó y Borrell se mostraron en sintonía, pero los ministros de Exteriores europeos discutieron brevemente el lunes sobre Venezuela sin llegar a un acuerdo.

No hay consenso todavía para endurecer más las sanciones porque se quiere dar otra oportunidad al Grupo Internacional de Contacto que montó la antecesora de Borrell, Federica Mogherini, una mesa que no se reúne desde el pasado octubre.

Estados Unidos, contrario a ese diálogo, tiene un régimen de sanciones aún más duro que el europeo y que incluye el comercio de petróleo venezolano.

Guaidó está de gira europea después de haber conseguido salir de su país cruzando irregularmente la frontera con Colombia porque la Justicia venezolana le tiene prohibido abandonar Venezuela.

En Londres dijo que espera que “Europa haga mucho más” porque necesita su “apoyo para presionar a la dictadura porque ahora mismo la gente está muriendo de hambre en Venezuela”.

Un año después de empezar a ser reconocido como ‘presidente interino’ de Venezuela, Guaidó ve cómo el régimen de Nicolás Maduro resiste, agarrado principalmente a las estructuras policiales y a las Fuerzas Armadas, que no se han apartado del Gobierno ni con promesas ni con las amenazas de Washington.

En conferencia de prensa en el Parlamento Europeo, Guaidó, acompañado de eurodiputados de PSOE, PP, Cs y VOX, denunció las violaciones de derechos humanos en Venezuela y la emergencia humanitaria. Pidió a la UE que siga presionando y sancionando al régimen y aseguró que la diplomacia es necesaria “aunque la lógica de Maduro no es política”.

Idafe Martín Pérez
Para EL TIEMPO
Bruselas

El Tiempo


Sánchez evita reunirse con Guaidó en Davos

El presidente del Gobierno de coalición con Podemos, Pedro Sánchez, se encuentra en el Foro Económico Mundial que se está celebrando en la localidad suiza de Davos. El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, va a estar. Pero no se van a ver.

A pesar de los lazos que unen a ambos países y de que Sánchez sí lo ha hecho con los presidentes de Ecuador, Lenín Moreno, y Colombia, Iván Duque, los mandatarios español y venezolano no se van a reunir.

El Gobierno de España ha asegurado que el hecho de que no se vayan a reunir no supone un cambio en la línea política sobre Venezuela. Hay que recordar que España le reconoció como presidente encargado de Venezuela.

Fuentes del Ejecutivo no han querido precisar la razón por la que Sánchez no va a recibir al líder opositor venezolano, pero han querido aclarar que “no hay cálculos” del Gobierno para no ofender al régimen de Nicolás Maduro como tampoco se pretende debilitar a Guaidó. Es más, han recordado que España sigue teniendo los mismos intereses que tenía cuando se lanzó “casi en solitario” y reconoció a Guaidó antes que sus socios europeos.

Juan Guaidó, han insistido desde el gobierno español, es el presidente encargado para conseguir que se convoquen elecciones, “tiene el apoyo de España y lo va a tener”, han reiterado. Y han considerado que no hay que darle más importancia a “ese simbolismo” que supone que sea la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, la que pueda recibir a Guaidó y no el propio Sánchez.

Venezuela ha ocupado buena parte de la conversación que Pedro Sánchez ha mantenido en Davos con los presidentes de Ecuador, Lenín Moreno, y Colombia, Iván Duque. Según las fuentes del Gobierno español, los tres han tenido una ‘tormenta de ideas’ sobre qué pueden hacer para conseguir que este año se celebren elecciones democráticas en Venezuela y para paliar la situación de refugiados de ese país, que se está volviendo en muchos casos “insostenible”.

Hay cinco millones de refugiados venezolanos y Colombia acoge a un millón y medio, mientras que en Ecuador hay otro medio millón. El resto está repartido en otros países, sobre todo Brasil.

España considera que es necesario que todos los grupos que pueden hacer presión internacional -el de contacto, el de Lima o la iniciativa noruega- aúnen esfuerzos con el objetivo de una cita con las urnas. Y han hablado del problema humanitario de la crisis venezolana, con cuestiones como la de las vacunas, que empiezan a escasear en Venezuela.

“La situación en Venezuela, donde urgen elecciones libres y democráticas, y la transición política en Bolivia” han centrado la conversación entre los tres líderes, ha tuiteado la cuenta de Pedro Sánchez con fotos del encuentro con Moreno y Duque.

El Imparcial


VOLVER