El gobierno peruano adjudicará ocho millones de hectáreas de bosques a inversores privados

El Gobierno prevé adjudicar 8 millones de hectáreas de bosques a inversores privados

El Gobierno prevé adjudicar en este 2020 unos 8 millones de hectáreas de bosques a inversores privados para proyectos sostenibles que incluyen concesiones forestales para extracción de madera, ecoturismo y conservación y aprovechamiento de servicios ecosistémicos.

Así se contempla en el plan presentado este martes por el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) para reducir la deforestación persistente en el país y combatir la tala ilegal.

Las concesiones están previstas que se comiencen a otorgar a partir de abril conforme a una serie de requisitos donde se tendrá en cuenta la solvencia técnica y financiera de los postulantes.

Otro eje del plan buscará frenar la agricultura migratoria, causante del 95 % de la deforestación en Perú y practicada por unas 125.000 familias que ocupan cerca de 1,3 millones de hectáreas.

Para ello el Serfor necesita que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) apruebe un programa de inversión de 426 millones de soles (127 millones de dólares) acordado con el banco alemán KfW.

“Estos recursos permitirán poner en marcha proyectos que generen condiciones para atraer inversión privada en recursos maderables, en el desarrollo de plantaciones forestales en bosques naturales de forma sostenible, así como en la zonificación”, indicó Alberto Gonzáles-Zúñiga, director del Serfor.

Estas medidas acompañarán el trabajo que el Serfor está realizando con gobiernos regionales, como los de las regiones amazónicas de Madre de Dios y Huánuco, con los que en los próximos días se suscribirán convenios para reforzar el control del tráfico ilegal de madera ilegal.

Según el Serfor, el 40 % de la madera que produce el país es de origen ilegal, aunque otras instituciones estatales como el Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales (Osinfor) señalan que esta cifra es más alta y alcanza el 66 %.

La deforestación en Perú llegó a las 154.766 en 2018 y desde 2001 ha perdido cerca de 2,3 millones de hectáreas por diferentes causas como son la agricultura migratoria, la tala ilegal, la minería ilegal y el narcotráfico.

Con una extensión de 68,5 millones de hectáreas, el bosque tropical de Perú es el cuarto mayor del mundo y una de las regiones con mayor biodiversidad del planeta, que además puede jugar un papel decisivo en la lucha contra el cambio climático.

RPP


Serfor: Concesiones forestales también serán para ecoturismo y producción de frutas

Perú relanzará este año su programa de concesiones de bosques en la Amazonía para explotación de madera, ecoturismo, producción de frutas y conservación de especies, informó el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor).

El gobierno de Martín Vizcarra busca potenciar sectores económicos no tradicionales para estimular el crecimiento, entre ellos el forestal, aparte de los tres pilares tradicionales de sus exportaciones: minería, agrícola y textil, dijo el director ejecutivo de Serfor, Alberto Gonzales-Zúñiga.

El proyecto es concesionar unos 15 millones de hectáreas de bosques y, de paso, elevar el impacto del sector forestal en la economía, que hoy aporta apenas el 0.17% del PBI peruano.

“Es una cifra muy pequeñita, teniendo los recursos” forestales, dijo director del Serfor. “El aprovechamiento del bosque ha sido muy poco” en el Perú.

Explicó que van a ser concesionados “bosques maderables y no maderables”. Estos últimos se destinarán al ecoturismo, a la conservación, o a la producción de frutos, como aguaje o castaña, que es el principal sustento de algunas comunidades indígenas amazónicas de Perú.

Asimismo, habrá concesiones de “bosque natural”, como de tierras destinadas a plantar árboles. “Los predios serán de todo tamaño, no solamente van a ser concesiones gigantes”, indicó.

El 95% de los bosques de Perú se encuentran en la Amazonía. La selva constituye más de la mitad del territorio peruano, pero tiene escasa población, lo que dificulta la presencia del Estado y estimula la tala ilegal de especies cotizadas como caoba y cedro.

Perú lanzó en 2002 el programa de concesiones forestales, que abarcó 10 millones de hectáreas, pero no ha dado los resultados esperados.

“No se hicieron bien las cosas. De 10 millones, solo hay dos (millones de hectáreas) funcionando bien”, dijo Gonzales-Zúñiga. “Las otros ocho millones están funcionando mal o abandonadas”, explicó, porque no fueron adecuados los tamaños de los predios o los concesionarios escogidos.

El abandono favorece la tala ilegal, práctica muy extendida la Amazonía peruana, y “actualmente se estima que del total de la madera que se produce en el país, 40% es de origen ilegal”, según el Serfor.

“Si el bosque está no ocupado o es de libre acceso, inevitablemente es depredado”, expresó Gonzales-Zúñiga.

Perú cuenta con 18 millones de hectáreas de bosques, pero las exportaciones forestales alcanzan apenas US$ 200 millones anuales.

En cambio, en el vecino Chile, con una superficie similar, sumaron US$ 6,838 millones en 2018, aunque bajaron a US$ 5,537 millones en 2019, según cifras oficiales chilenas.

Según Gonzales-Zúñiga, el sector forestal peruano tiene potencial para aportar en unos 15 años el 4.5% o 5% del PBI peruano, lo que significa “multiplicar por 20” la cifra actual.

Etapas

Una parte del plan de Serfor se activará en el segundo trimestre del año, a partir de abril, cuando se ponga en marcha la concesión de al menos ocho millones de hectáreas forestales, bajo el nuevo modelo de concesión, las cuales se podrán destinar no solo a la producción de madera, sino también para ecoturismo, conservación y aprovechamiento de servicios ecosistémicos.

Se establecerán los requisitos indispensables para la entrega de las concesiones, de tal forma que los interesados cuenten con solvencia técnica y financiera.

Otro eje del plan busca atacar el mayor causante de la deforestación: la agricultura migratoria por parte de 125 mil unidades familiares, que ocupan cerca de 1.3 millones de hectáreas y son responsables del 95% de la pérdida de bosques. Por ello, Serfor urge a que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) apruebe el programa de inversión que la entidad forestal ha trabajado con el banco alemán KfW y que permitirá acceder a S/ 426 millones.

“Estos recursos permitirán poner en marcha proyectos que generen condiciones para atraer inversión privada en recursos maderables, en el desarrollo de plantaciones forestales en bosques naturales de forma sostenible, así como en la zonificación que dé seguridad jurídica a inversores”, indicó Gonzales-Zúñiga. Si el MEF da su visto bueno, podría iniciarse este año el trabajo con 8,000 familias de San Martín y Huánuco, indicó.

Convenios

Además, en los próximos días, se suscribirán convenios con Madre de Dios y Huánuco para mejorar el trabajo con las garitas de control de estas regiones y así contrarrestar el tráfico de madera ilegal. De igual forma, Serfor tiene como meta, a fin de año, fortalecer su presencia en Loreto, Ucayali y Madre de Dios, regiones más afectadas por la deforestación.

Actualmente se estima que del total de la madera que se produce en el país, 40% es de origen ilegal y teniendo en cuenta que más del 80% del recurso forestal se mueve en los puestos de control de Corcona, Ancón y Pucusana, se está trabajando para mejorar la infraestructura y el acceso a herramientas tecnológicas en estos establecimientos.

Finalmente, se continuará trabajando con las comunidades nativas porque proveen el 37% de la madera que se consume en el país.

Gestión


VOLVER