Evo Morales presenta equipo de abogados y pide que titular del Tribunal de Justicia asuma la presidencia

90

Defensa de Evo plantea que titular del TSJ asuma la presidencia de Bolivia y llame a elecciones

En una conferencia de prensa donde abundaron los adjetivos para cuestionar la gestión de Jeanine Áñez como presidenta de Bolivia, los abogados argentinos de Evo Morales, Gustavo Ferreyra y Eugenio Zaffaroni, plantearon que el 23 de enero asuma el mando del país la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), María Cristina Díaz, y de inmediato convoque a elecciones generales.

Lo hicieron en compañía de Morales, a quien reconocieron como actual presidente de Bolivia, argumentando que su mandado continúa vigente porque su carta de renuncia presentada el 10 de noviembre aún no fue considerada por la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

Sobre la base de esta lectura, concluyeron que actualmente Añez se atribuye un mandato “de no derecho” que no le corresponde. “Se han salido del sistema planetario”, “esto no tiene precedentes”, “rompe todas las reglas de convivencia internacional”, aseveró Zaffaroni.

En este contexto, plantearon que el 23 de enero, cuando concluya el mandato de Morales y el de los miembros de la ALP, debería asumir la Presidencia la titular del TSJ para de inmediato llamar a elecciones.

“De alguna manera hay que pensar cómo salir de esta situación que se ha creado, de este Estado de no derecho. El mal esta hecho, el daño está hecho, ahora hay que pensar cómo se revierte. ¿Qué correspondería hacer en una situación de esta naturaleza? ¿Qué queda de autoridades constitucionales? Quedan los tribunales y, por ende, lo correcto sería lo que ya pasó alguna vez en la historia de Bolivia, es decir que asuma la presidencia provisional el presidente del Tribunal Supremo y de esa manera convoque a elecciones y se normalice en lo posible esta situación”, dijo Zaffaroni.

“Cuando se haga cargo el presidente del Tribunal de Justicia retomamos el camino de derecho”, complementó.

Ferreyra advirtió que cualquier otra alternativa, como la ampliación de mandato de los asambleístas o la continuidad de Áñez, será seguir con el camino de la “fuerza bruta” y el “gobierno de la irracionalidad”.

El artículo 169 de la Constitución Política del Estado marca una línea de sucesión constitucional que va hasta el presidente de la Cámara de Diputados.

Artículo 169.

I. En caso de impedimento o ausencia definitiva de la Presidenta o del Presidente del Estado, será reemplazada o reemplazado en el cargo por la Vicepresidenta o el Vicepresidente y, a falta de ésta o éste, por la Presidenta o el Presidente del Senado, y a falta de ésta o éste por la Presidente o el Presidente de la Cámara de Diputados. En este último caso, se convocarán nuevas elecciones en el plazo máximo de noventa días.

II. En caso de ausencia temporal, asumirá la Presidencia del Estado quien ejerza la Vicepresidencia, por un periodo que no podrá exceder los noventa días.

El Tribunal Constitucional Plurinacional de Bolivia avaló la presidencia de Áñez justamente en el marco de este artículo y argumentando la jurisprudencia constitucional contenida en la declaración constitucional 003/01 de 31 de julio de 2001, que establece que, ante el vacío de poder y en circunstancias de grave crisis política y urgencia constitucional, procede una sucesión sin la necesidad de una ley ni una resolución congresal.

Antes, tomó en cuenta la renuncia de los entonces presidentes de Diputados (Víctor Borda) y del Senado (Adriana Salvatierra), además del primer vicepresidente de esta última instancia (Rubén Medinacelli), por lo que la titularidad de la cámara Alta recayó en la segunda vicepresidencia del Senado, entonces a cargo de Áñez.

La Razón


TSE: convocatoria a elecciones y cronograma estarán el 6 de enero

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, se alista para presentar este próximo 6 de enero, el cronograma electoral con miras a las elecciones generales del 2020, según declaró a Urgentebo.

“El 6 de enero es la fecha máxima para efectuar la convocatoria a elecciones y la aprobación del calendario electoral”. Ratificó que el presupuesto para los comicios será mucho menor del que se invirtió el 20 de octubre.

Las presidenciales del 20 de octubre (20-O) del año pasado demandaron 217.3 millones de bolivianos.

Jeanine Áñez, a través de una Ley de Régimen Excepcional y Transitorio anuló esos comicios, porque la Organización de Estados Americanos (OEA), en un informe de auditoría, determinó que en el país hubo un fraude electoral.

Por otro lado, los representantes de la Unión Europea (UE) ratificaron su apoyo al TSE para la organización del proceso electoral y anunciaron la llegada de una misión exploratoria de ese país para el 7 de enero.

“Son seis personas y después la misión de observación yo creo que será mucho más grande”, dijo el jefe de la Delegación Adjunto de la UE en Bolivia, Jörg Schereiber.

Explicó también que serán las autoridades del órgano electoral quienes definan el tipo de colaboración que necesitan para garantizar el desarrollo de un proceso limpio, transparente e inclusivo.

Opinión


Jeanine Áñez propuso una ‘cumbre de líderes políticos’

La presidente interina de Bolivia, Jeanine Áñez, propuso celebrar una “cumbre de líderes políticos” para formar un frente común contra el Movimiento Al Socialismo (MAS) del ex mandatario Evo Morales de cara a las próximas elecciones.

“Sí pensaría, si así las condiciones se dan, en una cumbre de líderes políticos porque creo que acá hay un objetivo común en los bolivianos, no queremos dispersión del voto, no queremos que suceda lo del 20 de octubre”, dijo Áñez en una entrevista concedida a Televisión Universitaria.

No obstante, ha descartado cambios de gran calado, incluida una hipotética reforma constitucional. “Creo que no correspondería en este momento porque este es un Gobierno corto”, ha esgrimido, según informa el diario boliviano La Razón.

Hasta ahora, los ex candidatos presidenciales Carlos Mesa y Chi Hyun Chung, ambos detractores del MAS, han expresado su deseo de repetir en las urnas. A ellos se ha sumado Luis Fernando Camacho, líder del Comité Cívico de Santa Cruz.

El MAS, por su parte, aún no ha elegido candidato presidencial. El acuerdo alcanzado por el MAS y el nuevo oficialismo para celebrar elecciones prohíbe que Morales y el que fuera su vicepresidente, Álvaro García Linera, concurran a estos comicios.

Morales se limitará a dirigir la campaña electoral del MAS desde Argentina, donde está refugiado desde el pasado 10 de noviembre, cuando dimitió y huyó de Bolivia después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) detectara “irregularidades” en las elecciones presidenciales del 20 de octubre.

Los nuevos comicios, cuya fecha se anunciará en los próximos días, están destinados a zanjar la crisis política desatada por el supuesto fraude electoral. Más de 30 personas murieron en los enfrentamientos entre simpatizantes y detractores de Morales y con las fuerzas de seguridad.

El Día


Exministro boliviano advierte que el Gobierno de Añez pone en riesgo la economía del país

El Gobierno de facto liderado por Jeanine Áñez pone en riesgo la situación económica de Bolivia al aumentar el gasto público y el déficit fiscal, además de postergar el pago de impuestos de empresarios, dijo a Sputnik el exministro de Economía y posible candidato del Movimiento al Socialismo (izquierda) Luis Arce Catacora.

«El Gobierno de facto está poniendo en riesgo la situación económica del país, porque ha aumentado el gasto público, el déficit fiscal y (…) le ha dado nuevas fechas a las empresarias para pagar los impuestos, lo que implica que el Estado, en estos momentos, no tenga ese dinero», dijo Arce a Sputnik.

En 2019, el crecimiento proyectado de Bolivia era de entre 4,0 y 4,5%, pero la ralentización derivada del largo proceso electoral y la semiparalización del país por la crisis política de octubre y noviembre habría reducido drásticamente esa expansión.
La economía boliviana cerrará el 2019 con un crecimiento de la economía de tan solo 2%, frente al 4,6% del 2018, y un déficit fiscal de 9%, cuando el año pasado fue del 6%, según proyecciones de la Cámara de Industria, Comercio, Servicio y Turismo de Santa Cruz, una de las regiones productivas más importantes del país .

Arce dijo que con las políticas del Gobierno, Bolivia ha perdido el liderazgo que tuvo en la región durante años en materia de crecimiento económico, lo que hace que exista mayor incertidumbre en la población.

«El Gobierno de facto ha tomado medidas que tienen que ver con el pago de facturas del golpe, cuando se moviliza militares y policía, eso representa mucho dinero que sale de las arcas del Estado, lo que ha aumentado el gasto», agregó.
Consideró que un Gobierno transitorio sólo debe dedicarse a conformar las elecciones y no tomar «medidas estructurales» como las que realiza la administración de Áñez, entre las que se encuentra el retorno al modelo neoliberal.

«En otras palabras, este Gobierno va a sentar las bases para la economía del próximo período, eso no les correspondía; eso sólo puede hacerlo un Gobierno democráticamente elegido, nadie ha votado por Áñez presidente, lo que ha hecho su Gobierno es hacer que las bases económicas sean el retorno neoliberal, lo que genera incertidumbre, la experiencia de Argentina, Brasil, Ecuador, Chile y Colombia muestra que este modelo no es exitoso», reflexionó.

Señaló que la población boliviana se está «dolarizando», es decir, está sacando el dinero de los bancos y no lo invierte, lo que tiene una repercusión negativa en la economía.

Además, el Gobierno ha tomado «medidas innecesarias» que aumentan el déficit fiscal, como por ejemplo cesar en funciones a todos los embajadores y personal del servicio exterior al país.

«Eso implica desde el punto de vista fiscal un enorme gasto de recursos, porque el Gobierno tiene que trasladar al embajador con toda su familia y enseres (…) Adicionalmente, se ha anunciado facilitar el pago a los empresarios, se le ha dado nuevas fechas, eso significa que el Estado no tiene los recursos por impuestos en este momento, entonces no va a tener plata «, explicó.

Todas estas acciones profundizan el déficit fiscal, que actualmente está por encima del 9%, lo que significa el número más alto desde la década de 1980, manifestó.

«Puede haber un descenso del crecimiento por estas acciones; nosotros hemos hecho que la economía esté tan sólida que aguante los desaciertos del Gobierno actual, pero no son de fierro, y el deterioro se va a venir (…) ya se ve en las calificadoras de riesgo, que perciben que Bolivia ya no va a ser el país de antes», agregó.

Arce es licenciado en Economía, profesor de varias universidades públicas y privadas del país; además, en 2013 la revista América Economía lo situó como uno de los mejores ministros del sector de la región.

Según varias fuentes consultadas por Sputnik, Arce es uno de los candidatos con más chances de representar al MAS en las próximas elecciones de 2020.

La Época

Más notas sobre el tema