Evo Morales: “Si las FFAA están metiendo bala y matando, el pueblo tiene derecho a organizarse su seguridad”

Foto: Adrián Pérez
41

Evo Morales apoya llamada a la organización de grupos de defensa en Bolivia

El expresidente boliviano Evo Morales defendió el domingo en una entrevista con Reuters un llamado a la organización de grupos armados que había hecho durante el fin de semana, agregando que los bolivianos tenían el derecho a defenderse de ataques del Gobierno, pero que lo harían sin armas de fuego.

El domingo la radio boliviana Kawaschun Coca Trópico difundió un audio en el que el Morales, actualmente refugiado en Argentina tras ser presionado a renunciar por las fuerzas armadas en noviembre en medio de una crisis política, dijo que “hay que organizar como en Venezuela milicias armadas del pueblo”.

La declaración tuvo una gran impacto en la región, mientras que la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Añez, dijo que Morales buscaba sembrar “miedo y terror” en el país sudamericano.

En una entrevista con Reuters en las últimas horas del domingo, Morales dijo que el actual Gobierno de Bolivia es producto de un golpe de Estado y que los bolivianos tenían el derecho a organizarse para defenderse de las fuerzas de seguridad, aclarando que lo harían sin usar armas de fuego.

“En Bolivia, si las fuerzas armadas están metiendo bala al pueblo, matando al pueblo, el pueblo tiene derecho a organizarse su seguridad”, explicó a Reuters Morales.

“No con armas (de fuego)”, señaló el expresidente, que señaló que se usarían hondas, palos y otros elementos, y agregó que los grupos de autodefensa en Bolivia tienen una larga historia, particularmente en la comunidad indígena del país, que representa a una gran parte de la población boliviana.

“En algunos tiempos se llamaban milicias, en otros tiempos se llamaban seguridad sindical o policía sindical y en algunas lugares se llama guarda comunal (…) No es ninguna novedad”, dijo Morales.

El domingo, Añez escribió en su cuenta de Twitter que “las declaraciones de Morales (difundidas en la radio) sólo demuestran que la paz, la reconciliación y la democracia nunca fueron opciones para él”.

Según la Defensoría del Pueblo de Bolivia, desde el inicio de las crisis, han muerto 35 bolivianos producto de enfrentamientos con las fuerzas armadas o entre partidarios de distintas fuerzas políticas.

Morales dejó Bolivia a mediados de noviembre, a los pocos días de renunciar a su cargo en medio de una crisis política severa en Bolivia en medio de denuncias de la Organización de Estados Americanos (OEA) de irregularidades en las elecciones presidenciales de octubre.

Bajo los tres gobiernos de Morales, Bolivia registró una inusual estabilidad política y crecimiento económico sostenido. Sin embargo, el líder indígena compitió por un cuarto mandato consecutivo a pesar de un referéndum adverso en el 2016, lo que despertó molestia entre seguidores y en la oposición.

Actualmente el expresidente se encuentra refugiado en Argentina, que limita con Bolivia en la frontera del noroeste. Antes de llegar al país sudamericano el líder indígena estuvo en México, donde su Gobierno le otorgó asilo y arribó a los pocos días de renunciar a su mandato.

Tras las denunciadas elecciones presidenciales de noviembre, el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia (TSE) dijo que convocará a unas nuevos comicios generales el 3 de mayo.

Reporte adicional de Sergio Santos Limachi Osco, Mónica Machicao y Daniel Ramos en La Paz; Escrito por Maximilian Heath; Editado por Javier López de Lérida

Reuters


Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia sobre declaraciones de Evo Morales respecto a milicias armadas

Evo Morales desde territorio argentino el día domingo 12 de enero de 2020 afirmó que “si volviera a Bolivia habría que organizar milicias armadas como en Venezuela”.

Estas declaraciones del expresidente son un claro llamamiento a la violencia contra el pueblo boliviano y su gobierno, y constituyen graves delitos de sedición, alzamiento armado contra la seguridad y soberanía del Estado, conspiración e incluso configuran terrorismo.

Es de conocimiento público que Evo Morales ha solicitado refugio en Argentina, y por tanto su actual condición jurídica es la de solicitante de refugio o refugiado. Evo Morales no puede emitir declaraciones políticas de esa naturaleza, pues son una clara amenaza al orden público, tanto para Bolivia como para Argentina.

Argentina no debe permitir que Morales realice llamados a la violencia, odio, discriminación o subversión, que claramente sobrepasan el ejercicio del derecho a la libertad de expresión y otros derechos políticos garantizados. Esto sería contrario a las normas del derecho internacional y principios de las Naciones Unidas.

La Paz, 13 de enero de 2020

Cancillería Bolivia


A 2 meses de su exilio, Evo Morales dijo que si vuelve a Bolivia formará “milicias armadas” como Venezuela

Al cumplirse este domingo dos meses desde su salida de Bolivia, el expresidente Evo Morales dijo que si vuelve a su país formaría “milicias armadas del pueblo” como en Venezuela. En un contacto desde Argentina, donde actualmente reside, con la Radio Kawsachum Coca (RKC), propiedad del sindicato cocalero al que pertenece, Morales dijo que “de acá a poco tiempo, si volvería (…), hay que organizar como Venezuela milicias armadas del pueblo”.

Morales consideró “un error garrafal” no haber tenido “un plan B” para defender su gobierno, que se desmoronó tras un motín policial y la declaración pública del mando de las fuerzas armadas para que declinara el cargo que ostentó durante casi 14 años. “¿Por qué este golpe de Estado? Entre los movimientos sociales y el gobierno [que presidía] hemos reconocido (…), mucho nos hemos confiado; un error garrafal, no teníamos un plan B”, sostuvo en la radio.

Las declaraciones de Morales, sobre quien pesa orden de detención emitida por la fiscalía de Bolivia tras una denuncia por “sedición y terrorismo”, podrían agravar su caso, dijo Israel Alanoca, viceministro del gobierno de Jeanine Áñez, que se proclamó al frente del Ejecutivo boliviano. “Ya existe un proceso en curso y un mandamiento de aprehensión por los delitos de sedición, terrorismo y financiamiento al terrorismo en contra de Morales, lo que haga se sumará al proceso y puede haber incluso agravantes”, dijo Alanoca, viceministro de Coordinación Gubernamental.

Su principal rival en las elecciones de octubre, el expresidente Carlos Mesa tuiteó que Morales “primero quiso cercar las ciudades y ahora sugiere armar grupos irregulares y violentos para enfrentar a los bolivianos y a las FFAA”. Mesa hacía referencia a la acusación del gobierno de Áñez sobre un audio que le atribuye a Morales, donde una voz instruye a un dirigente cocalero a sitiar las ciudades y cortar el suministro de comida.

“Estas amenazas recurrentes muestran las verdaderos intenciones” de Morales, dijo Mesa.

Tras dimitir el 10 de noviembre pasado, Morales se refugió tres días después primero en México y hace un mes en Argentina en tanto un gobierno provisional encabezado por la senadora Jeanine Áñez tomó su lugar para convocar a nuevas elecciones. Tras la anulación de los comicios de octubre por indicios de fraude, Bolivia celebrará nuevas elecciones el 3 de mayo, sin Morales como candidato y dirigidas por un renovado Tribunal Supremo Electoral.

“Cumplo dos meses lejos de mi Patria querida”, dijo Morales el domingo en su cuenta de Twitter. “Llegamos a México destrozados, sin embargo hoy estamos con fuerza para retornar a Bolivia. Esa fortaleza viene del pueblo, de la whipala y la pollera. Lucharemos contra el racismo y discriminación, y recuperaremos la democracia”, manifestó para luego afirmar que “la unidad del pueblo será el triunfo de los humildes y los patriotas”.

“Con nuestra Revolución Democrática y Cultural hemos refundado Bolivia, por eso es imparable. ¡Volveremos y seremos millones!”, ´finalizó.

Perfíl


VOLVER
Más notas sobre el tema