FMI anuncia “revisión a la baja” de pronóstico de crecimiento para Chile por “malestar social”

FMI anuncia “revisión a la baja” de pronóstico de crecimiento para Chile por “malestar social”

El Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó en 0,2 puntos porcentuales -a 1,6%- su previsión de crecimiento para América Latina en 2020 por debilidades en Chile y México; y pese a una mejoría de Brasil, la mayor economía regional.

“Esta revisión se debe a un recorte de las perspectivas de crecimiento para México entre 2020-2021, debido, entre otras cosas, a la persistente debilidad de la inversión, además de una considerable revisión a la baja para Chile, afectado el malestar social”, dijo este lunes el FMI en una actualización de su informe económico mundial de octubre (WEO).

El FMI estima que Latinoamérica creció 0,1% en 2019, pero que hay una recuperación en curso con una expansión de 1,6% en 2020 y de 2,3% en 2021.

Sin embargo, estas perspectivas reflejan un recorte de 0,2 y 0,1 pp con respecto al pasado informe de octubre.

Estos pronósticos para la región se enmarcan en un empeoramiento de las perspectivas globales: el FMI rebajó en una décima de punto, a 3,3%, su expectativa de crecimiento mundial para este año y para 2021 la recortó un poco más, a 3,4%.

FMI apunta a estallido social

El FMI dijo que Chile crecerá menos de lo previsto debido a la agitación social, pero no cuantificó el impacto de la inédita movilización que partió el 18 de octubre con una protesta por el precio del Metro, pero que derivó en manifestaciones contra la desigualdad que dejaron 29 muertos.

Antes del informe el director del FMI para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, había advertido que “los indicadores de alta frecuencia para octubre mostraron una contracción muy importante que llevó a varios analistas a revisar el crecimiento de la economía chilena en más de un punto porcentual para 2019 y 2020”.

“Un crecimiento que se anticipaba que subiese en un rango de 2,5% y 3,5% va a tener una revisión a la baja considerable”, dijo Werner.

Pocos días antes del inicio de las protestas, el FMI había pronosticado un crecimiento para Chile de 3% en 2020 y de 3,2% en 2021, con una expansión prevista de 2,5% en 2019.

El Banco Central espera una expansión de entre 0,5% y 1,5% en 2020, según su informe de diciembre.

Gobierno asegura que seguimos siendo “atractivos”

Tras la publicación del informe, el ministro de Economía, Lucas Palacios, hizo un mea culpa a propósito del análisis del Fondo Monetario Internacional.

“Nuestro país es de los + abiertos del mundo(29 trat libre comercio), pero no estamos aprovechando la bonanza económica internacional (SIC)”, indicó a través de su cuenta en Twitter.

Mientras, el ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera, fue más optimista asegurando que seguimos siendo un país atractivo, pese a lo sucedido luego del 18 de octubre.

“Cuando en un país tienen lugar acontecimientos como los que hemos tenido, es indudable que eso impacta en su imagen internacional, decir lo contrario sería no decir la verdad”, señaló en Tele13 Radio.

En ese sentido, el canciller aseguró que pese a todo “seguimos siendo un país atractivo y un país con una fuerte presencia en el extranjero, nosotros somos un país atractivo porque nuestros indicadores así lo indican”.

Piñera anuncia aumento en la inversión en viviendas

En paralelo, el presidente Sebastián Piñera anunció una inyección adicional de $355 mil millones para impulsar la reactivación económica, que serán destinados a la construcción de viviendas e infraestructura urbana para beneficiar a más de 60 mil familias y generar nuevos empleos.

La iniciativa forma parte del Plan de Protección del Empleo y Recuperación Económica por US$5.500 millones anunciado el mes pasado.

El objetivo de dicho plan es levantar las micro, pequeñas y medianas empresas, generar nuevos puestos de trabajo, ayudar a las familias más vulnerables y fortalecer la inversión pública.

Asimismo busca desarrollar 10 mil viviendas del Programa de Integración Social y Territorial e incorporar 5 mil unidades para el Fondo Solidario de Elección de Vivienda para permitir totalizar la construcción de más de 130 mil viviendas con inversión estatal durante el período 2019-2020. De éstas, 100 mil comenzarían a construirse este año.

Mientras, y de forma complementaria, las medidas extraordinarias incluirán un aumento en obras urbanas por un monto de $100 mil millones que serán destinados para los programas de Pavimentación Participativa, para renovar 300 kilómetros de calles y pasajes, y mejorar 214 kms de veredas.

El Gobierno espera que la inversión cause un impacto positivo en la creación de empleos, asegurando que las obras impulsadas por el Minvu generaron 477.960 empleos en todo 2019, creándose más de 200 mil soluciones habitacionales durante el año pasado.

Bio Bio


VOLVER