Guatemala: Alejandro Giammattei asume la presidencia y denuncia posible atentado en la toma de posesión

Giammattei reporta alerta por un posible atentado en su contra en la toma de posesión

El presidente electo Alejandro Giammattei dijo que detectaron una alerta sobre un posible atentado en su contra durante la toma de posesión que se realizará este martes que les obligó a aumentar la seguridad para el evento.

Giammattei indicó que identificaron una llamada que se realizó desde una prisión en la que dieron “luz verde” a su cabeza. Agregó que solicitaron asistencia de una agencia internacional para dar seguimiento a la advertencia y que no podrían brindar detalles porque la investigación está en curso.

Agregó que las amenazas en su contra se dieron luego de la muerte del excongresista Manuel de Jesús Castillo Medrano  en la cárcel Pavón.

Manuel Castillo murió en diciembre pasado por herida de bala en el interior de dicha prisión donde cumplía una condena de 203 años interpuesta por un Tribunal de Sentencia luego de ser declarado culpable del asesinato de los diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen), hecho ocurrido en febrero de 2007.

El Periódico


El nuevo presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, detalla sus planes de gobierno

Alejandro Giammattei, quien se convertirá en presidente de Guatemala el 14 de enero, no tuvo un camino fácil a la victoria. El hombre de 63 años desarrolló esclerosis múltiple durante su juventud y camina con muletas de antebrazo.

Su único trabajo previo en el gobierno fue un breve periodo hace doce años como director del sistema penitenciario, el cual concluyó con su propio encarcelamiento. Pasó diez meses en prisión mientras se realizaba una investigación sobre el asesinato de siete reclusos durante su gestión. Los cargos fueron retirados.

Tiene un récord de veinte años de elecciones perdidas para ser presidente y alcalde de Ciudad de Guatemala, la capital. En esta ocasión, sus rivales, que eran más populares, fueron descalificados.

El país que él está próximo a liderar también ha sufrido. Las tasas de delincuencia son altas, la corrupción está fuera de control y cientos de miles de guatemaltecos cada año buscan una mejor vida en Estados Unidos.

La respuesta de Giammattei, grabada en inglés en un brazalete que suele usar del mismo azul de la bandera guatemalteca, es “esperanza”.

Su predecesor, Jimmy Morales, no logró brindarle eso al pueblo. Era un excomediante ajeno a la clase política que ganó la presidencia en 2015 como un voto de protesta en contra de la corrupción. Sin embargo, ordenó la salida de una agencia anticorrupción respaldada por las Naciones Unidas, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que había investigado acusaciones de que Morales había violado las leyes de financiamiento de campaña (cosa que él niega).

Después de entregar el poder a Giammattei, Morales se escabullirá al otro lado de la ciudad para asistir a una ceremonia que se celebrará el mismo día, en la que tomará protesta como miembro del Parlamento Centroamericano, un cargo que podría conferirle inmunidad.

Giammattei dice que una de sus primeras acciones como presidente será “reconstruir los pedazos de gobierno que nos están dejando”.

No pareciera que eso significa que va a emprender una guerra contra la corrupción. Giammattei comparte el escepticismo de Morales sobre la CICIG, que lanzó la investigación que produjo su encarcelamiento. Afirma que la corrupción empeoró durante el mandato de esa entidad. Planea remplazarla con una comisión anticorrupción “nacional”, cuyos poderes todavía son inciertos. Los activistas dudan que el gobierno pueda vigilarse a sí mismo.

A Giammattei le importan más los crímenes violentos. Su discurso e historial prometen un enfoque militar. Está más determinado a promover el crecimiento. Los optimistas lo comparan con presidentes orientados hacia los negocios como Álvaro Arzú en la década de los noventa y Óscar Berger en la de los 2000.

A menos que el crecimiento aumente del tres al cinco o seis por ciento, no se logrará “sacar a la gente de la pobreza”, dijo Antonio Malouf, el ministro de Economía entrante, quien dirigió la principal cámara de comercio de Guatemala. Malouf busca lograr eso en parte al duplicar las exportaciones.

Desde la victoria electoral de Giammattei en agosto, ha visitado cerca de una docena de países para fomentar la inversión. Al colaborar con la “derecha empresarial”, su gobierno podría lograr un nivel de competencia que no se ha visto en gestiones recientes, dice Juan Luis Font, un periodista.

Giammattei rechaza el punto de vista ampliamente difundido de que su política conservadora y pronegocios implica una indiferencia hacia los guatemaltecos pobres de origen indígena. Cuando se le preguntó qué hará su gobierno por los pobres en las zonas rurales del país, mostró una fotografía en su celular de un niño desnutrido. “Esta es la realidad de un millón de niños en Guatemala”, dijo y aseguró que librará una “cruzada por la nutrición”.

Al construir caminos en las tierras altas del oeste, el territorio natal de muchos migrantes, y atraer la inversión hacia la región, Giammattei espera construir un “muro de prosperidad” que frene el éxodo.

Eso también requerirá inversión de parte del gobierno guatemalteco, que es terriblemente baja. Los ingresos fiscales equivalen al 10 por ciento del producto interno bruto, el porcentaje más bajo en América Latina. Vamos, el partido de Giammattei que tiene una décima parte de los curules en el Congreso, no puede aumentar los impuestos por sí mismo.

El nuevo presidente electo ha dicho poco sobre cómo Guatemala gestionará la situación de los migrantes provenientes de otros países que se dirigen a Estados Unidos. No ha visto los detalles del acuerdo poco popular de tercer país seguro firmado a puerta cerrada por Morales y el presidente estadounidense, Donald Trump, mediante el cual Estados Unidos puede deportar a Guatemala a los solicitantes de asilo que cruzaron por ese país centroamericano.

“No he dicho que estoy en contra. No he dicho que estoy a favor”, afirma Giammattei. “He dicho: ‘Denme los documentos’”.

No puede retirarse del acuerdo sin enfurecer a Trump. Así que su esperanza es que pocos de los migrantes deportados permanezcan en Guatemala. Al parecer, existe poco riesgo de que ocurra lo contrario.

Entre los 33 hondureños y salvadoreños que llegaron a un refugio en ciudad de Guatemala el 6 de enero, solo uno planea buscar asilo en el país, dijo a medios locales Mauro Verzeletti, el sacerdote encargado de esas instalaciones. La mayoría regresará a casa.

Si Giammattei tiene éxito en su promesa de restaurar la esperanza en Guatemala, los planes de los migrantes podrían cambiar.

Prensa Libre


Entre presidentes, ministros y embajadores: así es la comitiva internacional que arriba al país

La cuenta regresiva para la toma de posesión de Alejandro Giammattei como Presidente de la República es cada vez más corta.

La Cancillería espera la llegada de 50 delegaciones internacionales y 12 jefes de Estado, aunque no quisieron revelar el nombre de todos los jefes de Gobierno que estarán presentes en la transmisión de mando.

A diferencia de otros años en donde Guatemala recibió a personalidades como el vicepresidente de Estados Unidos, George H.W. Bush para la toma de posesión de Vinicio Cerezo en 1986 y al rey de España, Juan Carlos, para la toma de posesión de Jimmy Morales en 2016.

Entre los altos funcionarios que han arribado al país hasta el momento están el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández; el ministro de Gobierno de Japón, Taimei Yamaguchi; el vicepresidente de Paraguay, Hugo Alberto Velásquez Moreno; y el Secretario de Comercio de EE.UU, Wilbur Ross.

También se conoce que el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, está en el país desde las 17 horas de este lunes, aunque el Ministerio de Relaciones Exteriores no ha informado nada al respecto.

A ellos le siguen el Jefe de Gabinete del Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Gonzalo Koncke, el viceprimer ministro de Cuba, Jorge Luis Tapia Fonseca; el ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Denis Moncada, el ministro de Relaciones Exteriores de la República de China – Taiwán, Joushieh Joseph Wu y el ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Gustavo Meza-Cuadra.

Asimismo, han llegado la ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos de Brasil, Damares Alves, la ministra de la Mujer y la Equidad de Género de Chile, Isabel Plá y el representante de Israel ante la OEA, Dani Danon.

Para este día también se esperaba la llegada del presidente de Colombia, Iván Duque  pero la Cancillería no ha informado nada al respecto.

En el transcurso de la noche y la mañana del 14 de enero, se espera la llegada de los presidentes de República Dominicana, Danilo Medina; de Panamá, Laurentino Cortizo Cohen; y de Ecuador, Lenín Moreno.

De igual forma llegará la vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell; la presidenta del senado español, María Pilar Llop Cuenca, el viceprimer ministro de Belice, Patrick Feber; y demás delegaciones.

Debido a la intensa actividad que se registrará en la zona 10, el Centro Histórico y Centro Cívico por el cambio de mando, las autoridades de tránsito recomiendan utilizar vía alternas o no transitar por estos lugares sino es necesario.

Prensa Libre


Entre reconocimiento y crítica finaliza gestión de Morales

Por Roxana Orantes Córdova

A pocas horas de que finalice el mandato del gobierno actual y de que el electo asuma la Presidencia de la República, Jimmy Morales sigue generando opiniones contrapuestas, que van desde el respeto y el reconocimiento hasta los señalamientos de impopular, antidemocrático y obsecuente ante las exigencias estadounidenses. Perspectiva recopiló algunos datos y opiniones que presentan un panorama aproximado de las posiciones diversas sobre el gobierno saliente.

Es casi imposible que un mandatario tenga una gestión totalmente positiva o totalmente negativa. Sin embargo, en el caso de Jimmy Morales, la polarización de la ciudadanía informada y politizada que se interesa por estos temas y opina en las redes sociales es evidente, y la mayor parte de los comentarios son “blanco o negro”.

Hasta el último momento, Morales ocupa la atención y genera debate, mientas su vicepresidente,  Jafeth Cabrera, termina los cuatro años con un perfil tan bajo como el que tenía al iniciar su gestión.

A continuación, la síntesis de las posiciones a favor y contra Morales, quien pese a varios pronósticos, terminó su período constitucional y, tal como todos sus antecesores y los que vendrán a partir del martes, tuvo aciertos y desaciertos como gobernante.

Los números no mienten…o casi no mienten

Para tener una aproximación a la realidad, las cifras son lo más indicado y un poster de propaganda gubernamental que anuncia el cuarto informe de gobierno que se presentará el martes, informa que la gestión del Frente de Convergencia Nacional (FCN), dejó en la caja del Estado Q2, 597.5 millones. Los simpatizantes de Jimmy aseguran que, desde Jorge Ubico (1931-44), ningún mandatario había dejado fondos en caja para el próximo gobierno.

El Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), consideran en sus informes que el país ha evidenciado estabilidad económica y esperan que en 2020, la economía crezca entre un 2.8% y 3.2%.

Un tema sensible para la ciudadanía es la violencia homicida. Según la gubernamental Agencia Guatemalteca de Noticias:

“La tasa de homicidios por 100,000 habitantes pasó de 23.8 en 2018 a 21.5 en 2019 y registra un descenso de 2.3 puntos (9.66 por ciento), según un informe de la Secretaría Técnica del Consejo Nacional de Seguridad”. Es importante recalcar que la cifra considerada “aceptable” en el mundo, es de 10 homicidios por cien mil habitantes.

En aspectos como educación y salud, la AGN también aporta datos optimistas. Según afirma el gobierno, dejarán como legado “la nueva alimentación escolar, textos en idiomas mayas y tecnología en el aula”.

Un logro relevante es el incremento de días efectivos de clase, que pasaron de 160 a 193 días en 2019. Este año, el ciclo escolar se adelantó unos días, con lo que podría estar muy cercano al mínimo de 180 que es el estándar deseable. Asimismo, la AGN anunció que ya fueron entregadas todas las viviendas a los afectados por el desastre del Volcán de Fuego.

Las encuestas son una de las herramientas más usadas para obtener cifras y en este rubro, Morales resulta desfavorecido. En agosto de 2019, la firma Pro Datos realizó una encuesta para Prensa Libre donde se concluye que 8 de cada 10 guatemaltecos reprueban la gestión de Morales.

Sin embargo, aunque la cifra exprese un rechazo generalizado, los hechos muestran lo contrario. La administración que concluye estuvo marcada por múltiples manifestaciones que tenían como consigna la defenestración de Morales, y pese a las cifras de las encuestas, tales muestras de repudio no lograron una convocatoria significativa, exceptuando cuando en ellas participaban grupos conocidos como “acarreados”: personas transportadas desde el interior por organizaciones campesinas que reciben financiamiento externo para estas actividades.

Finalmente, un dato positivo es que la Secretaría General de Planificación (Segeplan), dio a conocer que la transición de gobierno se realizó por primera vez de forma satisfactoria y que “marcó la pauta para otros países latinoamericanos”, dijo a la AGN el Secretario de Segeplan, Miguel Ángel Moir.

“El secretario detalló que, a lo largo del proceso de transición, los equipos designados por el gobierno entrante de Alejandro Giammattei y el del presidente Jimmy Morales realizaron 172 reuniones en total, 119 en ministerios, 46 en secretarías y 7 con otras”, dice AGN y añade que el martes 15, la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), dará detalles del acompañamiento que se brindó en el proceso de transición.

Críticas negativas: hechos y percepciones

Algunos hechos que apuntalaron las críticas contra el mandatario se originaron en el abordaje a las tragedias por el incendio en el Hogar Seguro, donde 56 adolescentes fallecieron quemadas y el desastre motivado por la erupción del volcán de Fuego.

Sumado al manejo de ambos casos, la investigación de la Comisión Internacional contra la Impunidad (CICIG) y el Ministerio Público (MP), que implicó y llevó a tribunales al hijo y el hermano de Morales fue un tema que se prolongó de 2016 a 2019 y finalizó con la absolución de los dos acusados, como la mayor parte de casos impulsados por CICIG-FECI.

Esto tuvo efectos en dos vías: el incremento del rechazo al mandatario por un lado y por otro, “fue el detonante de la animadversión de Morales contra la CICIG”, según afirmó el ex ministro de Trabajo Luis Linares a los medios, en un análisis sobre el caso Botín Registro de la Propiedad.

En enero de 2017, los dos familiares de Morales fueron capturados. En agosto, el mandatario declaró “Non grato” a Iván Velásquez. Para sus detractores, fue una respuesta a la acción judicial contra su familia. Para quienes lo avalan, un derecho constitucional del mandatario. Este intento fracasó debido a varios amparos para mantener a Velásquez en el país y a un error de forma en el documento presidencial, que justificó el fallo favorable de la Corte de Constitucionalidad (CC), la cual inició una serie de amparos que muchos juristas califican de politizados.

Un año después, Morales decidió no renovar el mandato de la CICIG y precipitó la salida de Iván Velásquez, quien según los críticos de esa entidad, actuó como una autoridad de ocupación o un procónsul romano, interviniendo en los más diversos temas nacionales, exceptuando la desarticulación de cuerpos ilegales y aparatos clandestinos. Al mismo tiempo, el presidente guatemalteco acudió a la Organización de Naciones Unidas (ONU), para señalar las extralimitaciones de la CICIG en Guatemala y la indiferencia de Antonio Guterres ante sus peticiones de negociar el retiro de la CICIG.

La salida del ente internacional incrementó el número de opositores en las redes sociales y la “mala prensa” que actuó como caja de resonancia, motivó una percepción negativa sobre el mandatario en los medios y la realidad virtual.

Antes de esto, la política exterior había dado un giro con Sandra Jovel, quien promovió que Guatemala trasladara su embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, luego de que EE.UU. tomara esa decisión. El hecho motivó diversas críticas y predicciones apocalípticas de los opositores a Morales, quien obtuvo a dos aliados que probablemente sean los más estratégicos para Guatemala.

Entretanto, la Canciller fue atacada por simpatizantes de la CICIG desde diversos frentes, que van desde su condición de mujer y apariencia física hasta sus decisiones políticas. Sin embargo, quedan en el país los logros de la Cancillería (que inició relaciones con diversos países y abrió varios consulados en EEUU)

Los aspectos que se criticaron al gobierno de Morales incluyeron desde el gasto excesivo en alimentos de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS) hasta la compra de un lujoso reloj para el Presidente. Según los medios, Morales gastaba cifras astronómicas en alimentos, pero nunca se aclaró que la SAAS cuenta con por lo menos 500 empleados y agentes, quienes almuerzan cada día en la entidad, que por contar con Ley Orgánica no puede ser disuelta con una orden presidencial.

Incluso, el mandatario fue señalado por abuso sexual, en una acusación imprecisa que no incluyó los nombres de las presuntas víctimas y que incluyó una conferencia de prensa ampliamente divulgada por el Ministerio Público (MP), que sin embargo, nunca dio los resultados de la investigación contra Morales. Los medios tampoco dieron seguimiento al caso.

Las noticias sin elementos que permitirían al público sacar conclusiones pueden calificarse como tendenciosas. Esto se reflejó incluso en la prensa internacional,  especialmente la que va de demócrata a izquierdista. Entre los medios internacionales más críticos contra Morales, resaltan notas en El País, de España y columnas de Francisco Goldman, guatemalteco estadounidense que reside en EE.UU. donde llegó como exiliado político.

Entre los que se convirtieron en “colaboradores eficaces” de la CICIG, Roberto Monzón y Estuardo González señalaron a algunos medios escritos de estar en controversia con Morales porque este les cortó espacios pagados y algunos contratos que permitían mayor solvencia a estos medios. Aparentemente, esta colusión entre los medios y el gobierno de Otto Pérez Molina no ha sido investigada y probablemente se diluya a partir del martes, cuando Giammattei asuma el mandato.

Perspectiva


Morales asegura que enfrentará cualquier investigación en su contra

El presidente Jimmy Morales dijo ayer al concluir el último Gabinete de Gobierno que dirigió de su mandato, que a pesar de tener derecho de antejuicio a él se le ha investigado, asegurando que se comprobó con el antejuicio presentado en su contra en 2017, el mismo día y a la misma hora en la que estaba reunido con el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres.

“Ese tema de antejuicio con relación a las investigaciones es un tabú, en segundo lugar, elPeriódico ha publicado una serie de cheques míos, Nómada presentó todo un expediente que me fueron dados a mí, incluso creo que esos salieron o de la Superintendencia de Bancos o del mismo Banrural, poniendo en riesgo la secretividad de los cuentahabientes, y si eso hacen con uno como Presidente, imagínese lo que pueden hacer a un ciudadano común”, dijo Morales.

Asimismo, aseguro que por situaciones del pasado y que ha pasado su familia, lo han estado investigando, “incluso me trasladaron documentación de cómo la CICIG investigó mi vida desde el 2010, usted cree que si me hubiera encontrado algo me hubieran dejado tranquilo, he sido investigado por todos lados, ósea que si alguien tiene realmente una prueba, si realmente tienen algo que presentar creo que las instancias del Estado plantean cual es el proceso”, dijo.

Agregó que ha sido investigado en varias oportunidades, “como le digo si ya me han investigado siendo Presidente, que les impedirá seguir rompiendo o incumpliendo la Ley, entonces yo siempre he sido y estado dispuesto a que las cosas se den, nunca hemos reprochado, ningún intento de huir” manifestó.

El Presidente refirió que su hijo José Manuel Morales Marroquín, estando en Estados Unidos regresó al país y abandono sus estudios para presentarse ante el Ministerio Público (MP) “un muchacho de 22 años y se puso a disposición de las autoridades. Mi hermano vino y se puso a disposición de las autoridades, ¿qué hizo la prófuga?, se las olio un día antes y salió huyendo, que diferencia”, dijo Morales en referencia a la exfiscal General, Thelma Aldana.
Además, señaló que no ve que los medios de comunicación hagan referencia a este tipo de cosas, “no veo que los grandes analistas y columnistas lo digan, imagínese ustedes que una persona que pidió asilo político porque su vida era amenazada en Guatemala, luego resulta contratada por el MP, y me refiero al hijo de Clemente Marroquín, yo no he visto nada de eso como un motivo de malestar por parte de la prensa y grandes analistas”, manifestó.

HABLA SOBRE LA CICIG

A Morales se le preguntó si hay alguna marca por la salida de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, manifestó que la opinión de la sociedad es compartida, “hay personas que dicen que fue malo que se fuera, hay personas que dicen que fue bueno que se fue y hay personas que no opinan al respecto porque no les interesa ese tema”, añadió.

“Definitivamente es un tema importante durante mi Gobierno y los Gobiernos anteriores, la CICIG estuvo durante 12 años en Guatemala y tendremos que evaluar en la historia los resultados que obtuvo, los aciertos y desaciertos que pudo haber tenido, la actuación de cada uno de los comisionados y los efectos positivos o negativos que pudo haber tenido para la economía, sociedad y la historia de Guatemala, el tiempo es el que podrá decir”, puntualizó el mandatario.

Además, dijo que se están empezando a “escribir informes de distintos lados, antes se informaba ante un punto de vista internacional y todo el mundo decía esa es la historia, hoy creo que se están haciendo informes y el primero creo que lo presentó una comisión que creo es “comisión de la verdad” por parte del Congreso de la República, que no es la opinión del Congreso sino es la opinión de las personas que dieron su testimonio”.

Este martes el presidente Morales dejaré el cargo y asumirá Alejandro Giammattei.

La Hora


VOLVER