La gobernadora pedirá a Trump que declare la isla como una zona de desastre tras el sismo

69

La gobernadora afirma que le pedirá a Trump que declare la isla como una zona de desastre

La gobernadora Wanda Vázquez Garced anticipó este jueves que “lo antes posible” pedirá al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que declare la isla como una zona de desastre, pero antes debe terminar en los próximos días un estimado de daños con los alcaldes de los municipios afectados por los terremotos.

Al momento, la petición solicitada y aprobada por el gobierno federal, fue para una declaración de emergencia que cubriría los gastos por la respuesta inmediata y, por ende, los damnificados por los terremotos.

“Estamos haciendo la evaluación de los daños para cumplir con ese requisito y que a través de Manejo de Emergencias podamos hacer la solicitud de desastre mayor”, dijo la gobernadora a los periodistas en la sala de prensa de La Fortaleza luego de reunirse con los presidentes de la Legislatura, Thomas Rivera Schatz y Carlos “Johnny” Méndez y el presidente de la Federación y la Asociación de Alcaldes, Carlos Molina y José “Joe” Abreu, respectivamente.

Aclaró que la petición no la hizo antes porque debía cumplir con una serie de pasos.

“Tengo que seguir los pasos. Si yo le hago al presidente de los Estados Unidos (una petición de) un desastre mayor sin saber en cuánto está el desastre mayor, me lo va a negar porque no estoy cumpliendo con el procedimiento”, afirmó.

“Hay un procedimiento que no puedo obviar. En ese procedimiento tengo que hacer una petición inicial para que el presidente autorice los suministros iniciales que son comida, alimentos y llegar a los lugares del desastre para ayudar a los ciudadanos”, agregó.

Una declaración de desastre mayor cubriría las solicitudes de asistencia tanto de individuos como del gobierno local y de los municipios ubicados en las zonas afectadas por los terremotos donde quedaron destruidas viviendas y edificios, así como vías públicas.

El Nuevo Día


Movilizan 13 equipos de trabajo del gobierno para evaluar daños en pueblos afectados por temblores

Trece equipos de trabajo del Gobierno estatal en coordinación con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencia (FEMA, en inglés) se encuentran hoy visitando los municipios afectados por los temblores registrados desde el 28 de diciembre, siendo el mayor uno de magnitud 6.4, para determinar la cuantía en daños y justificar ante el gobierno federal una declaración de desastre mayor.

“Lo primero que se hace después de un evento es un a declaración de emergencia, eso sucedió el martes a pocas horas del evento. Ahora hay trece equipos que están en la calle, en los municipios haciendo Preliminary Damage Assessment, que van y evalúan los daños para poner a la gobernadora (Wanda Vázquez) en posición y al Gobierno de Puerto Rico, de justificar una declaración de desastre mayor”, afirmó Ottmar Chávez, director ejecutivo de la Oficina Central de Recuperación y Reconstrucción (COR3, en inglés).

Las declaraciones se dieron en la sede de la Guardia Nacional en Ponce, previo a una reunión a la fueron citados diversos alcaldes del área sur, para ser informados sobre las ayudas que se han recibido y realizar una actualización en relación a los eventos sísmicos, indicó Chávez.

En el encuentro, además de Chávez participan varios jefes de agencias, el general de la Guardia Nacional José Juan Reyes y el coordinador federal de desastres para FEMA en Puerto Rico, Alex Ampara.

Este último informó que FEMA cuenta con un almacén ubicado en Ponce desde cual se está proveyendo agua y comida a los municipios de la zona sur afectados por los terremotos, a través del Gobierno.

“Este evento continúa, a cada minuto se siente que la tierra tiembla, es bien importante que todo el mundo sepa que todavía estamos en un tiempo de emergencia”, puntualizó Ampara, al tiempo que dijo que se están concentrando esfuerzos en ubicar a las personas en lugares seguros y que trabaja en conjunto con los alcaldes.

“Ahora es para sostener y salvar vidas y para eso es que nosotros estamos trabajando en conjunto con los alcaldes. Una cosa que tiene que saber el pueblo es que esos alcaldes que fueron afectados están haciendo un trabajo tremendo”, manifestó.

Crisis en la AEE

El coordinador de FEMA indicó que durante el día de ayer visitó las instalaciones de la central Costa Sur en Guayanilla.

“De lo que yo vi ayer, eso no va a prender… va a tomar bastante tiempo”, indicó, aunque añadió que la planta de la compañía privada AES, va a aumentar la generación de la AEE, de modo que pueda suplirse el servicio a los clientes afectados por el colapsode Costa Sur.

El administrador de la Oficina de Asuntos Fiscales de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Fernando Padilla Padilla, informó hoy que gestiona la instalación de generadores móviles para ayudar a suplir la demanda de energía de Puerto Rico como parte del plan de emergencia al estar fuera de servicio esa Central.

“Estamos coordinando generación móvil adicional con FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias). Son aproximadamente 500 megavatios para ayudar a compensar las pérdidas por Costa Sur”, expresó en entrevista con El Nuevo Día.

Ampara indicó que la situación es diferente a la ocurrida con el impacto del huracán María y que, una vez haya generación, el servicio debería llegar a las casas.

“Por María la electricidad se fue por (el colapso de) la transmisión y distribución de la energía, el terremoto es por la generación, así que son dos diferentes cosas”, apuntó. “Ya cuando la generación suba de nuevo llega a la transmisión y distribución que ya existe y que no fue afectada por el terremoto”.

Respecto a los costos de reparación de Costa Sur, el director ejecutivo de COR3 explicó que ese estimado es parte de lo que se determinará a través del Preliminary Damage Assessment.

“Todo eso es parte del Preliminary Damage Assessment que se está haciendo ahora, que tanto el gobierno de Puerto rico como FEMA lo están haciendo en conjunto para verificar los daños, de ahí va a salir un estimado de qué se tiene que hacer para poder justificar una declaración de desastre mayor”, sostuvo.

Chávez manifestó que los trabajos de reconstrucción relacionados al huracán María no se verán afectados por esta nueva declaración de emergencia.

“Tanto el equipo de Alex (Amapara) de FEMA como el mío de COR3 siguen trabajando el recovery de María, siguen moviendo los proyectos hacia el frente y este año es el año clave para mover la recuperación hacia el frente”, aseguró.

Ampara, por su parte, dijo que en los últimos 60 días “más de $100 millones hemos aprobado en sobre 350 proyectos para lo que se trata de María y eso sigue”.

El Nuevo Día


VOLVER
Más notas sobre el tema