México: insurgencia zapatista, territorio libre de femicidios – Por Carla Perelló y Julieta Dorin

Por Carla Perelló y Julieta Dorin, de la redacción de Nodal

Fotos: Julieta Dorín, desde Chiapas en exclusiva para NODAL 

Entre el 27, 28 y 29 de diciembre unas 4 mil mujeres, lesbianas, travestis, trans, no binaries se reunieron en el Caracol “Torbellino Nuestras Palabras”, en los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas, en el Estado de Chiapas, México. El segundo Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan estuvo destinado única y específicamente a visibilizar y denunciar la violencia contra las mujeres y a compartir y crear nuevas estrategias para combatirla. Según contaron, todo estuvo organizado en colectivo entre las mujeres que guardan su identidad detrás de palestinas violetas o pasamontañas negros como forma de denuncia hacia un gobierno que las invisibiliza.

2 ENCUENTRO INTERNACIONAL DE MUJERES QUE LUCHAN. CHIAPAS, MÉXICO. DICIEMBRE 2019.
2 ENCUENTRO INTERNACIONAL DE MUJERES QUE LUCHAN. CHIAPAS, MÉXICO. DICIEMBRE 2019.

El territorio zapatista viene a ser una suerte de oasis: allí la cifra de asesinatos por el sólo hecho de ser mujer es igual a 0 (cero) y cada vez que se denuncia una agresión en ese marco, la comunidad se organiza en un sistema no punitivista para el castigo. En cambio, el resto de México se ubica en las antípodas. Las violencias machistas estallan récords cada año. Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre enero y noviembre de 2019 las autoridades locales y federales abrieron más de 890 carpetas por el delito de feminicidio y 47 mil 348 por múltiples delitos insertados en la categoría de crímenes contra la “libertad y seguridad sexual”.

2 ENCUENTRO INTERNACIONAL DE MUJERES QUE LUCHAN. CHIAPAS, MÉXICO. DICIEMBRE 2019.
2 ENCUENTRO INTERNACIONAL DE MUJERES QUE LUCHAN. CHIAPAS, MÉXICO. DICIEMBRE 2019.

Las zapatistas saben de un mundo atravesado por las violencias machistas y misóginas, por eso llaman al levantamiento de las mujeres e identidades diversas. “En otros países, en otros barrios, estados, también se pueden organizar, pueden decir basta. Podemos gobernarnos y dejar de depender del sistema capitalista. Nosotras queremos que se lleven esa semilla”, dijo a NODAL una de las participantes zapatistas que prefirió guardar identidad.

“El sistema busca comprar, amenazar o matar para que dejemos la lucha y nosotras no queremos morir de rodillas, queremos defendernos y tenemos que tener el valor de hacerlo. Estamos puestas a entregar la vida porque somos inocentes, eso queremos dar a saber a nuestras compañeras que acá nos acompañan”, cerró.


VOLVER