Gobierno de México deportó a más de dos mil hondureños en menos de un mes

Van más de dos mil migrantes hondureños retornados a su país: INM

En los últimos 10 días, el Instituto Nacional de Migración ha retornado a su país de origen a 2 mil 303 migrantes hondureños a bordo de 10 aeronaves y 34 autobuses. Todos ellos, habrían arribado a nuestro país de forma irregular en la primera caravana centroamericana 2020.

De acuerdo con el reporte más reciente de este organismo, a través de 8 vuelos de la Guardia Nacional y dos, tipo chárter, fueron trasladadas mil 64 personas de origen hondureño. Las aeronaves partieron del Aeropuerto Internacional Carlos Rovirosa, en Villahermosa, Tabasco y de las terminales aéreas de Tapachula y Ángel Albino Corzo, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

En tanto, del Aeropuerto Internacional de Toluca despegaron este domingo dos vuelos más hacia San Pedro Sula.

A su vez, mil 239 personas hondureñas fueron trasladas en 34 autobuses: 10 de desde las ciudades de Villahermosa y de Tenosique, en Tabasco, y 24 desde las ciudades de Tapachula y Tuxtla Gutiérrez, en Chiapas.

“Con estas acciones, el INM refrenda su compromiso por una migración segura, ordenada y regular, con pleno respeto de los derechos humanos de las personas extranjeras, y con atención mayor en niñas, niños, adolescentes y grupos vulnerables”, subrayó en un comunicado.

El INM resaltó que en todos los traslados terrestres como aéreos, se contó con la presencia y acompañamiento de Agentes Federales de Migración, así como elementos de la Guardia Nacional.

Excelsior


EU elogia a México y Centroamérica por mayor control migratorio

México, Honduras, Guatemala y El Salvador han avanzado en su cooperación con Estados Unidos para contener la caravana migrante y la situación en la frontera sur “ha mejorado enormemente en el último año”, afirmó este lunes el subsecretario interino de Seguridad Nacional, Ken Cuccinelli.

“La Administración Trump ha logrado progresos en materia de inmigración”, dijo Cuccinelli en una breve teleconferencia de prensa, en la que destacó que el presidente Donald Trump “ha usado y usa todas las herramientas a su disposición para lidiar con la crisis de seguridad en nuestra frontera sur”.

En los últimos años se ha producido un éxodo de centroamericanos que llegaron en números sin precedentes, muchos de ellos como grupos familiares o menores de edad sin la compañía de un familiar adulto, a la frontera de Estados Unidos con México y que, en lugar de intentar el ingreso ilegal al país, se presentaron a las autoridades estadounidenses y solicitaron asilo.

El Gobierno Trump detuvo a decenas de miles de esos migrantes, incluidos miles de menores de edad, y estableció acuerdos con México y Guatemala para que los solicitantes de asilo esperen el resultado de sus trámites en esos países.

Según cifras oficiales, este éxodo alcanzó su punto máximo en mayo de 2019, con 144 mil 116 casos de detención o negativa de permiso para entrar al país, y desde entonces han ido disminuyendo paulatinamente hasta alcanzar los 40.620 registrados en diciembre pasado.

Cuccinnelli recordó que este miércoles se cumple el primer aniversario de la entrada en vigor de los llamados Protocolos de Protección de Migrantes (MPP, en inglés) bajo los cuales los indocumentados deben esperar en México mientras se desarrolla su petición de asilo.

“Cada país y todos los países tienen una obligación de proteger sus fronteras”, dijo Cuccinelli.

“Es lo que también hacen México y los países centroamericanos. Nosotros estamos comprometidos a ayudar a nuestros vecinos en Centroamérica para la seguridad y la prosperidad económica de su gente”.

El funcionario elogió las nuevas medidas adoptadas por México, Honduras, Guatemala y El Salvador para contener el movimiento de migrantes hacia la frontera de Estados Unidos, y mencionó la reciente dispersión de una caravana de migrantes y la detención de uno de sus organizadores.

“Han hecho las cosas a su manera”, dijo Cuccinelli refiriéndose a las autoridades centroamericanas.

“Nosotros lo habríamos hecho de manera diferente, pero han sido efectivos. Han acelerado los trámites para la repatriación (de las personas deportadas desde Estados Unidos) y han sido tremendamente efectivos para detener las caravanas”.

La “actitud agresiva” de las autoridades centroamericanas en materia de seguridad pública en el último año “ha tenido un impacto tremendo que contribuye a la seguridad y la estabilidad regional”, añadió el funcionario.

Cuccinelli también elogió la colaboración de las autoridades de Brasil en materia de inmigración ya que, según señaló, ese país “se ha convertido en una ruta para gente que viene de afuera de las Américas y viajan después a Estados Unidos”.

“Brasil está cooperando con una mejor vigilancia de sus fronteras, y esperamos que pronto harán más expedito el trámite para la repatriación de brasileños llegados ilegalmente a Estados Unidos”, dijo.

Según Cuccinnelli, el Gobierno de Trump espera contar con los recursos necesarios para completar 725 kilómetros de valla fronteriza antes de fin de año.

El Gobierno ha estado en una puja con el Congreso para la asignación de fondos que provendrán de los impuestos pagados por los estadounidenses y estarán dedicados a esta obra.

Durante su campaña electoral en 2016, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió que construiría un gran muro fronterizo a lo largo de los 3 mil 200 kilómetros y que México pagaría por la obra, sin haberlo conseguido.

El Universal


Migrantes buscan regularizar su situación en México

Algunos migrantes que viajaban en la caravana que ingresó el pasado jueves a México, deambulan por las calles de Tapachula, Chiapas, en busca de regularizar su situación migratoria para evitar ser deportados.

La mayoría tiene temor a los operativos que mantiene la Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración (INM) en esta ciudad fronteriza.

Sí hay temor, hay muchos retenes, como le digo, nosotros rodeamos, gracias a Dios no nos han detenido y logramos a venir aquí, nuestra gente nos ha ayudado”, comentó Marvin Antonio Vázquez, migrante hondureño.

Frankie, es un migrante que trabajaba en Honduras de payaso, viajaba en la caravana para buscar llegar a Estados Unidos, donde considera que hay mejores oportunidades en su oficio, tras lograr llegar a Tapachula intentará regularizar su estancia en nuestro país y buscar viajar de manera legal.

Voy a ir a COMAR, tratar de sacar el permiso ahí para así seguir adelante, si no, para catrachilandia de vuelta, sí me puedo quedar aquí en México, chambeo y si se me da la oportunidad para irme a los Estados Unidos me voy”, expresó Frankie Jiménez, migrante hondureño.

El Obispo de Tapachula, Jaime Calderón, pidió a las autoridades migratorias buscar una estrategia para resolver este fenómeno migratorio.

Hemos de procurar vernos como seres humanos y tener presente que el respeto mutuo, el cuidado de los más vulnerables, la aceptación, el diálogo, la hospitalidad, entre otros valores, son necesarios para crear un ambiente de paz y de diálogo, incluso en las situaciones más difíciles que corren el riesgo de salirse de control”, apuntó.

En la frontera Sur, la presencia de la Guardia Nacional ha disminuido considerablemente, de igual forma la presencia de migrantes intentando cruzar de manera irregular es casi nula luego de que la caravana fue frenada el pasado jueves por las autoridades federales y migratorias de nuestro país.

Televisa


Trump podrá negar residencia a migrantes que reciban ayuda social tras resolución de la Corte Suprema

La Corte Suprema de Estados Unidos levantó este lunes un bloqueo judicial que impedía la aplicación de un polémico reglamento impulsado por el gobierno de Donald Trump que prohíbe que los inmigrantes legales que reciban ayudas sociales opten por la residencia permanente.

Los nueve jueces que componen la más alta jurisdicción estadounidense votaron divididos 5 contra 4 la petición de la administración de levantar un bloqueo establecido por un tribunal de menor rango para frenar la aplicación de la norma.

La Corte Suprema permitió “al gobierno seguir aplicando (por ahora) esta política en todos lados salvo en Illinois”, debido a un recurso judicial aún pendiente en ese estado, indicó el alto tribunal.

El gobierno de Trump, que impulsa una política migratoria restrictiva, dijo al anunciar el reglamento en agosto de 2019 que “para proteger los beneficios de los estadounidenses, los inmigrantes deben ser financieramente autosuficientes”.

Esta normativa fue publicada por el Registro Federal quien explicó que la normativa va dirigida a aquellos migrantes que se benefician de prestaciones públicas estadounidenses como el programa gratuito de salud Medicaid o lo cupones de alimentos.

El estado de California fue quien puso un freno judicial para impedir que entrara en vigencia la normativa, aduciendo que atacaba a los migrantes pobres.

“La norma va a disuadir a gente trabajadora y sus familias de acceder a programas fundamentales de salud, alimentación y vivienda que complementan sus modestos sueldos y les ayudan a llegar a fin de mes”, dijo en su momento el Fiscal de California.

Prensa Libre