Ordenan la captura del expresidente del Congreso acusado de lavado de dinero

Sigfrido Reyes huye de El Salvador buscado por lavado de dinero

Othon Sigfrido Reyes Morales, expresidente de la Asamblea Legislativa por el izquierdista partido FMLN, se convirtió en prófugo de la justicia tras huir del país para evadir un operativo de captura en su contra por el delito de lavado de dinero.

El aviso de la huida del exdiputado la dio a conocer el presidente de la república, Nayib Bukele, durante una conferencia de prensa en la casa de gobierno.

“Hay un caso que está llevando la Fiscalía General de la República para la captura de Sigfrido Reyes; sin embargo, parece que alguien alertó a Reyes y se dio a la fuga del país”, dijo el mandatario.

El exdiputado abandonó el país el 22 de noviembre, de acuerdo con información oficial. El presidente dijo que tenían información que el primer destino de Reyes había sido Guatemala.

“A finales del año pasado hizo un viaje, entiendo que a Guatemala, y de Guatemala a México. Y entendemos que de México se ha ido a Francia o a Rusia. Todavía se está ubicando”, dijo Bukele.

La Fiscalía General de la República había adelantado que investiga al exdiputado por enriquecimiento ilícito, después de una resolución del pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que decidió enviarlo a juicio civil en julio del año pasado.

En esa ocasión, los magistrados consideraron que el también expresidente del Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (PROESA) no pudo justificar parte de su patrimonio familiar ante la Sección de Probidad. El reparo de la CSJ contra Reyes y su grupo familiar es de $373,183.09.

Las declaraciones juradas de patrimonio que Reyes presentó en Probidad reflejan que en 2006, cuando empezó su primer periodo en la Asamblea, tenía un patrimonio líquido de $108,800. Después de tres legislaturas, su patrimonio subió a $628,088.33.

De igual forma, el patrimonio de su esposa e hijos pasó de $218,065.11 en 2006 a $416,967.67 en abril de 2015. Por lo tanto, el patrimonio de Reyes y su familia subió más de $700,000 en sus tres periodos como diputado, la riqueza familiar pasó de $326,865 en 2006 a reportar un total de $1,045,055 en 2015.

El exdiputado Reyes publicó una serie de tuis donde se quejó de haber sido enviado a juicio civil. “Fueron algunos magistrados de la CSJ, al servicio de oscuros y repudiables intereses, y sin ningún respaldo técnico-financiero ni legal, quienes torcieron de forma arbitraria, para causar un grave daño a mi persona, las conclusiones de Probidad y la resolución que me exoneraba”, se lee en una de las publicaciones en su red social.

Bukele informó que además del operativo que buscaba dar con el exdiputado, había una orden de captura contra la esposa de Reyes, Susy Melba Rodríguez, que hasta la hora de la conferencia se había encerrado en su vivienda para evitar se detenida. “En este momento hay un operativo para la captura de la esposa de Sigfrido Reyes quien se ha encerrado en su casa, no permitiendo que se haga efectiva la captura”, dijo el presidente.

Minutos después de esas declaraciones, fuentes vinculadas al caso le confirmaron a LA PRENSA GRÁFICA que las autoridades habían logrado la detención. Además, el fiscal general tuiteó a las 7:11 de la noche, la confirmación que hay orden de captura contra el expresidente de la Asamblea.

Además, Bukele informó sobre la detención de otras cuatro personas vinculadas “de la banda” liderada por el exdiputado: Sonia Inés Morales Rivas de Larrazábal, Kevin Mauricio Larrazábal Morales, Manuel Antonio Bercían Castro y Atilio Castro Guevara. Los tres primeros por los delitos de lavado de dinero y el último por incumplimiento de deberes. Sin embargo, fuentes del caso adelantaron que buscaban a 16 personas en total.

Sonia Morales de Larrazábal y Mauricio Larrazábal son la esposa e hijo de Byron Enrique Larrazábal Arévalo, quien en mayo de 2014 se desempeñaba como asesor de Reyes en el congreso y, a la vez, socio del exdiputado dentro de TERREIN, S. A. de C. V., empresa de bienes raíces vinculada a una compra irregular de terreno.

En diciembre pasado, la Corte de Cuentas de la República concluyó que no había ninguna justificación para que el Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada rebajara $105,348.86 al precio total de cinco lotes que le vendió en febrero de 2014 a Reyes, y a su asesor legislativo, quien tampoco habría sido detenido.

La Prensa Gráfica


Capturan a diez por lavado de dinero en caso de Sigfrido Reyes

Susy Melba Rodríguez, esposa del exdiputado del FMLN, Othon Sigfrido Reyes Morales, fue capturada en la colonia Satélite, en San Salvador, por el delito de lavado de dinero, según informó el director de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía General de la República (FGR), German Arriaza.

Además de ella, el ministro de Justicia y Seguridad, Rogelio Rivas, informó a las 10:28 de la noche que habían otros nueve capturados por este caso. Más temprano, el mismo presidente de la República, Nayib Bukele, informó del operativo de captura y señaló que el exdiputado Reyes salió del país el año pasado.

Esta información fue confirmada por el fiscal general, Raúl Melara, quien en una llamada telefónica en un noticiero local confirmó que existe una orden de captura vigente contra Reyes Morales, por los delitos de lavado de dinero, estafa agravada y peculado. El fiscal Arriaza dijo que los delitos se investigaron en un periodo desde 2006 hasta 2019.

“Tenemos conocimiento que Sigfrido Reyes se fue del país desde noviembre del año pasado, se le puede considerar prófugo de la justicia”, dijo Melara, quien prometió una conferencia de prensa hoy para dar más información.

Se confirmó que los capturados son Kevin Mauricio Larrazábal Morales, detenido por el delito de lavado de dinero y activos; Sonia Inés Morales Rivas, por el mismo delito; Manuel Antonio García Castro, por el delito de casos especiales de lavado y Atilio Castro Guevara, por incumplimiento de deberes, además de la esposa de Reyes.

Los nombres fueron revelados, en un principio, por el presidente Bukele en Casa Presidencial.

A eso de las 7:00 de la noche, la FGR junto a la Policía Nacional Civil hizo un allanamiento, avalado por el Juzgado Noveno de Paz de San Salvador en la casa de la esposa de Reyes.

En 2014, una investigación periodística de La Prensa Gráfica reveló que Reyes y su asesor Byron Enrique Larrazábal Arévalo compraron cinco lotes de terreno para residencia al Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (Ipsfa) a un costo de $440,501.01, un precio más bajo que el que el Instituto ofertaba en la residencial Greenside Santa Elena, Nuevo Cuscatlán.

En diciembre, la Corte de Cuentas remitió un informe a la Fiscalía General de la República sobre este caso, y el fiscal Melara confirmó que retomaría la información para una investigación.

A Reyes, la Corte Suprema de Justicia también ordenó un juicio por enriquecimiento ilícito de más de $200 mil, cuyo expediente fue enviado el 19 de diciembre a la Cámara Segunda de lo Civil de San Salvador, para ser notificado a la misma fiscalía. El mismo Reyes escribió en su cuenta de Twitter que la Corte le notificó que no existían indicios de enriquecimiento ilícito.

El Mundo