Perú: candidatas feministas acuerdan agenda por derechos para la mujer

El pasado jueves, exparlamentarias y candidatas de cuatro partidos se reunieron para evaluar los logros y proyectos pendientes de la agenda mujer para el Congreso 2020.

La despenalización del aborto y una ley para garantizar la educación sexual integral están en el centro de la agenda. Como precisó Lisbeth Guillén, representante de Manuela Ramos, si bien ya existe una política educativa que incluye educación sexual, «cada cierto tiempo se presta a manejos, a desinformación (…) y pensamos que debía elevarse a categoría de ley».

Además, se resaltó la importancia de proyectos que fueron postergados por el Congreso disuelto. Por ejemplo, la ley de trabajadoras del hogar, «una deuda histórica para poner fin a un régimen diferenciado y desigual», explicó Guillén.

Otro proyecto referentes a derechos laborales es la ley de salas cuna en centros de trabajo y educación superior, que quedó en dictamen en el pasado período legislativo.

Por otro lado, son los proyectos referentes a derechos de la diversidad sexual los mayores pendientes. La ley de identidad de género, la ley que sanciona los crímenes de odio, el matrimonio igualitario, la prohibición de prácticas como terapias de conversión de la orientación sexual y las cuotas para personas de la población LGBTIQ.

Estas iniciativas se presentaron durante el conversatorio Feministas en el Congreso, organizado por el Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, el Movimiento Manuela Ramos, Católicas por el Derecho a Decidir Perú, Demus-Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer, entre otros.

Hablan las candidatas

Ángela Villón, del Frente Amplio, se expresó sobre los derechos de las trabajadoras sexuales, a quienes representa. «No es justo no tener acceso a ningún programa de beneficio social porque no estamos reconocidas (…) todo el tiempo nos han discriminado, nos han hecho leña. No hemos podido surgir porque nos han puesto la mochila tan pesada de la culpa y la vergüenza».

Por su parte, Úrsula Moscoso, del Partido Morado, manifestó el compromiso de su agrupación por el enfoque de género y reducir brechas a favor de la igualdad.

Gahela Cari, de Juntos por el Perú, indicó que si bien propone una ley integral para la población trans y el matrimonio igualitaria, su principal propuesta es una ley nacional de educación sexual e integral. «Porque son cosas más estructurales de fondo, que tiene que ver con la clase en la que vivimos las mujeres», explicó.

En tanto, Kharla Heredia, de Somos Perú, habló desde su experiencia en el campo de la salud. Afirmó que más allá del feminicidio, «también nos están matando por no atendernos». En ese sentido, presentó la falta de recursos en hospitales, y la ausencia de diagnóstico y atención para mujeres con cáncer de mama como otro problema por resolver.

Arlette Contreras, del Frente Amplio, reafirmó su compromiso con la participación política de las mujeres y contra la violencia de género. Muchas de las actuales trabas que enfrentan las víctimas en la actualidad, dijo, surgen del hecho de que las mujeres no estamos debidamente representadas.

Logros y pendientes

En el período 2016-2019 se puso en agenda importantes iniciativas a favor de la paridad en listas congresales, y la representación política de las mujeres. Se logró la paridad progresiva en el Congreso y está pendiente para elecciones municipales y regionales. En cuanto a la ley de acoso político, fue ampliamente debatida «lo que significa que este es un problema identificado», comentó Lisbeth Guillén.

Las excongresistas Katia Gilvonio, Marisa Glave, Indira Huilca y Tania Pariona compartieron su experiencia impulsando y defendiendo estos y otros proyectos. Además, aquellos que han quedado pendientes, como la ley de identidad de género y la ley para instaurar el delito de apología a la Violencia.

Wayka


VOLVER