Trump declara desastre mayor en Puerto Rico a una semana y media de los terremotos

A una semana y media de los terremotos de magnitud 5.6 y 6.4 que causaron severos daños a cientos de estructuras y que han dejado más de 8,000 refugiados, el presidente estadounidense Donald Trump firmó la declaración de desastre mayor para seis municipios del suroeste y Utuado, confirmó ayer la gobernadora Wanda Vázquez.

La declaración incluye el acceso al Programa de Asistencia Pública de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) bajo la categoría A para remoción de escombros y la categoría B para asignar fondos para trabajos realizados antes, durante y después de la emergencia dirigidos a salvar vidas, proteger la seguridad pública y prevenir daños a la propiedad pública y privada. Los pueblos incluidos en esta declaración son Guánica, Guayanilla, Peñuelas, Ponce, San Germán y Yauco.

Asimismo, permite acceso al Programa de Asistencia Individual en los municipios de Guánica, Guayanilla, Peñuelas, Ponce, Utuado y Yauco. Esto significa que las personas cuyas residencias o negocios fueron afectados pueden recibir ayuda directa por parte del gobierno federal.

“Nos informaron que el presidente… Donald Trump firmó la declaración de desastre mayor para Puerto Rico. Agradecemos… por su compromiso de ayudar a aliviar el sufrimiento de nuestros conciudadanos”, expresó Vázquez en sus redes sociales.

Previo a estas expresiones, la primera ejecutiva había indicado en conferencia de prensa que el hecho de que en esta declaración de desastre mayor no estén otros municipios no quiere decir que no se pueda solicitar a través de FEMA que se incluyan otros ayuntamientos afectados por los sismos.

Asimismo, Vázquez indicó que estarán dándoles alternativas de vivienda a todas aquellas personas que perdieron sus hogares debido a los sismos. “Ahí está (el programa) Sección 8, ahí está vivienda pública, ahí tenemos unos programas del Departamento de la Familia y por eso fue la reunión con los presidentes de los bancos para saber las carteras de propiedades que están disponibles, en términos de los costos. Ellos están muy disponibles para poder asistirnos”, respondió.

Hasta ayer el gobierno contaba con 30 refugios para 8,023 personas refugiadas y se está trabajando en la creación de campamentos base instalados por la Guardia Nacional. Además, hay tramos de carreteras y puentes en los municipios del suroeste que han sido cerrados y escuelas públicas que colapsaron.

Paso adelante

Por su parte, la comisionada residente Jenniffer González Colón indicó que con esta declaración de desastre mayor “nos movemos un paso adelante para asegurar la recuperación ante este nuevo reto que enfrentamos”.

“Esta declaración de desastre mayor es el paso correcto para poder empezar con una mitigación y ayudar en esa reconstrucción de la zona sur de Puerto Rico y agradezco al señor presidente por esa firma”, comentó González en entrevista con EL VOCERO.

La comisionada residente agradeció a congresistas demócratas y republicanos el respaldo que le han dado a Puerto Rico, aunando esfuerzos para la aprobación de la declaración de desastre mayor y ahora entrando en diálogos para asignar mediante legislación fondos en relación directa a los sismos que aún ocurren en la Isla.

“Agradezco a mis colegas, los senadores Rick Scott, Marco Rubio, los congresistas Stephanie Murphy, Michael Waltzm, Bill Posey, Mario Díaz Balart y Donna Shalala, por respaldar mi carta al presidente en apoyo a la declaración de desastre mayor enviada por la gobernadora Wanda Vázquez”, manifestó.

En tanto, la directora ejecutiva de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (Prfaa, por sus siglas en inglés), Jennifer M. Storipan, recordó que desde el 28 de diciembre la Isla ha estado experimentando terremotos y miles de réplicas que han causado daños significativos.

“Estos eventos sísmicos incluyen al menos siete terremotos que fueron de 5.0+ en magnitud, seguidos de múltiples temblores. Continuamos evaluando los daños a los hogares, la infraestructura, las carreteras y las amenazas generales para la salud y la seguridad. Agradecemos al presidente Trump por aprobar nuestra solicitud de declarar el daño causado por estos terremotos como un desastre mayor”, comentó.

“Este es un paso en la dirección correcta para la recuperación de Puerto Rico de estos terremotos. Nuestra prioridad es asegurarnos de que Puerto Rico reciba los recursos federales apropiados y la asistencia que merece. Estamos comprometidos a garantizar la seguridad de los 3.2 millones de ciudadanos estadounidenses que llaman hogar a la Isla”, agregó Storipan en comunicado de prensa.

Viene delegación congresional

Mientras, la congresista Stephanie Murphy anunció ayer que una delegación bipartidista del Congreso llegará el próximo domingo a la Isla para examinar los daños causados ​​por la intensa actividad sísmica y hablar con los residentes que han sido afectados.

La delegación —que incluye a la comisionada residente y a los representantes Donna Shalala, demócrata por Florida, y Bill Posey, republicano por Florida— también recibirá informes de funcionarios federales y locales, así como de alcaldes sobre los esfuerzos de recuperación en curso.

Murphy agregó que el propósito de la visita es para aprender lo que Puerto Rico necesita del gobierno federal para recuperarse y reconstruir. “Desde el huracán María hasta estos terremotos recientes, nuestros conciudadanos en Puerto Rico han sido fuertes y resistentes ante la adversidad. Ellos necesitan saber que el gobierno federal los apoya”, dijo Murphy en declaraciones escritas.

Asimismo, Shalala indicó que “los terremotos que recientemente golpearon a Puerto Rico son el último de los muchos desafíos que la Isla ha enfrentado en los últimos años”.

De igual manera, Posey manifestó que “es importante ver de primera mano cómo van los esfuerzos de recuperación para que el Congreso sepa cómo mejor ayudar al gobierno de Puerto Rico”.

El Vocero


VOLVER