Uruguay: preparan un gran acto de homenaje y despedida a Tabaré Vázquez para el 28 de febrero

217

Autoridades de gobierno, Ministros, organizaciones sociales, sindicatos y redes, coordinan desde hace días un reconocimiento a sus treinta años de actuación política pública y su despedida como gobernante.

Se trata de un «justo homenaje» a quien dedicó tres décadas de su vida en sus diferentes roles, como Intendente de Montevideo, dos veces Presidente de la República, y también como presidente del Frente Amplio y del Encuentro Progresista, según confiaron a LA REPÚBLICA varias fuentes políticas consultadas.

Uno de los informantes, dijo que el acto «venía organizándose en la más absoluta reserva, pero bueno, los periodistas terminan enterándose de todo». El sitio escogido, la Plaza Lafone, es emblemático, no solo por ubicación, en plenio barrio de La Taje, donde nació el Presidente. Desde ese lugar, Vázquez dirigió su primer discurso, tras haber sido electo como intendente de Montevideo en 1990.

Se espera para la oportunidad una concurrencia masiva. Lejos de irse para su casa, Vázquez anunció que, a partir del 1º de marzo, militará por el Frente Amplio desde las bases, un anuncio que impactó en la interna de la fuerza política.

Así lo trasmitió el propio Vázquez a través del diario LA REPÚBLICA. Tabaré Vázquez fue el primer candidato de la izquierda en ocupar un cargo electivo de relevancia cuando obtuvo, en 1989, el puesto de Intendente de Montevideo y, en 2004, tras dos intentos previos, la Presidencia de la República, rompiendo con la hegemonía de los partidos tradicionales del país, el Partido Colorado y el Partido Nacional.

Vázquez inició su carrera política en 1983, cuando le planteó a José Pedro Cardoso su interés de integrar el Partido Socialista. Al haber ingresado en un período dictatorial donde el partido estaba proscripto participó en varias reuniones que no eran públicas (dada la clandestinidad de su partido), primero con otros médicos y después con militantes vinculados con el deporte.

En el congreso de 1986 fue elegido para integrar el Comité Central. En 1987 ocupó el cargo de Presidente de la Comisión de Finanzas de la Comisión Nacional Pro Referéndum creada para promover la revocación de la ley de caducidad que amnistió a los militares acusados de delitos contra los Derechos Humanos durante la dictadura uruguaya.

Dos años más tarde, en 1989 se lo nombra candidato a la Intendencia de Montevideo. Al ganar dicha elección se transforma en el primer Intendente de izquierda en la historia del país, y por tanto, en un referente dentro de su partido. Durante su gestión de gobierno integró el Congreso Nacional de Intendentes, cuya presidencia ejerció en el año 1993.

Presidente del Encuentro Progresista desde diciembre de 1994 y presidente del Frente Amplio desde diciembre de 1996, tras la renuncia de su anterior líder, el general Líber Seregni, renunció durante 1997 debido a diferencias con los sectores radicales, volviendo a ser presidente al año siguiente. Su cargo fue ratificado en diciembre de 2001.

En 1994 fue proclamado candidato a la presidencia por el Órgano de Conducción Política (OCP) del Frente Amplio. El II Congreso Extraordinario del Frente Amplio llevado a cabo entre los días 1.º y 3 de julio de 1994 autorizó alianzas con sectores de otros partidos políticos para la conformación del Encuentro Progresista, lo que se llevó a cabo el 15 de agosto de 1994, acto en el que se anunció la fórmula presidencial junto a Rodolfo Nin Novoa, en aquel momento senador y ex intendente de Cerro Largo por el Partido Nacional.8 Obtuvo el 30,6 % de los votos.

Nuevamente candidato presidencial en octubre de 1999, luego de derrotar en las internas partidarias a Danilo Astori por el 82.4 % de los votos, fue el candidato más votado al obtener el 40,11 % de los sufragios, por lo que tuvo que definir su elección en la segunda vuelta electoral con el candidato del Partido Colorado, Jorge Batlle.

En esta definición obtuvo el 45.87 % de los votos, resultando vencedor Batlle. El Frente Amplio quedó como el actor político con mayor bancada parlamentaria. La presidencia de Jorge Batlle se caracterizó por la aguda crisis bancaria del año 2002, período en el que Tabaré Vázquez mantuvo su papel opositor, aunque con las cautelas que el momento imponía.9 En efecto: en los meses previos a la instalación del gobierno de Jorge Batlle, Vázquez tuvo diálogos con éste, de tono cordial, donde se acordaron algunos aspectos fundamentales, como la instalación de la Comisión para la Paz.

Y en el peor momento de la crisis bancaria de 2002, Vázquez se reunió con el presidente y los principales líderes políticos, para acordar cursos de acción comunes. Si bien en el Parlamento el Frente Amplio mantuvo su voto opositor, en los hechos esta fuerza política evitó manifestaciones violentas contra el gobierno; con lo cual, Tabaré Vázquez se fue perfilando cada vez más como un «estadista en espera».

Finalmente, en las elecciones de octubre de 2004 logró alzarse con la victoria en su candidatura presidencial, siendo el primer presidente electo del Frente Amplio en la historia del país, que repetiría en el período siguiente al de su sucesor, José Mujica.

La República


Decisión de Vázquez de militar por el FA sacude a la interna

La decisión del Presidente Tabaré Vázquez de «no irse para la casa» y militar por el Frente Amplio desde las Bases a partir del 1º de marzo sacudió la interna de la fuerza política. El anuncio hecho por el propio Vázquez a través del diario LA REPÚBLICA, en entrevista exclusiva publicada este lunes, produjo una espontánea corriente de manifestaciones a favor. Pablo Ferreri, Enrique Rubio, Graciela Villar, Carolina Cosse, Ernesto Murro. Alfredo Asti, opinan al respecto. Y se siguen sumando.

El anuncio de Vázquez llegó en un momento muy especial del Frente Amplio, tras la derrota electoral del pasado 24 de noviembre y al inicio de las elecciones departamentales, última etapa del extenso cronograma electoral.

Durante su entrevista exclusiva con LA REPÚBLICA, el presidente Tabaré Vázquez indicó que «sería muy egoísta» abandonar por completo la militancia «después de treinta años de una actividad política pública, con la experiencia de haber sido primero intendente de Montevideo, después de haber sido dos veces presidente del país, pero además presidente del Frente, presidente del Encuentro Progresista».

La idea luego de dejar el gobierno el próximo 1 de marzo es «volcar la experiencia que tenemos, poca o mucha, con aciertos y con errores, con incapacidades, con omisiones, la quiero volcar en el seno del Frente Amplio. Y para hacerlo pienso que mi lugar es ir a los Comités de Base, ir a las Coordinadoras, ir a las Departamentales, ir a hablar con las frenteamplistas y los frenteamplistas», señaló Vázquez.

Consultado por LA REPÚBLICA, el subsecretario de Economía y Finanzas Pablo Ferreri, dijo que «tener un capital político y humano como el de Vázquez, para el FA es fundamental y, por lo tanto, no seguir contando con su aporte de manera permanente, diaria, intensa es un lujo que el Frente Amplio no podría darse». Por lo tanto, agregó, «a mí me llena de alegría y satisfacción saber que Tabaré va a seguir haciendo lo que él haciendo que es política con la gente, con el pueblo frenteamplista. Me encanta esta idea».

En tanto, Enrique Rubio, valoró como un hecho «relevante» la decisión de Tabaré Vázquez y al mismo tiempo esperar «es muy difícil imaginarlo, alejado de su fuerza política después del rol que ha jugado en estos últimos treinta años, Al mismo tiempo es un momento de mucha incertidumbre en el pueblo frenteamplista, no solo por pasar a la oposición, sino por las debilidades de conducción que ha tenido nuestra fuerza política y en cuanto a las perspectivas de futuro.

Uno de los resultados que la derrota en octubre una de las causas fue el excesivo alejamiento con la ciudadanía frenteamplista de todas las esferas de conducción partidaria y también de algunas áreas de gobierno. El peso de los referentes es algo muy importante, en un momento difícil, creo que ayudaría mucho, él asumirá el lugar que le parezca más adecuando, pero es un referente . el frente no ha sabido muchas veces utilizar en el buen sentido de la expresión lo que son sus principales políticos desde el punto de vista persona. Tratemos de que no vuelva a suceder».

Por su parte, Graciela Villar, ex candidata a la vicepresidencia del Frente Amplio en la última elección, manifestó también su beneplácito con la noticia. «Me produce una enorme alegría, fue de la mano de Tabaré que se inició el ciclo progresista en este país, con la intendencia de Montevideo y después con el gobierno nacional».

«Que vuelva para volcar su experiencia a los frenteamplistas es una gran noticia, en un momento en el que el FA tiene que repensarse a sí mismo, como oposición y analizar las claves de los tres gobiernos, analizar por qué finalmente la mayoría optó por otra opción». Sobre el lugar que Vázquez debería ocupar, dijo que 2019 fue un año difícil para el presidente, en lo personal y afectivo, y que será él mismo quien lo resuelva, además de valorar muy positivamente el anuncio de»volver a las bases».

Por su parte, la senadora electa Carolina Cosse propuso que Vázquez sea «el presidente del Frente Amplio» y destacó que continúe «como un militante más».

«Fue una pegada que además de ponerla por escrito la pusieran en video porque allí se ve la gestualidad, el tono de Tabaré», dijo la ex ministra sobre la entrevista. «Me parece que fue una excelente entrevista, fue una enorme gran noticia el tema del aporte de nuestro Presidente a partir del 2 de marzo, en particular porque creo que hay un proceso de renovación en el FA que deberíamos hacerlo de manera moderna y uruguaya, o sea, sin parricidios, reconociendo los aportes de nuestros líderes, que tenemos la fortuna de tenerlos entre nosotros».

«Tabaré es un gran líder, es un gran presidente. Cuando habla, habla un gran presidente. Tenemos que sentirnos afortunados los uruguayos de que haya sido nuestro Presidente dos veces, y los frenteamplistas de que sea nuestro líder. Lo vi hablar en la entrevista y para mí, si tuviera que escribir un deseo me encantaría que fuera el próximo presidente del Frente Amplio», señaló más tarde.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, señaló que «el sentimiento frenteamplista que se empezó particularmente en la remontada de noviembre es único en el mundo» y que en un país donde se tengan «sentimientos frenteamplistas, de izquierda, progresistas, que es el 40% de la población o más, los que hemos vivido otros tiempos donde se abrazaban otras ideas, donde otros partidos tenían amplios respaldos populares, hoy tenemos que sentirnos orgullosos de ese sentimiento frenteamplista que existe en Uruguay».

En esa línea, indicó que ese sentimiento frenteamplista «necesita de sus líderes históricos, como de sus jóvenes, y ahí me parece que lo que destaca Tabaré en esa entrevista con LA REPÚBLICA es ejemplar. El sentimiento frenteamplista se nutre y necesita a Tabaré, Astori, Mujica, Carámbula, Arana y también necesita de la gente común que hizo tanto para que pese a los errores cometidos casi alcanzáramos el cuarto gobierno y nos transformáramos en algo que para mí es único en el mundo».

Por su parte, el diputado Alfredo Asti, quien termina su actividad legislativa en febrero, destacó la alegría de que Vázquez «se sienta con fuerzas después de este año tan difícil que le tocó vivir, con la pérdida de su compañera de toda la vida, de su enfermedad, y del resultado electoral», comentó a LA REPÚBLICA.

«Es una alegría para todos los frenteamplistas que una personalidad, un estadista como Tabaré esté con fuerzas para seguir diciendo que se va de la Presidencia pero no de la actividad política, y mucho menos del Frente Amplio, aportando desde el lugar que le corresponda» dijo, y aseguró que «es un sentimiento común de quienes dejamos una responsabilidad y seguir trabajando donde se necesite».

Consultada al respecto por LA REPÚBLICA, la senadora Daisy Tourné dijo que Vázquez «siempre va a estar militando, y ojalá siga haciéndolo». Respecto a la posibilidad de que el mandatario saliente pueda volver a ser presidente de la fuerza política, como indicó la senadora electa Carolina Cosse, Tourné consideró que «él sabrá el mejor lugar para ocupar», pero que no le gusta «imponerle decisiones a nadie» y que cualquiera sea la decisión que tome Vázquez sobre su futuro político «la voy a respetar».

La República


VOLVER

Más notas sobre el tema