Venezuela | Nace la Unión Comunera: “El chavismo que no se arrodilla”

La Unión Comunera busca constituirse en una organización política nacional de comuneros y comuneras, así como de las múltiples expresiones del poder popular que insisten en el camino revolucionario y socialista.

Con el más reciente encuentro regional realizado en Lara, que agrupó a cinco estados de la región centroccidental, y junto a los encuentros que se realizarán en los Andes, Oriente, región central y región llanera, se espera agrupar la fuerza necesaria para realizar el encuentro nacional y así empujar la Unión Comunera como una organización nacional confederada.

El Encuentro Regional Centro-Occidente de la Unión Comunera tuvo lugar de 24 a 26 de enero en la Finca Las Lomas, en Villanueva, Municipio Morán, Estado Lara.

El evento contó con cerca de 300 participantes de más de 60 comunas en los Estados Lara, Portuguesa, Yaracuy, Cojedes y también Apure.

A este encuentro se seguirán otros cuatro encuentros regionales (regiones los Llanos, los Andes, Capital y Oriental) antes de un congreso fundacional de la Unión Comunera reuniendo delegaciones de todas las regiones y planificado para marzo.

La Unión Comunera es una iniciativa impulsada en los últimos meses por varias comunas con el objetivo de articular diferentes experiencias de Poder Popular en todo el país.

“La Unión Comunera pretende constituirse como un gran movimiento político nacional, un espacio que articule las luchas del pueblo chavista por la construcción definitiva del socialismo,” se puede leer en el documento orientador del encuentro centro-occidental.

En la sesión de apertura, Ángel Prado, vocero de la Comuna El Maizal, expresó que la Unión Comunera asume el chavismo de manera firme. Señaló que el objetivo no es oponerse al gobierno, pero que el poder popular debe avanzar y conformar “un gran polo.”

“Vámonos a donde la gente está luchando, a las catacumbas”, dijo, defendiendo que las comunas deben seguir tomando tierras y factores de producción abandonados.

Entrevistado por Tatuy TV, Prado insistió que los comuneros y comuneras tienen “una gran responsabilidad histórica” en el contexto actual.

“[La Unión Comunera] recoge al chavismo popular, al chavismo de base, […] parte de lo que es esa reserva del chavismo que se niega a irse del país, que se niega a arrodillarse ante la oligarquía, ante el reformismo,” explicó.

Reinaldo Iturriza, sociólogo, escritor y ex-ministro de comunas, fue otro interviniente en la sesión de apertura.

“¿Cómo logramos avanzar en un contexto de retroceso?”, empezó por preguntar, argumentando que en un contexto de crisis y bajo la presión de las sanciones norteamericanas, el gobierno venezolano ha retrocedido en materia económica.

Refiriéndose al movimiento popular, Iturriza reiteró que es urgente acumular fuerzas para avanzar, articulando para poder “incidir políticamente.”

En declaraciones a Tatuy TV, Iturriza subrayó también la importancia del carácter “auto-gestionario” del evento.

“Es necesario retomar la iniciativa y un espacio como este que está en pleno proceso de formación, como la Unión Comunera. Creo que es muy importante rescatar su carácter autónomo,” explicó, calificando como “muy importante” el esfuerzo de articulación política del evento.

Para el segundo día del encuentro, los participantes se dividieron en diferentes mesas de trabajo. En la parte de la mañana abordaron la estructura interna de la Unión Comunera, su orgánica de funcionamiento, sus valores y principios, su simbología, entre otros aspectos.

Posteriormente, en horas de la tarde el debate se distribuyó en mesas según las cuatro temáticas definidas como prioritarias para la Unión Comunera: economía y producción, comunicación, formación y seguridad.

Las últimas sesiones del evento fueron destinadas a la presentación de las conclusiones de las distintas mesas de trabajo. Hubo también espacio para un evento cultural en la noche de sábado, con canciones de los “Maizalitos” (niños y niñas de la Comuna El Maizal) y una presentación de Tamunangue por parte de un grupo cultural local.

Willy Romero, vocera de la Comuna El Maizal, declaró a Tatuy TV que les organizadores estaban “muy contentos” con el encuentro.

“Tenemos la convicción de que vamos a ir logrando muchas más conquistas de las que hemos logrado los comuneros y comuneras de Venezuela,” concluyó.

La elección de la Finca Las Lomas como sede del encuentro tuvo como objetivo, según explicaron los impulsores del encuentro y los organizadores locales, de apoyar la lucha por esas tierras.

Carlos Terán, miembro de la Comuna Sectores Unidos de Villanueva, explicó a Tatuy TV que la finca de 186 hectáreas, (antigua) propiedad de la Corporación Venezolana del Café, estaba en un estado de completo abandono y en vías de ser entregada a un empresario cafetalero de la región.

Desde que tomaron las tierras en enero de 2019, los integrantes de cuatro comunas locales han limpiado el terreno y avanzado en la producción de varios rubros: café, maíz, caraotas, quinchonchos, etc. Hoy día se agrupan en el Colectivo Argelia Laya, que coordina las actividades en la finca recuperada.

Sin embargo, las acciones de los comuneros han tenido una respuesta dura por parte de las autoridades. Varios estuvieron presos durante 42 días hasta que una campaña de apoyo logró que fueran liberados. En septiembre el FAES intentó, sin éxito, desalojarlos de la propiedad. Denuncian también que han sido amenazados por el presunto futuro dueño de las tierras.

Movimientos campesinos y comuneros han denunciado repetidas agresiones por parte de los terratenientes en los últimos meses, muchas veces con el amparo de cuerpos de seguridad y en violación de la Ley de Tierras. En cambio, en el documento orientador, los comuneros defienden “la superación del modelo de propiedad privada con el modelo de propiedad social” y el impulso de “unidades de producción bajo el control de las comunas.”

Resúmen Latinoamericano