Desde la firma de los Acuerdos de Paz, 583 periodistas han sido amenazados

46

La Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) registró 515 ataques a la prensa en el país el año pasado, entre los que se cuentan 2 homicidios: el del realizador audiovisual Mauricio Lezama, en Arauca, y el del reportero comunitario Libardo Montenegro, en Samaniego, Nariño.

Además, hubo 4 secuestros y 137 amenazas. Así lo revela en el informe ‘Callar y fingir, la censura de siempre’, donde califica la violencia como “el principal enemigo del periodismo” en el país.

Entre 1977 y 2019, la Flip ha registrado el asesinato de 159 periodistas en Colombia por motivos relacionados con su oficio. En uno se condenó a toda la cadena criminal, en 4 han sido condenados los autores intelectuales, en 29 los autores materiales y en 125 más no ha ocurrido nada, por lo que la impunidad asciende a 78,61 %.

“El mensaje que enviaron sus asesinos con estos crímenes tuvo un efecto inmediato entre los periodistas” porque aumentó el temor de los reporteros. “Uno sabe que no puede hacer ninguna denuncia porque inmediatamente van a saber quién fue”, dijo a la Flip un periodista.

Esta situación se replica en Arauca, el departamento donde más han aumentado las amenazas, en 300 %. El fortalecimiento del Eln y la reorganización de disidencias de las Farc afectan la actividad de los medios y periodistas. La Flip registró allí 26 ataques en 2019, 17 en 2018 y 9 en 2017.

El sur del país es otra de las regiones donde las amenazas se intensificaron. El temor aumentó tras el asesinato de tres periodistas ecuatorianos en 2018. Algunos tuvieron que huir, como el reportero de Caracol Televisión Eduardo Manzano, quien dejó el país tras amenazas por cubrir la situación del norte del Cauca.

El informe dice que tras la firma del Acuerdo de Paz con las Farc se ha dado una disputa “a sabre y fuego” entre grupos ilegales y “la prensa ha quedado acorralada en la confrontación”. Además, que la respuesta del Estado “no ha sido oportuna”.
El resultado es que han sido amenazados 583 periodistas del 2017 al 2019, mientras que en el trienio anterior (2014-2016) fueron 257 amenazados.

Arauca, Nariño y Valle del Cauca son los departamentos con las cifras de violencia más preocupantes en estos tres años. Solo en Arauca, los ataque se incrementaron 300 % en dos años.

Nariño pasó de 8 casos en 2017 e igual número en 2018 a 13 casos en 2019, un aumento de 72,5 %. Y Valle del Cauca registró 27 casos en el 2017, bajó a 20 en el 2018 y subió a 32 el año pasado, lo que implica un aumento del 60 %.

Paro nacional fue más violento que el paro agrario para la prensa

Durante los 40 días que duró el paro nacional de finales del año pasado, la Flip registró un saldo de 66 periodistas agredidos. “Fue el escenario más violento de la historia reciente contra la prensa en un contexto de protesta social”, indica el informe. Es decir, hubo más ataques contra periodistas que en el paro agrario del 2013, cuando fueron 44 víctimas de 24 agresiones en 75 días.

La Flip puntualiza que en 19 casos, la Policía detuvo de manera ilegal a periodistas que cubrían las manifestaciones. “Esto sin dejar de lado que también existieron varios casos en los que encapuchados, y en algunos casos aislados manifestantes, amenazaron y obstruyeron la labor periodística de los reporteros”, explica.

Fueron en total 56 violaciones contra 66 periodistas. De estas, 35 fueron de la Fuerza Pública, 22 de personas desconocidas, 8 de particulares y una de funcionario público.

El Tiempo


VOLVER

Más notas sobre el tema