Aida Merlano, excongresista colombiana detenida en Venezuela: “El gobierno de Iván Duque quiere asesinarme”

57

Aida Merlano: Iván Duque quiere asesinarme

Aida Merlano, excongresista colombiana aprehendida en Venezuela por varios delitos cometidos en el país, denunció este jueves 06 de enero que Iván Duque, mandatario colombiano, tiene intención de asesinarla.

En ese sentido, Merlano indicó en una declaración en una audiencia especial, escenificada en el Palacio de Justicia, ubicado en Caracas, que le realizaron un montaje para que los líderes partidos políticos colombianos pudieran seguir trabajando. «Pido disculpas por entrar al país así, de forma ilegal», dijo.

Merlano contó que la compra y venta de votos es la política que se maneja en el Poder Legislativo en Colombia. «Fui testigo de altas sumas de dinero entregada en las campañas presidenciales, como la de Alvaro Uribe».

Merlano fue capturada el pasado 28 de enero en el estado Zulia por las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES). La excongresista prófuga de la justicia colombiana huyó de las autoridades en octubre de 2019 cuando asistía a una cita médica, reseñó la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Vale acotar que la exparlamentaria del vecino país fue capturada en territorio nacional por usurpación de identidad, uso de documento falso y asociación para delinquir. Junto a la prófuga fue imputado Yeico Manuel Vargas Silvera, de nacionalidad colombiana, por los delitos de encubrimiento y asociación para delinquir.

En 2018 fue condenada a 15 años de prisión en Colombia por corrupción y tenencia ilegal de armas, luego de haber participado en la práctica de compra de votos.

Ministerio de Comunicación de Venezuela


‘No estaba fugada; a mí me secuestraron’: Aída Merlano en Venezuela

Con una imagen muy diferente a la del día de su captura, la polémica excongresista Aída Merlano compareció en la tarde de este jueves a una audiencia especial en un tribunal de Caracas, Venezuela, en la que aseguró ser testigo de primera mano de los alcances de la corrupción en la política colombiana.

De chaqueta roja y perfectamente peinada, Merlano llegó hasta el lugar escoltada por personal de seguridad del régimen de Nicolás Maduro. Allí le pidió al gobierno de Nicolás Maduro que “la proteja” porque “en Colombia no tiene garantías”.

“Yo no estaba fugada, a mí me secuestraron”, dijo la controvertida política, y aseguró que cuando estaba en la cárcel abogados supuestamente enviados por el empresario Julio Roberto Gerlein, con quien sostuvo por años una relación sentimental, le hicieron una oferta para fugarse. Dijo que aceptó pero que de inmediato supo que el propósito era asesinarla.

Tras la fuga, dijo, fue llevada a una finca en Valledupar en donde sus captores supuestamente le dijeron que iban a matarla y a enterrarla en una fosa común. Afirmó que logró fugarse y que tras su huída supuestamente mataron a quienes la custodiaban en ese lugar.

Todo lo organizó, según ella, la familia de su expareja sentimental, Julio Gerlein, y también mencionó, sin especificar a quién se refería, a la famiulia Char.

La sesión, que no es una considerada una audiencia preliminar de un juicio, se realizó en el Circuito Penal Judicial de Caracas, sala número 6. Se trata de tribunales especiales en función de control de competencias en casos vinculados con corrupción, delincuencia organizada y delitos asociados al terrorismo con jurisdicción nacional.

Merlano, que se había fugado de la justicia colombiana el primero de octubre en una cinematográfica acción mientras asistía a una cita odontológica, fue capturada en Maracaibo (Venezuela) por las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) hace dos semanas.

“Siempre fui un peligro por toda la información que manejaba y cuando decidí independizarme, decidieron cobrarme la decisión de independizarme”, afirmó la exlegisladora en la sesión en la que fueron citados periodistas nacionales e internacionales, entre ellos EL TIEMPO. Merlano se veía nerviosa y le temblaban las manos cuando estaba en el estrado.

En una de sus primeras declaraciones, Merlano presentó excusas a Venezuela por haber ingresado de manera ilegal a ese país. Dijo que “la desesperación” la llevó a cruzar la frontera para entrar a Venezuela por los riesgos que supuestamente corría en Colombia. Declararse perseguida del gobierno colombiano fue una línea argumental que defendió durante todo su discurso.

Merlano afirmó que en Colombia estada condenada a 15 años de prisión por un delito que no cometió e insistió en su inocencia. Además, dijo que fue sometida a maltrato físico y sicológico y que todo lo que hicieron con ella fue un montaje para quitarla del paso e inhabilitarla, que fuera a prisión y para que los líderes tradicionales pudieran seguir mandando en la política.

Afirmó tener información y pruebas de aportes de Odebrecht a campañas políticas y
señaló que su caída supuestamente empezó cuando se salió del libreto de sus mentores políticos.

“Tengo pruebas, videos, audios, pruebas escritas, contratos y licitaciones amañadas (…) Todos caerían con las pruebas que yo tengo”, dijo.

El Tiempo


Aída Merlano dice que su fuga fue pactada por las familias Char y Gerlein

En la audiencia que la excongresista Aída Merlano solicitó en Venezuela, dijo que su fuga fue pactada por las familias Char y Gerlein con la intención de “asesinarla”.

Según relató la excongresista, luego de huir del consultorio odontológico en Bogotá el pasado primero de octubre de 2019, interceptaron la moto en la que se desplazaba, fue secuestrada y llevada a un sitio desconocido en Bogotá.

Posteriormente, según dijo en la audiencia que duró aproximadamente una hora, fue trasladada a una finca en las afueras de Valledupar donde la intención era “asesinarla y botar su cuerpo en una fosa común”.

Para Merlano, las familias Char y Gerlein configuraron una trampa con el objetivo de evitar que ella declarara ante la Fiscalía.

En medio de lágrimas, Aída Merlano aseguró haber vivido momentos terribles en esa finca donde, incluso, habría sido violada. Según dijo, luego de sufrir dicho abuso, logró escapar hacia Venezuela.

Merlano también involucró a Germán Vargas Lleras y al exfiscal Néstor Humberto Martínez de estar tras lo que ella define como “montaje” de los cargos que le imputaron y por los que fue condenada a 15 años de prisión.

La excongresista acusó a la Fiscalía colombiana de haberle sembrado pruebas, como por ejemplo armas, y confesó que tenía una Glock en su caja fuerte con el salvoconducto.

También acusó al estado colombiano por haber sido “maltratada física y psicológicamente” mientras estaba en prisión, y responsabilizó al capitán David Álvarez de haber liderado operativos en su celda en el Buen Pastor.

En sus declaraciones, Merlano también aseguró que Odebrecht sí dio una fuerte suma de dinero para la campaña presidencial de Juan Manuel Santos.

Además, aseveró que “el temor que existe en Colombia, en la clase gobernante, contra ella, es que si habla y presenta pruebas que están en su poder, caería media clase política y todo el partido Conservador”.

Merlano responsabilizó al gobierno de Iván Duque por lo que le pueda pasar a su familia y le acusó de estar al tanto de todo lo que estaba ocurriendo con su fuga.

La excongresista pidió perdón por ingresar ilegalmente a Venezuela y se justificó diciendo que lo hizo porque se siente “víctima” y “una perseguida política del gobierno de Iván Duque”.

Finalmente, pidió a Nicolás Maduro ayuda con protección y que su caso pueda ser llevado a instancias internacionales como la CIDH.

W Radio


VOLVER
Más notas sobre el tema