Argentina: llega la misión del FMI para renegociar la deuda y habrá marchas de repudio

La misión del FMI llega hoy a la Argentina para revisar las cuentas públicas y renegociar la deuda

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegará hoy a Buenos Aires para revisar las cuentas públicas y dialogar con funcionarios, empresarios y analistas financieros, con vistas a renegociar la deuda de USD 44.000 millones que el país mantiene con ese organismo multilateral.

El arribo de los funcionarios coincide con la presentación del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien explicará ante la Cámara de Diputados (a las 17:00) el proceso de reestructuración de la deuda pública que lleva adelante, no sólo con el Fondo sino también con los privados, para dotarla de sustentabilidad.

La delegación estará encabezada por Julie Kosack, directora adjunta del departamento para el Hemisferio Occidental, y el encargado del caso argentino, el venezolano Luis Cubeddu, quien ya desempeñó esta misma labor en 2002, cuando el gobierno nacional renegoció la deuda bajo la presidencia de Néstor Kirchner y con el entonces ministro de Economía, Roberto Lavagna. Tanto Kosack como Cubeddu, junto con otros técnicos del FMI, seguirán la exposición de Guzmán en el Congreso de la Nación. Según trascendió, el evento genera mucha expectativa en los funcionarios del organismo porque entienden que será la primera exposición detallada por parte del ministro.

Originalmente, la misión iba a permanecer en el país hasta el viernes, pero debido a la necesidad de recabar más datos, también dentro del sector privado, con consultoras, bancos y empresarios, extendió su estadía hasta el miércoles de la semana que viene. En los primeros días, se reunirá con funcionarios nacionales de los sectores de Hacienda y de Finanzas, junto con las autoridades del Banco Central, para tener de primera mano un diagnóstico de la actual situación económica del país y las perspectivas para el corto y mediano plazo. No obstante, también buscarán las opiniones de los empresarios, de los bancos y de analistas financieros, como parte de una agenda que “se define día por día”, afirmaron las fuentes allegadas a la negociación.

El auditor regional del FMI, Alejandro Werner, explicó a fines de enero que “la misión se enfocará en cooperar con las autoridades argentinas en términos de entender el marco de la política económica y poder hacer nuestras proyecciones sobre el país, al entender mejor las medidas que se están tomando para mejorar la situación de la pobreza y reactivar la economía”.

El Fondo no incluyó a la Argentina en su reporte económico mundial difundido al cierre de ese mismo mes hasta realizar un “pronóstico más certero”, teniendo en cuenta que el Gobierno está en su etapa inicial, dijo Werner. En base a esto, mantuvo tal como estaban en octubre último las proyecciones del país, cuando estimó una caída de 1,3% del Producto Interno Bruto (PBI) para el 2020 y un repunte de 1,4% en 2021.

Entre esa declaración y esta visita, Guzmán se entrevistó el martes de la semana pasada en Roma con la directora del organismo, Kristalina Georgieva, y al término del encuentro el ministro dijo que intercambiaron “opiniones sobre el programa económico en marcha, distinguiendo entre medidas para lidiar con la situación actual de emergencia económica y aquellas para solucionar problemas estructurales de la economía”.

El ex presidente Mauricio Macri suscribió en junio del 2018 un primer acuerdo con el FMI por unos USD 40.000 millones, pero ante los incumplimientos de su gobierno y la corrida cambiaria se decidió realizar un segundo entendimiento, esta vez por USD 57.000 millones. Así, el FMI llegó a desembolsar unos USD 44.000 millones desde 2018 hasta agosto de 2019, cuando detuvo el envío de fondos luego del resultado de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), que le dieron el triunfo provisorio al presidente Alberto Fernández.

Infobae


El kirchnerismo y la izquierda marcharán contra la llegada de nueva misión del FMI

Sindicatos, agrupaciones sociales y políticas, y hasta funcionarios del Gobierno animarán este miércoles dos marchas convocadas por la izquierda y el kirchnerismo para rechazar la llegada de una nueva misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), la primera de la gestión Fernández, cuyo objetivo será auditar las cuentas nacionales.

El desembarco de los auditores del FMI estará encabezado por el encargado del caso argentino, Luis Cubeddu, y se dará en paralelo a la exposición en el Congreso del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien a partir de las 17 horas hablará ante la Cámara de Diputados para explicar detalles sobre el proceso de reestructuración de la deuda.

Hacia allí se dirigirá la convocatoria de sectores cercanos al oficialismo a las 16 horas. De la misma participarán la CTA Autónoma, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), la Bancaria, la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (FeMPINRA).

La marcha comenzará a tomar forma a partir de las 16 horas en la interesección de las avenidas 9 de Julio e Independencia, desde donde se movilizará al Parlamento en el marco de una “jornada nacional de lucha con movilizaciones en todo el país”.

Este martes, el titular de la CATT y de FeMPINRA, uno de los convocantes a la protesta, Juan Carlos Schmid, expresó: “El Fondo puede cambiar sus funcionarios, pero nunca cambia su naturaleza”.

“Los préstamos y programas que lleva adelante siempre han sido una herramienta de dominación y de subordinación de los intereses nacionales. La única garantía es por eso el protagonismo del pueblo, para que la dirección del programa económico no recaiga una vez más sobre las espaldas de nuestro pueblo”, subrayó.

El sindicalista consideró que si bien cambió el gobierno, “los jugadores que están detrás de la escena, que son los grupos concentrados, la banca, los sectores agroexportadores, los que han sido beneficiados con el gobierno anterior, nunca abandonan la escena”.

Izquierda
Por su parte, los partidos políticos de Izquierda, nucleados mayoritariamente en el Frente de Izquierda Unidad (FITU) tendrán su propia convocatoria a partir de las 17:30 horas en Avenida de Mayo y 9 de Julio, esquina en la que realizarán un acto.

Bajo la consigna “Fuera FMI de Argentina y de toda América Latina”, espacios como el Partido Obrero (PO), el Partido de los Trabajadores Socialista (PTS), Izquierda Socialista y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), entre otros, dirán “no al pacto del Gobierno y el FMI para pagar la deuda a costa de los trabajadores, salud y educación”.

“Los intereses de los trabajadores son antagónicos al pacto que el Gobierno trama con el FMI para pagar una deuda usuaria”, enfatizó el dirigente del PO en el FITU, mientras que agregó: “El Frente de Izquierda rechaza el plan del Gobierno.

“Planteamos la ruptura con el FMI y el repudio y no pago a la deuda usuraria. Reclamamos un inmediato aumento general de salarios, jubilaciones y planes sociales con actualización según inflación, la defensa de la movilidad jubilatoria 2019 como parte de un plan para que la crisis no la sigamos pagando los trabajadores y el pueblo. Llamamos a movilizar para repudiar la llegada de la comitiva del FMI y el pacto para pagar la deuda externa y por todas las reivindicaciones populares”, cerró.

Ámbito