Argentina: pese al boicot del macrismo, Diputados aprobó el fin de las jubilaciones de privilegio para jueces

Diputados aprobó el fin de las jubilaciones de privilegio para el Poder Judicial

La Cámara de Diputados aprobó, con 128 votos a favor y dos abstenciones, el proyecto de ley que reforma el régimen de las jubilaciones de privilegio de la Justicia y del servicio exterior, en una sesión especial que se realizó con la ausencia del interbloque de Juntos por el Cambio.

El principal bloque opositor, que ya había anunciado la decisión de no dar quórum, optó por no participar del debate luego que el oficialismo lograra habilitar la sesión. Fue clave la presencia de Daniel Scioli, que temprano generó cruces desde la oposición. Es que el ex gobernador fue designado como embajador argentino en Brasil, pero aún no tiene oficializado su puesto, por lo cual pudo sentarse en su banca.

En la votación, el oficialismo contó con el apoyo de los legisladores del interbloque de Unidad Federal para el Desarrollo, que conduce el mendocino José Luis Ramón, los cuatro del bloque de Córdoba Federal, Alejandro “Topo” Rodríguez (Consenso Federal) y Alma Sapag (Movimiento Popular Neuquino).

La jornada comenzó movida en la Cámara baja. El oficialismo no conseguía el número necesario para dar quórum y la oposición insistía en levantar la sesión. A su vez,  las autoridades del bloque corrían por los pasillos del Palacio Legislativo con los celulares en la mano.

Con un diputado menos por la licencia de José Ignacio De Mendiguren, que se encuentra a cargo del Banco de Inversión y Comercio Exterior, y tres ausencias por cuestiones personales, el Frente de Todos quedó ajustado para conseguir el quórum. Sin embargo, la presencia de los bloque aliados y los dos diputados de la Izquierda resolvieron la encrucijada.

El conflicto estalló cuando la bancada amarilla puso el foco en la presencia del diputado por Buenos Aires Daniel Scioli (FdT). “Dio por iniciada la sesión con el quórum necesario logrado con un colega que había sido diputado y dejó el cargo, y fue votado por el Senado en el cargo de embajador. No es un hecho normal que se pueda pasar por alto”, reclamó el presidente le interbloque Juntos por el Cambio, Mario Negri.

Por el oficialismo contestó el Presidente de la Cámara, Sergio Massa, quien señaló que “hasta que haya aceptación por parte del cuerpo de la renuncia del Scioli, el diputado sigue ocupando su cargo. Este cuerpo no ha tratado la renuncia”. Por su parte, el ex gobernador bonaerense agregó que a partir del 3 de marzo se hará “formalmente cargo de la embajada”. “No ha salido el decreto presidencial, que es a partir de ese momento cuando queda formalizado”, explicó.

“Si usted no levanta la sesión y la convoca como corresponde, nos vamos a retirar del Congreso y vamos judicializar la situación. No lo queríamos y ustedes lo buscaron”. Con esta declaración de Negri, el interbloque de Juntos por el Cambio se retiró del recinto y dejó sus bancas vacías en toda la sesión.

“Con este circo encontraron el argumento para defender el privilegio de los jueces sin decirlo explícitamente”, deslizó a Página/12 un diputado oficialista. Del recinto, los diputados fueron directo al Salón Pasos Perdidos para hablar frente a los micrófonos.

Luego del griterío y los cruces que siguieron, Massa logró encausar el debate. El primero en exponer fue el presidente de la Comisión Previsión Social y miembro informante por el oficialismo, Marcelo Casaretto (FdT). “El proyecto de ley ya había sido anunciado por el Presidente el 20 de diciembre, el 14 de febrero tuvo ingreso a esta Cámara y todos los diputados contábamos con copia. No obstante eso, decidimos convocar a funcionarios del Poder Ejecutivo para que expliquen en el ámbito de la comisión”, expresó.

“En este momento tenemos 17.622 (trabajadores) activos que hacen un aporte promedio de 32.609 pesos por mes. Y tenemos pasivos, beneficios entre jubilaciones y pensiones, que son 6.983, que tienen un haber promedio de 272.099 pesos”, señaló  Casaretto una vez que los opositores ya habían abandonado el recinto.

Sobre el final de la sesión, el diputado Ramón logró una modificación para mantener a los prosecretarios y a los jefes de despacho dentro del régimen especial. Esta modificación fue festejada por el representante de los empleados judiciales Julio Piumato, que ayer había insistido sobre esto en el plenario de comisiones.

El proyecto que obtuvo media sanción y que ya fue girado para su tratamiento establece también que podrán acceder a este régimen especial los magistrados, fiscales y miembros del servicio exterior. Además, el texto estipula que el haber inicial que se calculará será el 82 por ciento móvil de un promedio de las 120 últimas remuneraciones a un valor actualizado.

A partir de que la ley entre en vigencia para acceder a este régimen especial, los trabajadores deberán haber trabajado diez años seguidos en el Poder Judicial, o quince años en forma interrumpida.

En el cierre del debate, el diputado del Frente de Todos Leopoldo Moreau aseguró que con este proyecto se busca “poner en orden el sistema de seguridad social para recomponer el sistema público de reparto, y que no se lo lleven puesto”. Y acusó a Juntos por el Cambio de haber utilizado las jubilaciones de privilegios “para alinear a los jueces”.

Página 12


VOLVER