Argentina: quinta marcha a Lago Escondido “en defensa de la soberanía nacional” contra la apropiación de Joe Lewis

835

Marcha a Lago Escondido: “Estamos en defensa de la soberanía nacional”

Promovida por la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (F.I.P.C.A), presidida por Julio César Urien, la marcha avanza con la presencia de diversos sectores sociales, sindicales y políticos con el fin de defender la soberanía. La última marcha realizada en 2018 sufrió ataques de la patota de Lewis ante la pasividad de las fuerzas de seguridad local para que las distintas columnas no pudieran arribar a la zona del lago. Para este año, las columnas cuentan con el apoyo del Ministerio de Seguridad nacional, pero aún la Prefectura no da señales firmes de un cumplimiento concreto de las mismas.

Radio Gráfica está realizando una cobertura especial de la marcha con la presencia de Mario Sadras junto a las columnas. En diálogo con el programa La Señal detalló “ahora la relación entre Nación y Provincia es muy distinta a la de la primera marcha, en ese entonces la organización de la F.I.P.C.A comenzó con 22 expedicionarios y hoy hablamos de un par de centenares que se distribuyen en distintos recorridos. Hay una orden del Ministerio de Seguridad que pidió a Prefectura para garantizar la seguridad de los manifestantes. Además de César Urien también va a estar el padre Paco, Daniel Tano Catalano, entre otros”.

“Hay una amenaza directa que dice que si pasamos las tranqueras va a haber represalias”, añadió Sadras. En 2018 los expedicionarios fueron atacados siendo dos de ellos arrojados al Lago por la patota de Lewis.

Por su lado, Julio César Urien afirmó, “estamos acá por la defensa de la soberanía de nuestra Nación”, a lo cual agregó que “a partir del nuevo Gobierno el eje central de la política tiene que ser la soberanía”.

Sobre el rol de las Fuerzas de Seguridad y específicamente de la Prefectura, indicó que “teniendo en cuenta los antecedentes de la marcha anterior, nos comunicamos con el Ministerio de Seguridad de la Nación para plantear la necesidad de la presencia de policías federales para garantizar la seguridad. Hemos hablado con la provincia de Río Negro y tenemos un equipo de abogados que presentaron un recurso de amparo. En este marco se le dio indicación a la Prefectura Naval para que esté presente en el lago”.

“Nos movemos con cautela, hay 52 compañeros que están yendo por la montaña, entre ellos ex combatientes de Malvinas y organizaciones sociales”, indicó. “Entramos con recurso de amparo, en el cual se le ordena a la empresa de Joe Lewis que libere el camino del Tacuifí de todos los obstáculos que pudiera tener. Nuestras expectativas en las próximas horas es iniciar la marcha vehicular en forma pacífica el día domingo”.

Ante la actitud de Lewis, Urien aseguro, “vamos a iniciar una instancia de diálogo. Así que hay una delegación presidida por el padre Paco, maestras, ex combatientes y abogados con quienes vamos a agotar el intento de dialogar”.

Denunciando el accionar del Gobierno anterior, Urien declaró “lo primero que hizo el Gobierno de Macri fue modificar la Ley de Tierras por parte de los extranjeros, permitiendo que puedan tener mayores extensiones y poner los recursos naturales como garantía de la deuda externa”.

La proyección política de esta movilización se relaciona con recuperar el acceso al Lago con un mensaje ineludible sobre la soberanía del pueblo argentino sobre los intereses privados británicos. Además, en una zona sensible como es la Patagonia, la ocupación colonial en las Islas Malvinas y ambiciones sobre el territorio antártico argentino. “Son los mismos, la Corona Británica que está en Malvinas también es la que está en la Patagonia”, expresó Urien.

“Como decimos los sanmartinianos, es nuestra voluntad defender la soberanía porque el pueblo derrotado es aquel que se resignó”, concluyó.

Radio Gráfica


El costo de pelear contra Lewis por el acceso al Lago escondido – Por Magdalena Odarda

Por Magdalena Odarda *

Quince años, 24 jueces, derechos constitucionales vulnerados y una sentencia incumplida.

Innumerables han sido las maniobras dilatorias, denuncias improcedentes y hostigamiento artero que los apoderados de la empresa Hidden Lake S.A -propiedad del Magnate inglés Joseph Lewis-, José Luis Bianco y Pablo González. Ambos letrados son responsables de dilatar indebidamente el cumplimiento de la sentencia judicial impartida por el Superior Tribunal de Justicia de Rio Negro en el año 2009.

La causa que se inició en el año 2005 por medio de la presentación de un amparo que incluye a varias organizaciones sociales, constituye un proceso que lleva casi 15 años de recorrido judicial y más de 10 años de impunidad, porque aún con una sentencia judicial firme que ordena -desde el año 2009- la apertura del camino de Tacuifí (preexistente a la estancia Hidden Lake y que ha servido como camino vecinal durante décadas), el acceso al Lago Escondido se encuentra al día de hoy cerrado al público.

Los retardos, dilaciones y artilugios legales que se han planteado en el expediente constituyen el impedimento al acceso a un derecho reconocido judicialmente y perpetúan la impunidad. Tal es así que en estos casi 15 años trascurridos de trámite judicial han tomado intervención en la causa más de 24 jueces de nuestra provincia: miembros del Superior Tribunal de Justicia, de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y Minería de Bariloche, del Juzgado Civil, Comercial y de Minería N° 3 de Bariloche, del Juzgado de Primera Instancia del Bolsón e incluso jueces miembros de juzgados de otros fueros.

Lewis mantiene cerrado el camino desde que compró las tierras de manera fraudulenta en el año 1996. Cabe destacar que estamos hablando de más de 11 mil hectáreas que rodean al lago Escondido.

Las mansiones del magnate inglés están construidas sobre el camino original, que es la traza que la Justicia ordenó respetar, es decir el camino de TACUIFI que nace en el paraje “El Foyel” y que por resolución judicial debería estar abierto hace más de 10 años pero el cumplimiento de esta sentencia viene siendo postergado.

Desde hace casi 15 años, la ciudadanía de Río Negro y el país llevan adelante esta lucha a fin de lograr el fiel cumplimiento al derecho de todos los ciudadanos al libre acceso al lago Escondido por el camino preexistente de Tacuifí, derecho que fue reconocido por la Justicia hace más de 10 años.

Esta demora en el cumplimiento de un amparo ganado por y para los ciudadanos constituye la muestra de impunidad de los poderosos como Lewis, que manejan al poder político y judicial. Esta causa representa la lucha por recuperar no sólo el acceso a un lago que es de todos, sino que además estamos peleando por la soberanía y por nuestros derechos constitucionales.

* Presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas

APP Noticias


Se cumplieron diez años del fallo que ordenó abrir el camino al Lago Escondido

“Quince años, 24 jueces, derechos constitucionales vulnerados, una sentencia incumplida: el costo de pelear contra Lewis por el acceso al lago Escondido”. En esos términos la Senadora Magdalena Odarda se refirió a los diez años transcurridos desde el fallo del Superior Tribunal de Justicia (STJ) que ordenó al Estado provincial y la empresa Hiddeen Lake -propiedad de Joe Lewis- abrir el camino Tacuifí, para garantizar el acceso al lago Escondido.

“Innumerables han sido las maniobras dilatorias, denuncias improcedentes y hostigamiento artero que los apoderados de la empresa Hidden Lake S.A, José Luis Bianco y Pablo González. Ambos letrados son responsables de dilatar indebidamente el cumplimiento de la sentencia judicial impartida por el Superior Tribunal de Justicia de Rio Negro en el año 2009”, señaló Odarda.

La causa se inició en el año 2005 por medio de la presentación de un amparo que incluyó a varias organizaciones sociales, y “constituye un proceso que lleva casi 15 años de recorrido judicial y más de diez años de impunidad, porque aún con una sentencia judicial firme que ordena -desde el año 2009- la apertura del camino de Tacuifí (preexistente a la estancia Hidden Lake y que ha servido como camino vecinal durante décadas), el acceso al lago Escondido se encuentra al día de hoy cerrado al público”, repasó la Senadora.

lago-escondido-lewis-marcha

Para Odarda, “los retardos, dilaciones y artilugios legales que se han planteado en el expediente constituyen el impedimento al acceso a un derecho reconocido judicialmente y perpetúan la impunidad. Tal es así que en estos casi 15 años trascurridos de trámite judicial han tomado intervención en la causa más de 24 jueces de nuestra provincia: miembros del Superior Tribunal de Justicia, de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y Minería de Bariloche, del Juzgado Civil, Comercial y de Minería N° 3 de Bariloche, del Juzgado de Primera Instancia del Bolsón e incluso jueces miembros de juzgados de otros fueros”.

El histórico fallo del STJ establecía la responsabilidad del Estado y la empresa para la mejora de la traza y la realización de las obras necesarias para que se pueda transitar de forma simple el camino más directo hasta el espejo de agua.

“Lewis mantiene cerrado el camino desde que compró las tierras de manera fraudulenta en el año 1996. Estamos hablando de más de 11 mil hectáreas que rodean al lago Escondido. Las mansiones del magnate ingles están construidas sobre el camino original, que es la traza que la Justicia ordenó respetar, es decir el camino de Tacuifí que nace en el paraje El Foyel y que por resolución judicial debería estar abierto hace más de 10 años, pero el cumplimiento de esta sentencia viene siendo postergado”, se quejó la Senadora.

Para Odarda “esta demora en el cumplimiento de un amparo ganado por y para los ciudadanos constituye la muestra de impunidad de los poderosos como Lewis, que manejan al poder político y judicial. Esta causa representa la lucha por recuperar no sólo el acceso a un lago que es de todos, sino que además estamos peleando por la soberanía y por nuestros derechos constitucionales”.

En Estos Días


Lago Escondido divulgó su postura en un video

En el contexto de la marcha que ambientalistas y dirigentes gremiales iniciaron “por la soberanía del lago Escondido”, en El Bolsón, reclamado la apertura del camino rural más corto para llegar al espejo de agua, la empresa Lago Escondido dio a cocer su punto de vista en relación a la historia que precede a este conflicto.

A través de un video se muestra como la familia Montero llega a la región proveniente de Chile en 1912 y a partir de ese momento como fue la posesión territorial de las tierras.

Allí se detalla también todo lo referente a los accesos disponibles al lago y la cuestión judicial que se encuentra aún abierta.

Rio Negro


VOLVER
Más notas sobre el tema