Cada día 32 niñas o adolescentes dan a luz en Honduras

Cada día 32 niñas o adolescentes dieron a luz en Honduras

Lucía, una pequeña de 11 años, fue violada por su abuelastro en Tucumán, Argentina. El caso se conoció en el mundo después de que la menor pidiera a las autoridades la interrupción de su embarazo, pero un juez decidió negar la petición.

La noticia hizo mayor eco cuando el bebé de Lucía murió y la menor fue sometida a un cesárea de emergencia.

El abuelastro de Lucía, un hombre de 67 años, fue condenado a 18 años de cárcel, mientras la menor se recupera en un hospital, según registra El País de España.

Aunque Argentina está a 6,407 kilómetros de distancia, en Honduras hay miles de casos de niñas orilladas a ser madres: en tres años se registraron 34,321 partos en menores de 17 años, mientras que el 1.8% de eso casos fueron en niñas menores de 14 años.

Es decir, 647 niñas que dieron a luz fueron ultrajadas sexualmente, pues el artículo 140 del Código Penal establece como violación especial estos casos en menores de 14 años.

Sin embargo, el registro también muestra seis casos de menores de 1 a 6 años que supuestamente se convirtieron en madres, pero al solicitar información sobre las cifras la doctora Lourdes Aguilar, encargada de las estadísticas, sugirió “quitarlos de la base” porque no se podían “corroborar”.

La Unidad de Datos EL HERALDO categorizó las cifras como “sin dato” para no confundir a los lectores.

La base de datos de la Secretaría de Salud señala que en 1,064 días (dos años y 11 meses) ocurrieron 33,378 partos en menores de 14 a 17 años, pero también 647 en niñas de 9 a 13 años.

Es decir que diariamente 32 niñas o adolescentes daban a luz en Honduras entre enero de 2017 y noviembre de 2019, aunque los datos de este último mes estaban en proceso.

Romina Rosales, especialista en género de Plan Internacional, explicó a EL HERALDO que los partos en las menores de 14 años “de acuerdo al Código Penal hondureño (aún vigente) se consideran casos de violación especial sujetos a penas de 15 a 20 años de prisión, aún cuando haya mediado consentimiento”.

Los meses de más partos

EL HERALDO analizó los partos en menores de edad durante casi tres años y descubrió que 2017 mostró la mayoría de casos en comparación a 2018 y 2019.

Las estadísticas reflejan que año con año los alumbramientos en niñas o adolescentes disminuyeron, especialmente desde noviembre.

Dos de los tres años (2017-2018) coincidieron en un aumento de casos entre septiembre y octubre, pero para noviembre y diciembre se mostró una baja.

Con excepción de 2019, el gráfico señala que fue el año con menos casos desde septiembre, sin embargo, se debe a que los datos proporcionados por la Secretaría de Salud están hasta noviembre.

La encargada de las estadísticas de esa institución dijo a EL HERALDO que se trataba de cifras preliminares, por lo que son referenciales para mostrar los partos en menores de 17 años.

Cesáreas en menores

“Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo”, dijo Lucia a sus abogados, quienes pidieron a un juez en Argentina que permitiera que la menor abortara legalmente, ya que fue abusada sexualmente.

Las autoridades vacilaron por semanas, lo que provocó que fuera forzada a someterse a una cesárea para dar a luz al bebé. El recién nacido murió durante el parto, mientras la niña aún sigue en un hospital.

El caso de Lucía es solo uno de miles que pasan en Latinoamérica, incluida Honduras, donde durante los últimos tres años se registran diariamente 32 alumbramientos al día en menores de 17 años.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), los partos en niñas o adolescentes menores de 17 años representan un riesgo, ya que son cuatro veces más propensas a morir en comparación a mujeres de 20 a 30 años.

“Los expertos en salud convienen en que las adolescentes embarazadas requieren atención física y psicológica especial durante el embarazo, el parto y el puerperio para preservar su propia salud y la de sus bebés”, señala un documento de la OMS.

En Honduras, durante casi tres años, 34,231 menores de 17 años se convirtieron en madres; el 19.4% dio a luz a través de cesárea, es decir que les hicieron una incisión quirúrgica en el abdomen y el útero para extraer al bebé.

En otras palabras, una de cada cinco niñas y adolescentes dio a luz por cesárea.

En los hospitales hondureños cada vez es más común que las mujeres menores de edad sean sometidas a estos procedimientos que, según la OMS, tienen riesgos a corto y a largo plazo.

“Los riesgos pueden perdurar por muchos años después de la intervención y afectar a la salud de la mujer y del neonato, así como a cualquier embarazo futuro”, puntualiza la organización mundial en una declaración sobre las cesáreas.

Pero para las menores hondureñas, el parto apenas es una parte de lo que les toca vivir, pues además de cargar con la presión social, muchas deben dejar de estudiar y trabajar para sacar adelante a sus hijos. Como dice el viejo dicho: “una niña criando un niño”.

El Heraldo


VOLVER