Colombia | Aida Merlano: la excongresista detenida en Venezuela denuncia que hubo compra de votos para la elección de Iván Duque

Merlano revela red de corrupción en elección presidencial de Iván Duque

La excongresista Aida Merlano, reveló este lunes que para la campaña presidencial de Iván Duque se manejó la compra de votos, y que el entonces candidato tenía conocimiento de que en la costa Atlántica se estaban comprando votos para favorecer su aspiración a la Casa de Nariño.

Afirmó que Julio Gerlein (empresario y excompañero sentimental de Merlano), junto a la familia Char de Barranquilla, habrían comprado votos para la campaña presidencial de Iván Duque, en segunda vuelta. Se refirió específicamente la suma de $6.000 millones, de los cuales la mitad habrían sido aportados por Gerlein y la otra mitad por el contratista Faisal Cure. Según su relato, el entonces candidato tenía conocimiento de estos hechos. “Claro que sí, como lo hicieron todos los políticos que fueron elegidos”, dijo Merlano.

Aseguró que la familia Char y la familia Gerlein, de Colombia compraron votos para favorecerlo. «Cuando hablo de la familia Char y de la familia Gerlein no me refiero a Julio Gerlein, quien fue mí compañero sentimental durante muchos años. Yo me refiero a su hijo Julio Eduardo, me refiero a su hija Margarita Eugenia. Me refiero a la familia Char, en cabeza de Fuad Char, de Alex Char, de Arturo Char y también de Katia Nule porque estaban todos reunidos cuando me hicieron una videollamada desde el teléfono de Julio Gerlein y todos ellos estaban reunidos con la persona que vi luego de la fuga, en el apartamento donde me tenían escondida en Bogotá», expresó durante una entrevista con el programa Vicky en Semana.

Afirmió que el presidente Iván Duque está detrás de un plan para asesinarla, agregó que el hecho de que la Cancillería colombiana le haya pedido su extradición al diputado venezolano Juan Guaidó y no al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, es muestra de que el Gobierno colombiano no la quiere extraditar.

Además, aseguró que se enteró que se estaban “incentivando” personas con $10.000 el voto por la campaña de Duque. Acotó que Julio Gerlein siempre fue la persona que se encargó de los dineros de su campaña política, de las cuentas y de los libros, además aportó alrededor de $500 millones y que le habría hecho pensar a los Char que en total habían sido $6.000. “Supe que Julio y Arturo (Char) hicieron una cuerdo, financiado por Alex Char (…) y financiaron mi campaña y la de Lilibeth Llinás”, dijo.

Respecto a la acusación que reza en su contra por la supuesta compra de votos, explicó, «yo acepto mi responsabilidad, mi culpa, en lo que respecta a como se debe llevar el libro contable. Fui muy ingenua. Él (Julio Gerlein) siempre me entrego las cuentas. Él siempre hizo las acuerdos. Nunca me dejo manejar un peso. Yo era la figura de mostrar. Yo fui su títere que el movió a su acomodo desde que era una niña. Eso fe lo que aprendí, vi como el compraba votos y utilizaba otras prácticas, que yo le quité, como quitar cedular, coaccionar o intimidar a la gente”, relató.

Por último Merlano criticó que el Gobierno colombiano la haya pedido en extradición a diputado de la Asamblea Nacional en desacato, Juan Guaidó, y no al presidente Nicolás Maduro. “Es un absurdo político, diplomático y una vergüenza nacional de mi país hacer semejante solicitud. Más, cuando la Corte Suprema de Justicia se lo requirió al presidente y de una manera tan inadecuada. Hizo una solicitud a un presidente que no es legítimo», dijo.

Últimas Noticias


Aida Merlano dice que Gerlein y los Char invirtieron en campaña presidencial

La excongresista Aida Merlano habló con el programa Vicky en Semana, de la periodista Vicky Dávila, de los señalamientos que hizo, según los cuales, el presidente Iván Duque está detrás de un plan para asesinarla. Desde el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en la capital venezolana, donde está recluida, la exsenadora habló de las denuncias que hizo desde un Tribunal de Caracas.

A la afirmación de la periodista Vicky Dávila: “El presidente (Iván) Duque dijo que usted es una delincuente y que usted tiene que ser deportada y tiene que responder ante la justicia de Colombia”, la exsenadora conservadora respondió: “Con esos términos en que él se expresa de mí podría decir que son los términos que él utiliza cuando se ve al espejo. Y para los que piensan que yo mentí, en cuanto a mis aseveraciones sobre que él quería asesinarme o estaba confabulado con las personas que querían asesinarme, yo no estoy mintiendo y tengo las pruebas para demostrarlo”.

La exsenadora fue consultada de inmediato por tales pruebas y replicada por Dávila. “Esa es una afirmación muy fuerte y uno puede pensar que está diciendo una barbaridad, no tiene pruebas, el presidente Iván Duque es un señor honorable. ¿Qué pruebas tiene de que él la quería asesinar o que estaba detrás de un complot contra usted?”.

Aida Merlano respondió: “He conocido casos de personas que son delincuentes, yo no me considero una delincuente, que son prófugas de la justicia. Los más buscados, no solamente del país, sino en todo el mundo. Y nunca había visto tanta persecución. Un presidente enfocado en recompensas”. Y agregó: “Hay una recompensa que me llama de sobremanera la atención y es que logro escaparme de los captores, de las personas que ayudaron a fugarme, porque sí, yo me fugué de una clínica con la ayuda -como lo dije anteriormente- de la familia Char y de la familia Gerlein. Cuando hablo de la familia Gerlein no me refiero a Julio Gerlein, quien fue mí compañero sentimental durante muchos años. Yo me refiero a su hijo Julio Eduardo, me refiero a su hija Margarita Eugenia. Me refiero a la familia Char, en cabeza de Fuad Char, de Alex Char, de Arturo Char y también de Katia Nule porque estaban todos reunidos cuando me hicieron una videollamada desde el teléfono de Julio Gerlein y todos ellos estaban reunidos con la persona que vi luego de la fuga, en el apartamento donde me tenían escondida en Bogotá”.

Al insistirle a Merlano en que hiciera claridad respecto a qué relación tiene el presidente Iván Duque con esos hechos, la exsenadora aseveró: “Me tenían escondida con personas armadas que me quitaron el teléfono móvil que me descubrieron en el bolso que yo tenía guardado. Me lo quitaron y, además de eso, no me dejaron libre. Tampoco me cumplieron las cosas y las promesas que ellos tenían para mí, entre muchas que ya te contaré. Sé que el señor Duque, una vez supo el día 15 de octubre del lugar en el que ellos pensaban asesinarme y enterrarme en una fosa común, al día siguiente, en horas de la mañana y a primera hora salió el anuncio del aumento de la recompensa a 200 millones de pesos. ¿Cuál era el interés de capturarme, qué delito cometí en Colombia o qué le robé al Estado? Mis delitos no son por corrupción, por robo, ni por peculado, ni por enriquecimiento ilítico. Yo no le he robado nada al Estado. Me hicieron un montaje para hacerme ver como líder de una organización criminal, que tenía armas en mi sede política. Armas que nunca fueron colocadas por mí”.

Dávila le preguntó: “¿Qué podría tener que ver el presidente de la república con su caso, qué interés puede tener más allá de recapturar a una persona que se fugó y que el Estado está en la obligación de buscarla?” La excongresista respondió: “Quiero contextualizarte. La Fiscalía es manejada por la familia Char y todo Colombia lo sabe, por Vargas Lleras también. Ellos sabían que iba a denunciar unos hechos porque a mí la Corte Suprema de Justicia no me permitió en un momento, cuando quise denunciar y contar la verdad de lo que había ocurrido en mi sede política, no me lo permitieron. Y cuando el señor Martínez sale a decir que es mentira lo que yo estoy diciendo, yo le puedo probar porque yo hice las solicitudes escritas ante la Corte. Cuando dije que lo iba a hacer de manera voluntaria, aunque no tuviera ningún beneficio para mi proceso, lo iba a hacer ante la Fiscalía. Y la misma Fiscalía filtró el documento y se lo entregó a la familia Char y a la familia Gerlein. Posteriormente a eso, recibí una llamada de atención de Julio y una amenaza de muerte, no solamente para mí. Llamaron a mi papá, llamaron a mi mamá, llamaron a mi hermana”.

La exsenadora Aida Merlano aseguró que Julio Gerlein le dijo a ella que había invertido un alto capital en la campaña de Iván Duque de cara a sus aspiraciones presidenciales. Según dijo, él invirtió 6.000 millones de pesos “y los Char hicieron una recolecta” entre contratistas y cuya cifra dijo desconocer con precisión. De acuerdo con Merlano, el candidato Duque sabía que en la costa Atlántica estaban moviendo la maquinaria electoral para comprarle votos al ahora presidente Iván Duque. Posterior a dar cuenta de este monto, Merlano dijo que en realidad fueron “3.000 millones de pesos y otros 3.000 de su socio”.

La excongresista Aida Merlano fue condenada por la Corte Suprema de Justicia, en Colombia, a 15 años de prisión. En el país tiene pendiente un proceso por los delitos de compra de votos y fraude electoral. El primero de octubre de 2019 se fugó de un consultorio en Bogotá y el 27 de enero fue recapturada en Maracaibo (Venezuela) y posteriormente trasladada a Caracas.

Semana


Aida Merlano dice que pedirle su extradición a Guaidó es muestra de que no la quieren en Colombia

La exsenadora Aida Merlano aseguró, en el programa Vicky en Semana, que el hecho de que la Cancillería colombiana le haya pedido su extradición al diputado venezolano Juan Guaidó y no al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, es muestra de que el Gobierno colombiano no la quiere extraditar.

“Eso da claramente un mensaje y el mensaje es contundente y es que ellos no desean que yo sea extraditada a Colombia. Si ellos desearan que yo fuera extraditada a Colombia, ellos le pidiesen mi extradición al presidente legal, legítimo, y es Nicolás Maduro. No Juan Guaidó. En ese sentido, pienso que es un absurdo político, diplomático y una vergüenza nacional de mi país hacer semejante solicitud. Más, cuando la Corte Suprema de Justicia se lo requirió al presidente y de una manera tan inadecuada. Hizo una solicitud a un presidente que no es legítimo”, aseguró la exsenadora Aida Merlano desde el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en la capital venezolana. La excongresista fue más allá y señaló, frente a la pregunta respecto a si el diputado venezolano Juan Guaidó la va poder extraditar: “Podría decirte que es como si mi abuelita pudiera venir a acompañar esta entrevista”.

La exsenadora también fue consultada respecto a los supuestos privilegios que tiene en prisión. “Quizás, para mis enemigos, ellos quisieran que yo les diera una respuesta diciéndoles que estoy en unas condiciones deprimentes, deplorables. No es ese el mensaje que yo quisiera darles. Pero si me preguntas si estoy en condiciones preferenciales o distintas a las personas que están recluidas en el lugar donde yo me encuentro, no es cierto”, aseguró.

“Tuve la oportunidad de conocer una noticia el día que tuve una visita de mi hija, que pudo venir a verme, en donde se decía que yo gozaba de privilegios, comidas a la carta, usurpación a una celda de una persona que estaba aquí y en ese momento yo aún estaba en una celda de transición. No tenía las condiciones, no tenía baño, no tenía absolutamente nada para tener una comodidad. Solamente hace dos días fui transferida a una nueva celda que no tiene aún las condiciones en las que yo me encontraba recluida en El Buen Pastor (Bogotá). Pero algo sí tiene y es que el trato que me han dado es un trato digno”, aseveró.

Semana


VOLVER