Colombia: hallan laboratorio de cocaína en una propiedad del embajador en Uruguay

El hallazgo de un laboratorio para el procesamiento de cocaína en el municipio de Guasca (Cundinamarca) sorprendió a miembros de la Dijín de la Policía. “Frente a nuestras narices había un laboratorio, y teníamos que destruirlo”, señaló una fuente de la Policía frente al operativo. Sin embargo, en el momento de incinerar el centro de procesamiento de drogas, el fuego se salió de control y consumió un bosque aledaño.

Además del incendio, que habría causado un importante daño ambiental al consumirse varias hectáreas de bosque para explotación, las autoridades encontraron que la finca en la que estaba el laboratorio para el procesamiento de drogas era de propiedad de la familia de Fernando Sanclemente, actual embajador colombiano en Uruguay.

Además de la familia Sanclemente, la finca en la que se llevó el operativo este miércoles es de propiedad de los Spiwak, reconocido grupo familiar propietario de la Organización hotelera Dann. Esta familia tiene un 50% de la propiedad y, al igual que los Sanclemente, según el embajador en Uruguay, no tendrían ninguna relación con los laboratorios que fueron encontrados en la jornada del miércoles.

A través de un comunicado, Fernando Sanclemente aseguró que desde hace 44 años dichos terrenos han estado en su familia, y allí se han dedicado a labores como la cría de caballos de competencia, lechería y la cría de ganado Angus. Allí nunca se habían desarrollado actividades ilícitas, señaló el representante de los colombianos en Uruguay.

Sin embargo, el embajador señaló que Las Colinas de Guasca Ltda, empresa a propietaria del terreno y de la que Fernando Sanclemente fue representante legal hasta que asumió el cargo de embajador, arrendó desde el 15 de junio de 2017 una porción de 36 fanegadas a unos paperos. En esta área habría sido donde se encontraron los laboratorios ilícitos y algunas cantidades no especificadas de droga.

“La familia Sanclemente y la Organización DANN se sienten sorprendidos y víctimas de los eventuales hallazgos, y en consecuencia prestarán como corresponde todo el apoyo que demanden las autoridades para esclarecer esta penosa situación, señaló Sanclemente en un comunicado. Luego, en diálogo con Blu Radio agregó: “Si nuestra familia se hubiera dado cuenta de esa situación se hubiese puesto en conocimiento de las respectivas autoridades”.

En esa misma entrevista con la cadena radial, el embajador aseguró que en la finca solo se encontraban dos personas que ellos habían contratado para cuidar la finca y el ganado, una persona de 87 años encargada del cuidado de la casa principal y el personal de los paperos que trabajaban en la zona arrendada.

Por último, el embajador recalcó que desde el 21 de marzo se encuentra en Uruguay haciendo las veces de representante diplomático de Colombia, por lo que es ajeno desde ese momento a las “responsabilidades del manejo, participación y/o injerencia del predio propiedad de la sociedad Las Colinas de Guasca Ltda”. Asimismo, en el comunicado, señaló que la sociedad de la que hace parte su familia no ha tenido acceso a la documentación y detalles de la diligencia por lo que no ha “podido pronunciarse con los suficientes elementos de juicio sobre el particular”.

Las autoridades no han dado mayores detalles sobre el operativo. Solo se sabe que cuatro personas que habrían estado en las inmediaciones del laboratorio fueron capturas y serán judicializadas en las próximas horas. De igual manera, El Espectador conoció que en horas de la mañana el comandante de la operación estaba en una reunión con sus superiores para rendir su versión sobre el operativo y las razones por las que se desencadenó un incendio en un bosque vecino.

El Espectador