Comando Sur de EEUU despliega unidades navales en el Caribe y el Pacífico Oriental

55

El Comando Sur de Estados Unidos está realizado, desde comienzos de enero, un despliegue naval en su “área de responsabilidad”, que incluye el Caribe, desde la costa norte de Cuba excluyendo Puerto Rico, y, el Pacifico oriental, desde la costa de Guatemala hacia el sur del continente americano. Las operaciones están a cargo de unidades navales adscritas a las U.S. Naval Forces Southern Command / U.S. 4th Fleet, específicamente, el destructor misilístico USS Gridley (DDG-101) y el buque de combate litoral USS Detroit (LCS-7).

Los buques realizaron tácticas de división (Divtacs) y ejercicios de artillería. Según explicó el oficial de operaciones del Detroit, capitán de corbeta Jordan Bradford, la “ejecución de Divtacs requiere comunicaciones claras y constantes entre los equipos de puente de ambas naves (…) Tenemos que entender lo que está haciendo el otro barco y lo que podemos hacer para asegurarnos de que cada movimiento se realice de manera segura e inteligente”. Eso permite que los oficiales subalternos involucrados, obtengan “una mejor apreciación de las características de manejo de su propio barco, al mismo tiempo que aprenden cómo maniobran otras clases de buques”. Y subrayó: “Este nivel de comprensión es vital cuando se opera en grupos de ataque u otras formaciones de barcos”.

Completados los ejercicios tácticos, el destructor Gridley regresó a su base en Estados Unidos, mientras el Detroit permanece en el “área de responsabilidad” del U.S. Southern Command apoyando a la Joint Interagency Task Force Souths (Fuerza de Tarea Conjunta Interagencias del Sur), que incluye patrullas antidrogas y detección y monitoreo del tráfico ilícito en el Caribe y el Pacífico oriental. El Detroit lleva a bordo un helicóptero y un destacamento de seguridad del U.S. Coast Guard.

Los buques

El USS Gridley (DDG-101) es un destructor de la clase Arleigh Burke, construido por el astillero Bath Iron Works y entregado a la US Navy en febrero de 2007. Desplaza 9.300 toneladas a plena carga. Mide 155,30 metros de eslora y 20 metros de manga. Su dotación la conforman 380 oficiales y personal alistado.

El armamento comprende células de lanzamiento vertical de misiles RIM-66 SM-2, buque-superficie; BGM-109 Tomahawk, crucero; y RUM-139 VL-Asroc, antisubmarinos. Además, tiene un cañón de130/62 mm, dos cañones Mk 38 de 25 mm, cuatro ametralladoras de 12,7 mm, cuatro lanzadores triples de torpedos Mk 46, y un sistema antiaéreo Phalanx CIWS de 20mm. Dispone, asimismo, de un hangar y una cubierta de vuelo, en la popa, para la operación de dos helicópteros Sikorsky SH-60 Seahawk.

Por su parte, el USS Detroit (LCS-7), es un buque de combate litoral de la clase Freedom construido en el astillero Marinette Marine y comisionado en octubre de 2016. Su desplazamiento es de 3,900 toneladas a plena carga y sus medidas son las siguientes: 115,3 metros de eslora y 17,5 metros de manga. La tripulación de misión la componen hasta 75 oficiales y alistados.

El armento incluye un cañón BAE Systems Mk 110 de 57 mm, RIM-116 Rolling Airframe Missiles, torpedos Honeywell Mk 50, misiles antisubmarinos Netfires PAM y dos ametralladoras de 12,7 mm. En la sección de popa cuenta con un hangar y una cubierta de vuelo para la operación de dos helicópteros Sikorsky MH-60R/S Seahawk y un vehículo aéreo remotamente tripulado Northrop Grumman MQ-8C Fire Scout.

Bajo la vigilancia de la Armada venezolana

El pasado 21 de enero, medios especializados internacionales informaron que el USS Detroit (LCS-7) navegaba a 26,5 millas náuticas de las costas de Venezuela, pero fuera de las aguas territoriales, lo cual fue confirmado por fuentes oficiales venezolanas.

En ese orden, la Armada de Venezuela desplegó al patrullero Serreta (PG-412) para seguir al USS Detroit. La persecución continuó, sin que se produjera ningún incidente, hasta que el buque estadounidense se alejó de aguas venezolanas.

El Serreta (PG-412) es el último de los doce patrulleros de la clase Gavión construidos para la Armada venezolana por el astillero norteamericano VT Halter Marine, Pascagoula, estado de Mississippi, y entregados entre los años 1999 y 2000.

Desplaza 48 toneladas y mide 24,4 m de eslora, 5,44 m de manga y 1,7 m de calado. Construido en aluminio, alcanza una velocidad de 25 nudos y su rango es de 1.000 millas náuticas a 15 nudos de navegación. El armamento incluye un montaje doble Mk. 95 de ametralladoras M2 de 12,7 mm, y otro simple del mismo calibre. La tripulación la conforman dos oficiales más ocho efectivos de escalas inferiores. En abril de 2019, el Serreta fue varado en el astillero estatal Ucocar, para efectuarle mantenimiento programado, tal como informó Infodefensa.com.

Los doce patrulleros de la clase Gavión están adscritos al Comando de Guardacostas de la Armada.

Info Defensa


MinDefensa fortalece lazos con Comando Sur en Miami

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, visitó este martes el Comando Sur de Estados Unidos (Southcom), en Miami, previo a una reunión con su homólogo estadounidense, Mark T. Esper, para tratar la “crisis regional de Venezuela” y “fortalecer los lazos entre ambos países”.

Holmes Trujillo se reunió en la base del Southcom, en Doral, ciudad aledaña a Miami, con su comandante, el almirante Craig Faller, en su primera visita al país como jefe de la cartera de Defensa para “discutir temas de cooperación en seguridad”.

“Estados Unidos y Colombia comparten una asociación fuerte y de larga data centrada en la seguridad regional y el tráfico ilícito”, subrayó el Southcom en un comunicado.

Holmes Trujillo, que ya se había reunido recientemente con Faller en una visita que el almirante hizo a Colombia, mantendrá una cita “a finales de esta semana” con Esper, en un fecha y ciudad que no han sido divulgadas.

Su visita hace parte de una agenda “para reunirse con el liderazgo de Defensa de Estados Unidos”, señaló en un comunicado el Southcom, base responsable de las Fuerzas Armadas estadounidenses en Latinoamérica y el Caribe.

De igual forma, Holmes Trujillo sostendrá reuniones con funcionarios de la Casa Blanca y del Congreso en Washington “para reforzar la asociación se seguridad de ambos países, detalló la Embajada de Colombia en EE.UU.

“La cooperación en seguridad y defensa y los esfuerzos bilaterales antinarcóticos encabezarán la agenda de sus reuniones con altos funcionarios del gobierno estadounidense”, precisó en un comunicado.

Subrayó que la asociación de seguridad entre Colombia y Estados Unidos “es la más fuerte” de la región.

“Espero compartir con mis contrapartes estadounidenses el progreso que ha logrado Colombia en varias de nuestras prioridades de seguridad compartidas, incluida la crisis regional de Venezuela y la lucha contra las drogas”, señaló.

Este es el primer viaje de Holmes Trujillo a Estados Unidos como ministro de Defensa. Antes ocupó la cartera de Relaciones Exteriores, ahora en manos de la canciller Claudia Blum.

El ministro Trujillo visitó además este lunes la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial-Sur en Key West, en los Cayos de Florida, el 3 de febrero, precisó el Southcom.

La visita de Trujillo se produce una semana después de que los paracaidistas estadounidenses y colombianos completaron un ejercicio de entrenamiento de asalto aéreo en Colombia.

En las pruebas participaron 75 paracaidistas de la 82 División Aerotransportada en Fort Bragg (Carolina del Norte), y 40 miembros del Ejército.

Trujillo se reunió previamente con Faller en Bogotá el pasado 13 de enero para discutir la cooperación bilateral y la seguridad regional.

Blu Radio

Más notas sobre el tema