Cristina Fernández presenta su libro Sinceramente en la Feria del Libro de Cuba

66

Cristina Fernández presenta Sinceramente en la Feria del Libro de Cuba

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner presentará hoy su libro “Sinceramente” en la 29° Feria Internacional del Libro de La Habana, en el marco del nuevo viaje que emprendió esta semana rumbo a Cuba para visitar a su hija Florencia.

La presentación, prevista para las 18 de hoy, será con el mismo formato utilizado durante las presentaciones del libro en el marco de la campaña electoral del año pasado.

La vicepresidenta realizó la primera presentación de su libro en la Feria del Libro en la ciudad de Buenos Aires, y luego hizo lo propio en La Matanza, La Plata, Mar del Plata y Malvinas Argentinas (Buenos Aires); Mendoza; Santiago del Estero; Chaco; Misiones; El Calafate y Río Gallegos (Santa Cruz); y Rosario (Santa Fe).

Fernández de Kirchner no será la única dirigente argentina que presente un libro en la feria de Cuba: el secretario general del sindicato de Trabajadores de Edificios (Suterh) y presidente del PJ porteño, Víctor Santa María, presentará su libro “Evita, esa mujer”, el próximo martes 10.

El grupo Octubre también estará presente en el evento cultural que se celebra en la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña, en La Habana, en el que participarán más de 300 invitados extranjeros entre profesionales del libro, editores, traductores, libreros y expositores.

Argentina tendrá un stand editorial coordinado por el librero chaqueño Rubén Bisceglia, dueño de la Librería de la Paz.

El grupo Octubre presentará en la Feria de La Habana tres libros: “Ese hombre”, de María Seoane y Gisela Marziotta; “Esa mujer”, de Víctor Santa María y Seoane, y “Los días eran así”, de Hugo Soriani, director general de Página/12, informó la editorial.

La 29° Feria Internacional del Libro de La Habana -que se realiza del jueves 6 al domingo 16- tendrá como país invitado a Vietnam, que llegará a la capital cubana con una delegación de escritores, editoriales y artistas.

TELAM


“Sinceramente”, se lee de un tirón

En un viaje que hizo de Buenos Aires a La Habana, la colega Julia Strada, una analista reconocida de los asuntos económicos, me trajo el libro Sinceramente, de Cristina Fernández de Kirchner. Lo había tenido ahí, al alcance de la mano, pero otras lecturas no me permitían emprender un viaje por sus páginas.

Una nota en Facebook, y luego en otros sitios de internet, anunciando que la vicepresidenta de Argentina viajaría a Cuba para presentar su libro, me hizo tomarlo. Pensé que sería una lectura de compromiso, pero para mi asombro y placer devoré una página tras otra como lo que es: una pincelada de la existencia huracanada de una mujer que no se ha dejado vencer por las circunstancias adversas de su vida. Y digo mujer con toda la carga de ese vocablo, porque contra la mujer, no la presidenta, se urdieron cualquier cantidad de infamias.

Repito, Sinceramente se lee de un tirón. Algunos datos hablan de su impacto: durante los días que siguieron a su presentación se vendieron 227 mil ejemplares, se recaudaron 120 millones de pesos, la editorial Sudamericana tuvo que hacer cinco ediciones en dos semanas, trabajar las 24 horas del día para cumplir con las demandas.

Su autora estuvo en múltiples presentaciones, verdaderos mítines multitudinarios, la última fue en El Calafate, en la provincia de Santa Cruz, vísperas de las elecciones que llevaron a Alberto Fernández a la presidencia y a ella a ser su vice.

La primera presentación del libro fuera de Argentina será en La Habana, porque estoy segura que la actual escritora sabe cuánto cariño y respeto se le profesa en esta Isla.

“Hicieron y siguen haciendo todo lo posible para destruirme. Creyeron que terminarían abatiéndome. Es claro que no me conocen. Por eso les ofrezco una mirada y una reflexión retrospectivas para desentrañar algunos hechos y capítulos de la historia reciente”, dice Cristina en la contracubierta.

Hoy, luego de las elecciones, se puede pensar que fue fácil enfrentar múltiples acusaciones, pero cuando uno hojea las páginas de Sinceramente encuentra la desesperación de la madre, porque su hija Florencia está enferma, debido al estrés, y por eso se trata en Cuba. Hubo momentos en que la expresidenta no sabía si podría visitar a su hija o no.

Ella cuenta:

“Néstor me lo dijo: ‘Te van a perseguir a vos y a tus hijos’. No fue altisonante. Estaba serio y cuando le pregunté: ‘¿Por qué decís eso?’, enseguida cambió de conversación. Fue en El Calafate. Lo que no puedo recordar es si fue durante la última semana que estuvimos juntos”.

Compartiendo vida y amor estuvo con su marido (Néstor) desde 1975 hasta el 2010, cuando él murió. “El amor es tener ganas de estar con el otro. Para escucharlo, para hablar, para lo que sea. A mí me encantaba estar con él y a él conmigo. Siempre me decía: ‘De lo único que nunca me aburrí fue de vos’”.

Claro, la parte más voluminosa del libro está dedicada a ese desastre que fue su sucesor “si alguien me pidiera que definiera a Mauricio Macri en una sola palabra, la única que se me ocurre es: caos. Sí: Mauricio Macri es el caos y por eso creo firmemente que hay que volver a ordenar la Argentina”.

Sinceramente ha sido un libro polémico por la visión económica que brinda su autora. Para algún crítico hay datos inexactos a favor del kirchnerismo, pero quien vio el documental Tierra arrasada de Tristan Bauer, transmitido esta semana por la Meda Redonda, puede pensar que el volumen no exagera sobre los logros de la pareja de mandatarios.

Tiene pasajes poco conocidos cómo el diferendo entre Jorge Bergoglio (el Papa Francisco) y Néstor; de los avatares del suicidio con sus secuelas para Nisman; hasta apuntes sobre por qué la autora se viste de una forma y no de otra.

Y quiero detenerme en un capítulo “Una yegua en el gobierno (2007-2011)”. Cristina cuenta cómo entre los epítetos en contra de ella se esgrimía el de “yegua”, por las políticas que llevaba adelante y la forma en que lo hacía, así le decían sus opositores.

Sin embargo, en el proceso eleccionario del 2019, justamente desde mayo, en la campaña por el frente de todos, con y después de las PASO, junto a “vamos a volver”, frase que enarbolaban los argentinos kirchneristas en Facebook, abundaban los vivas “a la yegua” o el “volvemos con la yegua”.

A mí, como me caen bien esas cuadrúpedas, pienso ¡Sinceramente qué falta hacen unas cuantas yeguas en este planeta!

Cubadebate


Podrá verse desde las 18 hs por las redes sociales de la vicepresidenta de Argentina

Imagen


VOLVER
Más notas sobre el tema