Ecuador: inicia juicio por corrupción contra el expresidente Correa

Hoy se intentará iniciar juicio contra Rafael C.

Para las 08:00 de hoy lunes 10 de febrero de 2020 está previsto que se instale la audiencia de juzgamiento contra 21 procesados por el delito de cohecho, en el denominado caso Sobornos 2012-2016.

Este será el segundo intento, luego de que el 24 de enero pasado el Tribunal Penal integrado por los jueces Iván León, Marco Rodríguez e Iván Saquicela, fijó el 31 de enero como fecha para instalar la audiencia de juicio.

Cuestiones médicas, actividades profesionales en el extranjero, compromisos académicos fuera del país, fueron las razones por las que se plantearon cuatro pedidos de diferimiento de la audiencia, que determinaron que la diligencia pase para este lunes 10 de febrero.

Con el fin de nuevamente impedir la instalación de la audiencia, el jueves anterior, a través de su abogado Fausto Jarrín, el expresidente de la República, Rafael C. interpuso un recurso de recusación contra los jueces nacionales integrantes del Tribunal de juzgamiento.

Jarrín indicó que ha recusado a los jueces porque a su criterio dicho Tribunal no debió constituirse hasta no haber evacuado los recursos pendientes. Consideró que en estas condiciones la audiencia de juicio de este lunes 10 de febrero debe ser suspendida hasta que otros jueces de la Corte Nacional resuelvan la recusación.

El procurador general del Estado, Íñigo Salvador, en su calidad de acusador particular en este caso, en declaraciones a la prensa calificó como una maniobra más de la defensa del expresidente para incidentar el proceso y evitar así una sentencia.

Para el jurista y catedrático Pablo Encalada es claro que lo que se busca es dilatar el enjuiciamiento, aunque admitió que los procesados están haciendo uso de las facultades legales que tienen.

Advertencia del Tribunal

En dos puntos de la providencia a través de la cual convoca a la audiencia de juicio, el Tribunal advierte que por esta “única ocasión” se diferirá la diligencia y que la misma de “manera improrrogable” se la cumplirá en la fecha fijada (hoy lunes 10 de ferero).

La resolución de los tres jueces también recuerda que la misma puede realizarse en ausencia de los procesados y que de igual forma no será motivo de suspensión y peor de diferimiento por la ausencia de algún testigo o perito solicitado por las partes al momento de la instalación de la misma, así como por presentarse falla alguna de conexión telemática.

A estas audiencias están convocados más de 120 testigos, entre peritos, agentes policiales, exfuncionarios del Gobierno y empresarios. Además, está llamado a declarar José Conceição Santos, exrepresentante legal de Odebrecht, en Ecuador.

Para las audiencias, la defensa del expresidente Rafael C. solicitó al Tribunal que se incluya como pruebas nuevas, la resolución 065-PLE-CNE-2019 del CNE y el informe de la Comisión de Fiscalización y Gasto del CNE, número CNE-DNFCGE-2019-0096-I.

En esos documentos constaría la resolución del Consejo Nacional Electoral (CNE), de que no halló anomalías en los gastos del movimiento Alianza PAIS. Sin embargo, la Fiscalía ha resaltado que el esquema que se usó fue una doble contabilidad para captar dinero de contratistas.

Los 21 procesados son sospechosos de cohecho. La Fiscalía los acusa de haber implementado un sistema ilícito dentro de la Presidencia, que consistía en recolectar aportes económicos de empresarios, que tenían contratos con el Estado, para las actividades políticas del Gobierno de la Revolución Ciudadana.

Se estima que por este sistema se recogieron $ 7,1 millones que se usaron para la propaganda política de Alianza PAIS y del anterior Gobierno, entre los años 2012 y 2016.

El pasado 3 de enero, la jueza Camacho resolvió llamar a juicio por el delito de cohecho a 21 procesados, entre ellos el expresidente Rafael C., el exvicepresidente Jorge G., los exministros Vinicio A., María de los Ángeles D y Walter Solís.

Así como el exsecretario Jurídico Alexis M., la asambleísta Viviana B., el exlegislador Chistian V., las exfuncionarias de la Presidencia Pamela M. y Laura T. y a 10 empresarios.

El Telégrafo



Juicio a Correa por sobornos se instalará con amenaza de suspensión 

El expresidente Rafael Correa jugó su última carta para tratar de retardar el juicio por el caso “Sobornos 2012-2016”, que podría inhabilitarlo políticamente de por vida.

A cuatro días de que se instale el juicio, Correa, a través de sus abogados Fausto Jarrín y Carlos Alvear, recusó al Tribunal de juzgamiento, que está conformado por los magistrados Iván León, Marco Rodríguez e Iván Saquicela.

La recusación es el derecho que tienen las partes de un caso (acusados y acusadores) para solicitar que uno o varios jueces de un tribunal sean separados del proceso, por que existe el riesgo de una parcialización o prejuzgamiento.

En el Código Orgánico Integral Penal (COIP) se establecen 12 causas para recusar a un juez. Entre estas constan tener enemistad manifiesta con alguna de las partes, tener vínculos por intereses económicos y haber fallado en otra instancia del mismo proceso.

En este caso, Correa recusó a los tres integrantes del Tribunal.

A Iván León, conjuez temporal que será el ponente de la causa, la defensa del expresidente lo señala por haber sido asignado al caso sin un sorteo previo, como ordena la ley. La mismo razón fue utilizada para recusar a Iván Saquicela.

En el caso del juez Marco Rodríguez, en cambio, se observó que el ya actuó previamente en el proceso, en la recusación presentada en contra de Daniella Camacho, magistrada que estuvo a cargo de la etapa intermedia.

La interposición de este recurso podría diferir nuevamente el juicio del caso “Sobornos 2012-2016”, que en primera instancia fue citado para el 31 de enero y luego postergado para hoy, lunes 10 de febrero a las 08:00.

Esta estrategia ya fue utilizada antes por el correísmo. En noviembre de 2017, un día antes de que inicie el juicio por el caso Odebrecht, en el que terminó sentenciado el exvicepresidente Jorge Glas, su defensa recusó a dos de los tres jueces del Tribunal.

En ese caso, la audiencia sí se instaló porque la Secretaría del Tribunal Penal certificó que la demanda no constaba en el expediente y avaló el inicio del juicio.

El proceso del caso “Sobornos 2012 – 2016”
Una vez recibida la recusación, la Corte Nacional de Justicia sorteó un Tribunal para que la tramite. La conforman los jueces David Jacho (ponente), Dilza Muñoz y Wilman Terán.

Sin embargo, hasta la tarde del sábado, León, Rodríguez y Saquicela no habían sido notificados de que en su contra pesaba una recusación.

Por esta razón, la audiencia de juicio por el caso “Sobornos 2012-2016” fue ratificada para hoy y difundida en la agenda de casos de la Corte.

El abogado penalista Fausto Vásquez indica que mientras no se resuelva la recusación, el Tribunal asignado estará sin competencia para continuar o iniciar el juicio. Pero -aclara- mientras los recusados no sean notificados oficialmente, ellos seguirán actuando en la causa.

Por esta razón, considera Vásquez, es que el juicio ha sido ratificado para hoy.

Sin embargo, cree que lo que puede pasar es que la audiencia se instale con normalidad, pero al momento de iniciar el juicio el secretario anuncie a los jueces que han sido recusados y ellos suspendan la diligencia hasta que el recurso sea ventilado.

¿La tercera es la vencida?
Este no es el primer intento del correísmo por retardar el juicio.

Una vez que la audiencia se convocó para el 31 de enero, los procesados Walter Solís, Pamela Martínez, Viviana Bonilla, Marcelo dueñas (abogado de Bonilla y Christian Viteri) y Ramiro Galarza pidieron el diferimiento por razones médicas y académicas.

Los jueces accedieron a postergar el juicio, pero aclararon que sería la única vez que lo harían.

En esa ocasión, Correa pidió la inclusión de un informe del Consejo Nacional Electoral. Pero los magistrados respondieron que eso se sustanciaría en el juicio, y lo descartaron como razón para un diferimiento.

Con la audiencia fijada para hoy, 10 de febrero, Correa volvió a intentar un nuevo diferimiento. Esta vez dijo que su abogado principal, Fausto Jarrín, estaría fuera del país.

El Tribunal respondió que el expresidente ha sido representando por más de una persona en el caso, por lo que sus derechos están garantizados y no era necesario un diferimiento.

Finalmente, el tercer intento de Correa es esta recusación que pone en serio riesgo que el juicio por el caso Sobornos se instale.

Si hay una sentencia ejecutoriada hasta noviembre de 2020, Rafael Correa y otros líderes de la autodenominada revolución ciudadana no podrán postularse para ningún cargo en las elecciones legislativas y presidenciales de 2021. Y esa prohibición quedará vigente para el resto de sus vidas.

¿Cómo será el juicio?
No existen precedentes en el país de un juicio de tal magnitud. Serán 21 personas las juzgadas por cohecho. Según la Fiscalía formaban parte de una red de corrupción que recibía sobornos de empresas privadas a cambio de contratos estatales.

El proceso más parecido es el juicio por el caso Odebrecht, en 2017. Esa diligencia duró 14 días y luego el Tribunal se tomó cinco días más para deliberar y tomar una decisión: sentencia de seis años para Jorge Glas.

Pero hay particularidades de ambos casos que hacen pensar que este podría ser más largo. En Odebrecht hubo nueve procesados, en Sobornos son 21. La Fiscalía en el primer caso llamó a 55 testigos, en el segundo llamará a 121 personas.

De esta manera, haciendo un cálculo proporcional con la duración del juicio por el caso Odebrecht, la diligencia por “Sobornos 2012-2016” podría alargarse por 32 días.

Primicias


VOLVER