El Salvador: Bukele acata orden de la Corte pero advierte que “podría dificultar el efectivo trabajo del Gobierno”

Gobierno acatará orden de Sala e insta a adaptar Constitución a coyuntura del país

Un día después que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) admitiera una demanda de inconstitucionalidad en contra de la convocatoria del Consejo de Ministros a una sesión extraordinaria de la Asamblea Legislativa para la aprobación del crédito de $109 millones para el plan de seguridad y el llamado a la insurrección del presidente Nayib Bukele, el gobierno ha asegurado que acatará la orden emitida.

La Presidencia de la República, a través de un comunicado de prensa, ha indicado que, aunque no comparte la decisión de la Sala debido a que las medidas cautelares que también ordenó “podrían dificultar el efectivo trabajo del Gobierno”, obedecerá el fallo a la espera de la decisión definitiva.

En ese mismo sentido, insta a la Sala a adaptar la Constitución de la República a la coyuntura del país.

“Exhortamos a la Sala de lo Constitucional a que al pronunciar la sentencia definitiva que corresponda, tome en consideración los actuales intereses de la República en el tema de la seguridad, a través de una interpretación que permita la adaptabilidad de la Constitución a las realidades del momento, de manera que no coarte la potestad válida y vigente conferida en el Consejo de Ministros, por medio de la disposición constitucional relacionada”, dice el comunicado.

El Gobierno también niega estar interfiriendo en el trabajo de otro órgano de Estado y asegura que se mantiene “respetuoso” de la “separación de poderes” y que la convocatoria que realizó el Consejo de Ministros, invocando el artículo 167 numeral 7º de la Constitución de la República, no pretendió “imponer la votación” que le compete a la Asamblea.

Ayer, además de admitir la demanda de inconstitucionalidad, la Sala también impuso una serie de medidas cautelares, entre ellas prohibir que Bukele utilice a la Fuerza Armada y a la Policía Nacional Civil (PNC) para fines contrarios a la Constitución y anular la convocatoria de sesiones del órgano Legislativo por parte del Gobierno. Además, ordena al ministro de Defensa y al director de la PNC “que no ejerzan funciones y actividades distintas a las que por Constitución y legalmente están obligados”, en una evidente referencia al ingreso de policías y militares el pasado domingo al Salón Azul de la Asamblea Legislativa.

“Aunque el Presidente de la República es el comandante general de la Fuerza Armada… no implica que él pueda usarla para cualquier objetivo (…) Tampoco puede ordenarse que la Fuerza Armada sirva para la seguridad personal del Presidente”, aclara la resolución de admisión.

El Mundo


Presidencia, en desacuerdo con medidas cautelares de Sala pero acatará: “Podrían dificultar el efectivo trabajo de este Gobierno”, alega

Luego que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia mediante medidas cautelares imposibilitara al Consejo de Ministros para convocar a una sesión plenaria extraordinaria de la Asamblea Legislativa para aprobar un préstamo para seguridad, prohibiera al presidente Nayib Bukele de hacer uso de la Fuerza Armada en actividades contrarias a los fines constitucionalmente establecidos y ordenara al ministro de la Defensa Nacional Francis Monroy y al director de la Policía Nacional Civil (PNC) Mauricio Arriaza Chicas que no ejerzan funciones y actividades distintas a las que constitucionalmente y legalmente están obligados, la Presidencia dijo que eso podría “dificultar el efectivo trabajo de este Gobierno” y expresó su desacuerdo con la decisión.

“Aunque no compartamos lo resuelto por la Sala de lo Constitucional, en relación a dichas medidas, acataremos la orden”, añadió.

El comunicado girado por la Presidencia de la República en conjunto con el Consejo de Ministros se emitió en la noche del lunes, un día después de que Bukele ocupó el puesto del presidente de la Asamblea Legislativa acompañado de militares armados con fusiles, y en él se asegura que “el órgano Ejecutivo se ha mostrado, en todo momento, respetuoso del principio de separación de poderes”.

Luego que el domingo Bukele dio una semana a los diputados para que le aprueben el préstamo, el comunicado difundido anoche asegura que con la convocatoria hecha por el Ejecutivo no se pretendió “imponer la votación que le compete a la Asamblea Legislativa”.

Por otra parte, la Presidencia “exhortó” a la Sala a que para su sentencia definitiva adapte la Constitución “a las realidades del momento” y “tome en consideración los actuales intereses de la República en el tema de seguridad”.

La comunidad internacional se mantuvo alerta por los actos cometidos por el Gobierno el fin de semana y pidieron un respeto a la separación de poderes y la búsqueda de una solución a la crisis política.

La Prensa Gráfica


VOLVER