El Salvador: el Parlatino rechaza la militarización del Congreso por parte del presidente Bukele

El Parlamento Latinoamericano y del Caribe (Parlatino) rechazó este viernes el uso reciente de militares por parte del presidente de El SalvadorNayib Bukele, para ingresar a la Asamblea Legislativa de ese país.

El organismo regional subrayó en un comunicado que su labor es “propugnar, por todos los medios posibles, el fortalecimiento de los Parlamentos de América Latina, para garantizar la vida constitucional y democrática de los Estados.”

Además, la declaración condenó vehementemente el uso de términos despectivos e insultantes para referirse a los legisladores, “legítimos representantes del pueblo salvadoreño por su decisión democrática en las urnas”.

No obstante, deja claro que no corresponde al Parlatino hacer interpretaciones jurídico-políticas de los artículos constitucionales invocados por Bukele para “justificar su irrupción den la Asamblea Legislativa”.

Por otra parte, el fiscal general de El Salvador, Raúl Melara, dijo que, con la militarización de las instalaciones de la Asamblea Legislativa del pasado domingo, se incurrió en una serie de abusos y excesos.

“No debemos caer en el error de estar incitando a la violencia, vamos a estar vigilantes, no vamos a permitir que se atente contra las instituciones, y las personas pueden manifestarse de manera pacífica cuando quieran y donde quieran”, apuntó Melara.

Esta respuesta surge tras la actitud de Bukele en el Parlamento salvadoreño, quien se presentó al lugar acompañado por oficiales de Policía y militares armados para discutir un plan de seguridad, en sesión extraordinaria convocada por él mismo.

TeleSUR


Convocan a manifestaciones tras irrupción del presidente Bukele en Asamblea Legislativa

Organizaciones afines al partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) realizarán este sábado una vigilia para protestar contra la irrupción de militares y policías en la Asamblea Legislativa, ocurrida el domingo 9 de febrero.

Ese día, el presidente Nayib Bukele ingresó a la sede del Legislativo en medio de un fuerte despliegue militar y policial, acompañado de palabras de aliento de sus seguidores. El mandatario exigió a los diputados la autorización de un préstamo por US$ 109 millones para financiar la fase III del plan de control territorial.

La denominada “vigilia por La Paz” de este sábado se llevará a cabo en el centro de San Salvador.

Hay una segunda movilización programada para el domingo. Seguidores del presidente Nayib Bukele y del partido Nuevas Ideas se concentrarán frente a la Asamblea Legislativa para exigir a los diputados la aprobación del préstamo.

Los asistentes a esta concentración tienen planeado portar cruces negras como señal de reproche a los diputados por su negativa a autorizar los fondos al Ejecutivo, de acuerdo con la convocatoria que los organizadores han hecho a través de redes sociales.

El presidente Bukele había dado una semana de plazo a los diputados para que autorizaran el préstamo, pero la Corte Suprema de Justicia admitió un recurso de inconstitucionalidad y ordenó al mandatario salvadoreño cesar las presiones hacia los diputados y no hacer uso del Ejército y la Policía para fines que no están contemplados en la Constitución. Bukele dijo que acataría la decisión de los magistrados aunque advirtió que eso podría afectar los planes del Gobierno en materia de seguridad.

CNN