Estallido social en Chile: crisis en el fútbol tras el aumento de la represión en los estadios

Contexto Nodal
El 4 de octubre el presidente Piñera anunció el aumento del transporte público en unos 30 pesos (1,16 USD, aproximadamente), lo que provocó que estudiantes secundarios impulsaran “evasiones” en el Metro para no pagar el pasaje. Esa forma de protesta se masificó desde el 18 de octubre y dio lugar a un estallido social en el que salieron a la luz las múltiples demandas del pueblo chileno. La respuesta del gobierno fue la represión y la implementación del Estado de Emergencia y el Toque de Queda. Las movilizaciones, huelgas y cacerolazos continúan en todo el país. Hay numerosas denuncias de violaciones a los DDHH: asesinatos, detenciones arbitrarias, desapariciones y abuso sexual por parte de las fuerzas de seguridad.

Futbol chileno en crisis: ANFP y el gobierno aumentan la represión en los estadios

Para el partido de ayer entre Colo Colo y Cobresal, se desplegaron 200 efectivos policiales en el estadio, y en total serán 300 en toda la región. Todo este operativo para un cotejo de apenas 600 entradas vendidas, es decir, cerca un tercio de los presentes en el estadio eran carabineros, eso sin considerar la guardia privada.

Ese es el nivel de represión que el gobierno y la ANFP quiere imponer a los hinchas de todos los equipos, cuestión que termina perjudicando a todos los asistentes y a los deportistas, como se vio en el partido de la Universidad de Chile frente a Curicó Unido, donde el gas lacrimógeno ingresó a la cancha, haciendo que las familias que asistían con niños tuvieran que retirarse, y obligó al árbitro a preguntar en reiteradas ocasiones como se sentían los jugadores, evaluando en cada momento la posibilidad de suspender el partido, en tanto se vio expuesta la salud de los futbolistas . Hernán Caputto declaro a El Mercurio: “escuche al árbitro preguntar cómo se sentían los jugadores (…) se sintió mucho en la cancha el olor a lacrimógena”.

A todo lo anterior se le suma la presencia en los estadios de la llamada “Tropa de elite” estrenada durante la copa chile e implementada en este inicio de campeonato, es la policía privada que creó la ANFP, que cuenta con certificación del 0S10 de carabineros.

La política del gobierno y las dirigencias del futbol chileno solo causaran mas rabia y mas respuestas por parte de los hinchas. Lo anterior, sumando a su constante negativa a acceder a las demandas planteadas por la movilización, sigue siendo un aliciente para agudizar un conflicto que pareciera no encontrar un pronto termino.

No se pueden seguir tolerando mas muertes, mas mutilaciones oculares y mas lesionados por el solo hecho de manifestarse o asistir a un partido de futbol, es necesario dar una respuesta contundente en las calles y levantar una gran campaña para que los responsables políticos y materiales de estos asesinatos no queden en la impudidad, que sea impulsada por los principales organismos sindicales, como Mesa de Unidad Social, la CUT, el Colegio de Profesores, los organismos estudiantiles y federaciones, como la Confech, la ACES, Cones y organismos de Derechos Humanos, es desde esa unidad que podremos hacerle frente a la brutal represión de este gobierno.

la Izquierda Diario


“Calles con sangre, canchas sin fútbol”: incidentes en los estadios marcaron fecha del torneo local

Por Marcelo Canario

El pasado martes 28 de enero, el Estadio Monumental vivió una fiesta con el gran debut de Colo Colo en el Campeonato Nacional.

Los albos derrotaron por 3-0 a Palestino, refrendando el gran nivel mostrado en Copa Chile, pero las sonrisas y abrazos cambiaron rápidamente a lamentos.

En las afueras del estadio, un grupo de hinchas del Cacique se manifestaba en contra del retorno del fútbol chileno. Como ha sido la tónica de los últimos meses, hubo enfrentamientos con Carabineros que terminaron de la peor forma.

Un camión de la institución atropelló a Jorge Mora, provocándole la muerte. Mientras la gente trataba de reanimarlo, el carro lanza agua actuaba contra los manifestantes y no prestaron ayuda. Finalmente, el hombre de 37 años no resistió las lesiones.

Las polémicas estaban lejos de terminar. Desde Colo Colo repudiaron el actuar de Carabineros y Santiago vivió una de sus noches más violentas tras el estallido social.

En el control de detención del cabo primero Carlos Martínez, la jueza Andrea Acevedo -del 14° Juzgado de Garantía de Santiago- emitió declaraciones que poco ayudaron a apaciguar los ánimos.

En la formalización por cuasidelito de homicido, Acevedo dictó la medida cautelar de firma mensual y arraigo nacional para el funcionario de Carabineros. Además, dictó un plazo de investigación de 90 días.

Sin embargo, lo que más causó indignación fue su justificación apuntando a la barra del Cacique: “Estamos en presencia en un hecho que ocurre luego de finalizado un encuentro deportivo con dos equipos de fútbol que tienen, uno de ellos por desgracia, una carga histórica que para el deporte no hace ninguna contribución que es Colo Colo”.

Desde el entorno del fútbol chileno, muchas personalidades alzaron la voz y exigieron justicia. Colo Colo y la ANFP repudiaron lo ocurrido, pero faltaba la respuesta de los hinchas, que nuevamente deja tambaleando el campeonato nacional.

No puede morir gente que va al estadio

El presidente de la ANFP, Sebastián Moreno, repudio los hechos acontecidos en Pedreros y recalcó que “no puede morir gente que va al estadio, esa es una situación que no es aceptable”.

Además, adelantó que “tendremos cero tolerancia con la violencia y los violentos, no así con el legítimo derecho a manifestarse en los estadios”.

Quien se mostró más crítico entre los jugadores del Cacique fue Nicolás Maturana, quien en ocasiones anteriores ya había demostrado su adhesión a los movimientos sociales.

“Que pena y rabia pensar que no podemos hacer nada, porque si hacemos algo en contra de ellos nos vamos presos, pero ellos pueden hacer lo que quieran. No hay justicia para el pueblo y por eso hacen lo que quieren”, manifestó.

Además, el CSD Colo Colo pidió la salida del general Mario Rozas y Blanco y Negro ofreció su equipo jurídico a la familia para ‘apoyar todas las acciones legales que ellos estimen conveniente’.

El viernes se realizó el funeral de Jorge Mora en el Parque del Sendero en Maipú. Cientos de seguidores acompañaron el cortejo fúnebre, en un momento hubo barricadas, pero la mayor respuesta de los hinchas estaba por verse.

Calles con sangre, canchas sin fútbol

El viernes 31 de enero se dio inicio a la segunda fecha del Campeonato Nacional. Coquimbo Unido recibió a Audax Italiano en el Francisco Sánchez Rumoroso.

Cuando se jugaban los 17 minutos del primer tiempo, un grupo de hinchas pirata saltaron al campo de juego desplegando lienzos y encendiendo bengalas.

“Calles con sangre, canchas sin fútbol”, era el principal. Además, según lo informado por CDF, agredieron a camarógrafos y destruyeron cinco equipos, además de la cabina del VAR.

El duelo no se volverá a jugar y será la ANFP la encargada de dictaminar qué sucederá con el encuentro entre ‘piratas’ y ‘audinos’.

El sábado, en el Ester Roa Rebolledo, Universidad de Concepción cayó por 2-0 ante Santiago Wanderers y alargó su mal momento.

Si bien el partido se desarrolló con total normalidad, en las galerías también se desplegó un lienzo que decía “No más muertes por luchar”.

El punto más álgido de la jornada sabatino se vivió en el Estadio Nacional, durante el encuentro que protagonizaron Universidad de Chile y Curicó Unido.

La goleada de los azules por 5-1 pasó a un segundo plano. El el sector de la barra de’Los de Abajo’ se desplegó un lienzo que decía ‘Con 90 minutos no taparán 30 años de represión”.

En las inmediaciones del estadio, el Guanaco se hizo presente en un sector de la galería, también hubo gases lacrimógenos. De hecho, el partido se detuvo porque De Paul se vio afectado al igual que varios hinchas y familias.

Afuera, encapuchados se enfrentaron con Carabineros y cortaron el tránsito por varios minutos, encendiendo las alarmas por el partido que disputarán el martes en el mismo recinto ante Internacional por Copa Libertadores.

Pero la jornada más violenta se vivió este sábado en San Carlos de Apoquindo. Los cruzados derrotaron a O’Higgins en un partido marcado por los incidentes.

Todo comenzó antes del inicio, cuando hinchas intentaron ingresar a la cancha con el fin de boicotear el partido. Su acción fue ampliamente criticada por la mayor parte del estadio y jugadores debieron sacar bengalas del gramado.

El cotejo se retrasó y tras el pitazo inicial, se escucharon varios cánticos contra el presidente Sebastián Piñera. Además se desplegaron lienzos que decía “No más pacos en la cancha” y “Calles con sangre, canchas sin fútbol”.

Eso no sería lo único, en el sector de la barra de los cruzados comenzaron a romper las galerías y lanzar objetos al campo, uno de ellos impactó al portero de O’Higgins, Augusto Batalla.

Intervino Carabineros y se produjeron violentos enfrentamientos, gases lacrimógenos y humo colmaron el sector, además desvalijaron una tienda de productos del equipo.

Tras el pitazo final, el técnico de los cruzados, Ariel Holan, mostró su desazón por lo ocurrido, al igual que Luciano Aued y Cristopher Toselli.

Por su parte, desde la dirigencia cruzada emitieron un comunicado repudiando los hechos, indicando que “sancionaremos a los responsables y tomaremos las medidas para que San Carlos continúe siendo un estadio seguro para los cruzados y cruzadas”.

Esta semana será clave para el futuro del Campeonato Nacional. Los ojos de la Conmebol estarán atentos de lo que ocurra en el país.

El martes vuelven las noches de copa. Coquimbo recibirá al Aragua venezolano desde las 19:15 horas por la primera ronda de la Sudamericana.

La venta de entradas se retrasó por los incidentes del viernes, pero desde el cuadro ‘pirata’ ya informaron el visto bueno del organismo.

El mismo día desde las 18 horas, Universidad de Chile recibirá a Inter de Porto Alegre en el Nacional. La Conmebol accedió a adelantar el partido para evitar imágenes similares a las del sábado. Ahora todo está en manos de los hinchas, el fútbol chileno vive días de incertidumbre y violencia.

Biobio


Mesa de Unidad Social llama a encargados de la seguridad ciudadana a renunciar tras informe de CIDH

Un llamado a renunciar a sus cargos fue el realizado por dirigentes de la Mesa de Unidad Social a autoridades encargadas de velar por la seguridad ciudadana, esto tras conocerse el informe preliminar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que estableció que en el país existe una crisis en la materia.

El llamado apunto al ministro del Interior, Gonzalo Blumel; al intendente Metropolitano, Felipe Guevara; y al general director de Carabineros, Mario Rozas. La Mesa de Unidad Social considera que ellos continuamente han criminalizado la protesta social.

El informe del organismo internacional fue informado el pasado viernes, donde la comisionada Esmeralda Arosemena de Troitiño detalló que Chile vive una grave crisis de derechos humanos.

El vocero de la Confusam, Esteban Maturana, explicó que las autoridades encargadas del orden y seguridad social en el país deben renunciar y afirmó que se mantienen criminalizando la protesta social sin dar respuesta a las demandas sociales.

El abogado de derechos humanos, Cristián Cruz, respaldó la solicitud de los dirigentes y aseguró que tras el informe de la comisión internacional, lo que diga el Gobierno no tiene ninguna relevancia.

Tras las observaciones realizadas por esta comisión, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, detalló que como Gobierno tienen un compromiso con la protección de los derechos humanos, donde condenó las situaciones donde se hayan producido dichas vulneraciones.

La ministra vocera de Gobierno, Karla Rubilar, respaldó los dichos del secretario de Estado y añadió que en materia de derechos humanos no es un tema que pasa solo por medidas, sino que debe haber una transformación en la materia.

Durante su visita en Chile, entre el 25 y 31 de enero, personeros de la CIDH precisaron que en los próximos meses presentarán un informe final sobre la situación del país.

Biobio


VOLVER