Perú: tras la crisis ministerial, bancadas investigarán acuerdo de colaboración con Odebrecht

Tras polémica reunión entre representantes del Estado y la corrupta constructora brasileña Odebrecht, y la salida de los ministros de Justicia y Derechos Humanos; Transporte y Comunicaciones; Educación; y Energía y Minas, hicieron que cuatro virtuales bancadas del nuevo Congreso pongan su mira en el “acuerdo de colaboración eficaz” que pactó el Estado peruano con la firma carioca.

Según refiere el diario Correo, los voceros de las diversas bancadas (UPP, APP, Fuerza Popular, Somos Perú) se mostraron a favor de investigar dicho acuerdo por medio de una comisión multipartidaria.

El virtual congresista José Vega, de Unión por el Perú (UPP), aseguró que su agrupación planteará la creación de una comisión que investigue dicho acuerdo.

Asimismo, Omar Chehade, de Alianza para el Progreso (APP), señaló que su bancada se encuentra interesada en iniciar las investigaciones.

Por su lado, Diethell Columbus, de Fuerza Popular, manifestó que el acuerdo como tal ya es cosa juzgada por haber sido convalidado por una sentencia judicial.

Guillermo Aliaga, de Somos Perú, aseveró que será el presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos, el que dé las explicaciones del caso durante su presentación en el pleno y luego se pasará a las investigaciones.

Como se recuerda, el acuerdo de colaboración entre el Ministerio Público, la Procuraduría y Odebrecht por los procesos de investigación requería pasar por un proceso de homologación que tenía que ser aprobado por una sentencia del Poder Judicial.

De esta manera, La República reveló, en ese entonces, el documento de la sentencia, resolución N° 20, con fecha 17 de junio, firmado por la jueza María de los Angeles Álvarez Camacho.

No obstante, con ese documento se aprobó el “Acuerdo de Colaboración Eficaz y Beneficios” que suscribieron el fiscal José Domingo Pérez y los representantes legales de Odebrecht.

Expreso


Difunden chats entre Ramírez y Revilla en torno a Odebrecht y la demanda ante el Ciadi

Conversaciones de Whatsapp entre el exprocurador ad hoc del Caso Lava Jato, Jorge Ramírez, y la exministra de Justicia, Ana Teresa Revilla, dan cuenta de que el primero puso al tanto a la exintegrante del Ejecutivo respecto de las pretensiones de Odebrecht en torno al gasoducto del sur y la demanda arbitral contra el Estado Peruano ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi).

Como se recuerda, la constructora brasileña presentó la demanda el 21 de enero. Sin embargo, el 5 de febrero, consultado sobre el tema, el primer ministro Vicente Zeballos manifestó que el Gobierno tomaba con extrañeza la medida.

De acuerdo a un informe de “Cuarto Poder”, Ramírez informó a Revilla del resultado de sus reuniones con los titulares de otras carteras, antes de que Odebrecht presentara la demanda arbitral.

Una fecha clave inicial de esta historia es el 26 de diciembre del 2019. Aquel día, Ramírez y Juan Carlos Liu Yonsen, ex ministro de Energía y Minas (Minem), se reunieron en la sede de esta última cartera y acordaron citar para el 9 de enero a los funcionarios de la empresa brasileña para explicar el estado del proyecto del gasoducto. El exprocurador le envió un mensaje de WhatsApp a Revilla con los alcances de la cita.

“Estimada ministra, hoy en la reunión con el ministro de Energía y Minas, Juan Carlos Liu, me fue bien. Él quiere destrabar el proyecto gasoducto, y eso pasa también con solucionar el problema de los tubos, él dice que si la propiedad de los tubos es del consorcio conformado por Enagás y Odebrecht, qué hace el estado gastando plata en la custodia de los mismos. Y ha quedado en recibir a los funcionarios del consorcio (Odebrecht) el jueves 9 de enero. El principal problema desde mi perspectiva es que no había comunicación”, le escribió.

Esta cita fue por la mañana y contó con la participación de cuatro representantes de Odebrecht. Para la noche, Ramírez había sido citado por María Antonieta Alva, ministra de Economía y Finanzas (MEF). Antes de este encuentro, el exprocurador ad hoc informó de lo actuado a Revilla.

“Estimada ministra, le informo que en la mañana tuve la reunión con el ministro de Energía y Minas y a las 8 p.m. de hoy me ha citado la ministra de Economía. Sobre el asunto del gasoducto, le he informado a su asesora Elizabeth Núñez sobre el asunto. Saludos cordiales”, acotó. “Perfecto, muchas gracias”, respondió la ministra. “De nada Ministra. Coordinaré con Carola para informarle mañana, según agenda de ser posible”, añadió Ramírez.

Un día después, el 10 de enero, Revilla le escribe temprano al procurador: “Buenos días, ¿nos podemos reunir a las 8:15 en mi oficina?”. Ramírez, responde: “Ministra, no le respondí porque era muy tarde, pensé que la podía despertar. Sí, voy a su oficina a esa hora”.

El entonces procurador fue a la reunión, pero Revilla no apareció. Cerca de las 10 de la mañana, la entonces ministra de Justicia le escribe: “Por favor, reúnase con Cecilia García, como comisión especial de la ley 28933”.

Ramírez le dijo: “Ya ministra, estoy en su despacho, esperándola, sé que su agenda se complicó, coordino con Cecilia en este momento, pero tengo que ir a una reunión en fiscalía a las 11 muy importante, pero puedo estar de regreso en el ministerio entre 12:30 y 1 de la tarde. Es muy importante que hable con usted. Que atento a sus indicaciones”.

“Por favor con Cecilia García”, responde Revilla. “Listo ministra hablaré con Cecilia”, retrucó Ramírez. Por la noche el exprocurador, ya enterado de la molestia de la ministra de Economía, le escribe a Revilla: “Ministra, acabo de hablar con Cecilia. Lamento muchísimo el impasse”.

Ramírez reveló detalles de su reunión con la ministra de Economía, María Antonieta Alva, luego de llevarle el borrador del acta que la constructora brasileña le había propuesto al ministro de Energía y Minas para postergar el plazo de prescripción para presentar un arbitraje . La titular del MEF se negó a recibir el documento y, según el dominical, le reclamó el asunto a su colega de Justicia, Ana Teresa Revilla.

Incluso, Alva mostró su molestia con Ramírez y habría llamado a Liu, a Revilla y al primer ministro, Vicente Zeballos, tratando de buscar una explicación, ya que un acuerdo con Odebrecht sobre la prórroga de la prescripción no era competencia de su sector.

“Tengo entendido que este tema no causó buena impresión en la ministra de economía que le reclamó este asunto a la ministra de justicia y o desde ahí ya no hice más sobre el particular […] Lo que tengo entendido es que no le habría parecido bien que la reunión que sostuvimos con el ministro de Energía y Minas ni el tema que le fui a exponer”, comentó.

El tema fue derivado a la Comisión Multisectorial de Coordinación y Respuestas del Estado en Controversias Internacionales de Inversión, ente adscrito al MEF, pero autónomo. Además, Ramírez se reunió con Zeballos para abordar este asunto.

“Él [Vicente Zeballos] me dijo que utilizara los canales adecuados y que el Gobierno no negocia con corruptos. No [me dio otra alternativa] porque me di cuenta cuál es la posición oficial del Estado peruano, que no había forma de negociar con Odebrecht la ampliación del plazo de prescripción”, afirmó el exprocurador.

El Comercio