Uruguay: gobierno electo rechaza presencia de Cuba, Nicaragua y Venezuela

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Por Gabriel Gomez(*), especial para NODAL

Fue el presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, que estará asumiendo su rol el 1 de Marzo, quien anuncio a este periodista “No estoy dispuesto a que en mi asunción esté el dictador Maduro” y me reitero su firme decisión de que tampoco asistan a su envestidura enviados de Cuba y Nicaragua.  Lacalle Pou, manifestó que la razón para esta medida es que estos países violan el primer artículo de la Carta Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA). Según el texto de la OEA, el primer artículo indica que «los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla; la democracia es esencial para el desarrollo social, político y económico de los pueblos de las Américas».

Pero el rechazo por parte del nuevo gobierno electo de Uruguay no se limita a la asunción, ya que el designado canciller, Ernesto Talvi, manifestó que se está conversando la posibilidad de declarar al gobierno de Maduro una dictadura y que Uruguay estará reconociendo a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela.  La oportunidad fue valida para consultar a Talvi, porque se invita a la asunción de Lacalle Pou, a China, un país con un modelo autoritario, a lo cual respondió que Uruguay debía defender la democracia en el continente americano. El futuro canciller, agrego que para lidiar con problemas que exceden nuestro continente existen otras instancias en el marco de los consejos de Naciones Unidas, donde Uruguay hace saber sus opiniones.  Tampoco serán invitadas las representaciones diplomáticas y Presidente de Cuba y Nicaragua.

Mientras tanto el actual Canciller, Rodolfo Nin Novoa, reconoció que “es un debe” no haber podido ayudar a la solución de la crisis en Venezuela.  Asimismo manifestó que “es un grave error” continuar con Luis Almagro al frente de la OEA como manifestó Lacalle Pou, porque “no ha cumplido con el rol que tiene que cumplir un secretario general: atemperar los conflictos, disminuirlos y no incentivarlos”.  En referencia a la vinculación con Cuba del Gobierno saliente (Frente Amplio), Nin Novoa dijo; “Con Cuba tenemos muchas cosas: hay médicos cubanos que han operado 90.000 personas de la vista y gratis. Hay un proyecto lechero que se está desarrollando con la Cooperativa Nacional de Productores de Leche “Conaprole”.

En este marco las relaciónes del gobierno estadounidense es muy buena, con el gobierno electo. El secretario de Estado de Estados Unidos Mike Pompeo y el secretario de Asuntos Políticos, David Hale, estuvieron en contacto con el futuro mandatario el pasado mes y le realizaron una invitación a Washington apenas asumiera la presidencia. «Siempre será bienvenido», señaló Hale.

Sin dudas hay un cambio de perfilamiento político en Uruguay tras 15 años de Gobierno de la coalición de izquierda, que tras el paso por las urnas en noviembre del año pasado, estará dejando el poder para alternar con el Partido Nacional, cuyo último pasaje por la presidencia  tuvo lugar en el periodo 1990-1995 encabezado por Luis Alberto Lacalle Herrera, padre del actual presidente electo Luis Lacalle Pou.

De aquel pasaje dos hechos significativos; el intento de privatización de las empresas públicas, frenado mediante referéndum en las urnas por el pueblo y el triste episodio de la extradición de presuntos integrantes del movimiento vasco Euskadi Ta Askatasuna (ETA), que culmino con serios incidentes con decenas de heridos algunos de balas y un muerto tras una severa represión ordenada por el Gobierno.

(*) Periodista uruguayo, @gabrielgomezuy


VOLVER